Se acaba con la controversia en el paleomagnetismo

La capa de flujos de basalto expuesta en formaciones cerca del Lago Superior está ayudando al conocimiento científico del campo geomagnético en los tiempos antiguos. Nicholas Swanson-Hysell, estudiante graduado en Princeton, examina los detalles de la parte superior de un flujo de lava. (Imagen: Catherine Rose)

Científicos de la Universidad de Princeton han demostrado que, en los tiempos antiguos, el campo magnético de la Tierra estaba estructurado en un modelo de dos polos como el actual, lo que sugiere que los métodos que usan los geocientíficos para reconstruir la geografía de las primeras masas de tierra en el mundo son precisos. Los hallazgos pueden llevar a una mejor comprensión del movimiento continental histórico, el cual se relaciona con los cambios en el clima.

Echando un vistazo más cercano a las rocas volcánicas de hace 1100 millones de años de la costa norte del Lago Superior, los investigadores han encontrado que el antiguo campo magnético de la Tierra era un dipolo axial geocéntrico – básicamente una gran barra magnética centrada en el núcleo y alineada con el eje de giro de la Tierra.

Algunos estudios anteriores de estas rocas han llevado a otros equipos a concluir que el campo magnético de la antigua Tierra tenía una estructura mucho más compleja – algunos proponen la influencia de cuatro o incluso ocho polos – lo que implica que los modelos actuales de los supercontinentes que dependen de los datos paleomagnéticos y una suposición de un dipolo axial están equivocados.

El informe, que aparecerá en el ejemplar de octubre de la revista Nature Geoscience, dice que los esfuerzos anteriores por interpretar el antiguo campo geomagnético en rocas de Norteamérica quedaron confundidos por la rápida migración del continente hacia el ecuador en el pasado lejano.

Los investigadores “prácticamente acaban con la antigua controversia sobre la naturaleza del campo magnético de la Tierra hace 1100 millones de años”, escribe el geocientífico Joseph Meert de la Universidad de Florida en un ensayo que acompaña al informe.

“En este artículo, demostramos que el campo magnético de la Tierra ha sido más estable en el pasado de lo que se pensaba originalmente”, dijo Adam Maloof, profesor asistente de geociencias en Princeton y uno de los autores del artículo.

El campo magnético de la Tierra envuelve el globo, protegiendo la vida de los dañinos rayos cósmicos. Emana del núcleo de hierro de la Tierra y toma forma a partir de múltiples factores, incluyendo el giro de la Tierra y el movimiento circulatorio influenciado por la rotación terrestre y las diferencias de temperatura entre las capas externas del núcleo y el manto inferior.

Los investigadores obtuvieron medidas magnéticas de una gruesa pila de lava en la región del Lago Superior. La lava fue expulsada cuando las fuerzas geológicas intentaron desgarrar Norteamérica formando el Rift de Keweenawan. Los investigadores usaron los diminutos minerales magnéticos dentro de las rocas volcánicas para registrar la orientación del campo geomagnético en el momento en que las rocas fueron expulsadas a la superficie de la Tierra. Conociendo cómo apuntaban estos granos al campo magnético en esa época, los científicos podrían deducir la latitud donde estaban situados cuando los flujos de lava estallaron y se enfriaron. Los granos apuntaban a donde estaba el “paleo-norte” para cada roca.

Estudiando las capas de flujos de lava basáltica, usaron la información para rastrear cómo los polos magnéticos de la Tierra se han “intercambiado” durante eones, con el polo norte magnético pasando a ser el sur y viceversa. El equipo estudió tres inversiones que tuvieron lugar a lo largo de unos pocos millones de años.

Los científicos planean usar los datos para comprender mejor cómo se movieron en masa los contientes en el pasado lejano para formar supercontinentes. “Tenemos que ser capaces de desarrollar un modelo de trabajo sobre cómo se comportó el campo geomagnético en el pasado si queremos hablar sobre dónde se han movido las placas, cómo de rápido y cómo se configuraron los antiguos supercontinentes”, dijo Nicholas Swanson-Hysell, estudiante graduado en Princeton y primer autor del artículo.

Conocer la localización precisa de un continente es clave para comprender el clima de cualquier era, dijo Maloof, debido a que la forma y posición de los continentes afectan a las corrientes oceánicas, la temperatura media global y los patrones de vientos. Y comprendiendo en detalle cómo era el clima de la Tierra en tiempos antiguos, señala, los científicos pueden comprender mejor el clima actual y hacer proyecciones más precisas del futuro.

De acuerdo con las reconstrucciones científicas, existió un supercontinente conocido como Rodinia hace entre 1000 y 800 millones de años. El enfriamiento extremo del clima global hace aproximadamente 700 millones de años y la rápida evolución de la vida primitiva durante los periodos posteriores a menudo se piensa que dispararon la fragmentación de Rodinia.

Rodinia es anterior al supercontinente Pangea, creado más recientemente, el cual apareció hace unos 300 millones de años. Los científicos han reconstruido Rodinia comparando rocas con características geológicas similares que ahora están ampliamente dispersas.

Sabiendo que han confirmado la estructura del campo magnético de la Tierra en esa época da a Maloof y Swanson-Hysell la confianza para aprender más sobre el supercontinente y esta época.

“Durante los pasados 30 años, los científicos han temido que la geometría del campo de la Tierra fuese compleja y variada”, dijo Maloof. “Un campo tan complejo hace muy difícil que reconstruyamos la antigua geografía del planeta debido a que no se podía confiar en un campo predecible. Hemos demostrado que estos miedos eran infundados — al menos para hace 1100 millones de años – y que las pruebas de un antiguo campo complejo eran un artefacto debido a la forma en que se habían muestreado las rocas”.


Autor: Kitta MacPherson
Fecha Original: 2 de octubre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Se acaba con la controversia en el paleomagnetismo…

    [c$p] Científicos de la Universidad de Princeton han demostrado que, en los tiempos antiguos, el campo magnético de la Tierra estaba estructurado en un modelo de dos polos como el actual, lo que sugiere que los métodos que usan los geocientíficos para …

  2. jminiesta

    Curioso e interesante.

    PD: “Los investigadores obtuvieron medidas magnéticas de una gruesa pila de laba en la región del Lago Superior.”

    Lava, con v ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *