Nueva y controvertida idea sobre el origen del agua en la Luna

Muchos expertos han quedado impactados por el reciente descubrimiento de agua en la Luna, que durante mucho tiempo se pensó que estaba completamente seca.

Pero no todo el mundo se sorprendió.

El astrofísico Arlin Crotts de la Universidad de Columbia ha estado trabajando desde hace años en una investigación que dice que predecía este hallazgo. En un artículo que ha enviado recientemente a Astrophysical Journal junto con su estudiante graduado Cameron Hummels, Crotts teoriza la existencia de agua extendida por la superficie lunar, y ofrece una idea de cómo llegó allí.

“He predicho algo que acaba de suceder, que nadie más había predicho”, dijo Crotts. “Espero que la gente reconozca que ésta era una verdadera predicción de la distribución espacial del agua en la Luna”.

Hasta hace poco, muchos científicos pensaban que la superficie lunar estaba casi completamente seca, y que los cráteres en sombra cerca de los polos ofrecían la única posibilidad de almacenar pequeñas cantidades de agua. Pero nuevos datos procedentes del Cartografiador Mineralógico de la Luna fabricado por la NASA a bordo del satélite indio Chandrayaan-1, la nave Cassini de la NASA y la sonda Deep Impact de la NASA descubrieron tentadoras pruebas de que había moléculas de agua por toda la superficie lunar. Estos hallazgos se detallaron en tres artículos en el ejemplar del 25 de septiembre de la revista Science.

Es posible que aparezcan algunos detalles más, especialmente sobre la posibilidad de agua en los polos, cuando el impactador LCROSS de la NASA cree un cráter en el polo sur d ela Luna el próximo viernes en su búsqueda de signos de agua.

¿De dónde provino el agua?

Los expertos tras los nuevos hallazgos dicen que aún no saben el origen de este agua. De acuerdo con una hipótesis, los iones de hidrógeno cargados transportados desde el Sol a la Luna por el viento solar podrían combinarse con el oxígeno de la Luna para formar moléculas de agua. Otra idea es que el agua es un resto de cometas que impactaron con el satélite.

“Hay muchos modelos”, dijo Roger Clark de la Investigación Geológica de los Estados Unidos (USGS) en Denver, que es miembro del equipo de la nave Cassini y co-investigador de Chandrayaan-1. “Probablemente en algún grado todos entran en juego. Es demasiado pronto para decirlo”.

Pero Crotts tiene en mente una idea distinta.

Una investigación anterior descubrió algo de agua atrapada en los minerales del interior de la Luna, dijo Crotts. De acuerdo con este modelo, este agua es probable que viajase a través de fisuras hacia la superficie lunar junto con otros gases que escapan de la presión del denso inteiror de la Luna.

“Ahora sabemos que hay agua en el interior”, dijo Crotts a SPACE.com. “No hay una razón concreta para pensar que no se ha filtrado”.

Agua enterrada

Una prueba de agua interior – un estudio de 2008 en la revista Nature por Alberto Saal de la Universidad de Brown y sus colegas – identificó agua (entre 260 y 745 partes por millón, o ppm) en guijarros de lava de la luna endurecida que trajeron los astronautas de Apolo. Otro trabajo sobre muestras similares realizador por Francis McCubbin de la Institución Carnegie para la Ciencia en Washington D.C. también indica que la Luna podría alojar agua bajo su superficie.

Aunque Crotts cree que estas cantidades son suficientes para producir el agua de la superficie, otros expertos son escépticos.

“Pienso que es altamente improbable que haya cantidades significativas de agua en el interior de la Luna actualmente”, dijo Darby Dyar de Mount Holyoke College en Massachusetts, que fue coautor de los recientes artículos de Science anunciando el descubrimiento de agua en la superficie. “Las cantidades de agua son de un nivel de partes de millón, y constituyen sólo una muy pequeña cantidad de agua como recurso”

Otros científicos se hacen eco de este pensamiento.

“Se cree que el interior de la Luna es muy seco, con menos agua que la observada en la superficie”, dice Olivier Groussin, científico del Laboratorio de Astrofísica en Marsella, Francia y otro coautor de los artículos de Science, en un correo electrónico. “Las muestras de Apolo indican que menos de en el interior hay menos de 50 ppm de agua, mientras que hemos detectado aproximadamente 1000 ppm en la superficie”.

Luna húmeda

No obstante, Denton Ebel, encargado de meteoritos en el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York, dijo que las trazas de agua en el interior de la Luna identificadas hasta el momento podrían ser suficientes para producir la señal encontrada en ela superficie.

“Creo que las cantidades de agua que se han deducido para el interior lunar a partir del trabajo de Alberto Saal y de Francis McCubbin, junto con lo que sabemos del núcleo lunar, implica que la salida del gas es una causa viable de la señal de hidrógeno observada”, comenta Ebel en una entrevista telefónica.

“Creo que el escenario [de Crotts] de filtración es consistente con los hallazgos”, dijo Ebel. “Y creo que es más alentadora que la idea de implantación de hidrógeno por medio del viento solar. La clave está en que podría resultar que tiene razón”.

El artículo de Crott que esboza esta hipótesis ha sido enviado a una revista académica, y está en el proceso de revisión por pares antes de su posible publicación. Algunos científicos están esperando y se reservan su juicio para entonces.

“Estoy encantado de que los científicos hayan estado pensando sobre estas líneas, pero debemos esperar para ver si aguanta la prueba de las revisión por pares”, dijo Jim Green, director de la División de Ciencias Planetarias de la Junta de Misión Científica en las Oficinas Centrales de la NASA en Washington, D.C, otro coautor de los artículos de Science.

Para llegar al fondo de este tema, se necesitarán más datos, dicen los científicos.

De hecho, la señal del agua vista en la superficie podría resultar fácilmente una combinación de múltiples procesos, dijo Crotts, añadiendo que esta explicación sólo podría tener en cuenta parte del agua de la superficie.

Para descubrirlo con seguridad, se requerirán más expediciones lunares, dijo Crotts.

“Tenemos que lograr otra misión orbitadora polar, y debe tener algunos instrumentos para estudiar esto en concreto”, comenta.


Autor: Clara Moskowitz
Fecha Original: 6 de octubre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (6)

  1. Sergio

    Creo que hay una errata: Donde dice “que haya cantidades significativas de agua en el interior de la agua actualmente” deberia ser en el interior de la luna… no?

  2. Jurl

    Me gusta mucho la idea, y va en la misma que la propone Vladimir Larin, que él a fin de cuentas también se apoya en datos empíricos xD. Es posible que haya más hidrógeno en el interior de los planetas telúricos de lo que el paradigma proclama…

  3. Toranks

    “Pienso que es altamente improbable que haya cantidades significativas de agua en el interior de la agua actualmente”

    Interior de la Luna, imagino.

  4. Nusesabe

    No lo entiendo, esto se sabia desde hace tiempo (lo de que hubiera agua en la Luna), de hecho recuerdo que incluso se hablaba de que en los comics de TinTin se habia “adelantado” como curiosidad, ya que Tintin viaja a la Luna y encontraba hielo.

    Me parece muy rebuscado que no se supiera que habia agua y sin embargo hasta se mencionasen curiosidades como la de Tintin.

    No se, esto de “se ha descubierto agua en la luna” me descoloca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *