La NASA refina el camino del asteroide Apophis hacia la Tierra

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Apophis

Usando información actualizada, científicos de la NASA han recalculado el camino de un gran asteroide. La ruta refinada indica una probabilidad significativamente reducida de un peligroso encuentro con la Tierra en 2036.

El asteroide Apophis tiene aproximadamente el tamaño de dos campos y medio de fútbol. Los nuevos datos fueron documentados por los científicos de objetos cercanos a la Tierra Steve Chesley y Paul Chodas del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. Presentarán sus hallazgos actualizados en una reunión de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana en Puerto Rico el 8 de octubre.

“Apophis ha sido uno de esos cuerpos celestes que han captado el interés público desde que se descubrió en 2004″, dijo Chesley. “Técnicas computacionales avanzadas y nuevos datos disponibles indican que la probabilidad de un encuentro con la Tierra el 13 de abril de 2036, para Apophis han caído de una entre 45 000 a cuatro en un millón”.

Una gran mayoría de los datos que permitieron la órbita actualizada de Apophis procedían de observaciones realizadas por Dave Tholen y sus colaboradores en el Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawai en Manoa. Tholen buceó entre cientos de imágenes no publicadas anteriormente del cielo nocturno realizadas con el telescopio de 2,2 metros de la Universidad de Hawai, situado cerca de la cumbre de Mauna Kea.

Tholen hizo medidas mejoradas de la posición del asteroide en las imágenes, permitiéndole dar a Chesley y Chodas un nuevo conjunto de datos más preciso que las anteriores medidas de Apophis. Las medidas realizadas desde el telescopio Bok de 2,3 metros del Observatorio Steward en Kitt Peak, Arizona y el Observatorio de Arecibo en la isla de Puerto Rico también se usaron en los cálculos de Chesley.

La información proporcionó una visión más precisa de la órbita de Apophis bien entrada la segunda mitad de este siglo. Entre los hallazgos hay otro encuentro cercano con la Tierra en 2068 con una probabilidad de impacto de aproximadamente tres en un millón. Como en anteriores estimaciones orbitales donde no podían descartarse inicialmente impactos en 2029 y 2036 debido a la necesidad de datos adicionales, se espera que el encuentro de 2068 disminuya su probabilidad cuando se adquiera más información sobre Apophis.

Inicialmente, se pensó que Apophis tenía un 2,7 por ciento de posibilidades de impactar con la Tierra en 2029. Observaciones adicionales del asteroide descartaron cualquier posibilidad de impacto en 2029. No obstante, se espera que el asteroide fije un nuevo récord – aunque inofensivo – de máxima aproximación a la Tierra el viernes 13 de abril de 2029, cuando pasará no más cerca de 29 450 kilómetros sobre la superficie de la Tierra.

“La posterior determinación orbital refinada refuerza que Apophis es un asteroide al que podemos ver como una oportunidad para hacer una ciencia apasionante y no como algo que debamos temer”, dijo Don Yeomans, director de la Oficina del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra en el JPL. “El público puede hacer el seguimiento conforme avanzamos en el estudio de Apophis y otros objetos cercanos a la Tierra en unestro sitio web AsteroidWatch y siguiéndonos en nuestro feed de Twitter @AsteroidWatch“.

La ciencia que predice órbitas de asteroides está basada en un modelo físico del Sistema Solar que incluye influencias gravitatorias de la Luna, Sol, otros planetas y los tres grandes asteroides.

La NASA detecta y rastrea asteroides y cometas que pasan cerca de la Tierra usando tanto telescopios espaciales como terrestres. El Programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra, comúnmente conocido como “Spaceguard“, descubre estos objetos, caracteriza un subconjunto de ellos y dibuja sus órbitas para determinar si alguno podría ser potencialmente peligroso para nuestro planeta.


Fecha Original: 7 de octubre de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *