Arqueología cósmica

SDSS
Centrándose en la central de energía cósmica: La imagen muestra el espectro de luz de un quásar – una galaxia joven cuyo centro es un agujero negro supermasivo. El quásar de aspecto azulado se muestra dentro de un círculo en la parte superior de la imagen; el espectro de BOSS está en la parte inferior. Los astrónomos usaron el espectro de BOSS para derivar el desplazamiento al rojo del objeto y por tanto su distancia. BOSS recopilará millones de tales espectros y cartografiará la geometría del universo. Imagen: D. Hogg / V. Bhardwaj / N. Ross

Los astrofísicos usan nuevos espectrógrafos para mirar hacia atrás en la historia del universo.

El pasado lejano del universo se acerca. Los astrónomos están usando espectrógrafos especiales para investigar galaxias en las profundidades del universo como parte del Estudio Digital del Cielo Sloan III (SDSS III). Los instrumentos son muy sensibles a la luz infrarroja y pueden detectar incluso galaxias muy lejanas cuya luz se desplaza hacia longitudes de onda largas, la región roja del espectro, como resultado de la expansión cósmica. Los astrofísicos esperan que el Estudio Espectroscópico de Oscilación Bariónica (BOSS) registre el espectro de 1,4 millones de galaxias y 160 000 quásares para 2014.

Los científicos tienen una buena razón para estar encantados. En la noche del 14-15 de septiembre de 2009, los nuevos espectrógrafos sobre el telescopio de 2,5 metros en Apache Point en el estado de Nuevo México proporcionaron los primeros datos de galaxias y quásares. “La luz del espectro tiene un aspecto notablemente bueno”, dice Guinevere Kauffmann del Instituto Max Planck para Astrofísica en Garching cerca de Munich. Su grupo de investigación ha estado implicado en SDSS durante más de siete años. “Con estos instrumentos estamos mirando atrás en el tiempo a una época en la que las galaxias y sus agujeros negros eran mucho más activos que en la actualidad”.

El nombre completo – Estudio Espectroscópico de Oscilación Bariónica – revela lo que hace a este proyecto tan especial, dado que los espectrógrafos de BOSS usan una característica peculiar de los inicios del universo: las oscilaciones bariónicas. Éstas fueron causadas por la interacción de la gravedad y la presión de radiación. Como ondas de sonido que viajan a través del aire, comprimen la materia. Inmediatamente después del nacimiento del universo se movían a la mitad de la velocidad de la luz, pero se congelaron, por así decirlo, cuando el universo se enfrió unos cientos de miles de años más tardes.

“Estas ondas heladas pueden verse en la distribución de las galaxias hoy”, dijo Daniel Eisenstein de la Universidad de Arizona. “Estudiando las oscilaciones bariónicas podemos extraer deducciones sobre la naturaleza de la energía oscura”. Esta misteriosa materia separa el universo y cuenta con más del 70 por ciento de su densidad de energía. BOSS intenta, literalmente, arrojar luz sobre esta oscuridad: “Esperamos conseguir los mejores datos de la historia de la estructura a gran escala del universo”, añade el investigador principal David Schlegel del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley.

Los espectrógrafos del proyecto usan más de 2000 grandes placas de metal que están colocadas en el plano focal del telescopio de 2,5 metros. Cada una de estas placas tiene miles de diminutos agujeros en los que las fibras ópticas están acopladas para guiar la luz de cada galaxia observada por los espectrógrafos de BOSS.


Fecha Original: 13 de octubre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *