El estudio de imágenes de Palas confirma que el asteroide es un protoplaneta

Asteroide Palas

Palas en una imagen del Telescopio Espacial Hubble tomada el 8 de septiembre de 2007. Palas es el segundo asteroide más grande, con aproximadamente 570 km de diámetro. (Crédito: NASA, Schmidt et al.)

Britney E. Schmidt, estudiante de doctorado en UCLA en el departamento de Ciencias de la Tierra y el Espacio, no estaba segura de lo que descubriría en las imágenes del asteroide Palas tomadas por el Telescopio Espacial Hubble. Pero deseaba al menos zanjar una cuestión: ¿Estaba Palas, el segundo asteroide más grande, realmente situado en ese área gris entre un asteroide y un planeta pequeño?

La respuesta que encontró es sí. Palas, como sus asteroides hermanos Ceres y Vesta, era esa cosa extraña: un protoplaneta intacto.

“Fue increíblemente apasionante tener esta nueva perspectiva de un objeto que es realmente interesante y que nunca antes había sido observado por Hubble en alta resolución”, dijo Schmidt sobre las primeras imágenes de alta resolución de Palas, el cual se cree que ha quedado intacto desde su formación, muy probablemente en el primer millón de años desde el nacimiento de nuestro Sistema Solar.

“Estábamos intentando comprender no sólo el objeto, sino cómo se formó el Sistema Solar”, dijo Schmidt. “Pensamos en estos grandes asteroides no sólo como los bloques constituyentes de los planetas sino como una posibilidad de observar la formación de planetas congelada en el tiempo”.

La investigación aparece en el ejemplar del 9 de octubre de la revista Science.

“Tener la posibilidad de usar Hubble, y ver esas imágenes retornadas y comprender automáticamente que esto podría cambiar la forma en que pensamos sobre este objeto — eso fue increíblemente emocionante para mi”, comenta Schmidt.

Palas, que toma su nombre de la diosa griega Palas Atenea, está en el cinturón principal de asteroides entre las órbitas de Júpiter y Marte. Schmidt lo asemeja al tamaño de Arizona, su estado natal. El cuerpo masivo es único, comenta, en parte debido a que “su órbita es muy distinta a la de otros asteroides. Está muy inclinada”.

Hubble había tratado de captar imágenes del cuerpo esférico pero le faltaba un poco. Por lo que cuando el telescopio espacial tomó de nuevo imágenes en septiembre de 2007, Schmidt y sus colegas lograron distintos objetivos.

“Queríamos aprender cosas sobre el propio Palas — qué forma tiene, cómo es su superficie, si tiene grandes cráteres de impacto, y si tiene una topografía significativa”, dice.

Con las imágenes de Hubble, Schmidt y sus colegas fueron capaces de tomar nuevas medidas del tamaño y forma de Palas. Fueron capaces de ver que su superficie tiene áreas de oscuridad y luz, indicando que el cuerpo rico en agua puede haber sufrido un cambio interno de la misma forma que lo hacen los planetas.

Palas no era sólo una gran roca hecha de silicatos hidratados y hielo, según encontraron.

“Esto es lo que lo hace más parecido a un planeta – la variación de color y la forma redonda son muy importantes hasta donde sabemos, ¿es éste un objeto dinámico o ha sido siempre igual desde que se formó?”, comenta Schmidt. “Creemos que probablemente es un objeto dinámico”.

Por primera vez, Schmidt y sus colegas también vieron un gran lugar de impacto en Palas. Fueron incapaces de determinar si era un cráter, pero la depresión sugería algo importante: que eso podría haber llevado a la pequeña familia de Palas de asteroides orbitales en el espacio.

“Es interesante debido a que hay muy pco asteroides grandes intactos”, dijo Schmidt. “Probablemente había muchos más. La gran mayoría se desmembraron por completo. Es una interesante oportunidad para casi mirar dentro del objeto, en la capa inferior. Eso ayuda a desvelar una de las grandes cuestiones que tenemos sobre Palas, ¿por qué tiene esta familia?”

Los coautores de Schmidt incluyen a Peter C. Thomas, investigador senior en la Universidad de Cornell; James Bauer, investigador en el Laboratorio de Propulsión a Chorro; J.Y. Li, estudiante de posdoctorado en la Universidad de Maryland; el director de doctorado de Schmidt, el profesor de geofísica y física espacial de UCLA Christopher T. Russell; Andrew Rivkin, investigador en la Universidad Johns Hopkins; Joel William Parker, investigador en el Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado; Lucy McFadden, miembro del profesorado de la Universidad de Maryland; S. Alan Stern del Instituto de Investigación del Suroeste; Max Mutchler, investigador del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial; y Chris Radcliffe, artista digital en Santa Monica.

“Cuando la gente piensa en asteroides, piensan en ‘Star Wars’ o en diminutas rocas flotando por el espacio”, comenta Schmidt. “Pero algunos han sido realmente dinámicos físicamente. Alrededor de 5 millones de años tras la formación del Sistema Solar, Palas estaba probablemente haciendo algo de itnerés”.

La investigación fue patrocinada a través del Instituto de ciencias del Telescopio Espacial, el cual dirige al Hubble para la NASA.


Autor: Stuart Wolpert
Fecha Original: 9 de octubre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Jurl

    Creo que va a haber que revisar muchas cosas sobre el escenario de planetesimales xD. No quisiera ser pesado, pero veo que las ideas de Larin van acumulando pruebas poco a poco xD.

  2. ¿Porque la sonda Dawm luego de su mision Ceres y Vesta, se dirija a Palas?, nos dara saber mas de Palas, como sabemos los telescopio terrestre y Hubble nos trae poco detalles. O no es facil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *