Los coches eléctricos aún no merecen su aureola

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Tubo de escape

Los coches eléctricos no serán drásticamente más limpios que los vehículos alimentados por combustibles fósiles hasta que no se dependa menos de la electricidad generada a partir de las plantas de energía de quema de carbón, dicen los científicos.

“Para que los vehículos eléctricos se conviertan en una alternativa ecológica principal, la mezcla de combustibles tiene que alejarse del carbón, o tendrán que desarrollarse tecnologías de carbón más limpias”, dijo Jared Cohon, presidente del Consejo de Investigación Nacional en un informe publicado el lunes y llamado “Hidden Costs of Energy: Unpriced Consequences of Energy Production and Use (Costes ocultos de la energía: Consecuencias no evaluadas del uso y producción de energía)“.

Aproximadamente la mitad de la energía de los Estados Unidos está generada por quema de carbón, la cual emite muchas veces más contaminantes tradicionales, tales como partículas y componentes de niebla tóxica, que el gas natural, y el doble del principal gas invernadero, el dióxido de carbono.

Las energías nucleares y renovables tendrían que generar una mayor porción de la electricidad de los Estados Unidos para que los coches eléctricos se convirtieran en una alternativa mucho más ecológica en comparación con los coches alimentados por gasolina, dijo Cohon, que también es presidente de la Universidad Carnegie Mellon, en una entrevista.

Los avances en la quema de carbón, como la captura de carbono en las plantas de energía para su enterramiento subterráneo permanente, podrían también ayudar a que los coches eléctricos fuesen una alternativa más limpia que los vehículos propulsados por combustibles fósiles, añade.

La contaminación a partir de las fuentes de energía costaron 120 mil millones de dólares en daños a la salud humana, agricultura y ocio en 2005, dijo el informe del NRC, el cual fue solicitado por el Congreso de los Estados Unidos en 2005 y patrocinado por el Departamento de Tesorería de los Estados Unidos.

La electricidad fue responsable de más de la mitad de los daños, según el informe.

Los coches eléctricos tienen otros beneficios como reducir las importaciones de petróleo extranjero. Pero puede tener también un coste oculto.

Los materiales de las baterías de los coches eléctricos son difíciles de producir, lo cual se suma a la energía necesaria para fabricarlas. De hecho, los costes ambientales y de salid de hacer un coche eléctrico pueden ser un 20% mayores que en los coches convencionales, y la eficiencia de fabricado tendrá que mejorarse para que los coches sean más ecológicos, dice el informe.

Los costes de emisión de construcción y manejo de coches eléctricos en 2005 de 0,20 a 15 céntimos por milla (aproximadamente 1,6 kilómetros) de vehículo viajada. En comparación, los coches propulsados por gasolina tienen un coste de 0,34 a 5,04 céntimos por milla de vehículo viajada.

El informe estima que los coches eléctricos podrían costar aún más que los coches de gasolina en manejo y fabricación en 2030 a menos que la producción de energía de Estados Unidos se haga más limpia.

Los vehículos híbridos eléctricos-gasolina con baterías que se cargan cuando el conductor pisa los frenos logran un registro ligeramente mejor que los coches de gasolina y los coches híbridos que se enchufan, los cuales tienen baterías que se cargan desde la red eléctrica.


Autor: Timothy Gardner
Fecha Original: 21 de octubre de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *