Retraso en la búsqueda de planetas

HD 189733b

La misión Kepler de la NASA es improbable que detecte ningún planeta similar a la Tierra antes de 2011 debido a un fallo electrónico. ESO/L. Calçada

El ruido confunde a la misión de la NASA para encontrar un gemelo de la Tierra.

Kepler, la misión de búsqueda de planetas alrededor de otras estrellas de la NASA, no será capaz de observar planetas del tamaño de la Tierra hasta 2011, de acuerdo con el equipo de la misión. El retraso está causado por unos ruidosos amplificadores en los componentes electrónicos del telescopio. El equipo está trabajando contrarreloj para resolver el problema cambiando la forma en que el telescopio procesa los datos, pero el retardo podría significar que los observadores terrestres tiene ahora una mejor posición en la carrera para ser los primeros en observar un gemelo de la Tierra.

“No seremos capaces de encontrar planetas del tamaño de la Tierra en la zona habitable — o va a ser muy difícil hacerlo – hasta que no hagamos este trabajo”, dice el investigador principal de Kepler William Borucki, quien reveló el problema el jueves al consejo de asesores de la NASA en una reunión en el Centro de Investigación Ames en Moffett Field, California.

Kepler, que se lanzó el 6 de marzo, está mirando fijamente a 100 000 estrellas de una zona específica del cielo. El telescopio está diseñado para buscar la ligera atenuación de la luz que tiene lugar cuando un planeta transita, o cruza frente a una estrella.

El problema está causado por los amplificadores que aumentan las señales procedentes de los dispositivos de cargas acopladas (CCD) que forman el corazón del fotómetro de 95 millones de píxeles del telescopio de 0,95 metros, el cual detecta la luz emitida de estrella lejanas. Tres de los amplificadores están creando ruido que compromete la visión de Kepler. El ruido afecta sólo a una pequeña porción de los datos, dice Borucki, pero el equipo tiene que reparar el software — sería “demasiado engorroso” eliminar los datos incorrectos manualmente — de tal forma que elimine el ruido automáticamente. Dice que la reparación debería estar en su sitio para 2011.

Observadores de tambaleos

Los ruidosos amplificadores se observaron durante las pruebas antes de que se lanzara el dispositivo. “Todo el mundo lo sabía y estaba preocupado por esto”, dijo el científico del instrumento Doug Caldwell. Pero al final, el equipo pensó que era más arriesgado desmontar las tripas electrónicas del telescopio que tratar con el problema tras el lanzamiento.

Borucki señala que el equipo probablemente tendría que haber esperado tres años hasta encontrar una Tierra extrasolar orbitando en la zona habitable. Los astrónomos normalmente esperan al menos tres tránsitos antes de confrmar la existencia de un planeta; para una planeta del tamaño de la Tierra que orbita a una distancia similar a la de la Tierra del Sol, tres tránsitos llevarían tres años. Pero Borucki dice que el ruido dificultará la búsqueda de un escenario más raro: planetas del tamaño de la Tierra que orbitan más rápidamente alrededor de estrellas más frías y tenues — donde la zona habitable está más cerca. Estos planetas podrían transitar en pocos meses.

Kepler, y la misión de Convección, Rotación y Tránsito Planetario (COROT), un satélite francés que también busca tránsitos, están en uana feroz carrera con los telescopios terrestres para observar planetas terrestres. Mientras que Kepler y COROT dependen del tránsito para determinar el tamaño de un planeta, los telescopios terrestres identifican los planetas por su masa. Buscan diminutos tambaleos en el movimiento de la estrella madre provocados por la gravedad del planeta, una técnica conocida como medida de “velocidad radial”. Greg Laughlin, astrónomos con sede en la Universidad de California en Santa Cruz, dice que el retraso de Kepler hace “más probable que el primer planeta de la masa de la Tierra vaya a ir a los observadores de la velocidad radial”.

[Actualización 2 de noviembre de 2009]

“Hay un error en el artículo de Nature. La Misión Kepler está en realidad funcionando muy bien y produciendo descubrimientos de planetas que se anunciarán a principios del próximo año. Los datos de 3 de los 84 canales que tienen más ruido que el resto se corregirán o se marcarán los datos para evitar que se mezclen con los datos de ruido bajo antes del momento en que pudiera descubrirse un gemelo de la Tierra”. –William Borucki, Investigador Científico Principal de Kepler.


Artículo de Referencia: Nature doi:10.1038/news.2009.1051

Autor: Eric Hand
Fecha Original: 30 de octubre 2009
Enlace Original y Actualización

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (7)

  1. Hola, amigos.

    Con sorpresa leo la noticia que arriba nos ofrecen, ya que, al enterarme de que, el problema del retraso en la misión Kepler, era conocido por los científicos antes de su lanzamiento, no me puedo explicar como se produjo éste antes de solucionar el problema, ¿no habría sido lo más lógico?

    Seguramente sería cuestión de compromisos contraídos, de fases del proyecto que tenían que estar cumplidas para no perder subvenciones, o vaya usted a saber que indujo a tal barbaridad.

    Han supeditado una misión tan sugestiva (nada menos que encontrar otras Tierras) a unos problemas causados por amplificadores que aumentan las señales procedentes de cargas acoplados y que forman el corazón del fotómetro, con lo cual, se generan ruídos que impiden lecturas y emponzoñan los datos y, siendo así, el control y la búsqueda de Tránsitos que delaten esas Tierras, quedan contaminados haciendo imposible -de momento- sus localizaciones.

    Con tal manera de proceder, estos (ir)responsables del Proyecto, han dado la prioridad, en la búsqueda de otras Tierras, a los Telescopios terrestres que, mediante la técnica de “velocidad radial” (diminutos bamboleos causados en el movimiento de la estrella madre por la gravedad del planeta), pudieran ser los primeros en llegar a esa soñada meta de localizar un planeta similar a la Tierra y situado en una región habitable.

    ¡Ya veremos que pasa!

    • Hola Emilio, la cuestión es, ¿qué hubiese supuesto solucionar el problema antes? No sé la razón en cuanto a coste temporal y/o económico, pero desmontar el aparataje, revisar los componentes electrónicos, detectar los defectuosos, repararlos y/o reemplazarlos y repetir toda la batería de pruebas de nuevo son pasos mínimos a cumplir. Entiendo que no es algo tan evidente como sustituir la bujía de un coche (por ejemplo) y que este proceso tal vez hubiese llevado más tiempo (o en general coste) que una reparación tras el lanzamiento.

      Sea cual sea el caso, esperemos que sólo sea eso, un retraso, y no afecte al rendimiento a largo plazo de la misión

      Un saludo

  2. De acuerdo, compañero Hermán, a la larga, bien poco importará quien haga el primer hallazgo y, lo importante será que, finalmente, estas misiones tengan el éxito esperado y encuentren (como todos esperamos) esas deseadas Tierras situadas lejos de nuestro Sistema Solar.

    Recuerdo al gran científico Inglés al que le preguntaron:

    _ ¿Oiga señor, cre usted que será un milagro encontrar vida fuera de la Tierra?

    El Científico le miró y sonriente le contestó:

    _Amigo mío, el milagro sería si no la encontrásemos.

    Está claro que, aquel científico, sabía de que estaba hablando y aplicó la lógica y también las probabilidades de que eso sea así. Teniendo en cuenta que las leyes del Universo son las mismas en todas partes, por muy lejanas que éstas puedan estar, que la materia en el Universo también, obligadas por las leyes físicas y químicas -las constantes universales también- tienden a comportarse de cierta manera, contando con que en nuestra propia Galaxia existen más de 100 mil millones de estrellas, ¿cómo podemos pensar que estamos sólos?

    Otra cosa es el Tiempo y el muro que nos supone la velocidad de la luz. Las distancias en el Universo son tan grandes que, aunque tuviéramos naves espaciales que pudieran desplazarse a velocidades relativistas, en realidad, no servirían para viajar a otras estrellas, el tiempo sería demasiado grande para ello.

    Habrá que buscar otros caminos que, de momento, ni nuestros conocimientos ni nuestra tecnología nos permiten y, en este tiempo que vivímos, sólo podemos soñar.

  3. José Luis

    La verdad es que suena un poco incompetente eso de lanzar al espacio una misión de la que se sabe que un dispositivo no permite un funcionamiento correcto de la misma. Sus razones tendrán para ello, pero en principio suena bastante mal, eso es casi tirar el dinero.
    Y personalmente me da lo mismo quien sea el primero en descubrir el primer planeta similar a La Tierra porque creo que la recompensa va a ser para el conocimiento humano en general. :D

  4. Leviatán

    El propio William Borucki ha escrito un comentario el dia 01 de Noviembre indicando que el artículo original de Nature contiene un error.

    Leído en el (otro) blog de Ian O´Neill, Space Disco :
    http://blogs.discovery.com/space_disco/2009/10/keplers-exoplanet-hunt-on-hold-until-2011.html

    saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *