Retraso en la búsqueda de planetas

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

HD 189733b

La misión Kepler de la NASA es improbable que detecte ningún planeta similar a la Tierra antes de 2011 debido a un fallo electrónico. ESO/L. Calçada

El ruido confunde a la misión de la NASA para encontrar un gemelo de la Tierra.

Kepler, la misión de búsqueda de planetas alrededor de otras estrellas de la NASA, no será capaz de observar planetas del tamaño de la Tierra hasta 2011, de acuerdo con el equipo de la misión. El retraso está causado por unos ruidosos amplificadores en los componentes electrónicos del telescopio. El equipo está trabajando contrarreloj para resolver el problema cambiando la forma en que el telescopio procesa los datos, pero el retardo podría significar que los observadores terrestres tiene ahora una mejor posición en la carrera para ser los primeros en observar un gemelo de la Tierra.

“No seremos capaces de encontrar planetas del tamaño de la Tierra en la zona habitable — o va a ser muy difícil hacerlo – hasta que no hagamos este trabajo”, dice el investigador principal de Kepler William Borucki, quien reveló el problema el jueves al consejo de asesores de la NASA en una reunión en el Centro de Investigación Ames en Moffett Field, California.

Kepler, que se lanzó el 6 de marzo, está mirando fijamente a 100 000 estrellas de una zona específica del cielo. El telescopio está diseñado para buscar la ligera atenuación de la luz que tiene lugar cuando un planeta transita, o cruza frente a una estrella.

El problema está causado por los amplificadores que aumentan las señales procedentes de los dispositivos de cargas acopladas (CCD) que forman el corazón del fotómetro de 95 millones de píxeles del telescopio de 0,95 metros, el cual detecta la luz emitida de estrella lejanas. Tres de los amplificadores están creando ruido que compromete la visión de Kepler. El ruido afecta sólo a una pequeña porción de los datos, dice Borucki, pero el equipo tiene que reparar el software — sería “demasiado engorroso” eliminar los datos incorrectos manualmente — de tal forma que elimine el ruido automáticamente. Dice que la reparación debería estar en su sitio para 2011.

Observadores de tambaleos

Los ruidosos amplificadores se observaron durante las pruebas antes de que se lanzara el dispositivo. “Todo el mundo lo sabía y estaba preocupado por esto”, dijo el científico del instrumento Doug Caldwell. Pero al final, el equipo pensó que era más arriesgado desmontar las tripas electrónicas del telescopio que tratar con el problema tras el lanzamiento.

Borucki señala que el equipo probablemente tendría que haber esperado tres años hasta encontrar una Tierra extrasolar orbitando en la zona habitable. Los astrónomos normalmente esperan al menos tres tránsitos antes de confrmar la existencia de un planeta; para una planeta del tamaño de la Tierra que orbita a una distancia similar a la de la Tierra del Sol, tres tránsitos llevarían tres años. Pero Borucki dice que el ruido dificultará la búsqueda de un escenario más raro: planetas del tamaño de la Tierra que orbitan más rápidamente alrededor de estrellas más frías y tenues — donde la zona habitable está más cerca. Estos planetas podrían transitar en pocos meses.

Kepler, y la misión de Convección, Rotación y Tránsito Planetario (COROT), un satélite francés que también busca tránsitos, están en uana feroz carrera con los telescopios terrestres para observar planetas terrestres. Mientras que Kepler y COROT dependen del tránsito para determinar el tamaño de un planeta, los telescopios terrestres identifican los planetas por su masa. Buscan diminutos tambaleos en el movimiento de la estrella madre provocados por la gravedad del planeta, una técnica conocida como medida de “velocidad radial”. Greg Laughlin, astrónomos con sede en la Universidad de California en Santa Cruz, dice que el retraso de Kepler hace “más probable que el primer planeta de la masa de la Tierra vaya a ir a los observadores de la velocidad radial”.

[Actualización 2 de noviembre de 2009]

“Hay un error en el artículo de Nature. La Misión Kepler está en realidad funcionando muy bien y produciendo descubrimientos de planetas que se anunciarán a principios del próximo año. Los datos de 3 de los 84 canales que tienen más ruido que el resto se corregirán o se marcarán los datos para evitar que se mezclen con los datos de ruido bajo antes del momento en que pudiera descubrirse un gemelo de la Tierra”. –William Borucki, Investigador Científico Principal de Kepler.


Artículo de Referencia: Nature doi:10.1038/news.2009.1051

Autor: Eric Hand
Fecha Original: 30 de octubre 2009
Enlace Original y Actualización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *