Artículo sobre la materia oscura genera preguntas sobre la política de compartición de datos

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Fermi logo

Un borrador que usa datos de la NASA para afirmar “posibles pruebas” de la materia oscura ha llevado a algunos investigodres a cuestionar la política de compartición de datos de la agencia espacial de los Estados Unidos.

El borrador – que fue subido al servidor de internet arXiv a principios de octubre por los físicos Lisa Goodenough de la Universidad de Nueva York y Dan Hooper de Fermilab en Batavia, Illinois – hace su afirmación encajando un modelo teórico de materia oscura con datos de acceso libre procedentes del telescopio de rayos gamma Fermi de la NASA. Pero con un análisis oficial de los mismos datos aún por publicar, algunos científicos han señalado que, dependiendo de la validez de las pruebas, el borrador causará confusión o robará la gloria al equipo de Fermi.

“Si resulta ser el primer descubrimiento sólido, se conocerá como el descubrimiento de Goodenough y Hooper”, dice Alex Murphy, físico de la Universidad de Edimburgo que trabaja en el experimento de materia oscura ZEPLIN III europeo. “En lo que respecta a la publicidad, es una catástrofe”.

“En realidad no puedes parar esto. La NASA tiene este problema ya que tiene que publicar sus datos. No estoy de acuerdo con eso – odiaría que nuestros datos se hicieran públicos demasiado pronto y que otros estuviesen estudiándolos”.

Fermi tiene un problema de relaciones públicas

El telescopio Fermi lanzado al espacio en junio del año pasado para estudiar los fenómenos de alta energía del universo, incluyendo la aniquilación de materia oscura, una entidad desconocida que muchas astrofísicos creen que forma hasta el 80% de la masa del universo. Los miembros del equipo usaron el primer año de datos para calibrar los instrumentos del telescopio pero ahora, siguiente la política de la NASA, ponen todos los datos disponibles al público de forma inmediata.

En su estudio, Goodenough y Hooper examinaron algunos de los datos de rayos gamma de Fermi del centro de nuestra galaxia. Los compararon con un modelo simple de aniquilación de materia oscura, la cual produce rayos gamma, y descubrieron que encajaba con una partícula de materia oscura con una masa en el rango de 25 a 30 GeV — aproximadamente 30 veces más pesado que un protón – y una sección transversal de aniquilación de aproximadamente 9 × 10–26 cm3/s. De acuerdo con Hooper, esto podría indicar una partícula como el neutralino en extensiones “supersimétricas” del Modelo Estándar de la física de partículas.

Gordon Watts, físico de la Universidad de Washington en Seattle, escribió en su blog Life as a Physicist que la cobertura de noticias de este resultado en otros sitios web ha demostrado que “las cosas salen” del equipo de Fermi antes de que hayan realizado su propio análisis. “Ahora Fermi tiene un problema de relaciones públicas entre manos – la gente está hablando sobre sus datos y ellos [el equipo de Fermi] relamente no ha tomado la voz aún”, añade.

Pero Hooper comenta a physicsworld.com que ve como su trabajo el estudiar los datos tan pronto como se hagan públicos. “La mayor parte de artículos de mi comunidad se publican en arXiv antes de ser aceptados por una revista, y éste no es una excepción”, dice. “No hay nada aquí fuera de lo común. La razón para esto es simplemente que en los meses que puede durar que se lleve a cabo la revisión por pares, puede haber un gran cambio en es estado de la investigación, y no compartir el progreso minuto a minuto con la comunidad puede ser contraproducente”.

El análisis de Fermi tendrá un ‘impacto duradero’

La científico del proyecto Fermi Julie McEnery cree que el trabajo del equipo no está en competición con estudios como los de Goodenough y Hooper. “Creo que un cuidadoso análisis tendrá un impacto más duradero. Si hubiese una señal obvia de materia oscura en los datos, algo que pudiese haberse hecho con un análisis razonablemente rápido, por supuesto lo habríamos publicado ya – en una revista arbitrada primero, y en astro-ph después [subsección de arXiv]”.

Añade, no obstante, que el resultado aparentemente “revolucionario” estaría mejor publicado primero en revistas revisadas por pares antes de aparecer en arXiv. “Existe el peligro de confundir el campo con muchos resultados que se demuestren que no son ciertos, y al mismo tiempo que salgan algunos resultados clave realmente sólidos en los que esencialmente estará interesada la comunidad científica pero los medios y el público puede que no”.

El equipo de Fermi está planeando presentar su análisis de datos del centro galáctico la próxima semana. Mientras tanto, no obstante, otros grupos de estudio con los mismos datos han llegado a conclusiones distintas. Por ejemplo, en un borrador distinto de arXiv, Gregory Dobler de la Universidad de Harvard y sus colegas atribuyen la señal de rayos gamma a la “dispersión inversa de Compton”, un fenómeno en el cual los protones ganan energía cuando interactúan con la materia.

“Varios grupos están realizando sus propios análisis de los datos de Fermi, lo cual creo que está bien”, dice Katherine Freese, astrofísico de la Universidad de Michigan. “Los datos son públicos, y no hay nada malo en que la gente trate de sacar de ellos lo que puedan. De hecho, es genial. Todos somos conscientes de que habrá un gran desacuerdo a corto plazo. Pero a largo plazo se acabará viendo quién tenía razón”.


Autor: Jon Cartwright
Fecha Original: 29 de octubre de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *