Trajes espaciales con inteligencia artificial podrían buscar vida en Marte

Trajes exploradores
Dos “astronautas explorando un río cerca del MDRS. Crédito de la imagen: P.C. McGuire, arXiv:0910.5454.

Los astronautas pueden en un futuro vestir trajes espaciales equipados con inteligencia artificial (IA) y ojos digitales, convirtiéndolos en lo que los investigadores llaman cyborgs astrobiólogos.

El geocientífico de la Universidad de Chicago, Patrick McGuire y su equipo, están desarrollando un sistema para reconocer signos de vida en entornos baldíos. El sistema incorpora una forma de inteligencia artificial llamada red neuronal Hopfield que está programada para comparar los datos de entrada con patrones que ya ha visto antes, e identificar los que son diferentes.

McGuire trabajó anteriormente en una cámara CRISM en un orbitador de Marte. La cámara detecta el infrarrojo y otras longitudes de onda invisibles para los humanos, lo cual le permite identificar distintos tipos de suelo y roca. McGuire planea usar esta experiencia para diseñar ojos digitales para trajes espaciales. Los ojos proporcionarían los datos que se analizan entonces por las redes Hopfield en la cadera de los trajes.

Imagina la idea como un sistema de IA complejo con acceso a bases de datos de información previamente recopiladas en el área. El sistema sería capaz de pensar sobre estos de forma similar a como lo hacen los humanos, explica McGuire.

El ordenador vestible fue probado previamente en Rivas Vaciamadrid y Riba de Santiuste en España, mientras que la cámara de teléfono móvil fue probada en Malta. Un prototipo completo fue probado en la Estación de Investigación Desierto Marte (MDRS) en Utah. En las pruebas los dos científicos que vestían los trajes espaciales vivieron en el campo durante dos semanas como astronautas. Usaron las cámaras del teléfono móvil y microscopios digitales de mano para recopilar datos, los cuales se enviaban a través de Bluetooth a la red Hopfield que funcionaba en ordenadores portátiles.

En los experimentos, comprobaron el algoritmo de la red neuronal Hopfield en secuencias de imágenes de una variedad de rocas y colores de regiones semi-áridas en España y Utah. Encontraron que el algoritmo podía aprender colores a partir de una imagen o sólo unas pocas, y podía reconocer unidades que habían sido observadas anteriormente a partir de los datos de color.

Las pruebas diferenciaron con éxito líquenes y las rocas que los rodeaban y demostraron con éxito que el principio funciona. El siguiente plan de McGuire es entrenar una red Hopfield para procesar datos sobre texturas, pero finalmente plantea usar el sistema a escalas que varían desde lo microscópico a paisajes completos.

El sistema no está de ninguna forma listo para Marte, pero los algoritmos usados para identificar y diferencias características podrían ser cargados en robots que se envíen a explorar el planeta rojo.


Más información: The Cyborg Astrobiologist: Testing a Novelty-Detection Algorithm on Two Mobile Exploration Systems at Rivas Vaciamadrid in Spain and at the Mars Desert Research Station in Utah, P.C. McGuire et at., arXiv:0910.5454.

Autor: Lin Edwards
Fecha Original: 4 de noviembre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. Iván

    Muy interesante :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *