Dectectada la firma de la antimateria en rayos

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page
Rayos
Durante dos recientes tormentas eléctricas, el telescopio Fermi encontró pruebas de que hay positrones, no sólo electrones, en las tormentas de la Tierra. Crédito: Axel Rouvin/Flickr

El telescopio Fermi encuentra pruebas de que hay positrones, y no sólo electrones, en las tormentas terrestres.

Diseñado para barrer los cielos de miles a miles de millones de años luz más allá del Sistema Solar buscando rayos gamma, el Telescopio Espacial Fermi de Rayos Gamma también ha captado una impactante vibración desde la Tierra. Durante sus primeros 14 meses de operación, el observatorio volante ha detectado 17 destellos de rayos gamma asociados a tormentas terrestres — y algunos de esos destellos han contenido una sorprendente firma de antimateria.

Durante dos tormentas recientes, Fermi registró emisiones de rayos gamma de una energía particular que sólo podrían haber sido producidas por el decaimiento de positrones energéticos, el equivalente de antimateria de los electrones. Las observaciones son las primeras de su tipo en las tormentas eléctricas. Michael Briggs de la Universidad de Alabama en Huntsville anunció estos desconcertantes hallazgos en el Simposio Fermi el 5 de noviembre de 2009.

Es una sorpresa haber encontrado la firma de positrones durante una tormenta de rayos, dijo Briggs.

Los 17 destellos que detectó Fermi tuvieron lugar justo antes, durante e inmediatamente después de los relámpagos, como siguió la Red de Localización Mundial de Rayos.

Durante las tormentas eléctricas anteriormente observadas por otra nave, los electrones energéticos que se movían se frenaban y producían rayos gamma. La inusual firma de positrones vista por Fermi sugiere que la orientación normal de un campo eléctrico asociado con una tormenta eléctrica de algún modo se invierte, dijo Briggs. Los modeladores están trabajando ahora para imaginar cómo podrían haber tenido lugar estas inversiones de campo. Pero, por ahora, comenta, la respuesta está en el aire.

El registro de los destellos de rayos gamma – que tienen el potencial de dañar a los aviones en las tormentas – no es algo nuevo. Los primeros se hallaron por medio del Observatorio Compton de Rayos Gamma de la NASA a principios de la década de 1990. El satélite RHESSI de la NASA que principalmente observa rayos-X y rayos gamma procedentes del Sol, ha encontrado 800 destellos de rayos gamma terrestres, señala Briggs.


Más información en Experientia Docet

Autor: Ron Cowen
Fecha Original: 6 de noviembre de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *