Continúa el debate sobre el meteorito de Marte

Meteorito de Marte
Esta es una imagen de una superficie plana pulida de un trozo cortado del meteorito egipcio de Nakhla fotografiado con un microscopio electrónico de barrido (SEM). El material más brillante es el mineral olivino, un silicato de magnesio-hierro formado cuando un flujo de lava se enfrió en Marte. En algún punto, el meteorito se fracturó, y quedó sumergido en el agua de Marte. El agua marciana precipitó una variedad de materiales en las grietas. Crédito: NASA

Usando unos instrumentos analíticos más avanzados disponibles actualmente, un equipo de investigación del Centro Espacial ha re-examinado el hallazgo de 1996 de un meteorito que contiene sólidas pruebas de que la vida pudo haber existido en el antiguo Marte.

La nueva investigación se centró en investigar las propuestas alternativas para la creación de materiales que se cree que son signos de vida antigua encontrados en el meteorito. El nuevo estudio defiende que la antigua vida sigue siendo la explicación más plausible para los materiales y estructuras encontrados en el meteorito.

En 1996, un grupo de científicos liderados por David McKay, Everett Gibson y Kathie Thomas-Keprta del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston publicaron un artículo en la revista Science anunciando el descubrimiento de pruebas biogénicas en el meteorito ALH84001. Un artículo recientemente publicado revisita la hipótesis original con nuevos análisis.

El artículo, “Origin of Magnetite Nanocrystals in Martian Meteorite ALH84001“, de Thomas-Keprta y los coautores Simon Clemett, McKay, Gibson y Susan Wentworth, todos científicos en el Consejo de Exploración Científica e Investigación en Astromateriales en el JSC, aparece en el ejemplar de noviembre de la revista Geochimica et Cosmochimica Acta de la Sociedad Geoquímica y la Sociedad Meteorítica.

Los cristales de magnetita en ALH84001 han sido el centro del debate sobre la posibilidad de vida en Marte. La magnetita es un mineral magnético férrico. En la Tierra, algunas bacterias acuáticas y terrestres secretan el mineral dentro de sus células. El estudio de 1996 sugería que algunos cristales de magnetita asociados con glóbulos carbonatados en ALH84001 eran biogénicos debido a que comparten muchas características con los encontrados en las bacterias de la Tierra.

Otros científicos han defendido que la magnetita de ALH84001 estuvo probablemente causada por procesos inorgánicos, y que esos mismos procesos pueden recrearse artificialmente en el laboratorio calentando carbonatos en un proceso conocido como descomposición térmica, formando magnetita idéntica a la encontrada en el meteorito de Marte.

En este nuevo estudio, el equipo de investigación del JSC re-evaluó la principal hipótesis alternativa no biológica de la descomposición por calor o impacto de las magnetitas. Concluyen que la explicación biogénica es una hipótesis más viable para el origen de las magnetitas.

“En este estudio, interpretamos nuestros resultados y sugieren que la hipótesis inorgánica in situ es inconsistente con los datos, y por tanto deducimos que la hipótesis biogénica aún es una explicación viable”, dijo la autora principal Thomas-Keprta, científico senior para Barrios Technology en el JSC.

“Creemos que la hipótesis biogénica es más sólida ahora que cuando la propusimos por primera vez hace 13 años”, dijo Gibson, científico senior de la NASA.

Además del nuevo artículo sobre ALH84001, el equipo del JSC ha publicado un artículo que identifica formas o morfologías en meteoritos marcianos que recuerdan a microfósiles y formas microbianas de muestras de la Tierra.

Estas nuevas formas, vistas con un microscopio electrónico de barrido, son conocidas como biomorfos debido a que guardan un estrecho parecido con unas características conocidas producidas biológicamente en la Tierra. Los biomorfos observados en los meteoritos serán centrales para el equipo del JSC con estudios más detallados, incluyendo análisis químicos e isotópicos.

“Las pruebas que apoyan la posibilidad de vida pasada en Marte han estado acumulándose lentamente durante la última década”, dijo McKay, científico jefe de la NASA para exploración y astrobiología en el JSC.

“Estas pruebas incluyen signos de agua superficial en la antigüedad incluyendo ríos, lagos y posiblemente océanos, signos de corrientes de agua cerca o en la superficie, depósitos derivados del agua de minerales de arcilla y carbonatos en suelos viejos, y la reciente liberación de metano en la atmósfera marciana, un hallazgo que puede tener varias explicaciones, incluyendo la presencia de vida microbiana, la fuente principal de metano en la Tierra”.


Fecha Original: 3 de diciembre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (15)

  1. Juan Cruz

    Pues anteriormente lo ponían en duda porque a los científicos les costaba creer que eramos los únicos seres vivos en el universo. De a poco las mentes se van abriendo, acompañado con la ayuda de la tecnología, VAMOS QUE YA NO GIRA EL UNIVERSO ALREDEDOR NUESTRO. En buena hora!!!!!, aunque creo que deben abrir la mente un poco más (y lo dice alguien que estudia ciencia y se esta por recibir :-D )

  2. Leviatán

    Si anteriormente lo ponían en duda no era por las razones que aduces, sino porque las pruebas no eran concluyentes y existía más de una explicación razonable para una misma causa.
    Lo que no termino de comprender, o quizá sí, es por qué te refieres a los científicos con la tercera persona del plural, siendo – como dices – estudiante de ciencias.

    P.D. @Kanijo, revisa el texto por favor. Con la mudanza se han debido mover algunas teclas ;)
    Un saludo

  3. ersuniel

    A mí esta noticia me interesa por varias razones, una de ellas de índole sentimental y es que, con mis años a cuestas, me gustaría presenciar la confirmación de que la vida fluye allá donde existan las condiciones que la posibiliten. No hay que olvidar que todavía no se trata de una aseveración rotunda e inapelable, si esto fuera posible en ciencia. Otra tiene que ver con el hedonismo, ya que es un placer leer y estar al tanto de estos progresos en nuestra capacidad de analizar y diagnosticar (me incluyo aunque no sea científico por si se me pegara algo), un placer que satisfago con estas páginas, gracias, sr Kanijo. Luego está la curiosidad insaciable, que hay que alimentar con discusiones, debates, datos… Y, por último aunque hay más, la maravilla y el asombro que me produce, tanto por el refrendo a que la hiótesis más consistente sea la biogénica y por el anuncio de que se amplía la investigación a otros meteoritos marcianos, como por el hecho de que estas “piedras” se han puesto a nuestro alcance aún cuando la tecnología no da para ir a investigar in situ. Una maravilla, ya digo. Y gracias otra vez a la mejor página de ciencia a este lado del universo observable.

    • Fer xyz

      ” me gustaría presenciar la confirmación de que la vida fluye allá donde existan las condiciones que la posibiliten.”

      En este caso si hay vida probablemente sea del mismo origen que la terrestre, primos lejanos pero de la familia. Hay mucho intercambio de meteoritos, como el del articulo.

  4. Fer xyz

    “un meteorito que contiene sólidas pruebas de que la vida pudo haber existido en el antiguo Marte.”

    No tiene mucha logica esa ‘prudencia’ de decir “vida en el antiguo Marte”, “antigua vida”.
    Si hubo vida es casi seguro que la seguiría habiendo ahora, es muy dificil que desaparezca. Por ejemplo en la Tierra una gran parte de la vida bacteriana está en el subsuelo (en el oceanico mayormente), hasta a Km de profundidad y le importa practicamente un bledo los cambios acaecidos en superficie en gigaaños.

    • Nacho

      Sí tiene lógica. Si se trata de vida dependiente del agua, forzosamente tiene que ser antigua, porque desde hace 3.500 millones de años no hay agua en Marte.
      Si además tenemos en cuenta el cambio tan radical que se produjo después de la época húmeda del planeta, es posible que la vida unicelular que pudiera existir no tuviera tiempo de adaptarse a esos cambios y por tanto desapareciera dejando muy pocos rastros hoy en día.
      No dudo de la tenacidad de la vida, tenemos muchos ejemplos de extremófilos aquí, pero es mejor ser prudente mientras no haya pruebas inequívocas al respecto.

      • Fer xyz

        Bajo la superficie sigue habiendo agua. Si hubo vida en algún momento no veo razón para que dejara de haberla. No digo ni que necesitaran emigrar rapidamente, sencillamente ya la habría en el subsuelo antes de que desapareciese el agua en superficie. Aquí en la Tierra esas bacterias son una parte importante de la biomasa.

  5. ersuniel

    Sí, Fer xyz, ésa sería una de las consecuencias deducibles, la panespermia entre los planetas interiores. El artículo apunta a eso, dado que, por lo que puedo entender, analizamos las posibles huellas de vida bacteriana en base a la que conociemos y reconocemos. Será interesante ver la ampliación de la clasificación de los phyla, quizá de los protistas… En cierto modo es lógico y también es unas de las maneras en las que avanza el conocimiento, abriendo una puerta tras otra. Después debería venir alguna noticia sobre Europa, puede que de Encélado etc. Quizá haya que esperar a una investigación en Titán, por ejemplo, para encontrar vida “extrafamiliar”, si es que la hay. Porque también existe la posibilidad de que toda la vida esté emparentada, o que lo esté por sectores galácticos… jejeje, es una broma en plan Spok. En cualquier caso, sigue siendo apasionante.

  6. Eso ¡¡¡cuanto va parar debatir¡¡¡¡ ya me tiene hasta el ……………..

  7. edgar

    ¿como saben que el meteorito viene de marte?

  8. edgar

    jajaja si :D

    segun por que el gas que expulsaban las rocas en marte es muy parecido al del meteorito. ese gas lo detecto la vikingo.
    pero para mi es gas no es suficiente para determinar esa roca como marciana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *