Los plasmas tienen poderes curativos

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Desinfectador de plasma

Por favor, desinfecte aquí sus manos

Dos estudios relacionados han demostrado la efectividad del plasma de baja temperatura para acabar con bacterias resistentes a medicamentos – uno de los mayores retos que afronta la medicina moderna. En un estudio, investigadores de Alemania describen un dispositivo que puede desinfectar las manos en segundos, mientras que en otro revelan cómo los plasmas de baja temperatura pueden desinfectar con seguridad heridas abiertas.

Las infecciones bacterianas son un serio problema en los hospitales. Los estudios demuestran que sólo la famosa súper-bacteria meticilín-resistente Estafilococo Aureus (MRSA) infecta a 100 000 personas cada año en los Estados Unidos y da como resultado unas 18 000 muertes.

La mejor forma de abordar este problema es un desinfectante, pero esto puede ser laborioso. Cada día el personal del hospital debe desinfectar sus manos docenas de ocasiones, llevando cada vez varios minutos. Mantener las heridas abiertas libres de bacterias puede ser incluso más complicado.

Plasmas fríos

En los últimos años, los científicos han empezado a investigar cómo los plasmas – gases de iones y electrones libres – pueden ayudar. Un plasma completamente ionizado puede tener una temperatura en una región de 100 000°, el cual está demasiado caliente para el tejido humano, pero puede reducirse la temperatura si el grado de ionización es mucho menor, en una parte entre mil millones.

Gregor Morfill y sus colegas del Instituto Max-Planck para Física Extraterrestre en Garching han demostrado cómo los plasmas de baja emperatura pueden usarse para limpiar las manos convenientemente en segundos. Su dispositivo contiene un trozo de material dieléctrico entre un electrodo sólido y una capa de malla de cable. Cuando colocan un gran voltaje de 18 kV a través del electrodo sólido y la malla, el fuerte campo eléctrico resultante genera numerosas descargas de micro y nanosegundos que ionizan parcialmente el aire. Esta ionización deja radiación ultravioleta y un cóctel de productos químicos – incluyendo ozono, óxido de nitrógeno, peróxido de hidrógeno y radicales libres – los cuales juntos acaban con las bacterias.

Morfill dijo a physicsworld.com que el personal de hospital podría usar el dispositivo de forma rutinaria para limpar sus manos y, si lo desean, sus pies. “Incluso esterilizaría tus calcetines, aunque probablemente también deberías lavarlos”, añade.

Junto a otros colegas del Instituto Max-Planck, Morfill ha examinado la mejor forma de usar plasma de baja temperatura para limpiar heridas abiertas. En ciertos aspectos esto es más difícil dado que idealmente el plasma no sólo mataría las bacterias sino que también evitaría el posterior crecimiento de bacterias sin tener ningún efecto colateral negativo sobre las células humanas vivas.

Compuestos químicos y plasma

Los investigadores realizaron una serie de pruebas en las que sometieron a bacterias de E. coli tanto a compuesto químicos como a productos UV del plasma, y protegiendo a las bacterias con un disco de cuarzo, sólo a productos UV. Encontraron que la radiación UV tendía a matar a las bacterias a corto plazo, mientras que los productos químicos provocaban una inhibición del crecimiento bacteriano “posterior a la irradiación” que duraba más. Con este conocimiento, los investigadores pudieron determinar la composición adecuada y dosis de plasmas para futuros dispositivos.

Uno de los miembros del grupo, Tetyana Nosenko, dijo que el siguiente paso es optimizar la composición del plasma para distintos tipos de herida, tales como úlceras diabéticas o aquellas que contengan sangre.

La investigación se describen en dos artículos de New Journal of Physics.


Autor: Jon Cartwright
Fecha Original: 26 de noviembre de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *