Súper-Tierra cercana puede ser un mundo acuático

Exoplaneta GJ 1214b

Un planeta rocoso y rico en agua, no mucho más pesado que el nuestro, ha sido descubierto tan cerca de nuestro Sistema Solar que los astrónomos dicen que algún día podremos ser capaces de estudiar su atmósfera.

Y aunque los astrónomos están bastante seguros de que hay agua, no saben su estado, con las especulaciones variando desde el agua líquida a hielo de agua y un estado exótico llamado superfluido.

El planeta extrasolar, conocido como GJ 1214b, está aproximadamente a 40 años luz de distancia y orbita una estrella enana roja. Es el único exoplaneta “súper-Tierra” conocido — mundos que tienen masas entre la de la Tierra y Neptuno — con una atmósfera confirmada.

“Astronómicamente hablando, este [planeta] está en nuestro barrio”, lo que significa que está en nuestra vecindad cósmica, dijo el líder del estudio David Charbonneau del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica en Massachusetts. “Para ponerlo en perspectiva, nuestras señales de televisión ya han llegado más allá de la distancia a esta estrella”.

El planeta tiene aproximadamente tres veces el tamaño de la Tierra y es unas 6,5 veces más masivo. Es el segundo planeta más pequeño descubierto fuera del Sistema Solar hasta la fecha, tras CoRoT-7b, que tiene 1,7 veces el tamaño de la Tierra y es 5 veces más masivo.

GJ 1214b es raro entre los exoplanetas rocosos conocidos debido a que eclipsa parcialmente, o transita, a su estrella visto desde la Tierra.

Esta afortunada alineación permite a los astrónomos calcular el tamaño y densidad del planeta, y el equipo de Charbonneau cree que GJ 1214b es probablemente un mundo acuático con un centro sólido. Además, el planeta tiene una gruesa atmósfera de hidrógeno y helio a su alrededor.

Normalmente, un planeta situado a tal distancia de este particular tipo de estrella estaría tan caliente que cualquier agua en su superficie pasaría a su forma de vapor.

Pero los científicos creen que la gruesa atmósfera de GJ 1214b genera un entorno de alta presión que mantiene el agua en la superficie en estado líquido.

No obstante, sólo es una especulación.

“En realidad depende de cómo de caliente está el planeta en su interior, y eso no lo sabemos”, dijo Sara Seager, astrofísica del MIT, a SPACE.com. “Creo que este planeta no tiene agua líquida debido a que su interior es muy cálido. Creo que pasa del hielo de agua a una forma muy exótica – un superfluido – y luego a vapor”, añade Seager, que acaba de publicar un nuevo libro electrónico sobre exoplanetas conocido titulado “Is there Life Out There? The Search for Habitable Exoplanets (¿Hay vida ahí fuera? La búsqueda de exoplanetas habitables)“.

(Seager no estuvo implicada en el descubrimiento del nuevo planeta).

Hay inconvenientes de tener una atmósfera tan gruesa: Primero, la presión es demoledora, haciendo que la vida como la conocemos sea difícil. Y segundo, la gruesa atmósfera bloquea la luz de la débil estrella evitando que alcance la superficie del planeta.

“Si dibujas el Sol como una bombilla de 1000 vatios, esta estrella es una bombilla de 3 vatios”, dijo Charbonneau.

Sea cual sea su composición exacta, los astrónomos están entusiasmados con el hallazgo. “Realmente estamos buscando un planeta que sea tan grande como la Tierra en la zona “Ricitos de Oro” de una pequeña estrella, transitando”, comenta Seager. “Este planeta logra tres de cuatro. Estamos entusiasmados debido a que nos estamos acercándo cada vez más a lo que queremos encontrar”. Lo que falta: GJ 1214b no orbita a su estrella en la zona habitable, o Ricitos de Oro.

El planeta fue descubierto usando un conjunto de pequeños telescopios terrestres y se detalla en el ejemplar de esta semana de la revista Nature.


Autor: Jeanna Bryner
Fecha Original: 16 de diciembre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (8)

  1. Jurl

    Están buscando como locos dobles de la Tierra, y este planeta por sí mismo es una incógnita total xD

  2. Siempre son interesantes noticias que nos hablan de nuevos planetas, y, como la meta o la diana, esta fijada en encontrar otras “Tierras”, todos seguimos con interes los nuevos hallagoz.

    Claro que, encontrar esas otras “Tierras”, con los aparatos que tenemos hoy, no sera nada facil, la lejania a las que se encuentran, las propias estrellas que orbitan, el material interestelar que esta situado en su trayectoria y alrededores, y, un sin fin de problemas mas, hacen alto complicado sus localizaciones.

    Sin embargo, el hecho de que aparezcan esos otros superplanetas, son indicativos de que estamos en el buen camino. “Tierras” tiene que haber muchas en un radio de unos 50 a.l. a partir de nuestro Sol pero, no sera nada sencillo dar con ellas.

    Habra que seguir insistiendo y a la misma vez, afinando la tecnologia que nos lleve a descubrir, por fin, esos hermanos de la Tierra que, desde luego, estan ahi.

    De lo que puedan contener…No diremos nada hoy, ya que, dependen de tantas cosas que, mejor sera dejarlo para cuando aparezca alguno.

    PD.
    En este ordenador que comento, los acentos me juegan una mala pasada y distorsionan las palabras, asi que, finalmente he optado por no utilizarlos.

  3. Taliesin

    “Zona Ricitos de Oro” WTF!

    “Zona de habitabilidad” sería la forma correcta.

    • Hola Taliesin, una breve búsqueda en google y verás que la Zona “Ricitos de Oro”, “Goldilocks” Zone en inglés es un término habitual para referirse a la zona habitable. No sólo en blogs, sino en artículos de la NASA o el NAI.

    • Leviatán

      Taliesin, todo surgió como una broma entre los científicos de la NASA, y proviene de la siguiente narración, que ilustra la idea de la zona de habitabilidad :

      “Esta avena está demasiado caliente,” exclamó Ricitos de Oro,
      así que probó la avena de la segunda taza.
      “Esta avena está demasiado fría”,
      Así que probó la última taza de avena.
      “¡Ahhh, esta avena está perfecta!,” dijo alegremente,
      y se la comió toda.

      “”Ricitos de Oro y los Tres Osos”. Cuento infantil

  4. Vuelvo a este comentario que trata (aunque no se diga) de la búsqueda de planetas habitables extrasolares, y, desde que el hombre comenzó a ser consciente de su existencia sobre la Tierra, la Humanidad se ha planteado la posible existencia de otros “mundos” parecidos al nuestro.

    Epicuro postulaba ya en la Antigüedad que “existe una infinidad de mundos, algunos parecidos y otros diferentes del nuestro”. Aristóteles, sin embargo, afirmaba rotundamente que “no puede haber más mundos que uno, el nuestro”. En el año 1584, Giordano Bruno llegaba mucho más lejos: “Existen innumerabnles soles e innumerables tierras, todas ellas rotando en torno a sus soles en la misma forma que lo hacen los siete planetas de nuestro sistema. Sólo vemos los soles, porque son los cuerpos más grandes y más luminosos, pero sus planetas resultan invisibles al ser pequeños y poco luminosos. Los innumerables mundos en el Universo no son peores ni están más deshabitados que nuestra Tierra” (De l´infinito universo e mondi).

    Estas opiniones resultaron demasiado revolucionarias para el pensamiento de la época, y Giordano Bruno terminó en la hoguera acusado de herejía por la Inquisición. La posible existencia de sistemas planetarios en torno a otras estrellas nos lleva a otra pregunta aún más trascendental: ¿se habrá desarrollado vida en ellos? Si fuera así. ¿habrán surgido criaturas inteligentes en otros planetas de nuestra Galaxia?

    No hace mucho tiempo que las respuestas a estas preguntas quedaban en el marco de la ciencia-ficción, ya que parecía imposible poder llegar a contestarlas mediante métodos cienficos. Sin embargo, la situación ha cambiado frásticamente en los últimos 25 años. En los años 80, observaciones realizadas con el observatotrio orbital infrarrojo IRAS permitieron detectasr la presencia de materiales sólidos orbtándo en forma de disco alrededor de algunas estrellas, como β Pic y L1551. En la actualidad conocemos numerosas estrellas con discos planetarios a su alredeor, que pueden contener del orden del 5% de la masa de la estrella, y tienen dimensiones típicas de hasta 50-100 UA.

    La primera evidencia de planetas ornitándo en torno a otra estrella fue presentada por A. Wolszczan y D.A. Frail en 1991, y fue confirmada definitivamente en 1994. Pero esta estrella era en realidad un púlsar, una estrella de neutrones en las últimas fases de su evolución.

    Fue en 1995 cuando Michel Mayor y Didier Queloz, del Observatorio de Ginebra, detectaron un planeta de masa similar a Júpiter orbitando en torno a 51 Peg, una estrella similar a nuestro Sol. Poco después un nuevo planeta era identificado en torno a 70 Vir por Geffrey Marcy y Paulk Butler

    Desde entonces, todos conocemos el elevado número de los mundos descubiertos orbitando alrededor de otras estrellas, confirmando que la formación de sistemas planetarios es un fenómeno relativamente común en el Universo. De acuerdo con los resultados estadísticos obtenidos hasta la fecha, más del 5% de las estrellas de tipo solar deberían albergar planetas masivos, y una fracción muchísimo mayor podrían albergar planetas más pequeños que, precisamente por eso, han escapado a la detección de nuestros ingenios telescópicos actuales y a otros sistemas de búsqueda que aún, son algo rudimentarios para tan exquísita búsqueda que requiere una más depurada técnica que hoy no tenemos.

    Me gustaría dar un repaso a las técnicas de detección pero, esto se hace muy largo y el persponal se aburre con tanta charla, así que, aquí lo dejo con el mensaje de que, tanto Epicuro como el pobre Giordano Bruno, tenían toda la razón, y, desdee luego, existen muchos mundos que, como el nuestro, incluso podrían albergar la vida inteligente.

  5. [...] Proyecto MEarth, dirigido por David Charbonneau de CfA, descubrió GJ 1214b en 2009. Esta super-Tierra tiene aproximadamente 2,7 veces el diámetro de la Tierra y casi 7 veces su [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *