Cómo se forma el agua donde nacen planetas similares a la Tierra

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Tierra

En un estudio que ayuda a explicar los orígenes del agua en la Tierra, astrónomos de la Universidad de Michigan han encontrado que el vapor de agua puede formarse espontáneamente en las zonas habitables de los sistemas solares, y que desarrolla una capa para proteger a otras moléculas de agua y orgánicas de la dañina radiación estelar.

Las moléculas orgánicas como los azúcares y aminoácidos son los precursores de la vida.

Los hallazgos se publican en la edición del 18 de diciembre de la revista Science.

“Cuando estás cerca de una estrella, la radiación es destructiva para la mayor parte de moléculas. Pero fuimos capaces de demostrar que el agua podía formarse lo bastante rápido para actuar como escudo de la radiación para sí misma y para otras moléculas”, dijo Ted Bergin, profesor asociado en el Departamento de Astronomía.

Bergin y Thomas Bethell, investigador de posdoctorado en astronomía, llevaron a cabo un análisis computacional para llegar a esta conclusión.

Determinaron que la serie de reacciones químicas necesarias para que se crease el vapor de agua sólo se activan a temperaturas superiores de los 300 Kelvin. Estas temperaturas sólo están presentes relativamente cerca de una estrella — en las áreas donde se formarían planetas terrestres. Más lejos, a la distancia de Júpiter, los gases están demasiado fríos para que se forme vapor de agua.

Una vez que empieza a formarse el vapor de agua, según encontraron los científicos, se crea lo bastante rápidamente para construir una cobertura similar a la capa de ozono de la Tierra, que actúa como un paraguas para proteger de la radiación solar a la vida que hay por debajo. Esta “capa de ozono” astronómica de vapor de agua no sólo protege a las moléculas de agua que hay bajo ella, sino también a otras moléculas orgánicas.

“Hay una rica química orgánica que precede al nacimiento de las estrellas”, dijo Bergin. “Es más simple, pero similar a la química de la vida. El comportamiento del agua puede permitir que la química siga adelante. Sin la protección que proporciona el vapor de agua, esas moléculas orgánicas se destruirían”.

Es razonable que parte de esta agua y materia orgánica pudiera incorporarse a los mundos nacientes similares a la Tierra.

El artículo se titula “Formation and Survival of Water Vapor in the Terrestrial Planet-Forming Region“. Esta investigación está patrocinada por la NASA.


Autor: Nicole Casal
Fecha Original: 17 de diciembre de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *