La vida en otros planetas es “una posibilidad real”

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Exoplaneta con vida

Las posibilidades de descubrir vida en otros planetas son ahora mayores que nunca y la humanidad tiene que prepararse para las consecuencias de un encuentro por primera vez con formas de vida alienígenas, según pudimos escuchar en una gran conferencia organizada por científicos de St. Andrews.

La conferencia – The Detection of Extra-Terrestrial Life and the Consequences for Science and Society (La detección de vida extraterrestre y las consecuencias para la ciencia y la sociedad) – está teniendo lugar en la Royal Society en Londres durante el 25 y 26 de enero y ha reunido a los principales astrónomos y científicos de todo el mundo.

Uno de los organizadores principales – el Dr. Martin Dominik de la Escuela de Física y Astronomía de la Universidad de St. Andrews – dice que los rápidos avances en las técnicas de exploración del espacio profundo, indican que el descubrimiento de vida en otros mundos a lo largo de nuestra vida, es ahora una posibilidad real.

“Los astrónomos son ahora capaces de detectar planetas que orbitan otras estrellas aparte del Sol donde podría haber vida, y las actuales generaciones podrían ver detectadas las firmas de vida extraterrestre”, comenta.

“Podría resultar que no estamos solos en el universo, esto afectaría de forma fundamental a cómo la humanidad se comprende a sí misma – y tenemos que estar preparados para las consecuencias”.

Dominik es uno de los científicos del equipo de St. Andrews que trabaja en la vanguardia de la exploración planetaria. Hace dos años él y sus colegas descubrieron el planeta más parecido a la Tierra hasta la fecha – OGLE-2005-BLG-390Lb – usando la técnica de la microlente gravitatoria.

El nuevo planeta tiene una masa de cinco veces la de la Tierra y está aproximadamente a 20 000 años luz de nosotros cerca del centro de la Vía Láctea donde orbita a su estrella madre, una enana roja unas cinco veces menos masiva que el Sol.

OGLE-2005-BLG-390Lb es un pequeño y frío mundo, demasiado frío para soportar vida, pero su descubrimiento detectando la forma en que la luz se curva y distorsiona ha sido considerado como un resultado innovador en la búsqueda de vida extraterrestre.

Los ponentes en la conferencia de Londres de hoy incluyen a Lord Rees, Presidente de la Royal Society y Astrónomo Real.

Cree que el descubrimiento de vida extraterrestre tiene la capacidad de cambiar a la humanidad para siempre y alteraría la visión de nosotros mismos y nuestro lugar en el cosmos.

“La tecnología ha avanzado tanto que por primera vez podemos tener una esperanza realista de detectar planetas no mayores que la Tierra orbitando otras estrellas”, comenta.

“Seremos capaces de saber si tienen continentes y océanos, sabiendo qué tipo de atmósfera tienen. Aunque hay mucho camino hasta ser capaces de saber más sobre la vida en ellos, es un progreso enorme ser capaces de lograr algún tipo de imagen de otro planeta similar a la Tierra orbitando otra estrella. El reciente despliegue de telescopios espaciales capaces de detectar planetas similares a la Tierra alrededor de estrellas lejanas hace posible ahora centrar la investigación”, señala.

“De encontrar vida, incluso la más simple, en cualquier lugar, eso sería claramente uno de los mayores descubrimientos del siglo XXI. Sospecho que podría haber vida e inteligencia ahí fuera en formas que no podemos concebir. Y podría, por supuesto, haber formas de inteligencia más allá de la capacidad humana, tan lejos como nosotros lo estamos de un chimpancé”.


Autor: Niall Scott
Fecha Original: 25 de enero de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *