Lancet retracta formalmente un artículo de 1998 que vinculaba vacunas y autismo

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

vacuna

La revista médica The Lancet retiró el martes un estudio de 1998 vinculando el autismo con la inoculación contra la triple vírica infantil, un artículo que provocó protestas airadas y una duradera reacción contra la vacunación.

La revista británica dijo que estaba actuando bajo la luz de un juicio ético del Consejo Médico General de Gran Bretaña contra Andrew Wakefield, el investigador principal del estudio.

“Retractamos completamente este artículo del registro publicado”, dijo el editor de The Lancet en un comunicado publicado on-line.

El artículo de 1998 sugirió que podría haber una conexión entre el autismo y la vacuna de triple vírica para sarampión, rubeola y paperas. Otros expertos insistieron en que las afirmaciones eran falaces, pero muchos padres británicos quedaron profundamente alarmados y rechazaron vacunar a sus hijos.

La bajada se ha recuperado completamente en la actualidad y como resultado ha habido un aumento en el sarampión, dejando en riesgo las jóvenes vidas no protegidas, dicen los doctores.

El miedo sobre las vacunas también llegó a Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda.

En 2004, 10 de los 13 autores del artículo se distanciaron de parte del estudio, publicando lo que llamaron una “retractación de una interpretación”.

En la resolución del pasado jueves, el Consejo Médico General atacó a Wakefield por métodos de investigación “poco éticos” y por mostar un “cruel desprecio” por los jóvenes que usaba en sus pruebas.

Incluían procedimientos invasivos tales como colonoscopias y punciones lumbares para las que no había logrado aprobación ética, y tomar muestras de sangre de niños en la fiesta de cumpleaños de su hijo con pagos de cinco libras (ocho dólares, seis euros).

Wakefield también fue acusado de engañoso, deshonesto e irresponsable en la forma en que presentó la investigación.

La audiencia de dos años y medio fue una de las más largas en la historia médica británica.

“Siguiendo el juicio del Panel de Adecuación a las Prácticas del Consejo Médico General del Reino Unido del 28 de enero de 2010, está claro que varios elementos del estudio de 1998 llevado a cabo por Wakefield et al son incorrectos, contrarios a las conclusiones de la investigación previa”, dijo The Lancet.

El estudio original observó a 12 niños entre 3 y 10 años que habían sido remitidos desde el departamento de gastroenterología pediátrica del Real Hospital Libre de Londres. Tras unos inicios de su vida sin problemas, desarrollaron la una enfermedad intestinal y una regresión en el desarrollo, incluyendo pérdida de habilidades de comunicación.

El estudio sugería que podría haber una “posible relación” con la vacuna triple vírica, administrada sobre los 18 meses y de nuevo a los 4 años, y dijo que se necesitaría más trabajo para confirmar este “síndrome”.

En paralelo a las implicaciones médicas del temor, se ha producido un debate sobre si una de las revistas médicas más prestigiosas debería haber publicado el artículo, restringirlo con avisos más claros o retractarlo antes cuando se empezaron a conocer los primeros fallos.

A pesar del escándalo, Wakefield sigue siendo un héroe para algunos padres de niños con autismo, que lo presentan como víctima de una caza de brujas.

El autismo es el término para un conjunto de condiciones que varían desde una pobre interacción social a conductas repetitivas y un absoluto silencio. La condición es rara pero parece afectar de forma predominante a niños. Sus causas son debatidas acaloradamente.

Las teorías varían desde una exposición en el vientre materno a la hormona masculina de testosterona, factores ambientales tras el nacimiento y factores genéticos, incluyendo mutaciones “esporádicas” o accidentales en oposición a las heredadas que se pasan a través de las generaciones.


Autor: Richard Ingham
Fecha Original: 2 de febrero de 2010
Enlace Original

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *