Los astrónomos descubren estrellas frías en el espacio cercano

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Pareja de enanas marrones

Un equipo internacional, liderado por astrónomos de la Universidad de Hertfordshire han descubierto lo que podría ser el cuerpo sub-estelar más frío fuera de nuestro Sistema Solar. Usando el Telescopio Infrarrojo del Reino Unido (UKIRT) en Hawai, se ha hecho el descubrimiento de un objeto que técnicamente se conoce como una enana marrón. Los hallazgos del equipo se han aceptado para su publicación en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Lo que ha entusiasmado a los astrónomos son sus peculiares colores, que lo hacen parecer muy azul o muy rojo, dependiendo de qué parte del espectro uses para observarlo.

El objeto se conoce como SDSS1416+13B y está en una amplia órbita alrededor de una enana marrón algo más brillante y cálida, SDSS1416+13A. El miembro más brillante del par se detectó en luz visible por el Estudio del Cielo Digital Sloan. Por contra, SDSS1416+13B sólo se ve en luz infrarroja. El par se sitúa entre 15 y 50 años luz del Sistema Solar, lo cual es bastante cerca en términos astronómicos.

“Parece que es la cuarta vez en tres años que el UKIRT bate el récord del descubrimiento de la enana marrón más fría conocida, con una temperatura estimada no muy por encima de los 200 grados Celsius”, dijo el Dr. Philip Lucas de la Escuela de Física, Astronomía y Matemáticas de la Universidad de Hertfordshire.

“Tenemos que tener cuidado con ésta debido a que sus colores son tan diferentes de todo lo que hemos visto antes, que realmente no la comprendemos bien aún. Incluso si resulta que la baja temperatura no es el récord, los colores son tan extremos que este objeto mantendrá ocupados a bastantes físicos intentando explicarlo”.

SDSS1416+13B se observó por primera vez por parte del Dr. Ben Burningham de la Universidad de Hertfordshire como parte de una búsqueda dedicada de enanas marrones frías en el Estudio del Cielo Profundo Infrarrojo de UKIRT (UKIDSS). El objeto parecía mucho más azul que cualquier otra enana marrón en las longitudes de onda del infrarrojo cercano. Un espectro del infrarrojo cercano tomado con el Telescopio Japonés Subaru en Hawai demostró que es un tipo de enana marrón conocida como enana T, la cual tiene grandes cantidades de metano en su atmósfera, pero con características peculiares que incluyen un gran hueco en ciertas longitudes de onda.

El Dr. Burningham pronto observó que una estrella más brillante anteriormente observada (SDSS1416+13A) que aparecía cerca en la imagen del descubrimiento de UKIDSS también era una enana marrón. La miembro del equipo, la Dra. Sandy Leggett, del Observatorio Géminis, usó entonces el Telescopio Espacial Spitzer para investigar SDSS1416+13B en longitudes de onda mayores. Midió su color en las longitudes de onda del infrarrojo medio, las cuales se piensa que son los indicadores de temperatura más fiables, y encontró que es la enana marrón más roja conocida en esas longitudes de onda por un buen margen. La comparación con los modelos teóricos de las atmósferas de enanas marrones proporcionaron una temperatura estimada de unos 500 Kelvin (227 grados Celsius).

“El hecho de que sea la compañera binaria de una enana marrón más cálida que también tiene un espectro inusual nos ayuda a rellenar algunos huecos en nuestra comprensión”, dice el Dr. Burningham. “Parece probable que ambas enanas marrones sean pobres en elementos pesados. Esto puede explicarse si son muy viejas, lo que también encaja con la baja temperatura de la compañera más tenue”.

Demasiado pequeñas para ser estrellas, las enanas marrones tienen masas menores que las estrellas pero mayores que los planetas gigantes gaseosos como Júpiter. Debido a su baja temperatura, estos objetos son muy tenues en luz visible, y se detectan por su brillo en longitudes de onda infrarrojas. Originalmente se las conocía como “enanas marrones” mucho antes de que se descubriesen, para describir la idea de cuerpos fríos, tenues y más rojos que las estrellas enanas rojas, con el color marrón representando la mezcla de rojo y negro.


Autor: Robert Massey
Fecha Original: 29 de enero de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *