El desconocido descubridor de los rayos cósmicos

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Pacini

El físico austriaco Victor Hess recibió el Premio Nobel por el descubrimiento de los rayos cósmicos, pero una nueva traducción del trabajo de un científico italiano poco conocido indica que no estuvo sólo en el descubrimiento.

La historia de la ciencia está salpicada de injusticias y hoy, Alessandro De Angelis, de la Universidad de Udine en Italia, esboza otra asociada con el descubrimiento de los rayos cósmicos.

Hoy, la persona a la que se le da el crédito de haber descubierto los rayos cósmicos, es el físico austriaco Victor Hess. En la primera parte del siglo XX, la gran cantidad de radiación ionizante en la atmósfera terrestre provocó muchos quebraderos de cabeza.

Los físicos de todo el mundo supusieron, naturalmente, que el origen de la radiación era la corteza de la Tierra, pero quedaron desconcertados por las medidas que parecía demostrar que los niveles de radiación aumentaban conforme se subía en la atmósfera.

Hess desarrolló una técnica para medir los niveles de radiación con una precisión mucho mayor y voló él mismo junto a con su dispositivo en un globo hasta una altitud de unos 5 kilómetros para tomar medidas. Los datos revelaron que los niveles de radiación a 5 km eran el doble que a nivel del mar.

Hess concluyó acertadamente que la Tierra no podía ser la fuente de esta radiación, que más tarde se bautizó como rayos cósmicos.

Pero Hess no era el único que estaba trabajando en este problema. De Angelis señala que el científico italiano Domenico Pacini de la Agencia Italiana de Meteorología y Geodinámica, realizó el mismo descubrimiento a la vez con un método ligeramente distinto. En lugar de volar con sus aparatos de medida a dicha altura, Pacini los colocó en una caja de cobre y los sumergió en las saladas aguas de la Bahía de Livorno.

Encontró que la intensidad de la radiación bajo el mar era significativamente menor que en la superficie, y concluyó, como Hess, que no podía proceder de la Tierra. De Angelis incluso ha desenterrado el artículo en el que Pacini publicó su trabajo y ofrece su primera traducción al inglés en arXiv.

De Angelis señala que ambos hombres eran conscientes del trabajo del otro, pero que sus legados científicos son muy dispares. “Mientras que Hess es recordado como el descubridor de los rayos cósmicos, el descubrimiento simultáneo de Pacini es olvidado por la mayoría”, comenta.

Google confirma esta aseveración con una dolorosa ignominia. Mientras que al teclear la frase “Victor Hess” en el motor de búsqueda se obtienen unos 900 000 resultados, al hacer lo mismo con “Domenico Pacini” sólo se reciben 90 000, el primero de los cuales es la pregunta “¿Quiso decir: Domenico Pacitti?”.

No es difícil entender por qué. Pacini falleció en 1934. Dos años más tarde, el Premio Nobel de Física (que no puede otorgarse de manera póstuma) fue otorgado a Hess por su trabajo en el descubrimiento de los rayos cósmicos.


Artículo de Referencia: arxiv.org/abs/1002.1810: Penetrating Radiation At The Surface Of Water

Fecha Original: 12 de febrero de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *