La búsqueda de genomas extraterrestres

ADN

Las iguanas de las Islas Galápagos han evolucionado muchas características únicas debido a su aislamiento de las iguanas continentales. Debido a que no pueden nadar grandes distancias, los biólogos creen que las primeras iguanas de las Galápagos llegaron en balsas naturales hechas de vegetación.

Lo mismo puede haber sucedido en el océano espacial. Algunos investigadores especulan que la vida en Marte – si es que hay – puede estar compuesta de “especies isla” que fueron llevadas desde la Tierra en meteoritos interplanetarios.

O tal vez ambos planetas fueron sembrados con vida desde un “continente” aún más lejano.

“La Tierra puede no ser el centro del universo basado en el ADN”, dice Gary Ruvkun, profesor de genética en la Escuela de Medicina de Harvard y el Hospital General de Massachusetts.

La idea no es demasiado descabellada. Ya tenemos pruebas de que algunas moléculas biológicamente importantes, tales como los ingredientes de los aminoácidos, son transportadas por cometas. Y sabemos que hace alrededor de 3500 millones de años, los impactos de meteoritos a menudo sacaban rocas de la superficie de la Tierra y las lanzaban al espacio.

Los microbios y/o biomoléculas pueden haberse dado una vuelta en estas “balsas” cósmicas.

Para probar esta teoría – conocida como panspermia – Ruvkun y sus colegas han iniciado un proyecto conocido como Búsqueda de Genomas Extraterrestres (SETG, juego de palabras con SETI). Están ensamblando un instrumento que podría ir a Marte y analizar muestras de terreno o hielo buscando la presencia de ADN. Si el dispositivo encuentra algo, podría entonces analizar el código genético para ver si los “marcianos” están relacionados con nosotros.

Un prototipo de SETG tendrá sus primeras pruebas de campo este año con el patrocinio del programa de Instrumentación Científica y Tecnológica en Astrobiología de la NASA.

Detección de ADN

Algunos defienden que es demasiado pronto para estar pensando en ADN marciano.

“Si hubiese otros signos de vida, más específicamente biomasa, aplaudiría el análisis de ADN”, dice Norman Pace de la Universidad de Colorado en Boulder. “Sin siquiera trazas de biomasa, hablar de secuencias de ADN me parece demasiado prematuro”.

Pero Ruvkun defiende que la técnica de su equipo puede detectar una única molécula de ADN en una muestra, mientras que otras pruebas biológicas – tales como identificar los constituyentes químicos con espectrometría de masas – no son tan sensibles.

“Es muy difícil detectar una única molécula con un análisis químico”, comenta Harry Noller de la Universidad de California en Santa Cruz. “Pero puedes amplificar de forma única el ADN”, por lo que se destaca claramente una señal.

ADN inmutable

Para amplificar pequeñas trazas de potencial ADN alienígena, Ruvkun y sus colaboradores han buscado una hebra de ADN que probablemente fuese conservada tanto en los terráqueos como en los marcianos.

Creen que esta hebra común debería estar en el gen de ARN ribosómico 16S, el cual es vital para el proceso de creación de proteínas en las células. Este gen tiene regiones de sus secuencias que apenas han cambiado a lo largo de miles de millones de años de evolución.

Para abreviar, segmentos cortos de la secuencia de ARN ribosómico 16S son exactamente iguales en las más de 100 000 especies de las que se han analizado hasta ahora sus genes ribosómicos.

“No hay forma de tener una mutación aquí y vivir para contarlo”, dice Noller, que no es parte del equipo de SETG.

Como consecuencia, cualquier marciano que comparta nuestra herencia genética presumiblemente portará el gen de ARN ribosómico 16S con las mismas partes conservadas que todos los terráqueos.

Un cebo para la vida

La estrategia propuesta para el instrumento SETG es recibir una muestra marciana y añadir pequeños extractos del gen de ARN ribosómico 16S como “cebos” para la replicación de ADN. Si la muestra contiene ADN y si parte de ese código genético de ADN encaja con el cebo, entonces un conjunto de reacciones químicas producirán un millón de copias aproximadamente del ADN de la muestra.

El ADN amplificado puede detectarse mediante marcadores especiales, y pueden secuenciarse partes de su código para identificar qué tipo de vida es la propietaria de este ADN.

Si la muestra estuviese contaminada por ADN terráqueo, entonces los investigadores de SETG serían capaces de reconocer las firmas en el código secuenciado que señalarán si la contaminación procede de un humano, una bacteria o cualquier otra cosa que nos sea familiar.

Pero si nada de la Tierra encaja con la secuencia observada, Ruvkun y sus colegas afirmarán haber encontrado a nuestros primos marcianos perdidos hace tiempo.

Ruvkun y sus colegas han construido un prototipo de su analizador de ADN y están en proceso de calibrado. El equipo viajará al volcán Copahue en Argentina, que stá considerado como uno de los entornos más parecidos a Marte en la Tierra. Allí probarán si el prototipo puede secuenciar ADN de algunos de los abundantes microbios que viven en la ácida ladera del volcán.


Autor: Michael Schirber
Fecha Original: 16 de febrero de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (9)

  1. El Universo lleno de pequeños espermatozoides que pululan por las galaxias hasta colarse en óvulos del Cosmos (planetas). Suena bonito. Podría ser una forma natural de expandir la vida. Lo que no veo claro es lo de la panspermia dirigida y “nuestra obligación moral”… ¿obligación moral de generar vida más allá de nuestro planeta u obligación moral de que esa vida sea igual a la nuestra? Yo diría que la obligación moral sería más bien no mezclar churras con merinas.

    Por cierto, me encantaría saber los requerimientos técnicos para proceder a esa panspermia dirigida. ¿Alguien tiene alguna hipótesis?

    Saludos.

  2. Goooooooor

    Apuntar bien bien bien y esperar a que entre, en la atmósfera del afortunado, sin que se dañe el envoltorio, de la cápsula, antes de que fecunde, algo. No se que, pero algo. Pero tampoco a la brava, intentando acertar en algún sitio… xD
    Me rio por no llorar.

  3. Leviatán

    Pues un buen candidato para probar el prototipo podría ser, precisamente, el meteorito Murchison que ayer pareció de nuevo en las noticias. Y si eso no da resultado que le tomen una muestra a Chuck Norris, para estar seguros :-)

  4. Jurl

    Por el amor de Dios (en boca de un ateo xD), ¿pero cómo se pueden columpiar de esta manera y pretender que la molécula del ADN es un lugar común de la vida? Lo es en la Tierra, donde todos los seres vivos descienden de uno que la tuvo, pero a saber los otros experimentos que se quedaron por el camino…

    Y por cierto, lo que falta por saber del ADN…

  5. me parece muy buena idea hacer este esperimento. igual la tecnologia del analizador de ADN robotico sera de muy buena utilidad.
    con que dudo que encuentren el cachito de ADN 16S en marte. pero es bueno que busquen evidencias que refuten o apoyen la panspermia.

    mm no creo que haya panspermia dirigida. ¿por que seriamos tan afortunados? apoyo la idea de una panspermia natural.

  6. Apodemus

    Creo que estoy plenamente de acuerdo con Norman Pace, y considero inútil intentar encontrar ADN allí donde no se ha hallado ni trazas de boiomasa. Me parece altamente especulativo todo este tema, y además me gustaría precisar dos cosas:
    Primero, me parece muy acertado el título del artículo: “La búsqueda de genomas extraterrestres”.
    Segundo, al igual que otros muchos medios de comunicación, el artículo utiliza incorrectamente el término “CÓDIGO GENÉTICO”, ya que lo coloca como sinónimo de genoma, que es algo completamente distinto. En la Tierra sólo existe un código genético, que es el mismo para todos los seres vivos. En cambio existen tantos genomas como especies. Debariamois tener presente que genoma es el conjunto de genes de una célula o de una especie. Mientras que código genético es la relación entre la asecuencia de nucleótidos en el ADN y la correspondiente secuencia de aminoácidos en la proteina, codificados por dichos nucleótidos, a razón de un triplete de nucleótidos, o se a un codón, o más de un codón, porque hay sinonimias, para cada aminoácido. Existen 64 codones posibles, dee los que 61 codifican a los 20 ainoácidos proteicos. Por ejemplo, el codón AUG(Adenina Uracilo Guanina codifica al aminoácido Metionina).

  7. Hector

    Parece mentira
    Hola quisieraa opinar también.
    me parece sensata la búsqueda, estoy en desacuerdo con Apodemus, nadie esta buscando elefantes blancos… se buscan trazas de vida. y cualquier lado es bueno incluso en la tierra…
    Se cree que el código genetico se creo(?) muy temprano en la vida, NEDIE TE ASEGURA QUE SEA EL UNICO CÓDIGO EXISTENTE. De hecho se ha hecho ingenieria para leer en cuartetos de nucleotidos, esto daría 256 codones para sintetizar proteinas que no existe ni imaginamos aun.
    Ya se, es el mismo codigo, pero es una variación que puede ser funcional, porque no buscar esta u otras posibilidades de variación…
    Piensa esto…
    1.-Casi todo el carbono y el agua que existe en la tierra proviene de asteroides y cometas.
    2.-La fotosintesis utiliza propiedes cuanticas del fotón, ¿como es posible?
    por la misma razón que se buscó este codigo y no otro.
    aqui se menciona claro, intenta mutar el gen de ARN ribosómico 16S y estas muerto. quieranlo o no la linea es directa hasta antes de la invencion del codigo.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *