¿Deberían volver los humanos a la Luna?

Cohete Delta-II

Cuando los planes de la NASA para volver a llegar a astronautas a la superficie de la Luna se enfrenta a su cancelación, aún sigue habiendo razones para volver, dicen los investigadores.

La reciente y drástica confirmación de agua allí, pone el foco sobre cómo las respuestas de la Luna podrían arrojar luz sobre la historia de la vida en la Tierra. También sugiere que los recursos de la Luna podrían ser de ayuda como puesto avanzado en el espacio.

“Es irónico que estemos tratando de abandonar la Luna en el mismo momento en que parece más atractiva de lo que pensábamos que era”, dijo el geólogo lunar Paul Spudis del Instituto Lunar y Planetario de Houston.

La NASA declinó haber comentarios debido al actual debate sobre el futuro de su programa espacial de vuelo humano.

Los misterios de la Luna

Las rocas que se han recolectado en la Luna hasta el momento no son más que adornos en un museo. Yendo a la Luna, “desarrollamos una visión completamente diferente de cómo funciona la evolución y la historia de la vida en la Tierra que llegaron de un campo totalmente diferente”, dice Spudis.

Por ejemplo, después de que las misiones Apolo fuera a la Luna, descubrieron que los impactos de meteoros que salpicaban su superficie podían dejar tras de sí cuarzo de impacto y otras firmas físicas y químicas.

“Esto parecía bastante esotérico, y no parecía tener ninguna aplicación práctica, hasta que encontramos pruebas de granos de cuarzo de impacto en el límite Cretácico-Terciario, el cual coincide con el evento de extinción masiva que acabó con los dinosaurios”, explica Spudis. “Se encontraron altos niveles de iridio en el límite, pero algunos dijeron que podría deberse a la actividad volcánica. El cuarzo de impacto es lo que demostró en realidad el impacto, y fue totalmente inesperado”.

La Luna podría contener otros secretos referentes a nuestro mundo, incluyendo trozos de la Tierra. Toneladas de rocas que salieron despedidas del planeta por lo impactos de meteoros pueden perfectamente haber aterrizado en la Luna, portando secretos no sólo de las primeras etapas de la Tierra, sino incluso posiblemente fósiles microbianos. “Las historias de la Luna y la Tierra están estrechamente ligadas, y una ilumina a la otra”, comenta Spudis.

La Luna también sirve como ventana “al pasado lejano de todos los planetas terrestres — Mercurio, Venus, la Tierra y Marte”.

Por ejemplo, “hay lo que parece que son orificios en la superficie lunar – tienen zonas extremadamente jóvenes que virtualmente no tienen cráteres de impacto sobre ellos”, dice Spudis. “¿Significa eso que hay volátiles soplando desde las profundidades?”

Un telescopio en la cara oculta de la Luna podría detectar señales imposibles de ver en la Tierra o incluso en una órbita cercana.

“Usaría la Luna como escudo contra el ruido de radar de la Tierra, y por supuesto, no hay una atmósfera que interfiera con sus observaciones”, señala Spudis. Los científicos han pensado que tal telescopio podría ver luz extremadamente débil procedente de las misteriosas primeras etapas del universo.

Y la falta de aire de la Luna podría arrojar luz sobre otros cuerpos sin atmósfera en el Sistema Solar.

“Tenemos muestra de la Luna que pueden decirnos cosas sobre el mismo tipo de clima espacial procedente del viento solar y los micrometeoritos que sufren los asteroides”, comenta Taylor.

Vida fuera de la Tierra

La Luna no es sólo interesante por amor a la ciencia. También puede ser crítica para la vida fuera de la Tierra.

“No se trata de construir una base en la Luna de forma que podamos ir allí y realizar geología lunar, sino aprovechar el material y los recursos energéticos que hay allí para crear una presencia humana sostenible”, señala Spudis. “Si hay algún uso para el vuelo espacial humano, éste es crear una presencia sostenible fuera de la Tierra. Si no haces eso, también se podrían enviar máquinas”.

El agua en los polos de la Luna es útil no sólo como soporte para la vida, sino para fabricar combustible para la nave espacial, señala. Además, los polos pueden también ser hogar de áreas con luz solar permanente.

“En el ecuador de la Luna, se puede pasar de 14 día de luz a 14 de oscuridad”, dice Spudis. “Eso no sólo significa que no se puede generar energía solar durante las horas de noche, sino también un descomunal cambio de temperatura que varía de 100 grados C a -150 grados C, lo cual puede ser duro para el equipo que llevemos allí. En las áreas siempre bañadas por la iluminación solar, se mantienen a unos -50 grados C, por lo que es más fácil controlar la temperatura”.

La Luna también está llena de combustible para la fusión nuclear en forma de helio-3, explica Taylor. “Hay una tremenda cantidad en el terreno gracias al viento solar procedente del Sol”, explica. “Y si lo haces de forma efectiva, logras no tener radiactividad”.

Por tanto, la Luna podría ser fundamental para aprender las lecciones necesarias para una vida prolongada en el espacio. “Tenemos que aprender cómo vivir en otros sitios, sean estos cuales sean”, dice Spudis.

Aunque el programa Constellation diseñado como el siguiente programa de vuelo espacial humano de la NASA está ahora en problemas, “no está aún muerto — el Congreso tiene aún que valorarlo”, comenta Spudis. “Pero ya vuelva el gobierno de los Estados Unidos o algún otro gobierno o industria privada, alguien algún día lo hará, porque tiene mucho más sentido volver que no hacerlo”


Autor: Charles Q. Choi
Fecha Original: 10 de febrero de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (20)

  1. Iván

    Lo que esta claro es que semejante proyecto no puede depender solo de una agencia y de un pais, aunque ambos sean los mas potentes en el campo, algo asi deberia ser un esfuerzo inernacional como la estacion espacial y no solo a nivel cientifico/tecnico, sino a que por una vez los politicos dejaran de mirarse el ombligo o a meses vista y vieran el rendimiento global de semejante proyecto y que esto se explicara bien a la sociedad para que entiendan que no es un capricho, es el futuro.

    • Adolfo

      ¡Hola Iván!

      La unión hace la fuerza. Por otra parte, un proyecto multinacional conjuraría el fantasma de los propósitos orientados a la guerra, si bien en el transcurso del emprendimiento sin duda habría iniciativas compatibles con propósitos reñidos con el lema pacífico presunto del mismo.

      Atentamente…

    • CLS

      Ay Ivan! Alma candida, poner de acuerdo a la sociedad, que lo unico que entiende es de “furbol”, “corason” y la vida de los vecinos? Hace falta un sobre-esfuerzo para poner de acuerdo a dos personas del mismo bloque de pisos, ya no te digo a un pais entero y ya no entramos en la situacion actual de este…

      Bromas aparte, se veia venir que lo iban a cancelar, por la situacion actual. Evidentemente si queremos asegurarnos un tanto por ciento algo alto de suprevivencia en caso de algun cataclismo, es mas que primordial que empezmos YA con el tema de la exploracion espacial, que suerte hemos tenido hasta el momento, pero claro… hay guerras y soldados que mantener, por poner un ejemplo mundano.

      Al final habra una alianza USA-EU y China-Rusia, en eso le doy la razon a Jurl.

      Lo mismo de siempre, no hay dinero para proyectos de ciencia pero si para minar y bombardear un pais… el ser humano, ese gran desconocido!

  2. Jurl

    Bueno, los chinos que están con su programa oficial de propaganda, van a colocar su propia estación espacial en órbita y se la van a restregar por la cara a los americanos, junto con lanzamientos periódicos de astronautas (o taikonautas, como se pone de moda llamarlos). EEUU no va a tener ningún lanzador, ni público ni privado, así que supongo que se impone una alianza UE-Rusia-USA, a no ser que los rusos se acaben hartando (que muy bien podría ser) y la alianza la monten con los chinos. Yo no le veo utilidad ninguna a enviar personas a la Luna, está lo bastante cerca como para enviar equipos robot incluso por control remoto directo (sí, 2,5 s de demora, pero es asumible si se gestiona bien). Ahora, si a los chinos les da por la payasada de ir a plantar su banderita… xDD

  3. astro977

    pienso que la cancelación del programa Constellation(que tiene que ser ratificado por el congreso),es una buena noticia para todas las personas que queremos ver la llegada del ser humano a Marte antes de finalizar este siglo,ya que de llevarse a cabo el mencionado programa la mayor parte de los recursos científicos y económicos se hubieran dirigido para establecer una base en la Luna dejando a Marte en un segundo plano para ser estudiado solamente por sondas robóticas es hora de utilizar los recursos del programa Constelation para desempolvar algunos proyectos para la puesta del ser humano en Marte como el Mars Direct propuesto por el ing aeroespacial Robert Zubrin que preveia la realizacion de la hazaña a un costo relativamente bajo de 55 mil millones de dolares y tambien hay que darle apoyo a los nuevos sistemas de propulsión espacial como el desarrollado por el costarricense Franklin Chang Díaz para acortar el viaje a Marte de 6 meses a unos 2 meses y desarrollar escudos de protección para proteger a una hipotética tripulacion de la peligrosa radiación del espacio,esta es mi opinión,un saludo.

  4. kike

    Pues en mi opinión sería muy conveniente el asentamiento del hombre en La Luna; más que nada para aprender a vivir en el espacio, investigar y desarrollar diferentes técnicas que nos vendrían muy bien posteriormente; eso sin contar que el poseer una base donde poder repostar las naves serviría de mucho a la futura colonización de Marte; su falta de atmósfera abarataría enormemente los costes (una vez se contara con infraestructura suficiente) y permitiría lanzar naves mucho más grandes y pesadas. Y no hace falta hablar del aspecto biológico, los cambios que sufre el cuerpo humano en el espacio, tema cuya investigación se encuentra aún muy atrasada.

    Está claro que todo eso cuesta muchísimo dinero, pero si se quiere continuar con la exploración espacial no veo otro modo más lógico y rentable.

  5. ama10-3

    Nuestro querido Mundo está mucho más desquiciado de lo que yo pensaba hasta ahora…

    Y no por la infeliz idea de los Chinos de crear su propia Estación Espacial, en lugar de poner algo de sensatez en el Gobierno de su Casa…

    Tampoco por el abandono por parte de EE.UU. de su ‘apresurada’ conquista lunar con unos precarios medios de transporte…

    El apresuramiento sólo conduce a éxitos a medias… o al fracaso y, en estos temas, no sólo está en juego el prestigio científico sino que, además, hay vidas humanas en juego.

    Con ello quiero decir que no se puede empezar ‘la casa por el tejado’, y la prueba evidente de lo que digo está en la pronta retirada de las actuales, peligrosas y ya obsoletas Lanzaderas Espaciales.

    No seré yo quien diga el que deba hacerlo, si los Estados o la iniciativa privada, pero antes de plantearse nuevas Epopeyas extraterrestres creo firmemente en la necesidad de estudiar, probar y construir nuevas naves que, usando la energía más adecuada, sean capaces de despegar, vencer la gravedad terrestre o del cuerpo astral de turno sin exponerse al desastre y regresar a casa sin tenernos en vilo tanto al ‘salir’ como al ‘llegar’.

    Sólo cuando dispongamos de naves seguras y eficientes podremos soñar con la conquista de espacios fuera de nuestro Planeta… algo que me gustaría llegar a ver, claro, aunque lo dudo mucho al paso que vamos.

    Un afectuoso saludo de l’Amadeu.

    • Totalmente de acuerdo ama10-3, estas cuestiones son tan complejas que, no cabe duda que lo mejor es ir sobre seguro. De todas las maneras, lo que nos dice el compañero Kike es muy racional. De ir a alguna parte, ¿dónde mejor que a la Luna? y, desde ella, después de unos años de entrenamiento aprendiendo de las muchas dificultades que se presentarán, poder partir hacia empresas mayores como Marte, Titán, Europa y otros destinos que, pasado el tiempo necesario, tenemos pendientes en nuestra agenda espacial.

  6. ¡La Luna! ¿Quién puede concebir la Tierra sin que en su mente aparezca la imagen de su “inseparable” compañera? La Luna, sin lugar a ninguna duda, ha sido el astro más observado por los Astrónomos (tanto profesionales como aficionados) de nuestro planeta. En la antigüedad y hasta mediados del siglo XX los principales Astrónomos y los mejores Observatorios apuntaron hacia ella sus telescopios y centraron en ella parte de sus investigaciones.

    Hoy podemos decir (dentro de un margen razonablemente limitado) que, conocemos la Luna casi tan bien como nuestra propia casa y, desde luego, hemos estado en ella, pisado su suelo y examinado materiales que el hombre trajo a la Tierra para saber de qué estaba conformada.

    En 1969, la llegada del hombre a la Luna pareció culminar la etapa de exploraciones y, a partir de ahí, poco tiempo después, casi todo el mundo se olvidó de ella. ¿Quién podía pensar que en el polvoriento satélite quedaba algo por descubrir con su apariencia inerte?

    En 1996 y gracias a la sonda Clementine de la NASA, cuyas fotografías dieron un vuelco a nuestra concepción lunar. La nave aportó pruebas de que en el cráter Aitkin, que se halla en el polo sur de la Luna, existe hielo. Esto es, que en el lugar más árido que se conoce del Sistema solar hay agua. Después de eso, lo recordamos por ser reciente, también en la cara oculta se ha encontrado hielo.

    A mí me pasa como al compañero astro977 que suspira porque vayamos a Marte. Sin embargo, la cuestión no es fácil de decidir, ya que, las ventajas que la Luna nos podría proporcionar como Base para proyectos más ambiciosos, nunca los podrá ofrecer el planeta Marte (al menos en un futuro próximo). La Luna, con sus materiales y sus posibles depósitos de agua, ofrece la posibilidad de instalarnos allí y construir un complejo desde el que partir hacia las regiones más alejadas del Sistema Solar.

    El viaje a Marte (que es toda una ilusión por lo que allí podríamos descubrir, seguramente hasta vida y agua líquida en su subsuelo de pasado volcánico), por el contrario, ni sería tan´”cómodo” (por la cercanía) ni tan accequible y, desde luego, mucho más peligroso para los astronáutas. Y, si nos ponemos a soñar, sería difícil elegir entre Europa, Encelado o Titán, todas ellas lunas de grandes promesas.

    Está claro que cualquiera, incluso un profano, que observe las fotografías obtenidas en 1976 por la nave Viking de la sima Candor o de Ophir Chasma, ambas del Valles Marineris, tendrá ante sus ojos la prueba de que la historia de Marte no nos habla de un planeta estéril. Valles Marineris es, de hecho, el más complejo entramado de cañones fluviales de todo el Sistema Solar, ya que tiene una longitud de 4 100 kilómetros, una anchura próxima a los 500 y puntos en los que la profundidad llega a los cuatro kilómetros.

    Aunque en sus agrestes formas parece haber intervenido los movimientos internos de la corteza marciana, se da por hecho que fue el agua el verdadero agente que modeló lo que podríamos considerar como uno de los más bellos y extensos “parques nacionales” de todo el Sistema solar.

    Bueno, mi pasión por el planeta Marte, lo que pudo ser en el pasado y lo que actualmente podríamos hallar allí, me desvió del verdadero objetivo propuesto, si viajar a la Luna o viajar a Marte. Por mi parte, sopesando las razones para elegir el uno o el otro viaje…no se que determinación tomar. La Luna, como he dicho, podría ser más rentable a corto plazo pero…¡ir a Marte!

    ¡¡No deberían ponernos ante tales encrucijadas!!

  7. se tendra que salir de la tierra tarde o temprano. por el futuro de la humanidad. la gente nobe eso ya que hay una apatia social grave

    ademas la tecnologia y ciencia que se puede desprender en volver a la luna. seria muy buena. principalmente la del telescopio.

  8. Los recuerdo tres cosas que no se entreven ni en el artículo ni en los comentarios

    1) Tenemos serias dificultades para mantener a un par de astronautas a 400 km de altitud en la ISS cuando en 2010 algunos creían en la posibilidad de estaciones lunares y viajes a los confines del Sistema Solar
    2) Las dosis de rayos de cósmicos son potencialmente dañinas para estancias prolongadas en el espacio.
    3) Si lo que queremos es aprender, las misiones automáticas generan muchos más datos por euro gastado que la misiones humanas.

    Enviar seres humanos por ahí parece una idea bonita cuando nos imaginamos algo tipo star trek, pero la realidad desgraciadamente es mucho más tosca. Veo mucho más probable que nuestros pasos por otros mundos consistan en paseos por entornos de realidad virtual alimentados con las imágenes proporcionadas por sondas automáticas. La experiencia será menos peligrosa e incluso probablemente más enriquecedora.

  9. tomasjos

    Pedro, si la humanidad no consigue nuevos recursos para compensar los que hemos agotado en la Tierra, no tardaremos demasiado -en escala de la historia humana- en extinguirnos. Es una cuestión de supervivencia de la humanidad a largo plazo. Y la supervivencia de la humanidad es el asunto más importante que existe.

    • Jurl

      Eso te lo sacas tú de la manga. Los recursos además, siguen por aquí, que hemos llenado todo el planeta de mierda. El cobre en vez de estar concentrado en sus menas, se ha desparramado por todas partes, incluyendo vertederos y el aumento de los iones solubles en el ciclo del agua, por poner un ejemplo. Lo que hemos hecho es aumentar la entropía de las cosas antes de tiempo. No vamos a encontrar recursos baratos como los que ha habido hasta ahora, porque no se pueden traer del V Pino y pretender que salgan gratis (ir a buscarlos y extraerlos, vamos). Es este modelo de sociedad, demencial, paleta e ignorante (a pesar de servirse de la ciencia, más bien de la tecnología) la que está poniendo en peligro la supervivencia de la especie humana. La especie humana ha sobrevivido más de 100 siglos con una tecnología de pacotilla.

  10. jose

    Si el hombre hubiera decidido seguir escudriñando la luna y haciendo mas presencia en ella, la posibilidad de colonizar marte estaria mas cercana. no se le ha dado el verdadero valor a ubicarce en la luna y crear bases estables o lanzaderas, posibles invernaderos, o quizas radares o zondas fijas de laboratorios lunares permannetes…en realidad pienso que hay mucho que hacer allá…

  11. Sagutxo

    Veo que hay muy buenos argumentos tanto a favor como en contra del tema. Pero me gustaría enfocarlo desde otro punto de vista. Somos una especie muy, muy, muy joven. No olvidéis que el Homo Sapiens lleva en este planeta desde hace unos 100.000 años, y el género Homo desde hace un par de millones. Incluso en ese corto (geológicamente hablando) periodo de tiempo, varias especies de Homo se han extinguido, hace bien poco los neanderthales (50.000 o incluso tan solo 20.000 años).

    Hay especies inferiores que han existido durante grandes periodos de tiempo o han evolucionado. Pero nosotros no somos mosquitos, ni cangrejos, ni cocodrilos. Cuanto más complejo es un ser vivo, más vulnerable es a cambios bruscos de su entorno. ¿Qué posibilidades de sobrevivir a un gran cataclismo tenemos?¿Qué expectativa de vida tenemos como especie?.¿Qué probabilidad hay de que sigamos el camino de muchas especies de dinosaurios?.

    El tema no es ir a la Luna o luchar contra la contaminación. Todo eso está muy bien, o muy mal… como vosotros queráis. Lo que es una necesidad es aprender a dominar el espacio y a sobrevivir allí. Porque, nos guste o no, la única posibilidad de aumentar nuestra posibilidad de supervivencia en el tiempo es dominar el espacio. No es una capricho, una quimera ni un despilfarro. Es una necesidad, algún día puede ser una necesidad vital.

    Y no es algo que podamos aprender a hacer de un día para otro. Si queremos estar preparados hay que empezar ahora. Es una trabajo en equipo que llevará decadas.

    Si hemos tenido éxito como especie es por nuestra capacidad de trabajar en grupo, en equipo. Y nuestra capacidad de expansión (destructiva muchas veces) y adaptación ha jugado también una baza importante.

    ¿Os imagináis un mundo sin América? Al igual que la tecnología naval que llevó al hombre a América no se inventó de la noche a la mañana, sino que costó siglos desarrollar y perfeccionar, lo mismo tendremos que afrontar respecto a la tecnología espacial.

    No podemos esperar a que el avance en tecnología espacial se posponga hasta que se resuelva tal o cual problema (contaminación, hambre, crisis económico o los miles de problemas que aquejan este mundo), porque problemas los ha habido y los habrá: no existe el mundo perfecto. Los Reyes católicos no esperaron a que terminaran los coletazos de la reconquista para financiar la expedición de Colón.

    Y tampoco podemos cambiar algunos de los rasgos fundamentales de la naturaleza humana, propia de los primates: su curiosidad innata, su expansionismo, su adaptabilidad. Esperemos que con el tiempo la Humanidad module mediante la racionalidad esos rasgos, en principio positivos, para no sufrir los efectos secundarios de los mismos: guerras territoriales, contaminación y crecimiento desordenado, casi vírico, distribución desigual de los recursos, etc…

    Empezemos a trabajar las habilidades espaciales ahora, porque si no tarde o temprano nos puede pillar el toro.

    SalU2

    • Paciencia amigo, el proceso de humanización está en marcha y, de momento, aún nos queda mucho camino por recorrer. Para cuando podamos decir que la palabra “humano” ya tiene un verdadero sentido, sólo estarán aquí nustros descendientes y, para eso, tendrán que pasar muchos, muchísimos años.

      Me entretengo en leer los interesantes comentarios de todos los compañeros y, desde luego, cada cual tiene su parte de razón. Sin embargo, hacer que se cumplan todos los deseos es casi imposible de una sola tacada. Con el tiempo necesario por delante, todo se andará. Y, desde luego la Luna, finalmente, tendrá su Base que será un puntal principal en el comienzo de otra etapa de la carrera espacial.

      Cuando hablamos de explorar los planetas o lunas que nos acompañan, no puedo evitar que el planeta Marte aparezca en mi mente. Sin embargo, ese será un objetivo científico de largo alcance para entender la formación e historia del Sistema solar.Su exploración está siendo el punto focal de las misiones planetarias y ofrece un escenario de esfuerzos conjuntos de paises y grupos de investigación. De todo ello, surge un gran arrastre científico y tecnológico.

      Son verdaderamente del máximo interés científico las las características físicas y químicas de la superficie marciana, la estructura de la atmósfera y conocer los acontecimientos que dieron lugar a su composición actual, la naturaleza e historia del clima de Marte y de los procesos que controlan sus cambios estacionales, la estructura interna de Marte y su historia y, desde luego, determinar de una vez por todas si en algún momento se pudo desarrollar en en el planeta hermano, alguna clase de vida.

      ¿Qué si hay vida en Marte actualmente? Bueno, a mí en particular no me cabe la menor duda de que, en el subsuelo del planeta, si tenemos en cuenta lo que sabemos de su pasado, alguna clase de vida microscópica tiene que haber.

      Claro que, como dice algún compañero, de momento serán las sondas las que nos den noticias de ese planeta y de otros, así como de las interesantes lunas que, con una riqueza inusitada, contiene nuestro Sistema Solar.

  12. qaz

    Si se mandan humanos a marte ¿podrán regresar? y si regresan ¿podrían sobrevivir de nuevo en la tierra?

  13. [...] ¿Deberían volver los humanos a la Luna? This page is wiki editable click here to edit this page. [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *