Luna de Saturno salpicada con efusivos geíseres

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Geíseres en Encelado

Como aspersores bajo la superficie, una serie de geíseres – más de lo que se pensaba anteriormente – están lanzando efusivamente hielo de agua desde unas grietas cerca del polo sur de Encelado, la helada luna de Saturno, según revelan unas nuevas imágenes.

Las imágenes recientemente publicadas por la nave Cassini de la NASA muestran los geíseres de Encelado con un detalle sensacional. Las imágenes captan un grupo de penachos anteriormente desconocidos junto con otros conocidos, y muestran que al menos uno ha perdido fuerza desde que la NASA miró por última vez a la luna.

Las nuevas imágenes fueron tomadas durante el sobrevuelo de Cassini del 21 de noviembre de 2009, e incluyen la mejor visión 3-D jamás lograda de una “raya de tigre” — una fisura que lanza partículas de hielo, vapor de agua y compuestos orgánicos. También muestran regiones de Encelado que no quedaron bien cartografiadas en sobrevuelos anteriores, incluyendo el área sur con patrones tectónicos circulares.

Tanto las columnas grandes como las pequeñas se ven saliendo de estas famosas rayas de tigre a lo largo del polo sur de Encelado. En un mosaico, creado por dos imágenes de alta resolución captadas por la cámara de pequeño angular, pueden verse 30 chorros. Más de 20 de ellos no habían sido identificados con anterioridad.

Fotografiando los chorros a lo largo del tiempo, los científicos de Cassini pueden estudiar la consistencia de su actividad.

“Este último sobrevuelo confirma lo que sospechábamos”, dice Carolyn Porco, líder del grupo fotográfico de Cassini en el Instituto de Ciencia Espacial de Boulder, Colorado. “El vigor de estos chorros individuales puede variar con el tiempo, y mucho chorros, grandes y pequeños, estallan a lo largo de las rayas de tigre”.

Los científicos también combinaron las imágenes en luz visible con los datos de calor para crear un mapa de un segmento de 40 kilómetros de la raya más larga, conocida como Baghdad Sulcus. El mapa ilustra el vínculo entre las fracturas de superficie geológicamente jóvenes y las temperaturas anormalmente cálidas que se han registrado en la región polar sur.

En estas medidas, los picos de temperatura a lo largo de Baghdad Sulcus superan los menos 93 grados Celsius, y pueden ser de hasta menos 73 grados C. Las temperaturas, consideradas cálidas para Encelado, probablemente son el resultado del calentamiento de los flancos de las fracturas por el vapor de agua ascendente más cálido, que impulsan los chorros de partículas de hielo de la luna.

“Las fracturas están heladas para los estándares terrestres, pero son un templado oasis en comparación con los gélidos 50 Kelvin de sus alrededores”, dijo John Spencer, miembro del equipo del espectrómetro infrarrojo de composición con sede en el Instituto de Investigación del Suroeste tambien en Boulder. “La enorme cantidad de calor que se vierte desde las grietas de rayas de tigre puede ser suficiente para fundir el hielo subterráneo”.

Algunos científicos de Cassini deducen que cuanto más altas sean las temperaturas en la superficie, mayor es la probabilidad de que estallen chorros desde el líquido.

El sobrevuelo del 21 de noviembre, que llevó a la nave a 1600 kilómetros sobre la superficie de la luna, fue el octavo encuentro con Encelado. Es el último vistazo a la superficie del polo sur de Encelado antes de que la región entre en 15 años de oscuridad, dicen los funcionarios de la NASA.

Y ahora que la misión Cassini ha sido extendida hasta 2017, con 11 sobrevuelos previstos sobre Encelado durante este periodo de extensión, hay muchas posibilidades de captar más imágenes de esta helada luna. La nave se lansó en 1997 y ha estado orbitando Saturno desde 2004.



Autor: Plantilla de SPACE.com
Fecha Original: 23 de febrero de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *