La evolución a largo plazo es algo más que una suma de mutaciones individuales

ADN

Investigadores del Centro de Regulación Genómica publican un trabajo en la revista Nature donde muestran que parte de la evolución es fruto de una combinación de dos mutaciones nocivas individuales. El estudio va más allá de la típica interpretación de la macroevolución y demuestra cómo las mutaciones deletéreas o nocivas, que a menudo se creía que no contribuían al proceso evolutivo, también pueden tener un papel importante en la evolución. Los investigadores han demostrado por primera vez la validez de la teoría de la evolución compensatoria que Kimura postuló hace 25 años.

Uno de los distintivos en la teoría de la evolución de Darwin es el hecho que considera la evolución como un proceso gradual causado por una acumulación consecutiva de mutaciones de pequeño impacto. La acumulación de estas mutaciones da lugar a órganos complejos y explica la gran diversidad de especies. Desde que los primeros pensamientos sobre evolución de Darwin pasaron a escala macroevolutiva, la transición “paso a paso” de una forma a otra fue sinónimo de su teoría. La Síntesis Evolutiva Moderna o Neodarwinismo unió la teoría de la evolución de Darwin con la genética mendeliana y la teoría de la genética de poblaciones, pero la idea de macroevolución entendida como una serie de pasos consecutivos continúa siendo el paradigma dominante.

La suposición subyacente de esta macroevolución “paso a paso” es que cada paso individual concede una ventaja adaptativa o, como mínimo, no es nocivo. Sin embargo, la teoría desarrollada por Motoo Kimura en el 1985 proponía una alternativa. Kimura consideró un caso de evolución compensatoria, donde la eficacia biológica depende a la vez de dos factores. Es decir, si cada gen tiene 2 alelos (1 copia en cada cromosoma), la contribución del alelo “A” para la eficacia biológica es positiva cuando se encuentra en ambos cromosomas y la contribución del alelo “a” es posible cuando “a” también se encuentra en los dos alelos. Así, los genotipos AA y aa dan una mayor eficacia biológica mientras que los genotipos Aa y aA tienen una menor eficacia. Como la eficacia biológica de Aa y aA es tan baja, sería imposible evolucionar de AA hasta aa por un simple paso de una mutación a no ser que haya dos mutaciones a la vez de A -> a. De todos modos, teniendo en cuenta la variabilidad de la población, Kimura demostró que la probabilidad de evolucionar de AA a aa es mucho mayor que la simple probabilidad de una doble mutación. Como la unidad evolutiva es toda una población, incluso podemos encontrar un genotipo nocivo durante un corto periodo de tiempo. Así, es muy improbable que una población presente AA uniformemente, ya que también podríamos encontrar algunos genotipos Aa y aA. Si tenemos una segunda mutación en cualquiera de los genotipos Aa o aA, tendremos un genotipo aa que no será nunca nocivo y que podría quedar fijado en la población. Así, la transición de AA a aa podría suceder sin haber tenido nunca el paso intermedio Aa o aA y, básicamente, evitaría un paso en la analogía “paso a paso” de la macroevolución.

En el trabajo de los investigadores del Centro de Regulación Genómica y de la Universidad de Michigan, se estudian la evolución compensatoria propuesta por Kimura en un segmento de la estructura secundaria de los ARN de transferencia mitocondrial (tARN). En este segmento, se consideraron los intercambios entre los pares de bases descritos por Watson y Crick (AU i GC) en estructuras secundarias del ARN mitocondrial y se observó que los estadios intermedios entre GU y AC parecían deletéreos (nocivos). Los resultados, que afectaban a las diferencias entre especies y también a las variaciones dentro de cada especie, les mostraban que el modelo de Kimura de evolución compensatoria era más consistente para explicar la evolución de esta molécula. Los intercambios compensatorios comprendían la mayoría de las sustituciones que encontraron en las estructuras del ARN mitocondrial. Así, los investigadores describen que todo un tipo de moléculas evoluciona no por la extendida y asumida teoría del “paso a paso” sino mediante un proceso en el que cada paso está formado por dos mutaciones individuales que son fijas en una sola acción. Kimura ya postuló esta teoría hace veinticinco años pero el trabajo de Kondrashov y colaboradores demuestra por primera vez la validez de esta teoría gracias al estudio del ARN mitocondrial. “A pesar de lo convincente del modelo Darwiniano de evolución “paso a paso”, parece que, como mínimo en el segmento de tARN que hemos estudiado, existe una mayoría de sustituciones que implican también una dinámica de poblaciones que permita a una población saltar hacia una mejor eficacia biológica” explican los investigadores.

“Nuestro trabajo muestra que es imposible describir la evolución a largo plazo de todo un grupo de moléculas (en nuestro caso, el ARN de transferencia mitocondrial) sin entender cómo los diferentes polimorfismos interactúan entre ellos en una misma población” afirma Fyodor Kondrashov, investigador principal del trabajo y jefe del grupo de Genómica Evolutiva del CRG. “Hemos visto que algunas mutaciones deletéreas no llevan necesariamente a un final evolutivo. Por el contrario, dos mutaciones deletéreas individuales pueden ser benignas cuando combinadas en un genoma dan lugar a nuevas vías de evolución para continuar adelante” explica Kondrashov.


Referencia bibliográfica: Margarita V. Meer, Alexey S. Kondrashov, Yael Artzy-Randrup & Fyodor Kondrashov (2010) “Compensatory evolution in mitochondrial tRNAs navigates valleys of low fitness”. Nature. DOI: 10.1038/nature08691.

Fecha Original: 24 de febrero de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (22)

  1. Leyendo el interesante artículo y el tema que se trata en él, no es de extrañar que sea precisamente a escala humana donde se dan las características más complejas del universo, las que se resisten más a rendirse ante los métodos tradicionales de la investigación científica. Realmente, es posible que seamos lo más complejo que pueda poblar el universo (y, al decir seamos, no me refiero a nosotros, los humanos en exclusiva, sino que englobo al resto de los animales terrestres y su diversidad, así como, a los posibles pobladores de otros mundos lejanos que, como nosotros mismos, tendrán conformaciones complejas difíciles de entender).

    La razón de estas complejidades, están situadas en las escalas más reducidas, entidades tales como los átomos se comportan individualmente de un modo relativamente sencillo en sus interacciones mutuas, y que las cosas complicadas e interesantes surgen cuando se unen muchos átomos de maneras complicadas para formar organismos tales como los seres humanos. Pero este proceso puede continuar indefinidamente y, cada vez, a medida que evolucionamos, puede ser más difícil entender nuestra propia evolución.

    Está claro que, el artículo de hjoy no todos estamos capacitados para una comprensión aceptable de su contenido pero, está claro que, la aparición del RNA representó un paso crucial en el origen de la vida y en su posterior evolución y las mutaciones que, a lo largo de los tiempos se han venido produciendo y, de una u otra manera, lo cierto es que, para nosotros, serán válidos los copnceptos de Darwin y los del Modelo de Kimura o la Teoría de Lyn Margulis. Todos llevan una parte de raz<ón y no podemos quedarnos con uno solo de esos caminos que han tenido un importante juego en la evolución de las especies.

    Sin entrar en detalles (ya llego tarde a la oficina) de estructura química, digamos simplemente que la génesis espontánea en algún "caldo primigenio" de una disposición molecular como el RNA desafía el sentido común químico. De hecho, hasta ahora ha desafiado el ingenio de los químicos.

    El RNA podría ser el primer fruto de la selección natural. En el artículo se habla del RNA mitocondrial y, de eso amigos, habría que hablar más largo y tendido, ya que, las mitocondrias son tan importantes en nuestras vidas como que, sin ellas, no estaríamos aquí. La simbiosis de los humanos con las mitocondrias vienen ya desde hace más de 1000 millones de años y, exponer aquí tan compja sociedad en cinco líneas no parece lo más adecuado.

    Aquí lo tengo que dejar por ahora, y, si el día y las ocupaciones me lo permiten, aquí estaré para ampliar mis ideas y las ideas que tuve la oportunidad y la suerte de captar de otros que sabían más que yo.

    Hasta luego amigos.

  2. marc

    “es posible que seamos lo más complejo que pueda poblar el universo”
    entiendo la idea de lo (d)escrito, pero aún así, a mí un agujero negro (con toda su salsa y toda su “soy capaz de “romper” el status del continuo tiempo”) me parece bastante mas complejo. eso y las partículas cuánticas “ahora estoy aquí, ahora allí y en realidad hace media hora que estoy a 300 km de aquí”.
    XD

  3. Hemos visto que, según los últimos indicios, no se conoce ninguna célula eucariótica que no posea en su linaje células que contengan mitocondrias. Este hecho sugiere claramente que las mitocondrias ofrecían a sus poseedores una enorme ventaja selectiva, ventaja que quizá fuera incluso vitalmente importante, de modo que todos los eucariotas primitivos que no adquirieron estos orgánulos fueron eliminados por la selección natural.

    Durante mucho tiempo se ha conjeturado que la protección contra la toxicidad del oxígeno constituía dicha ventaja. Esta explicación, que ya era la que defendía Margulis en su primera proposición de la teoría de la endosimbiosis, es coherente con la hipótesis, mencionada anteriormente, de que el envenenamiento por oxígeno eliminó a todos los eucariotas primitivos excepto a los que habían adquirido endosimbiontes.

    Sin embargo, aplicada a las mitocondrias esta explicación no se sostiene. Las mitocondrias, junto con las α- proteobacterias con las que comparten el antepasado común más cercano, contienen los sistemas más refinados de utilización del oxígeno que se pueden encontrar en la naturaleza.

    Verdaderas maravillas de la organización molecular, con un rendimiento de ATP cerca del máximo autorizado por las leyes de la termodinámica, estos sistemas no pueden ser más que el producto de una evolución muy prolongada. Esto hace muy improbable que las mitocondrias pudieran haber salvado a los eucariotas anaerobios primitivos del mortífero ataque del oxígeno. Por la época en que los antepasados bacterianos de estos orgánulos habían desarrollado sus refinados sistemas, las células que se supone que salvaron haría ya mucho tiempo que habrían sucumbido al holocausto del oxígeno.

    Esto no invalida necesariamente la hipótesis del atolladero del oxígeno. Pero hemos de buscar rescatadores más primitivos. Los peroxisomas aparecen como candidatos excelentes para esta función. De hecho, sus propiedades son claramente lo que cabría esperar de un sistema primitivo de protección contra el gas tóxico. Sus enzimas no hacen otra cosa que convertir el oxígeno y sus productos en inofensivas moléculas de agua, haciéndolo por medio de reacciones sencillas que, a diferencia de las que tienen lugar en las mitocondrias, no están acopladas con el ensamblaje de ATP.

    Los peroxisomas o sus parientes próximos se hallan, como las mitocondrias, presentes en la inmensa mayoría de células eucarióticas. Así, es perfectamente posible que fueran adquiridos antes que el posible origen endosimbiótico de los peroxisomas es en la actualidad una cuestión sujeta a debate. Pero esto no cambia de forma sustancial la hipótesis propuesta. Incluso si los peroxisomas se adquirieron de una forma distinta, aún así podían haber protegido a sus poseedores contra la toxicidad del oxígeno.

    Si se admite esta posibilidad, queda todavía el hecho de que las mitocondrias tuvieron que haber proporcionado una ventaja suficientemente poderosa a las células que las adquirieron para que la selección natural eliminara a todos los tipos celulares que no gozaban de dicho beneficio, como parece ser el caso, y, de esa manera, como nos dice el artículo, las mitocondrías tuvoieran un papel importante en la evolución al asociarse al ARN de las especies produciendo la mutación necesaria que hizo posible esa evolución.

  4. A mí, cuando surgen temas complejos como el que hoy se trata aquí en este artículo en el que se exponen algunos resultados y, desde luego, nunca son definitivos, sino que se refiere a pasos que la ciencia está dando en una dirección determinada para conseguir, finalmente, llegar a alguna conclusión cierta sobre un tema concreto. Cuando eso ocurre digo, simpre me vienen a la mente el Azar, esa especie de loteria que nos tocó a los humanos cuando en la Tierra se produjeron las condiciones precisas para que ahira, podamos estar aquí.

    El Azar o casualidad no significa, de ninguna manera, un número ilimitado de probabilidades. Simplemente significa que la elección entre propbabilidades existentes está regida estrictamente por “sus probabilidades” que, siempre será finito.

    Si jugamos a cara o cruz, las posibilidades son dos. Si tiramos un dado, estas pasaran a ser seis. En la reuleta, es entere treinta y seis y treinta y ocho, en función del número de ceros. En una loteria, es de diez millones si los números pooseen siete dígitos. Y, de esta manera, el número de probabilidades puede ser elevado pero, nunca podrá ser infinito.

    Estro significa que siempre puede conseguirse un resultado determinado con certeza casi absoluta, aunque dependa estrictamente del Azar, si buscamos el Azar con la suficiente frecuencia. Esto desde luego, tiene que ser físicamwente posible. Dentro de límites aceptables de forma realista, todo depende del número de oportunidades que tenga el Azar para producir un acontecimiento determinado.

    Podemos concluir doiciendo que, como conclusioón, el Azar no excluye la inevitabilidad. La probabilidad de un suceso, por improbable que sea, puede acercarse a la certidumbre si se da el suficiente número de oportunidades para que el suceso tenga lugar. Y, si eso es así (que lo es) el Azar ha podido ser muy relevante para el juego evolcutiovo en el planeta Tierra que, como otros muchos dispersos por las galaxias del Cosmos, tendrán un sin fin de probabiloidades que ofrecer a esos ingredientes primordiales de los que, en las adecuadas condiciones, y, a partir de la materia “inerte” pueda surgir la vida y evolucionar bajo los diversos parámetros que la Naturaleza pone a su disposición.

    Lo ciertro es que, en la Tierra no resultó nada mal.

    • kike

      Pues no sería de extrañar que la evolución humana haya comenzado en uno de los miles de caminos experimentales que emprende la naturaleza, de los cuales muchos acaban fallidos; así podríamos decir con toda propiedad que “estamos en este mundo por mera casualidad”, ya que de no habernos sonreido la diosa fortuna quizás a estas alturas posiblemente existiera una especie inteligente, ya que tal parece lo que la naturaleza ha buscado, pero podría ser un insecto o cualquier otro mamífero por ejemplo.

      Por esa misma regla de tres, en otros posibles mundos con vida, la especie inteligente podría ser cualquier animal superior; hasta sería posible la coexistencia de diferentes especies inteligentes, aunque lo creo más difícil.

  5. ¡Cuántas vueltas, idas y venidas lleva la Ciencia tratando de descubir la Naturaleza!

    La Ciencia “comenzó” en la Grecia antigua y clásica, y ahí es donde podemos empezar a seguir pistas que nos conduce hasta nuestras ideas actuales sobre la energía de la vida que es, como decir evolución. El tiempo pasa y la media de vida de los seres humanos aumenta.

    Los griegos fueron unos pensadores asombrosamente creativos. Realmente es imposible describir claramente lo que los griegos pensaban sobre cualquier tema, porque siempre pensaron de maneras muy diferentes sobre la misma cosa, siendo la mayoría de estas maneras contradictorias entre sí. (De modo muy parecido a lo que le sucedía en A través del espejo a la Reina Blanca, que podía creer seis cosas imposibles antes del desayuno, si con eso le quitara el apetito).

    Desde luego, los griegos se equivocaron estrepitosamente en relación con muchas cosas. E esto es en sí mismo importante, porque durante casi dos mil años después de la caída de Atenas, los herederos intelectuales de Gracia en el mundo helénico, el Romano y el Islámico, así como en la Europa medieval y en el Renacimiento, creyeron que todo lo que habían pensado los griegos era una verdad incuestionable.

    Las ideas de los sabios de Grecia sobre filosofía, ciencia ymedicina fueron asumidas con la misma admiración e igual reverencia que las de Moisés, Jesús y Mahoma sobre religión y ética. Actualmente sabemos que muchas de las”verdades” descubietas por los griegos son “falsas”, pero la forma de sus ideas, el tipo de preguntas a las que respondían, y el modo en que procedieron para responderlas, han tenido una influencia fundamental en el desarrollo del conocimiento y los concepotos de modernos.

    Si no fuera por aquel número relativamente pequeño de pensadores de la Grecia antigua y clásica, la cienciamç, la filosofía y la cultura occidental, tal como la conmocemos ahora, no habrían existido, ya que, ellos, tomaron buena nota de todas aquellas Civilizaciones que le precedieron como las de Mesopotamia, Egipto, Babilonia y otras de las que tomaron muy buena nota de todo lo importante para que, más tarde, nos lo pudoieran dejar a nosotros.

    El comentario, que se sale un poco del tema del artículo, ha sidoi una especie de desahogo que, extrapolado aquí como off topic que, viene a dejar un apunte que nos recuerda cómo llegamos al nivel que ahora ocupamos en el muchas disciplinas del saber.

  6. Aquí se nos habla de evolución y, la evolución es energía. El término energía está en boca de muchos, y, los físicos, astrónomos y astrofísicos la utilizan continuamente pero, en realidad, no saben exactamente que puneta es la energía.

    Parte del problema que se plantea con la energía es que se trata de una idea abstracta,de tal modo que una respuesta a la pregunta “¿qué es la energía?” sería “un concepto que exite en la mente de un científico” o, también en alguno de sus modelos. Pero otro problema, más sutil, es cómo ha evolucinado históricamente ese concepto, ya que muchos niveles de significado, no siempre coherentes, se han superpuesto en las palanras y los símbolos. Nadie debe desanimarse si no comprende de manera exacta lo que es la energía.

    En la ciencia, como en la vida, no es necesario comprender un concepto para poder utilizarlo. Según las ideas científicas actuales, la energía no es una fuerza invisible que recorre el cuerpo, hace que se muevan los brazos y las piernas, y que los poensamientos se ciezan en el cerebro, como si fuera un fantasma bueno que no para de mover las palancas del cuerpo y de la mente. El concepto moderno de energía es, la capacidad de realizar un movimiento o un cambio dentro de nuestro sistema físico o biológico.

    Se presenta de muchas formas, como energía química, energía eléctrica o energía mecánica. Así pues, la energía no es una cosa o una sustancia. Podemos calcular, utilizando los datos numéricos para realizar predicciones, pero no tenemos ni idea de lo que es en sí misma. Claro que, en Física, Einstein nos dice que masa y energía son la misma cosa con su famasa E = Mc2.

    Pero, y nuestro cuerpo ¿No es también energía? que lo hace evolucionar por medio de mecanismos que aún estamos tratando de desvelar.

  7. Las mitocondrias: ¿monstruos interiores? ¿Aliados imprescindibles?

    Nuestros cuerpos contienen aproximadamente diez mil billones de unos bichos llamados mitocondrias, que invadieron a los antepasados de nuestras células hace alrededor de mil millones de años. Las mitocondrias están acostumbradas a vivir dentro de nosotros, y nosotros nos hemos acostumbrado de tal manera a tenerlas por todas partes, que ahora no podemos vivir separados. Ellas forman parte de nosotros y nosotros formamos parte de ellas.

    Producen casi toda nuestra energía y nosotros nos encargamos de alimentarlas y cobijarlas. Nuestras mitocondrias tienen todavía su propia ADN, heredado sólo de nuestras madres, por lo que este ADN podría proceder de una única mujer que estaría en el origen de los seres humanos actuales: una Eva mitocondrial.

    Pero estos huéspedes celulares que parecen vivir pacíficamente en simbiosis con el resto de las células, puede ser también ser un enemigo que mata silenciosamente desde dentro. Siempre que una célula muere, hay una serie de pistas que conducen a las mitocondrias y que muestran como están implicadas en enfermedades devastadoras e incapacidades físicas o mentales, así como en el propio proceso de envejecimiento. El invitado indispensable se convierte en asesino en serie de proporciones mostruosas.

    Casi todas las células de nuestro cuerpo contienen mitocondrias –alrededor de mil cada célula-. El “mitocondrión” es una bestia incansable que no cesa de adoptar formas distintas. Si se captara su aspecto en una única foto instantánea poco favorecedora, se vería algo parecido a un gusano, pero un gusano que se retuerce, se divide en dos y se fusiona con otros gusanos. Así pues, en ocasiones podemos captar un mitocondrión que parece un zepelín, y otras veces algo parecido a un animal con múltiples cabezas o colas, o bien podríamos ver una red de tubos y láminas que se entrecruzan. El mitocondrión es un monstruo antiguo y maternal – un dragón con un apetito monstruoso, que se come a su vez todo lo que nosotros hemos comido y lo respira a continuación en forma de fuego.

    Las mitocondrias consumen prácticamente todo el alimento y el oxígeno que se introduce en el cuerpo, y producen la mayor parte del calor que éste genera. Sin embargo, este monstruo es diminuto –su tamaño es de una micra, es decir, una milésima de milímetro: mil millones de mitocondrias cabrían en el interior de un grano de arena.

    se hace largo, ahora sigo…

  8. Las mitocondrias tienen su propio ADN y su propia identidad, pero esto no significa ningún litigio entre ellas y nosotros. En parte somos mitocondrias; ellas constituyen aproximadamente un décimo del volumen de todas nuestras células juntas, una décima parte de cada uno de nosotros son mitoconfrías, y, si es a´sí (que lo es) ¿como no van estar presentes en las mutaciones que se puedan producier en los seres huemanos?

    Dado que son prácticamente la única parte de la célula que tiene color, las mitocondrias constituyen el color de nuestras células y nuestros tejidos. Si no fuera por la melanina de nuestra piel, la mioglobina de nuestros músculos y la hemoglobina de nuestra sangre, seríamos del color de las mitocondrias, es decir, de un rojo amarronado. Además, si esto fuera así, cambiaríamos de color cuando hiciéramos ejercicio o corriéramos hasta perder el aliento, de tal forma que podría decir si alguien está usando mucha o poca energía..

    Las mitocondrias son las centrales eléctricas de nuestras células y producen casi toda nuestra energía. No obstante, son unas centrales eléctricas con bastantes fugas de energía, lo cual tiene unas consecuencias terribles.

    “Llegué a creer (dice Guy Brown, autor de todas estas ideas e investigación)) que los productos del diseño biológico (evolutivo) –la vida y todas sus manifestaciones- eran mucho más eficientes y eficaces que algunos productos de la creatividad humana, tales como las máquinas y la cultura. Nos han enseñado que mil millones de años de evolución han perfeccionado el diseño de la célula hasta tal punto que ningún diseñador humano podría mejorarlo, ningún avaro podría economizar más en el uso de energía, ningún técnico de gestión podría mejorar la adjudicación de recursos, ningún ingeniero podría lograr que hubiera menos fallos en el funcionamiento.

    Está apliamente difundida la creencia de que la cultura humana no debería interferir con la naturaleza, porque la naturaleza está mejor diseñada que la cultura, y esta creencia causa el temor de que los cintíficos se entrometan en la naturaleza, como sucede en la medicina, la ingenieria genética, la clonación o los pesticidas.”

    Sean cuales sean los méritos de esas creencias, lo cierto es que, nuestras células ciertamente no son tan eficientes como creíamos que eran. Un ejemplo sería lo que parece un defecto espectacular en el diseño de nuestras mitocondrias: tienen fugas. La electricidad de electrones se escapan de las mitocondrias para producir radicales libres no tóxicos, y la electricidad de protones se escapan produciendo calor: no se trata de fugas pequeñas o insignificantes, sino que son grandes y constituyen una amenaza muy nosiva para la vida.

    La reveleción de que nuestras mitocondrias, esos monstruos ancestrales mansos y benignos, son en realidad nuestros verdugos silenciosos, ha dado un nuevo vigor al campo de investigación sobre las mitocondrias, situándolo dentro de un primer plano de la investigación biológica y médica.

    Un famoso científico ya fallecido dijo: “Las mitocondrias -¡el Kraken despierta! Cuando se las deja tranquilas en su profundo sueño evolutivo son ciettamente nuestras amigas. Pero, por favor,- ¡No las molesteis!”

  9. E días es tranquilo, el tema es apasionante, y, por mi parte, osruego que perdoneis mi abundancia de comentarios que, al mismo tiempo que me sirven de disfrute y distracción, puede interesar a culquera de los que por aquí pasan.

    Si algunos se sienten molestos por mi intensiva presencia, les ruego perdonen esta espóradica incursión. Me gustaría seguir pero…no quiero acaparar.

    Un cordial saludo a todos.

    • Si algunos se sienten molestos por mi intensiva presencia, les ruego perdonen esta espóradica incursión. Me gustaría seguir pero…no quiero acaparar.

      Emilio, personalmente acepto de buen grado que “acapares” cualquier entrada. Eres una auténtica fuente de información :P Y mejor “acaparar” entradas en un blog que acaparar conocimientos.

      Saludos.

    • Francisco Ruiz

      Emilio, de mi parte estoy satisfecho con tus aportaciones, enriquecen el sitio y nuestra mente.

      Debo reconocer que no leo todo lo que escribes, a veces por falta de ánimo, otras por falta de interés… por ejemplo, evite leer tu comentario sobre Grecia pero leí con sumo interés tus reflexiones sobre la energía y luego tu explicación sobre las mitocondrias…

      en fin, Gracias por tus aportaciones.

      FRV

    • Anndy

      Saludos Emilio, es bueno poder leer tus comentarios tan interesantes por acá, en realidad se extrañan tus comentarios por Observatorio, ojalá y pronto regreses.

  10. Jurl

    Quién da más, Gould y Dawkins teniendo la razón al mismo tiempo xD. Sólo falta meter a Margulis en el saco y ya está xD.

    Ahora en serio, cuán lejísimos estamos aún de tener un cuadro siquiera incompleto de las cosas. Creo que sabremos que empezamos a avanzar *de verdad* cuando la mayor parte del esfuerzo científico deje de aplicarse a demoler nuestros propios prejuicios…

  11. [...] La evolución a largo plazo es algo más que una suma de mutaciones individuales http://www.cienciakanija.com/2010/02/26/la-evolucion-a-largo-plazo-…&nbsp; por kokoriko hace 4 segundos [...]

  12. ama10-3

    Desde luego Jurl. De verdad que los pensadores y los científicos sois unos redomados iconoclastas de vuestras propias ideas…

    Como es natural, conocía la existencia de las mitocondrias, pero como parte integrante de la célula con su cometido específico dentro de élla como portadora del ARN, etapa primordial del ADN. Jamás pensé, emilio silvera, que este diminuto y anodino corpúsculo tuviera ‘vida propia’…: una vez más me ha chafado Vd. mis esquemas mentales !!

    A partir de ahora deberé decir que yo soy “Yo, mis Circunstancias… y mis Mitocondrias” Gracias a todos, señores.

    Un saludo afectuoso del Amadeo.

    • Nacho

      EL material genético se encuentra dentro del núcleo en forma de cromatina hasta que la célula se divide y el material se organiza en cromosomas. Las mitocondrias como apunta Emilio en alguno de los posts son fábricas de energía, producen protones mediante el ciclo del ATP que la célula usa como fuente de energía.
      Un aspecto muy interesante de las mitocondrias es que tienen su propio ADN, aunque en gran medida asimilado por el de la célula, y que además sólo se hereda por vía materna, lo que ha servido para trazar el origen de los humanos hasta África.

    • Jurl

      Y no sabes lo mejor, en muchísimas enfermedades degenerativas el papel de las mitocondrias es fundamental. Y además,como se heredan de la madre, al crearse los ovocitos de III orden, se “reparten” totalmente a boleo, introduciendo un elemento de total azar dentro de ese pandemonium que intentan convertir en otro bastión del determinismo llamado genética…

  13. Anndy

    Los seres humanos quedamos maravillados con el universo y su funciomamiento, y no nos damos cuenta que nuestro propio cuerpo es una verdadera maravilla de la naturaleza, desde lo mas ínfimo como es la célula y el ADN.

  14. Gèminis

    Gracias Emilio por enriquecernos aùn màs este interesante artìculo.
    Saludos desde Mèxico.

  15. David

    He leido en un articulo sobre nihilismo, que ” A pesar de que la evolución no tiene ninguna meta y nuestro propósito puede ser tan evasivo que no anule el significado, eso no hace que las acciones y consecuencias sean irrelevantes, una distinción a menudo muy confundida dentro del nihilismo.”

    ¿Es cierto qie la evolución no tiene ninguna meta? Si es así, ¿por que sucede ?este proceso de cambio en los seres vivos?

    Los objetos inertes, también forman compuestos diferentes, cambian, mutan. incluso la Tierra, tiene actividad geotérmica, renueva el manto, la cantidad de dióxido de carbono libre en la atmósfera irá disminuyendo, una vez no sea repuesto más por los volcanes, y las plantas no podrán hacer más la fotosíntesis. Con la tectónica moribunda no habrá campo magnético que nos proteja de los rayos cósmicos, ni tampoco del viento solar, que podrá ya barrer nuestra atmósfera. Sin tectónica no habrá ciclos biológicos de los elementos ni el agua podrá producirse o reciclarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *