El terremoto de Chile puede haber acortado los días de la Tierra

Inclinación del eje de la Tierra

El 27 de febrero, un terremoto de magnitud 8,8 en Chile pudo haber acortado la duración de cada día terrestre.

El científico investigador del JPL, Richard Gross, calculó cómo debería haber cambiado la rotación de la Tierra como resultado del temblor del 27 de febrero. Usando un modelo complejo, él y sus colegas llegaron a los cálculos preliminares de que el terremoto debería haber acortado la duración de un día terrestre en aproximadamente 1,26 microsegundos (un microsegundo es una millonésima de segundo).

Tal vez lo más impresionante es cuánto se ha desplazado el eje de la Tierra. Gross calcula que el terremoto debería haber movido el eje de figura de la Tierra en 2,7 miliarcosegundos (unos 8 centímetros). El eje de figura de la Tierra no es el mismo que el eje norte-sur; están desplazados unos 10 metros.

Por comparación, Gross dice que el mismo modelo estimó que el terremoto de Sumatra de 2004 de magnitud 9,1 acortó la duración de los días en 6,8 microsegundos y desplazó el eje de la Tierra en 2,32 miliarcsegundos (unos 7 centímetros).

Gross dice que incluso aunque el terremoto chileno es mucho menor que el de Sumatra, se predice que haya cambiado la posición del eje de figura un poco más por dos razones. Primero, al contrario que el terremoto de Sumatra de 2004, que se situó cerca del ecuador, el de Chile de 2010 se sitúa en las latitudes medias, lo que haces que se desplace más eficazmente el eje de figura. Segundo, la falla responsable del terremoto chileno se incrusta en la Tierra en un ángulo más inclinado que la falla responsable del terremeto de 2004. Esto hace que la falla de Chile sea más eficaz al mover verticalmente la masa, y por tantom en desplazar el eje de figura de la Tierra.

Gross dijo que las predicciones de Chile probablemente cambiarán conforme se refinen los datos del terremoto.


Autor: Alan Buis
Fecha Original: 1 de marzo de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (20)

  1. A ver que pase terremoto de magnitud 10 grados ¿como se veria el eje terrestre ?

  2. mauricio rodriguez

    “y si aquellos dias no fuesen acortados nadie seria salvo, pero por causa de los escogidos, aquellos dias seran acortados”. mateo 24:22

  3. Dan

    ¿Qué tiene que ver la Biblia en esto?

    • YJBG

      Si lees las profecias te darás cuenta que tiene todo que ver. Son acontecimientos que se cumplen con exactitud y que anuncian el inicio de otros tantos muy interesantes.

    • Patricia

      esta escrito, lee tu biblia y si no tienes una consiguela.

      Mateo 24 “Señales antes del fin”

      • Si te refieres al fin de los desgraciados que perdieron su vida, bien está.
        Si el fín al que aludes es general y para todos…No existe ese fin, lo diga la Biblia o quien lo dijera. Ni el malentendido del 2.012 de los mayas será fin de nada.

        Antes de dicr alguna cosa que pueda alertar (asustar) a otros, hay que tener cuidado y saber lo que se dice, las maguferias, aunque partan de la religión, no son la Ciencia que, en definitiva es la única que nos puede marcar el camino.

        Un saludo cordial.

  4. Dan

    En mi opinión, ninguna profecía se ha cumplido y mucho menos se van a cumplir ahora, la gente puede pensar lo que sea, pero mi opinión es esa.

    Ahora hablando un poco más a lo científico (aunque yo no sea lo mejor de lo mejor xDDD), el eje de la Tierra se ha movido y seguirá moviéndose a lo largo de su historia por un terremoto, tsunami…No veo nada fuera de lo común, nosotros no hemos notado ningún cambio ni lo notaremos. A la larga puede que sí, pero hablo de 10.000 años hacia adelante, si no me equivoco. Corregirme, por si me lo he inventado xD.

    Es que ya he visto que la gente empieza a hablar del 2012 ¡APOCALIPSIS! debido a esta noticia. Vamos, que empezaban a hablar del fin del mundo y tales cosas…Esto ha ocurrido un montón de veces sobre la Tierra y, que yo sepa, seguimos aquí, a no ser que lo esté soñando todo xDDD

  5. Pablo M

    El informe habla de que 1 microsegundo es el acortamiento de la duraciond el dia, debido al gran sismo en chile, un dato interesante pero ampliamente despreciable. Dividimos el segundo en un millon y una parte de ese tiempo es de la q se habla, que canitdad de tiempo infima! 8 cm se movio el eje de la tierra, tambien una muy pequeña cantidad comparada a la escala del planeta. Lo que rescato de esto es que nos demuestra que la tierra esta en continuo cambio, siempre lo fue asi y lo va a seguir siendo.. y nosotros, los seres humanos deberemos adaptarnos a esos cambios..

  6. Kimiká

    Y a lo que parece, estos cambios suelen ser temporales. Al recolocarse las masas terrestres después de los terremotos, estos efectos pueden minimizarse o desaparecer, ya que todos estos efectos se deben a que cambia ligeramente el centro de masas de la Tierra al cambiar las distribuciones de las masas tras un terremoto.

  7. La inmensa mayoría de los terremotos se originan en los procesos geotectónicos a gran escala que crean, hacen chocar y hunden en las zonas de subducción, las placas oceánicas. No menos del 95 por ciento de todos los terremotos se concentran a lo largo de los bordes de las placas y cerca de nueve décimas partes de éstos se localizan en el cinturón Circum-Pacífico, donde las placas, que son relativamente rápidas, están colisionando o deslizándose contra las placas continentales más pesadas. La mayor parte del resto de terremotos están asociados a los puntos calientes, generalmente señalados por volcanes en actividad.

    La energía de estos terremotos se puede calcular a partir de la energía cinética de las ondas sísmicas generadas por la energía liberada en el esfuerzo de la deformación del suelo, pero rara vez se realizan estos cálculos directamente. Lo más frecuente es deducir la energía del terremoto a partir de la medida de su magnitud o de su momento. La medida típica de la magnitud de un terremoto fue establecida por Charles Richter en 1.935, como el logaritmo decimal de la máxima amplitud (en micrómetros) registrada con un sismómetro de tensión estándar (Word-Anderson) a 100 Km de distancia del epicentro del temblor.

    Desde que en 1.942, Richter publicó la primera correlación entre la magnitud de energía sísmica liberada en un temblor, su trabajo (como por otra parte, es de lógica) ha sufrido numerosas modificaciones.

    Los terremotos, por ser a la vez de breve duración y estar limitados espacialmente, desarrollan potencias y densidades de potencia extraordinariamente altas. La potencia de un temblor de magnitud 8 en la escala de Richter que durase solamente medio minuto, sería de 1’6 PW, y si toda esta potencia estuviera repartida uniformemente en un área de 80 Km de radio, la densidad de potencia sería tan elevada como 80 KW/m2.

    Obviamente, tales flujos pueden ser terriblemente destructivos, pero ni las pérdidas de vidas humanas ni los daños materiales que ocasionan los temblores están correlacionados de una manera sencilla con la energía liberada. La densidad de población o de industrias, así como la calidad de las construcciones, constituyen un factor muchísimo más importante para determinar la mortandad o el impacto económico de los mismo.

    Por ejemplo, el coste en vidas humanas del gran terremoto japonés que en 1.923 arrasó Tokio, donde existía una alta densidad de casas de madera, fue unas 200 veces más elevado que el terremoto de San Francisco de 1.906 en el que se liberó cuatro veces más energía. También aquí salen perdiendo, como siempre, los pobres.

    Por otra parte, no podemos olvidar que la superficie del globo terrestre está dominada por las aguas, y los seres humanos viven en la Tierra seca. Sin embargo, vienen los tsunamis. La predicción de estas catástrofes continúa siendo imposible. Se tienen datos, se localizan las zonas de más frecuencia, y conocen las fallas de desgarre y las inversas, los ciclos, etc., pero el conocimiento es aún escaso para prevenir dónde y cuándo se producirán temblores.

    Las olas sísmicas que se pueden provocar por terremotos submarinos se propagan durante miles de kilómetros a velocidades de 550 – 720 Km/h, perdiendo en su viaje muy poca potencia. Estas olas, prácticamente invisibles en el mar, se levantan hasta una altura de 10 metros en agua poco profundas y pueden llegar a golpear las costas con intensidades de potencia en superficie vertical de hasta 200 – 500 MW/m2, y con impactos horizontales de intensidad y potencia entre 10 – 100 MW/m2. Son, pues, mucho más potentes que los ciclones tropicales y causan grandes daños tanto materiales como en pérdida de vidas humanas.

    En cuanto al hecho de que el suceso de Chile haya acortado los días de la Tierra e influído en el eje terrestre…no parece muy probable, y, de ser así, habría que dar pruebas de ello que, de momento, no las hay.

  8. Los grandes accidentes de la superficie terrestre (el fondo marino, los continentes y sus cordilleras) han sido generados por el imparable movimiento de los rígidos bloques de la litosfera. Las grandes placas oceánicas divergen en las crestas dorsales oceánicas, donde surge el magma creando nueva corteza basáltica, que se desliza a lo largo de fallas hasta que finalmente chocan con los bordes continentales donde se hunden en profundas fosas, zonas de subducción, para ser recicladas en el manto.

    Aunque el recorrido entre la dorsal y la fosa se completa en 107 años, algunas zonas continentales permanecen muy estables, estando cubiertas por rocas cuya edad es casi veinte veces la edad de las más antiguas cortezas marinas, que a su vez, datan de unos doscientos millones de años.

    Dondequiera que choquen las relativamente rápidas placas tectónicas oceánicas con las enormes placas continentales, se forman cadenas montañosas en continua elevación. Los ejemplos más espectaculares se subducción y formación montañosa son, respectivamente, la placa del Pacífico sumergiéndose en las profundas fosas del Asia oriental, y el Himalaya, que se eleva por el choque de las placas índica y euroasiática.

    En otras zonas de la litosfera, la afloración de rocas calientes del mando debilita inicialmente y agrietan posteriormente la corteza continental, hasta que finalmente, formando nueva corteza oceánica, separan los continentes. Ejemplos de diversos estadios de este proceso son el Mar Rojo, el golfo de Adén y las fracturas del Valle del Rift, en el este de África.

    Este proceso de separación continental parece ser bastante regular. Se observan periodos de formación montañosa por compresión en el intervalo de cuatrocientos a quinientos millones de años, a los que sigue, unos cien millones de años más tarde, un resurgir de la rotura. Esta secuencia se repite en un ciclo supercontinental en el que se alterna la separación de grandes zonas continentales con su agrupamiento.

    Las plumas de magma que perforan la litosfera también crean focos calientes duraderos que están asociados a los volcanes. Las islas Hawai y la cadena de montañas oceánicas que se extienden desde ellas hasta Kamchatka constituyen la manifestación más espectacular de focos calientes que surgen en medio de la veloz placa del Pacífico, entre los que actualmente se encuentran los ríos continuos de lava del volcán Kilauea y la lenta creación de la futura isla hawaiana de Loihi.

    Los procesos energéticos de la geotectónica terrestre son complejos. Incluso resulta todavía incierta la contribución relativa de las fuerzas involucradas en el movimiento de las placas tectónicas. Las dos fuerzas más importantes están asociadas a la convección del material caliente del manto y al hundimiento de las zonas frías, con flotabilidad negativa, de la litosfera oceánica en las zonas de subducción. Este último proceso es debido a diferencias de densidad, máxima a una profundidad de doscientos o trescientos kilómetros, que generan un momento de fuerzas en el manto viscoso responsable de la principal fuerza convectiva.

    Las velocidades de las placas, al ser estudiadas, se observa que las que cuentan con una mayor proporción de sus bordes en zonas de subducción se mueven a velocidades de 60 a 90 kilómetros por millón de años, mientras que la velocidad de las placas en las que no hay hundimiento de bloques es inferior a 40 kilómetros por millón de años. Tales movimientos no creo que sean causantes de influir en la duración de los días ni en variar la situación del eje terrestre.

    Sin embargo, la contribución de la emisión de material del manto no es despreciable, ya que la considerable energía potencial gravitatoria de extensas zonas de rocas calientes hace que se genere nueva corteza marina en las dorsales oceánicas con una velocidad que es, al menos, tres veces superior a la velocidad con que se genera en los planos abisales.

    La combinación de ese “tirar” a lo largo de las zonas de subducción y de “empujar” en las dorsales da lugar a velocidades, para las placas más rápidas, de aproximadamente 20 cm/año durante cortos periodos de tiempo. Entre estas placas que se mueven rápidamente se encuentran no sólo los pequeños bloques como Nazca y Cocos, sino también la enorme placa del Pacífico, lo cual indica que la fuerza de arrastre del manto, proporcional al área y a la velocidad, debe ser relativamente pequeña.

    Vaclav Smil, en un libro titulado Energías, explica de manera magistral, la relación de todas las energías que se producen en el planeta Tierra con los fenómenos que en él se producen, e incluso, detalla de manera magistral, la relación energética entre la Tierra y el Sol.

  9. Rufo

    Esto es más viejo que “el mear”. La variación del eje de la tierra se produce siempre, ya sea por un terremoto o porque yo salto y aplico una fuerza en su superficie, las sondas y satélites cada vez que realizan una maniobra de asistencia gravitatoria para coger velocidad es a costa de robársela a la rotación de la tierra… Son cosas sin importancia e insignificantes incluso para nosotros.

    Saludos

  10. José Luis

    Como siempre, Emilio Silvera fantástico.

  11. mauricio rodriguez

    señores con mucho respeto he leido todo lo anterior, solo queria mirarlo del ángulo de las profecias biblicas que fueron anunciadas por Dios, para buscar razón a lo ocurrido.
    ¿pudieran ustedes ayudarme a datar un terremoto registrado antes de ser anunciada la profecia en Mateo 24:7? Gracias por compatir.

    • Suponiendo que el evangelio de Mateo se escribió entre el año 80 y 200 (dependiendo de la datación), tienes miles de terremotos datados con anterioridad. Por poner un par de ejemplos en 1177 a.C se recoge la primera referencia histórica a un terremoto por fuentes chinas. En 580 a.C se recoge la primera referencia en Europa a un evento de este tipo.

    • Sr. Mauricio Rodríguez, lo ocurrido es sólo explicable a través de los fenómenos naturales de los que se vale nuestro planeta para reciclarse. Desde luego, la única explicación la debemos buscar en la Ciencia.

      Ni la Biblia, ni ninguna religión le podrá dar una explicaciópn de lo ocurrido, y, menos las falsas profecías que desde siempre circulan por ahí.

      Un saludo.

  12. Esto no es nada para mi. q ese eje pronto dara un gran cambio. Pero digo algo cada año van aumentar + terremotos vq anterior.

  13. marc victor

    yo veo las cosas mas practicas.
    si hay ( no lo creo ) cambio del eje de la tierra, que pasara con por ejemplo la alinacion de los telescopios ?
    un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *