Gigante roja recién descubierta llena un hueco en la evolución galáctica

Gigante Roja

Los astrónomos han descubierto una estrella que puede haber estado entre la segunda generación de estrellas formadas tras el Big Bang.

Situada en la galaxia enana de Sculptor a unos 290 000 añoz luz de distancia, S1020549 tiene una composición química notablemente similar a las estrellas más antiguas de la Vía Láctea. Su presencia apoya la teoría de que nuestra galaxia pasó por una fase “caníbal”, creciendo hasta su tamaño actual tragándose galaxias enanas y otros bloques básicos galácticos. El descubrimiento de la nueva estrella se detalla en Nature.

Las galaxias enanas son galaxias de pequeño tamaño, con apenas unos pocos miles de millones de estrellas, en comparación con los cientos de miles de millones de la Vía Láctea. En el modelo de “abajo a arriba” de formación galáctica, las galaxias grandes lograron su tamaño a lo largo de miles de millones de años de absorber vecinos más pequeños.

“Si ves una película de nuestra galaxia, verías un enjambe de galaxias enanas como abejas alrededor de una colmena”, explica Anna Frebel, autora principal del artículo. “Con el tiempo, esas galaxias se fusionaron y mezclaron sus estrellas para hacer una galaxia mayor – la Vía Láctea”.

Si las galaxias enanas son, efectivamente, los bloques básicos de las galaxias mayores, entonces debería encontrarse el mismo tipo de estrellas en ambos tipos de galaxias, especialmente en el caso de las estrellas viejas pobres en metales. Para los astrónomos, los “metales” son elementos químicos más pesados que el hidrógeno o el helio. Debido a que son productos de la evolución estelar, los metales eran raros en los inicios del universo, y por esto, las estrellas viejas tienden a ser pobres en metales.

Las estrellas viejas del halo de la Vía Láctea pueden ser extremadamente pobres en metal, con abundancias 100 000 veces más pobres que en el Sol, que es una estrella típica joven rica en metales. Los estudios de la pasada década han fallado al descubrir alguna de tales estrellas extremadamente pobres en metales en las galaxias enanas, no obstante.

“La Vía Láctea parecía tener estrellas que eran mucho más primitivas que cualquier estrella en las galaxias enanas”, dice el coautor Josh Simon de los Observatorios de la Institución Carnegie. “Si las galaxias enanas eran los componentes originales de la Vía Láctea, entonces es difícil de comprender que no tuvieran estrellas similares”.

El equipo sospechó que los métodos usados para encontrar estrellas pobres en metal en las galaxias enanas estaban sesgados de una forma que provocaba que los estudios pasaran por alto la mayor parte de dichas estrellas. El miembro del equipo Evan Kirby, astrónomo de Caltech, desarrolló un método para estimar la abundancia de metales de grandes números de estrellas a la vez, haciendo posible una búsqueda eficiente de la mayor parte de estrellas pobres en metal en las galaxias enanas.

Entre las estrellas encontradas en la galaxia enana de Sculptor había una tenue mota de magnitud 18 designada como S1020549. Las medidas espectroscópicas de la luz estelar con el telescopio Magallanes-Clay de Carnegie en Las Campanas, Chile, determinó que tenía una abundancia de metal unas 6000 veces menor que el Sol; esto es cinco veces menor que cualquier otra estrella encontrada hasta en momento en una galaxia enana.

Los investigadores midieron la abundancia total de metales de S1020549 a partir de elementos tales como magnesio, calcio, titanio e hierro. El patrón de abundacia global recuerda a esas viejas estrellas de la Vía Láctea, prestando el primer apoyo observacional a la idea de que estas estrellas galácticas se formaron originalmente en galaxias enanas.

Los investigadores esperan que posteriores búsquedas descubran más estrellas pobres en metal en galaxias enanas, aunque la distancia y poco brillo de las estrellas supone un reto para los actuales telescopios ópticos. La próxima generación de telescopios ópticos extremadamente grandes, como el Telescopio Gigante de Magallanes de 24,5 metros, equipados con espectrógrafos de alta resolución, abrirán una nueva ventana al estudio del crecimiento de las galaxias a través de la química de sus estrellas.


Cita: Frebel et al., ‘Linking dwarf galaxies to halo building blocks with the most metal-poor star in Sculptor’, March 2010, Nature, 464, 72-75; doi:10.1038/nature08772

Fecha Original: 3 de marzo de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. una noticia muy importante en la comprension de la formacion de nuestra via lactea.

    los nuevos telescopios pueden abrir una ventana al estudio de las estrellas mas viejas y distantes que esten en otras galaxias.

    que bonita es la astronomia :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *