La velocidad Warp te mataría

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Escudo para nave interestelar

El Capitán Kirk podría querer evitar tener que poner la nave Enterprise a la velocidad warp, a menos que esté listo para hacer caso omiso de los átomos de hidrógeno interestelar que llevarían una baño de radiación letal tanto a la nave como a la tripulación.

Apenas hay dos átomos de hidrógeno por centímetro cúbico de media en el espacio, los cuales no suponen ninguna amenaza para las naves que viajan a baja velocidad. Pero esos mismos átomos aislados se transformarían en minas espaciales galácticas para una nave que vaya a casi la velocidad de la luz, de acuerdo con unos cálculos basados en la Teoría de la Relatividad Especial de Einstein.

La tripulación original de “Star Trek” se mostró como un desafortunado ejemplo en una presentación de William Edelstein, físico de la Universidad Johns Hopkins, en la conferencia de la Sociedad Física Americana en Washington, D.C. el 13 de febrero. El físico mostró un corte de video en el que Kirk dice al ingeniero Scotty que pase a velocidad warp.

“Bien, todos están muertos”, dijo Edelstein. Sus palabras causaron gran agitación entre la audiencia.

El interés personal de Edelstein en este experimento mental comenzó hace 20 años, cuando su hijo Arthur le preguntó si había fricción en el espacio. El padre contestó que sí, que habría hidrógeno rebotando en la nave. Pero pronto se dio cuenta de que los extraviados átomos de gas de hidrógeno en realidad irían directamente contra la nave casi a la velocidad de la luz, irradiando tanto a tripulación como a circuitos electrónicos en el proceso.

Más recientemente, el físico y su ahora adulto hijo calcularon el escenario de una nave espacial tratando de viajar al centro de la galaxia en 10 años. Esto es factible en teoría, debido a que la relatividad especial afirma que el tiempo frena y las distancias se acortan para viajeros que se aproximan a la velocidad de la luz.

El trabajo de Edelstein demostró que una nave que viaje al 99 por ciento de la velocidad de la luz recibiría una dosis de radiación procedente del hidrógeno de 61 sieverts por segundo, cuando apenas una décima parte de eso sería una dosis fatal para un humano. Por no hablar de que la velocidad necesaria para hacer ese recorrido en 10 años es de 99,999998 por ciento de la velocida de la luz.

A dicha velocidad, la tripulación humana experimentaría algo similar a ser impactado por el rayo de protones de alta energía del acelerador de partículas del LHC en el CERN en Ginebra, Suiza. Además de matar a la tripulación, esos niveles de energía tan potentes también destruirían los componentes electrónicos de la nave.

“No estoy afirmando que esto sea un brillante descubrimiento nuevo, ni nada similar”, dijo Edelstein a SPACE.com. “Simplemente digo que es interesante”.

Parte de los miembros de la audiencia al evento de la Sociedad Física Americana protestaron diciendo que Kirk, Spock y la tripulación de “Star Trek” seguirían vivos debido a que la nave Enterprise tenía escudos. Pero Edelstein señaló algunas de las dificultades existentes para crear escudos electromagnéticos con algún parecido a la tecnología de “Star Trek”.

Los escudos sólidos parecen incluso menos esperanzadores. Una nave tendría que tener planchas de plomo de entre 4,4 y 4400 metros de grosor para desviar la radiación del hidrógeno — una masa añadida que haría el viaje a la velocidad de la luz aún menos viable.

El físico concluyó sugiriendo que los extraterrestres podrían no haber visitado la Tierra debido a todos los problemas al viajar cerca de la velocidad de la luz, incluyendo cómo tratar las letales minas espaciales de hidrógeno. Pero, para que quede constancia, cree que existe vida alienígena.

“Llegar a las estrellas es un gran problema a menos que pensemos en algo verdaderamente distinto”, dijo Edelstein. “No estoy diciendo que lo sepamos todo y que sea imposible. Lo que digo es que es casi imposible basándonos en lo que sabemos ahora mismo”.


Autor: Jeremy Hsu
Fecha Original: 8 de marzo de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *