Pulsos CIR “vaciaron” la atmósfera de Marte

Marte por Hubble

Un equipo internacional de físicos espaciales, informan que Marte está perdiendo constantemente parte de su atmósfera al espacio como resultado de la presión de pulsos procedentes del viento solar. Su nuevo estudio publicado en Geophysical Research Letters debería ayudar a los científicos a comprender mejor la evolución de la atmósfera marciana.

Los investigadores analizaron los datos del viento solar y las observaciones de satélite que rastreaban el flujo de iones pesados que abandonan la atmósfera marciana. Los resultados del análisis mostraron que la atmósfera de Marte no se escapa a un ritmo constante, sino que ocurre en ráfagas.

Esas ráfagas de pérdida atmosférica están probablemente relacionadas con eventos solares conocidos como regiones de interacción co-rotante (CIRs). Las CIRs se forman cuando las regiones de viento solar rápido se encuentran con un viento solar más lento, creando un pulso de alta presión. Cuando estos pulsos CIR pasan por Marte, pueden arrancar partículas de la atmósfera marciana.

Durante ciertos momentos cuando ocurren las CIRs, el flujo de partículas atmosféricas que salen de Marte es aproximadamente 2,5 veces el de cuando no ocurren. Además, aproximadamente un tercio del material perdido por Marte al espacio, se pierde durante el impacto y paso de las CIRs.

El Profesor Mark Lester, Director del Departamento de Física y Astronomía en la Universidad de Leicester dijo: “La razón principal por la que esto sucede en Marte y no en la Tierra es la carencia de un campo magnético producido por el planeta, el cual protege la atmósfera de la Tierra.

“Otro aspecto de este trabajo es que las observaciones se realizaron durante un periodo muy tranquilo del ciclo solar de 11 años, y por tanto, se esperaría que el efecto de éstas y otras perturbaciones a gran escala fuesen mayores en otros momentos del ciclo solar”.


Cita: Edberg et al., ‘Pumping out the atmosphere of Mars through solar wind pressure pulses’, Geophys. Res. Lett., March 2010, 37, L03107; doi:10.1029/2009GL041814

Fecha Original: 12 de marzo de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (6)

  1. Jurl

    Me pregunto si la actual atmósfera de Venus no habrá evolucionado hasta ahí por un mecanismo similar a éste, puesto que Venus tampoco tiene campo apreciable (Marte parece ser que lo tuvo, se ha detectado paleomagnetismo en la superficie con patrones de tipo dorsal expansiva tectónica). Bastaría una “limpieza selectiva” del agua, por ejemplo.

  2. nazca13

    Si no actuamos en Marte me parece que la poca atmofera la perdera y sera un planeta como la luna yo creo con la tecnologia que tenemos lo podriamos hacer habitable no creo que tengamos tantas oportunidades con un planeta similar al nuestro.

  3. si marte pierde constantemente gases de su atmosfera por que no tiene campo magnetico. la terraformacion sera imposible. ya que los “nuevos” gases se escaparan.

  4. Debe haber algún modo como la poca atmósfera de marte se renueve, si no ¿por qué no se ha perdido toda ya? por otro lado, no parece que haya vulcanismo en marte ¿Lo hay en venus? ¿porqué tiene tantísima atmósfera si, además, no tiene un campo magnético que lo proteja del viento solar?

    • Jurl

      Por partes, que diría Jack D. Ripper:

      -la atmósfera de Marte es tan tenue que se puede “reponer” de cero con relativa facilidad. De hecho, muchas sustancias presentes se ignora de dónde proceden, porque tienen que reponerse en el plazo de semanas o meses. Además, hay indicios de que Marte en el pasado tuvo un campo magnético global.

      -Venus tiene casi la misma gravedad de la Tierra, no un tercio de ésta como Marte. Por otro lado, es mucho más densa, lo que permite mecanismos físico-químicos de reducir los escapes por presión del viento solar. Pero obviamente se ha tenido que perder mucha, puesto que todo el dióxido de carbono que hay en la atmósfera de Venus es mucho menos que el que contiene la Tierra incluso corrigiéndolo (en cálculos) a su tamaño relativo. Entiéndase, si la Tierra tuviese una atmósfera y unas condiciones similares a las de Venus, su atmósfera (de la Tierra) sería todavía mucho más masiva que la venusiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *