¿Vida sin agua?

Lagos en Titán

Los nuevos descubrimientos tienen dificultades con las viejas definiciones. Toma, por ejemplo, el concepto de mundo habitable.

La definición estándar de “mundo habitable” es un mundo con agua líquida en su superficie; la “zona habitable” alrededor de una estrella está definida como la región Ricitos de Oro – no demasiado caliente, ni demasiado fría – donde puede existir un planeta o luna acuosa.

Y aquí llega Titán. La luna gigante de Saturno está tan lejos de la definición de habitable como puede estarse. La temperatura en su superficie oscila alrededor de los 94 Kelvin (menos 179 C). A esta temperatura, el agua es una roca tan dura como el granito.

Y aún así muchos científicos creen ahora que la vida puede encontrar una forma de sobrevivir en Titán. El agua puede que esté congelada en su estado sólido, pero el metano y el etano son líquidos. En los últimos años, los instrumentos de la nave Cassini de la NASA y las imágenes tomadas por la sonda Huygens de la ESA han revelado un mundo asombroso con un ciclo líquido completo, similar al ciclo hidrológico de la Tierra, pero basado en el metano en lugar de en el agua.

“Lo que Cassini encontró realmente en Titán, desde 2004 en adelante, fue un ciclo de metano-etano que recuerda mucho al tipo de ciclo hidrológico que vemos en la Tierra”, dice Jonathan Lunine, actualmente en la Universidad de Roma Tor Vergata aunque de permiso desde la Universidad de Arizona. Cassini ha revelado ríos y lagos de metano-etano, los lagos evaporándose para formar nubes, las nubes dejando caer hidrocarburos en la superficie, que fluyen por los ríos y se acumulan en los lagos. Es el único mundo de nuestro Sistema Solar, aparte de la Tierra, donde tiene lugar un ciclo líquido como éste. Simplemente, sin agua.

Pero hay gran cantidad de hidrocarburos. El metano y el etano son las moléculas de hidrocarburos más simples. Por sí mismas, son de un interés biológico limitado. Pero los hidrocarburos son versátiles: pueden ensamblarse en estructuras fantásticamente complejas. Es más, los hidrocarburos complejos forman la base de lo que llamamos vida. Por lo que tenemos que preguntarnos: ¿la química de hidrocarburos de Titán cruzó el umbral de la materia inanimada a alguna forma de vida?

Una cosa es segura: si hay vida en Titán, no es vida como la conocemos. No hay forma de que la vida terrestre pudiese haberse originado o sobrevivido en Titán. “El ADN y el ARN”, dice Lunine, “se forman a partir de compuestos que requieren oxígeno y fósforo, y hay muy poco oxígeno en el sistema de Titán”. Y la propia estructura del ADN depende del agua líquida. “El ADN forma una hélice debido a sus extremos hidrófilo e hidrófobo”. Por lo que la vida en Titán “tendría que encontrar otras moléculas que transporten información”. Además, debido a que Titán es tan frío, la cantidad de energía disponible para formar estructuras bioquímicas complejas es limitada. Pero como señala Lunine, eso no es necesariamente un obstáculo. “No tenemos mucha experiencia con la química que puede tener lugar a esas temperaturas”. No sabemos qué es posible.

Las posibilidades de descubrir una forma de vida con una base química diferente a la de la Tierra ha llevado a algunos investigadores a considerar a Titán el mundo más importante en el que buscar vida extraterrestre. En un reciente artículo en la revista Astrobiology, Robert Shapiro, profesor de química en la Universidad de Nueva York, y Dirk Shulze-Makuch de la Universidad Estatal de Washington consideraron a Titán como el objetivo de mayor prioridad para la investigación, por encima de Marte.

En Marte; en Europa, la luna de Júpiter; así como en Encelado, la luna de Saturno, se han centrado los esfuerzos de búsqueda de vida basada en el agua. Pero tal vida, incluso si se encuentra, podría haber compartido un origen común con la Tierra, iniciándose en un mundo y siendo transferida mediante meteoritos al resto. No así en Titán. Si hay vida en Titán, surgió aparte de la terrestre.

No todo el mundo concuerda en que Titán es la prioridad, no obstante. NASA y ESA dieron recientemente luz verde a una misión al sistema de Júpiter que explorará Europa, como la siguiente misión abanderada al Sistema Solar exterior. Pueden pasar décadas antes de que otra gran misión vuele a Saturno y Titán.

Pero podría lanzarse un aterrizador de menor escala y más barato, conocido como el Explorador de Mares de Titán (TiME), apenas en 2015, llegando en 2022 ó 2023. Ellen Stofan de Proxemy Research en Rectortown, Virginia, investigadora principal de la misión TiME, describe el aterrizador como una cápsula en forma de boya que se zambulliría en uno de los largos del norte de Titán, y flotaría durante un mínimo de dos días de Titán (dieciséis días terrestres).

“Tenemos un número de instrumentos a bordo. El más importante desde un punto de vista puramente científico es un espectrómetro de masas”, dice Stofan. “Básicamente tomaremos un sorbo de los líquidos [del lago], varias veces, y los analizaremos para establecer realmente su composición química. Sabemos que hay metano, sabemos que hay etano”, pero el inventario de TiME podría incluir también más compuestos orgánicos complejos (hidrocarburos).

Si hay vida en Titán, puede ser difícil de detectar. “No espero que se vaya a esos lagos y se encuentren maravillosas estructuras filamentarias hechas de células que tienen tamaños macroscópicos o son fácilmente visibles”, dice Lunine, que es co-investigador de la propuesta misión TiME. Las pistas pueden ser sutiles. “Podríamos tener que buscar peculiaridades concretas en la composición, hidrocarburos que faltan y que deberían estar ahí, y otros que son más abundantes” de lo esperado.

Nadie sabe “qué pasa con la química orgánica en el entorno [de Titán]”, añade Lunine. “¿Lleva a un tipo de química que podemos llamar vida, pero que funciona con hidrocarburos? No sabemos la respuesta a eso. Pero sin duda, es profunda”. Si la respuesta es sí, significa que el origen de la vida ha tenido lugar más de una vez. “Si la respuesta es sí, entonces nos dice que la vida… debe ser algo común en los procesos planetarios en el cosmos”.

Si la respuesta es sí, significa que no estamos solos.


Autor: Henry Bortman
Fecha Original: 18 de marzo de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (26)

  1. No podemos dar respuestas certeras a preguntas sobre la vida en la Tierra, la única que conocemos y, plantearse aquí la vida en Titán es, al menos, algo arriesgado, ya que, la experiencia que tenemos está supeditada a la Tierra. Sin embargo, datos de la misma Tierra nos aconseja no negar la posibilidad de vida en ese pequeño mundo.

    Sabemos que la vida apareció sobre la Tierra hace al menos 3.500 millones de años, y quizá cerca de 4.000 millones de años: “apenas” unos pocos cientos de millones de años después de la formación de la Tierra, hace 4.500 millones de años. Por tanto en nuestro planeta ha habido vida de algún tipo desde hace al menos unas setenta veces el tiempo que ha transcurrido desde la aparición de organismos con aspecto de elefantes.

    Los elefantes crian lentamente, con generaciones de unos 30 años por término medio y, aun así, durante los últimos 50 millones de años ha habido unas 70 veces más especies que en la actualidad. Así pues, ¿cuántas especies de todos los tipos pueden haber existido durante los últimos 3.500 millones de años, teniendo en cuenta que la mayoría de éstas habrían sido de pequeño tamaño, con tiempos de generación que se pueden medir en horas? Sería sorprendente si el número total de especies que han vivido en el pasado no superara el inventario actual en por lo menos unas 10.000 veces.

    En suma, el número de especies que han podido vivir sobre la Tierra desde el origen de la vida puede situarse alrededor de unas 400 millones de veces 10.000, que es 4 millones de millones. Aproximadamente unas 1.000 especies por cada año en que ha existido vida sobre la Tierra. Y, una cosa importante a tener en cuenta es que, la Tierra, en aquellos lejanos tiempos no tenía las condiciones que hoy podemos disfrutar.

    Las ideas sobre la diversidad de la vida, desde Linneo (que decidió que todos los seres vivos se clasificaban en dos grupos, los animales y las plantas), ha cambiado bastante. Ahora se clasifican a la luz de nuevos enfoques y métodos más modernos moleculares que ha sido una aténtica revelación.

    Carl Woese, de la Universidad de Illinois, fue quien observó las diferencias moleculares entre organismos que hasta aquel momento se habían llamado “bacterias” (lo que Whittaker y otros llamaban “Moneras”) eran profundos, y que debían dividirse en dos grupos claramente distinguidos que Woese en aquel momento denominó Arqueobacterias (Archaebacteria, de archae, antiguo) y Eubacterias (Eubacteria).

    Las Arqueobacterias y las bacterias eran mucho más diferentes entre sí que cualquiera de las dos lo era de los eucariotas. Así fue como propuso el rango de dominio, y sugirió que se dividiera a todos los seres vivos en tres dominios: Archaebacteria, Eubacteria y Eucayra, que incluía todos los organismos eucariotas, protistas, hongos y plantas. Más tarde arregló los nombres, y los tres dominios se conocen hoy como Archaea (coloquialmente arqueas).

    Sólo podemos hablar de lo que conocemos. Los dominios de los Procariotas (Bacterias y Arqueas). Los procariotas son demasiado pequeños individualmente para poderlos ver a simple vista, pero conjuntamente pesan al menos diez veces más que todos los organismos macroscópicos. Habitan en nuestra piel y en nuestro intestino, y a veces, cuando estamos enfermos, en nuestra propia carne. Habitan en el aire y en todas las aguas del mundo, y, vivas o muertas, constituyen buena parte de la sustancia de los abonos orgánicos del suelo.

    Si se desterrara a todas las criaturas macroscópicas y se disolvieran todos los minerales, los procariotas que sobrevivieran bastarían para recubrir la Tierra, tanto los océanos como las tierras emergidas. Los elefantes necesitan un continente entero para moverse, pero los procariotas caben en cualquier lugar: un millar de bacterias típicas puede, en principio, ponerse en fila en la punta de un alfiler; un sólo gramo de suelo contiene 100 millones de individuos. La mayor parte de la vida en la Tierra -la mayor parte de la masa y la mayor parte de la variedad- es procariota.

    Al pensar en la posible vida en Titán, nos tenemos que fijar en como la microbiología clásica nos ha revelado también que el metabolismo de los procariotas es extremadamente variado -el abanico de estrategias de nutrición y respiración supera en mucho el de las plantas, animales y hongos conjuntamente y, en realidad, las estrategias metabólicas de las plantas, animales y hongos generalmente evolucionaron primero en los procariotas. Muchos resisten condiciones que a nosotros nos parecen extremas. Por ejemplo, algunas bacterias pueden formar paredes gruesas y producir esporas que, en algunos casos, pueden resistir el agua hirviendo.

    Aquí mismo, en la Tierra, hemos podido encontrar formas de vida que son verdaderas maravillas como las conocidas fijadoras de nitrógeno, esas que tanto llaman nuestra atención denominadas termófilos que viven en las fuentes termales submarinas.En los heterótrofos, como nosotros mismos y todos los animales, las tareas de adquisición de alimento y energía están juntas: las complejas moléculas orgánicas de nuestros alimentos nos proporcionan tantos nutrientes (materias primas) como, al romperlas químicamente, energía. Pero en los autótrofos la fuente de energía y la fuente de nutrientes son claramente distintas.

    Los fotoautótrofos son organismos que practican la fotosíntesis, o, los fotoheterótrofos, que utilizan la luz como principal fuente de energía, pero adquieren la mayor parte del carbono que necesitan de forma orgánica. Los quimioautótrofos son un grupo extraordinariamente importante y exclusivamente procariótico. Como los fotosintetizadores, utilizan dióxido de carbono como principal fuente de carbono, pero obtienen energía de fuentes químicas. Algunos las llaman “bacterias del azufre”. Los metanógenos, arqueas que generan gas metano durante el metabolismo (el metano CH4 detectado en Marte que, es una forma reducida de carbono).

    Los quimiolitótrofos que pueden vivir dentro de las rocas (se han encontrado dentro de las estatuas de piedra a las que deshacen lentamente). Los quimioheterótrofos que obtienen la energía de sustancias químicas y utilizan compuestos orgánmicos como fuente principal de carbono. Los anaerobios que detectan el oxígeno, para quienes es un veneno.

    Otros, los microaerófilos, requieren oxígeno, pero sólo en pequeñas cantidades, y otros, son aerobios, y usan el oxígeno de forma parecida a como lo hacen los animales: para “quemar” moléculas orgánicas y liberar la energía que contienen. Los halófilos o amantes de la salinidad. Los más extremos son arqueas.

    Resulta ser un viaje fascinante cuando podamos adentrarnos en el misterioso universo de las bacterias purpúreas y mitocondrias. El reino de las proteobacterias es un grupo vasto y variado de bacterias gram-negativas comúnmente llamadas “bacterias purpúreas”. Tradicionalmente se han dividido en cuatro grupos, llamados Alpha, beta, gamma y delta; pero los estudios de ARN han revelado un quinto grupo, llamado epsilon, que parece ser una división profunda de las deltas.

    En cuanto a la vida sin agua en Titán, se me ocurre pensar que, en primer lugar no sabemos si realmente no existe agua en ese pequeño mundo, y, por otra parte, al igual que aquí hay organismos vivos que no necesitan el oxígeno, ¿Por qué allí no puede haberlos que no necesiten el agua?

    La vida es tenaz y sobre todo, adaptativa, a la menor oportunidad que le brinde la Naturaleza ahí surgirá y, lo único que podrá diferir de un lugar a otro serán las formas y las fuentes. Que toda la vida que pueda existir en el Universo debe estar basada en el Carbono…no es seguro, algunos químicos y biólogos apuestan ya por otras formas de vida y, en Titán, podríamos encontrar algunas respuestas.

  2. “Los nuevos descubrimientos tienen dificultades con las viejas definiciones. Toma, por ejemplo, el concepto de mundo habitable.”

    Así comienza el artículo que tenemos que comentar y que está referido a la posible “existencia de la vida en un mundo sin agua”. Está claro que, cualquiera que esté enamorado del Universo, al mirar el firmamento lleno de estrellas brillantes en la noche oscura, no puede dejar de pensar en los posibles planetas que las orbitan y, la pregunta mental será: ¿Estaremos solos?

    Desde los filósofos y los teólogos del pasado hasta los científicos y los escritores de la ciencia ficción de la actualidad, han contestado de mil maneras a esa pregunta que desde tiempo inmemoriales no ha dejado de excitar la imaginación de muchas mentes.

    Hace más de 2.000 años, Lucrecio, el poeta y filósofo romano, razonaba que el nuestro no puede ser el único mundo habitado. “Debo confesaros”, escribió en su De Rerum Natura, “que existen otros mundos en otras regiones del cielo, y diferentes tribus de hombres y tipos de bestias salvajes”. Por estar de acuerdo con Lucrecio, el fraile dominico Giordano Bruno pagó con su vida en 1600, pues fue nquemado por la hoguera en una piazza romana por orden de la Inquisición.

    Las civilizaciones extraterrestres hicieron una espectacular entrada en la ciencia en 1877 cuando el astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli nos dijo que las líneas detectadas por su colega Angelo Secchi sobre la superficie de Marte eran canales artificiales. Aquella idea, fascino al adinerado Percival Lowell que se construyó un telescopio para comprobar dicha predicción.

    Los marcianos nos han perseguido durante mucho tiempo a través de los comics, las películas, e incluso en la radio (acordémonos de Orson Welles) que sembró el pánico en aquella famosa emisión de radio.

    Después, han sido muchos los que han venido detras para alentar nuestras ilusiones sobre la existencia de posibles formas de vida en otros mundos: Melvin Calvin, químico americano y premio Nobel, el astrónomo Frank Drake, Casrl Sagan, el astrofísico Iosif Shklovski, la idea de Gaia exportada a otros mundos, el proyecto SETI, el meteorito (ahora famoso) ALH 84001 y tantos otros.

    Sin embargo, lo primero que tendríamos que hacer es, definir de una vez por todas qué es lo que realmente entendemos por “vida”, ya que, nuestro concepto de vida está basado en lo que conocemos aquí en el planeta Tierra pero, ¿qué nos podremos encontrar por ahí fuera? ¿Podrá existir alguna clase de vida construida con otro tipo de química y constituida con componentes moleculares distintos de las proteínas, los ácidos nucleicos y otros constituyentes biológicos, o incluso hecha a base de átomos distintos, como, por ejemplo, el carbono sustituido por el silicio, su pariente más cercano en la Tabla Periódica de Elementos.

    En la actualidad no existe ninguna base válida para tales especulaciones. En cualquier caso, si hemos de identificar la vida por rastros químicos o fósiles en cualquiuer lugar del universo, por fuerza hemos de obtener nuestros criterios de lo que sabemos de la vida tal como la conocemos aquí en la Tierra, y, se podría dar el caso de que, estemos delante de otras formas de vida distintas a las presentes en la Tierra y, ni darnos cuenta de ello.

    Con este pensamiento en la mente, ¿que sabemos o sospechamos de la existencia, pasada o actual, de vida fuera de la Tierra? Demos primero un profundo vistazo dentro de nuestro propio Sisterma solar que, nos podrá poner en el camino correcto en esa búsqueda incansable de otras formas de vida en otros mundos que nos persigue desde siempre.

    Ya nos decía el propio Fred Hoyle en alguna de sus obras de ciencia ficción que la vida estaba presente hasta en las Nebulosas lejanas.

  3. Khudsa

    Tengo que felicitar tanto a kanijo por su trabajo como a emilio por sus comentarios!

  4. ama10-3

    Gracias una vez más, D. Emilio, por sus magníficas Lecciones Magistrales.

    A ciertos Políticos, por mucho menos les pagan jugosos emolumentos…

    Respecto al artículo que nos ocupa, de una cosa estoy seguro: en caso de existir vida en Titán se alimentará a base de ‘supercongelados’…, puesto que no creo que a nadie se le ocurra encender allí una cerilla. (Perdón por el chiste malo.)

    Un afectuoso saludo del Amadeu.

  5. Yo tengo un amigo que sería feliz en un mundo pero lleno de etanol… Pienso que la vida no debe estar supeditada únicamente a los compuestos de carbono. Claro que solemos pensar basados en nuestra escala espacio temporal, pero ¿Qué decir de un sistema estelar autorganizado y evolutivo cuya fuerza principal de actuación no fuera la electromagnética sino la gravitatoria? ¿Cómo así? ¿Mundos que son moléculas que forman hiperestructuras vivas? ¿Por qué no?

  6. ¡Y se creerán muy originales! ¡Anda que no hace tiempo que algunos especímenes humanos sustituyeron el H20 por el etanol!
    (Y la sabiduría popular lo inmortalizó en la tonadilla ésa de:
    “el agua, para lavarse,
    y pa las ranas,
    que nadan bien”)

  7. Chus

    Pues si intentaras encender una cerilla en una atmósfera de metano, no creo que pasara absolutamente nada, por una parte la combustión es en una reacción de reducción rápida del oxígeno, que si no hay o lo hay en poca cantidad, segúramente ni se produzca, por lo cual no créo que consigas encender una cerilla, a no ser que el fosforo reaccione con el metano como con el oxígeno, que no creo (por cierto, no soy qúimico ni físico, sólo un aprendiz de todo).

    Un Saludo

  8. urge una mision a esas tres lunas. las repercusiones que trairian serian muy buenas.

    1. si en titan hay vida “basica” y por ende formada en diferentes circustancias del medio. eso nos diria la vida se puede formar en diferentes condiciones.

    2. igual la busqueda de exoplanetas se enfocaria en dos objetivos. planetas terrestres y titanes.
    que opinan?

  9. Apodemus

    La verdad es que me resisto a la idea de que pueda haber vida en algún lugar sin la presencia de agua. Dice el artículo que hay un verdadero ciclo “líquido” basado en el metano, que se evapora para luego volver al estado líquido. Y, por tanto, parece sugerir que el metano en estado líquido podría hacer un papel similar al del agua.

    Pero hay que tener en cuenta que el agua y el etano son dos moléculas muy diferentes. Sobre todo porque el agua contiene O en su molécula, mientras que el metano y el etano solo contienen H y C. Esto hace que la molécula de agua sea de naturaleza dipolar(H2O) con una carga parcial negativa en su átomo de O, y dos cargas parciales positivas en sus H. Gracias a esta naturaleza dipolar, el agua está dotada de unas propiedades únicas que la convierten en el medio idóneo para el desarrollo y evolución de la vida.

    Así tenemos como el agua es un excelente disolvente, sobre todo de los compuestos iónicos y polares; también resulta ser por ello mismo el medio en el que tienen lugar prácticamente todas las reacciones metabólicas de la célula; igualmente tiene un elevado calor específico, lo que la convierte en un excelente amortiguador de los cambios bruscos de temperatura, esencial para los organismos.

    Pero el agua también es capaz de actuar como reactivo en muchas reacciones químicas, como las reacciones de hidrólisis( por ejemplo, todas las reacciones digestivas son hidrólisis), o su imprescindible papel como dadora de electrones a la clorofila en el proceso de la Fotosíntesis.

    También el agua está dotada de una gran tensión superficial y de una fuerzas de adhesión y cohesión que facilitan procesos como la subida de los líquidos por capilaridad, la germinación de las semillas, o el mantenimiento de la forma y el volumen de las células por su presión interna y por los equilibrios osmóticos que genera.

    Otra propiedad única, casi inaudita del agua, es el hecho de que su densidad en estado sólido sea inferior a la del estado líquido, lo que resulta fundamental para el mantenimiento de la vida en los lagos de zonas frías. Y también resulta ser la única sustancia que se encuentra en los tres estados en la naturaleza.

    El metano (CH4) y el etano (CH3 – CH3), en cambio, son moléculas completamente diferentes, que forman otros hidrocarburos, pero que al ser cadenas de C e H, resultan ser todos apolares. Por ello, no reúnen ninguna de las propiedades del agua. Por ejemplo, cabría preguntarse, qué tipos de reacciones químicas se podrían dar en su seno.

    Por otro lado, y trasladándonos a Titán, deberíamos preguntarnos qué tipo de compuestos podrían actuar como oxidantes, para posibilitar los procesos energéticos necesarios para el desenvolvimiento de la vida, ya que el metano, y el etano, en todo caso actuarían como reductores.

    En fin, que decididamente me inclino a pensar que la vida no es posible sin H2O, y que por otro lado no me puedo imaginar un metabolismo que no esté basado en la química del Carbono.

    Así pues, deberíamos buscar vida allí donde haya agua y se den una condiciones similares a las de la Tierra. Si ese lugar existe, y es probable que así sea, podrá albergar seres vivos, que por supuesto serán muy diferentes a los de la Tierra, porque habrán evolucionado en un medio ambiente diferente, al igual que ocurre en La Tierra entre los seres vivos de zonas y continentes diferentes. Pero creo que, al igual que aquí, estarán basados en la existencia de agua y en la química del carbono.
    Un saludo

    • narro

      De hecho por eso se afirma que si existiese vida, ”no seria tal y como la conocemos”.
      Seria un tipo de vida que utilizaria, en lugar de ADN o ARN, otro metodo para transmitir la herencia. Utilizaría otro tipo de moleculas cataliticas en lugar de las proteínas ”tal y como las conocemos”. Otro tipo de capa protectora enlugar de la bicapa lipidica, etc etc etc… Mientras tenga una bioquímica y tenga la capacidad de replicarse, los cientificos la catalogaran como vida.

    • Gooooooor

      No te puedes limitarte de esa manera. La química que conocemos en la tierra esta basada en el agua y el carbono entre otros, pero de hay a negar otras posibilidades de elementos y reacciones químicas que aun desconocemos en otros mundos y que puedan crear vida creo que es limitarse indebidamente.
      El universo esta demostrando que tiene infinitas posibilidades de poder crear vida. Diferentes energias y materias que abundan. Las fuerzas que puedan influir en ese exoplaneta o luna serán diferentes, tienen que ser diferentes, y la vida que pueda surgir, puede que sea tan simple y tan efectiva como la vida que conocemos en la tierra.
      Quien dice que haga falta ARN y ADN para transmitir información a las próximas generaciones en esos exoplanetas?? Quizás la vida puede transformarse a niveles gaseosos-líquidos y las moléculas puedan “bailar” entre sí de tal manera que formen un ser vivo y cuando necesiten procrear, tengan que fusionarse y “chocar” entre los dos seres iguales o similares, igual que chocan dos galaxias para formar una, o no, y así formar un ser mas complejo y completo.
      No se, son suposiciones de ciencia-ficción pero siempre digo que todo aquello que la mente humana pueda imaginarse es porque puede existir, igual que nuestros sueños pueden cumplirse. Claro que, no te imagines a un elefante con una cola de ballena, seria imposible!! O no?? La manipulación genética existe no?? Bien que no seria nada ético. xD
      Pido disculpas si a alguien le parece falacias mis palabras pero tengo que agregar q tengo una resaca de órdago y no enlazo mu bien mis palabros. xD.
      Un saludo.

  10. Bien, eso depende de nuestra definición de vida. Si para nosotros un ser vivo es aquel que comparte la química del carbono basada en el ADN, ARN y proteínas, entonces tendremos una definición muy limitada, y obviamente no podremos imaginar una forma de vida así en un cuerpo como Titán. Sin embargo, vale la pena hacerse las siguientes preguntas: Para que un sistema tenga las cualidades de la vida como lo son la reproducción, diferentes niveles de complejidad, el surgimiento de orden dentro del caos, la capacidad para adaptarse y evolucionar progresivamente hacia nuevos niveles de complejidad, de originar diversidad y competencia y dominar los ambientes, ¿es una condición necesaria que dicho sistema se sustente en la química del carbono? Podríamos imaginar igualmente una forma de vida basada en el silicio, por ejemplo, que se adapte mejor a otras condiciones. ¿Qué probabilidad hay de que surja un sistema de este tipo? Si nos lo proponemos, ¿podríamos construir un sistema autorganizado diferente? Claro que sería una tarea extremadamente difícil, y más aun cuando todavía no podemos siquiera reproducir la evolución de las primeras moléculas vivas en la tierra.
    Es cierto que el agua tiene cualidades especiales, pero quizá otros compuestos tengan otras cualidades deseables para otros tipos de vida basados en otros compuestos químicos, en otros planetas. Aunque el origen de la vida a partir de compuestos diferentes al agua y el carbono sea un evento sumamente improbable, la gran cantidad de mundos (aun limitándonos a nuestra galaxia) hace posible que se dé un número tan grande de diferentes combinaciones de factores, como la gravedad, la proporción de diferentes elementos y compuestos, la temperatura, etc., que no me cabe duda que en algún rinconcito haya otro ser preguntándose si es posible la vida que no esté basada en el metano, o el etanol, para el caso. Claro que mi amigo (que le gusta mucho el aguardiente) ya es una forma de vida basada en el etanol.
    ¿Y qué tal si hablamos de ámbitos fuera de nuestra escala de tamaño? ¿Es la gravedad y la energía intensas en ciertas regiones del universo (como el centro de las galaxias) capaces de producir autorganización? Claro que para realizar este tipo de especulaciones necesitamos desprendernos de ciertos paradigmas.

  11. Leyendo a los compañeros que más arriba comentan, puedo ver con claridad meridiana donde residen sus puntos de razón, cada cual, en su exposición, la lleva si la miramos desde la perspectiva en que las han planteado. Un acosa está clara, el debate sobre la vida o no vida sobre el pequeño mundo Titán, es rico y variado.

    Los microbios que se alimentan de metano fraccionan los isótopos de carbono en unas veinte o 25 partes por 1.000 en los ambientes donde el metano es abundante. Precisamente eso fue lo que permitió explicar las inusuales signaturas químicas de los sedimentos lacustres examinados por Schoel´y Wellmer. Comenzamos con las cianobacterias que fraccionan los isótopos de carbono en 30 partes por 1.000, convertimos parte de la materia orgánica que producen en metano y usamos este gas para alimentar las hambientas bacterias del metano, responsables del fraccionamiento adicional. Por otra parte, no tendríamos que olvidar a las arqueas metanógenas.

    Los metanógenos que viven en los sedimentos obtienen carbono y energía descomponiendo moléculas orgánicas en metáno y dióxido de carbono. Cuando hay hidrógeno en el medio, pueden vivir también por quimiosíntesis.generando entonces metano pobremente empobrecido en ¹³C. En combinación, pues, los organismos fotosintéticos, las arqueas productoras de metano y las bacterias consumidoras de metano pueden explicar los inusuales valores isotópicos lacustres del Arcaíco tardío.

    Lo que pasó aquí y pasa, puede pasar allí a la inversa, ¿qué podemos saber nosotros de lo que allí pueda estar ocurriendo?, ya que, con otros materiales, hay bichitos infinitesimales que hacen auténticas diabluras. No debemos olvidar que entre dos mil doscientos y dos mil ochocientos millones de años atrás, las arqueas metanógenas deben haber tenido un relieve en el ciclo global del carbono desde el que no han gozado desde entonces porque, gracias a esos cambios evolutivos los “mundos cambian” y lo que eontonces fue, ahora es distinto. Lo mismo podría estar pasando, ahora mismo en Titán.

    Los metanógenos desempeñan un papel importante en el ciclo del Carbono en los lagos actuales. Sabedores de esto, los los paleontólogos creían que el descubrimiento de Schoell y Wellmer del elevado fraccionamiento, 45 partes por 1.000, se podía explicar como una condición local, ambientalmente restringida: la excepción a la regla. Sin embargo, éste ha resultado ser no tan excepcional.

    Si hacemos un detenido viaje hacia atrás en el tiempo y, nos paramos en todos aquellos fenómenos biológicos y de transiciones de fase que se produjeron químicamente hablando en nuestro mundo, nos podríamos dar cuenta de que, en algún período de nuestra historia, la Tierra no fue nuy distinta de Titán, y, de ahí, precisamente el enorme interés de los científicos por ese pequeño mundo que, según he podido leer por ahí, incluso se sobrepone al interés que tienen por Marte que, dicho sea de paso, no es poco.

    ¡Titán, esa incognita que desboica nuestra imaginación!

  12. Fer137

    Datos relevantes en este asunto:

    -Las moleculas mas complejas detectadas en cualquier parte del Universo son las basadas en carbono. Desde cometas hasta nubes moleculares. Por cierto, el agujero negro central de nuestra galaxia bebe toneladas de etanol.

    -En cuanto a la vieja historia del silicio basta ver que sin ir mas lejos en la Tierra hay silicio a punta pala, a muy diversas temperaturas, y no se ha observado ningun tipo de rudimentaria evolucion prebiotica o quimica basada en ello.

    -No se puede descartar vidas de otro tipo, pero serían en cualquier caso muchisimo mas improbables que la basada en carbono, y ni siquiera estas sabemos lo probables o improbables que puedan ser, solo conocemos un caso.

  13. “Los vientos atmosféricos de Titán, su temperatura y su mezcla han sido revelados por nuevas observaciones de la nave Cassini. La espesa atmósfera de la luna gigante de Saturno es rica en compuestos orgánicos, cuya química puede ser similar a aquella que tuvo lugar en la Tierra antes de la emergencia de la vida.”

    ”Titán no es solamente un punto en el cielo; estas nuevas observaciones muestran que Titán es un mundo rico y complejo, muy parecido a la Tierra en algunos aspectos”, dijo el Dr. Michael Flasar del Goddard Space Flight Center, de la NASA, Md., principal investigador del instrumento Espectrómetro Compuesto Infrarrojo (Composite Infrared Spectrometer, CIRS). Flasar es el autor principal de una monografía en esta investigación publicada el 13 de Mayo en la revista Science.”

    Al leer tales descubrimientos, no puedo dejar de pensar en que, estrechamente relacionadas con las arqueas metanógenas se encuentran las halobacterias, un grupo peculiar de microorganismos que obtienen la energía del Sol con la ayuda de un pigmento para captar la luz que se parece asombrosamente a la rodopsina de los ojos de los vertebrados. Las halobacterias obtienen el carbono que necesitan para el crecimiento al absorber moléculas orgánicas.

    Las arqueas se encuentran ampliamente distribuidas por toda la Tierra, pese a lo cual, todavía las conocemos muy pobremente. Por ejemplo, hasta 2001 no se descubrió que los organismos más abundantes en muchas partes del océano podrían ser diminutas arqueas; los biólogos no tienen la menor idea de cómo se alimentan estos organismos. Por otro lado, algunas de las arqueas mejor caracterizadas habitan lugares insólitos, muy insólitos. Las bacterias, por ejemplo, viven en aguas con una salinidad diez veces superior a la del océano. (La peculiar tonalidad magenta de las halobacterias pueden apreciarse desde el aire en las grandes salinas comerciales.)

    Las aguas residuales de un pueblo minero de mi Provincia (Huelva), hablamos de Río tinto, asombró a los cintíficos de la NASA cuando comprobaron la enorme cantidad de bichitos que pueden vivir allí a pesar de su alta acidez que la llevan a tener un PH insólitop para la vida y, desde luego, no hablemos de los 1123 ºC que soportan los hipermófilos en las chimeneas hidrotermales a unas altas presiones de los fondos oceánicos, a cuyo pesar, el agua sigue siendo líquida.

    Alguien, en el pasado lejano, dijo una vez: todas las cosas son una.

    Si pensamos en ello, se nos puede venir a la mente el Hidrógeno, el material primario que, cuando sufre sus tranformaciones en las estrellas se convierte en otros elementos distintos del que originalmente era. ¿Por qué, si eso es así, no podría también a partir del metano-etanol de Titán y de los ricos compuestos de su atmósfera surgir alguna clase de vida?

    Por otra parte, si hacemos la pregunta ¿Hay agua en Titán? ¿Alguien la podría contestar con toda certeza?

    Mejor será esperar los acontecimientos venideros (que vendrán) y, entonces, con los datos adecuados en nuestro poder, podremos mirar con perspectivas diferentes lo que hoy se nos hace cuesta arriba admitir.

    Pero, amigos míos, vida, lo que entendemos por vida, puede estar presente en cualquier parte del Universo. La Tierra, es sólo un planeta entre cientos de miles de trillones. ¿Por qué sería diferente?

  14. De todas las maneras, y, aunque no estoy cerrado a nada, si tuviera que decantarme por las formas de vida que podamos encontrar por ahí fuera, siempre me decantaré por el Carbono, cuyas propiedades le permiten hacer “ejercicios musculares” que otros elementos no pueden hacer.

  15. ersuniel

    (Otra licencia, que estoy licencioso últimamente) Quizá sea una característica o una cualidad humana adentrarse en lo desconocido, trazar mapas de nuestra propia ignorancia para empezar a reconocer y delimitar lo que queda fuera de ella y dentro, más allá de nuestro alcance. No me refiero a la ignorancia como algo peyorativo, sino como un estadio del conocimiento siempre en tránsito. En una generación, precisamente ésta, pueden cambiar los paradigmas de muchas cosas. Por descontado, cuanto más fundamentada esté una elucubración, más valiosa será, aunque sea como ejercicio. Creo que aquí se puede aplicar la frase del SETI: La ausencia de prueba no es prueba de ausencia. En la Edad Media (las edades oscuras que dicen los anglosajones) tenían una manera más legendaria de definir la ignorancia, el terror de los espacios en blanco que acechaban en los bordes de los mapas: Más allá hay dragones. Y Titán no está mal como nombre de dragón.

  16. Da

    La clave es la siguiente. ¿La vida en la tierra tiene un origen en común o se originó en lugares y tiempos diferentes e independientes?

  17. Luis Alfonso B.

    Me identifico totalmente con este articulo siempre he creído que el error en buscar vida en otros lugares es buscarla tal como la conocemos en nuestro mundo sin tener en cuenta que con muchos miles de años de evolución y asi sea una quimica totalmente distinta a la conocda se podría llegar a algo “nuevo”..

    • ¿Química totamente distinta?

      Por muy lejana que esté la región del Universo a la que podamos ir o investigar, la química que allí podamos encontrar será la misma química que aquí tenemos.

      No hay otra química ni optros elementos, en todas partes rigen las mismas leyes y las mismas constantes, así que, la materia, la química y la vida, tambi´ñen serán las mismas aquí que allí.

  18. ¿Toda la vida en la tierra tiene un origen común? Yo pienso que sí. Sin embargo la vida basada en la célula tal y como la conocemos en la actualidad debió haber pasado un intenso proceso evolutivo. Es probable que haya existido un mundo biológico formado por organelas, y aun anterior a este, un mundo de moléculas complejas. En este primer estadio se debió registrar un intenso proceso de competencia en el que la selección natural escogió las moléculas más estables y con mayor capacidad de replicación, así como el sistema más eficiente de codificación (ADN). Es decir, la vida actual tiene un origen común en el mismo sentido que decir que los grandes simios y el hombre tienen un antepasado común (el mismo antepasado debio llegar hasta alli por un proceso evolutivo).
    Pienso además que la combinación de condiciones ambientales en la tierra primigenia era la optima para crear una gran diversidad de moléculas complejas por todos lados. No creo que la vida se haya originado en un pequeño estanque y de allí haya salido ya, muchos millones de años después, en forma de célula. La tierra debió haber estado plagada de moléculas complejas de toda índole que sufrieran un proceso de competencia y aumento progresivo en la cooperacion, hasta formar el siguiente nivel: las organelas.
    Me parece genial la frase “La ausencia de pruebas no es prueba de ausencia”.

  19. 00

    Estoy de acuerdo con tu teoría Edwin, el Darwinismo hace muestra de su presencia, pero tengo una duda ( nada que ver con el tema en sí ) ¿Las capacidades cognitivas e intelectuales humanas han sido siempre las mismas o han evolucionado ?Es cierto que los conocimientos aumentan y las generaciones van conociendo más su hábitat pero si esas capacidades no evolucionan jamás llegaremos a conocer de lleno el mundo cuántico ni la vida en otras galaxias(es posible que haya algún lugar en el que las leyes de la física sean totalmente diferentes y haya vida, que no personas otros seres inteligentes.) Es preocupanet pensar que nuestra inteligencia no evolucione considerablemente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *