Investigadores descubren un nuevo linaje de antiguos humanos

Cueva DenisovaEl ADN de un hueso de dedo humano de 40 000 años de antigüedad encontrado en una cueva de Siberia apunta a un nuevo linaje de antiguos humanos, según se informa hoy. El hallazgo – el primero realizado con pruebas genéticas y no fósiles – sugiere que Asia Central estaba ocupada en esa época no sólo por Neandertales y Homo sapiens sino también por un tercer linaje homínido anteriormente desconocido. “Éste es el descubrimiento más apasionante hasta el momento que ha llegado desde el campo del ADN antiguo”, dice Chris Tyler-Smith, genetista del Instituto Wellcome Trust Sanger en Hinxton, Reino Unido.

El trabajo complica la historia humana una vez más, de forma similar al descubrimiento del controvertido H. floresiensis — también conocido como el hobbit — que ha dado un vuelco a las anteriores y más simples formas de ver las migraciones de los primeros humanos por todo el globo. Si vivieron cuatro humanos iniciales incluyendo al hobbit hace unos 40 000 años, “la cantidad de biodiversidad [humana]…era bastante notable”, dice la genetista Sarah Tishkoff de la Universidad de Pennsylvania.

Un equipo liderado por los arqueólogos Michael Shunkov y Anatoli Derevianko de la Academia Rusa de las Ciencias en Novosibirsk encontraron el hueso del dedo en 2008 en la Cueva Denisova en las Montañas de Altai en Rusia. La cueva, que tiene muchas capas arqueológicas que se extienden a lo largo de 100 000 años, ha arrojado herramientas de piedra tanto de humanos modernos como de Neandertales y una pequeña colección de huesos homínidos demasiado fragmentados para identificarse. El hueso del dedo procede de una capa datada por radiocarbono de hace entre 48 000 y 30 000 años. Los genetistas evolutivos Svante Pääbo, Johannes Krause, y sus colegas del Instituto Max Planck para Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, consiguieron una muestra de 30 miligramos y extrajeron y secuenciaron los 16 569 pares de bases de su genoma de ADN mitocontrial (mtDNA), usando nuevas técnicas del grupo de Pääbo que han empleado con éxito para secuenciar ADN tanto de Neandertales como de humanos modernos prehistóricos. Los investigadores compararon la nueva secuencia de mtDNA con la de 54 personas vivas de todo el mundo, un humano moderno de hace unos 30 000 años de otro lugar de Rusia, y seis Neandertales.

Se llevaron una buena sorpresa: Aunque los Neandertales se diferencian de los humanos modernos en una media de 202 posiciones de nucleótidos en el genoma mitocondrial, el homínido de Denisova difería de media en 385 posiciones de los humanos modernos y en 376 de los Neandertales, según informa hoy el equipo en la edición on-line de Nature. Cuando se añadió a la mezcla el mtDNA de chimpancés y bonobos, los investigadores fueron capaces de estimar que el nuevo homínido compartía un ancestro común con los Neandertales y los humanos modernos hace 1 millón de años.

Pero, ¿quién era este misterioso homínido? El equipo dice que la fecha es demasiado tardía para un H. erectus asiático, que migraron por primera vez fuera de África hace 1,8 millones de años. Y es demasiado temprana para el H. heidelbergensis, que apareció en África y Europa hace unos 650 000 años y muchos investigadores piensan que es el ancestro común de humanos y Neandertales. “No hay pruebas” de que éstas u otras especies conocidas “persistieran hasta tan tarde” en el continente asiático, dice el paleoantropólogo Russell Ciochon de la Universidad de Iowa en Iowa City. Chris Stringer, paleoantropólogo del Museo de Historia Natural en Londres, dice que la nueva especie podría representa una “dispersión pre-heidelbergensis y post-erectus” fuera de África “que no habíamos observado hasta ahora”.

Por ahora, el equipo de Pääbo no ha dado al nuevo linaje un nombre de especie, al menos hasta que se sepa más sobre él. Lo siguiente que plantean hacer los investigadores es secuenciar el ADN nuclear del hueso del dedo. Si tienen éxito, podrían descubrir la identidad secreta del homínido X.

Para una cobertura completa, ver el ejemplar del 26 de marzo de la revista Science.


Autor: Michael Balter
Fecha Original: 24 de marzo de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (10)

  1. [...] traducido y posteado en Ciencia Kanija, el original se publicó en ScienceMag, su autor es Michael [...]

  2. Felipe

    Quizas una de las razones de que ya no perviva esa diversidad se deba a reduccion masiva de la poblacion humana hace 70.000 años, asociada con la explosion de una super caldera en Indonesia…Y este caso sea uno de los pocos casos de leve superviviencia.

  3. “El ADN de un hueso de dedo humano de 40 000 años de antigüedad encontrado en una cueva de Siberia apunta a un nuevo linaje de antiguos humanos, según se informa hoy. El hallazgo – el primero realizado con pruebas genéticas y no fósiles – sugiere que Asia Central estaba ocupada en esa época no sólo por Neandertales y Homo sapiens sino también por un tercer linaje homínido anteriormente desconocido.”

    El artículo, leido con atención, no puede ser más interesante. De nuevo, un hallazgo de este tipo nos sorprende con algo nuevo cuando ·creíamos” que ya nada estaba fuera de nuestros conocimientos en esta disciplina pero, los antropólogos y paleoantropólogos, se empeñan en aumentar nombres a la lista de aquellos primeros homínidos -como Ardipithecus, y luego Australopithecus- que, como del que aquí nos hablan, eran filogenéticamente hablando, homínidos.

    Estos nuevos hallazgos que vienen a sumarse a una larga lista, en realidad, no debiera sorprendernos tanto. Se han encontrado restos de pisadas de 3,6 millones de años dejadas supuestamente, por losa Australopithecus Aferencis que ya, como se ha podido comprobar, caminaban erguidos.

    Acordaos de aquel famoso esqueleto fosilizado que encontró Don Johanson y su equipo en 1974 en Hadar (Etiopia), al que más tarde nombraron Australopithecus aferencis. El esqueleto -de sobrenombre Lucy- incluía gran parte del cráneo y y buena parte del esqueleto postcraneal: parte de los huesos de los brazos, la pelvis y los huesos de las piernas que, al ser estudiados, demostró que su caminar ya era erguido.

    Hacer una guía de los homínidos, un árbol taxonómico moderno, no resulta nada fácil, ya que, como ha ocurrido ahora, siempre pueden aparecer nuevos indicios o especies de homínidos que forman parte de la cadena que nos trajo hasta el momento presente durante un largo camino en una dura historia evolutiva donde no todo fueron caminos de rosas.

    Así que, si queremos presentar ese árbol homínido, sólo será un hipotético resumen de la ascendencia de los homínidos y de su parentesco; y de otro lado, nos encontraremos por el camino con optros árboles de ramas diferentes y rivales sobre los que tuvimos que prevalecer para poder contarlo ahora.

    Ardipithecus ramidus, Australopithecus anamensis, aferencis, garhi, africanus, Paranthropus robustus, , aerothiopicus, boisei, Homo habilis, rudolfensis, erectus, ergaster, heidelbergensis, neanderthalensis…Todos con una historia que, a grandes rasgos creemos conocer y, sin embargo, aún seguimos preguntándonos: ¿quiénes somos?

    En general, todos los modernos paleontólogos creen que todos los grandes grupos de homínidos tuvieron su origen en África. La visión convencional, pues, es que algunos de los linajes de homínidos -Homo erectus, los “arcaicos” y el moderno H. Sapiens- migraron fuera de África en una serie de diásporas.

    Otros opinan que, los homñinidos surgieron en distintos lugares y dieron lugar a diferentes razas de humanos que son las que podemos ver en la actualidad. ¿De quién podrá ser el dedo misterioso que no coincide con ninguno de los aquí nombrados?

    ¡Mira que no conocer ni a nuestra propia familia! ¡Qué cosas!

  4. ¡Muy interesante e ilustrativo!

    ¡Salud e inquieta alegría!

  5. Da

    Coño, es pura lógica y sentido común. Cuando uno ve la variedad de, por decir algo, felinos (gatos, tigres, jaguares, panteras, pumas, tigres, leones, leopardos, guepardos, linces con sus diferentes variedades y formas), es lógico pensar que también habría una gran variedad de homínidos, muchos más de los que se han descubierto. Numerosos troncos y muchas ramas, todas extintas menos una, el homo sapiens. Por eso lo que sí es raro, rarísimo, es que entre los monos y nosotros no haya sobrevivido ni una sola especie de los homínidos que hubieron. ¿Genocidio?, ¿extinción natural?. Nunca lo sabremos.

  6. [...] traducido y posteado en Ciencia Kanija, el original se publicó en ScienceMag, su autor es Michael Balter Etiquetas: Atapuerca, Cueva [...]

  7. [...] que complementan tales teorías de cruce. El equipo de Pääbo y sus colegas rusos recientemente informaron del genoma mitocondrial de un humano arcaico de las Altas Montañas — en el sur de Siberia cerca de las antiguas rutas de comercio [...]

  8. [...] arcaico. El equipo de Pääbo y sus colegas rusos recientemente informaron del genoma mitocondrial de un humano arcaico de las Altas Montañas — en el sur de Siberia cerca de las antiguas rutas de comercio [...]

  9. Leviatán

    Acabo de leer esta noticia, que recoge que hoy se ha publicado nueva información en Nature.
    http://www.publico.es/ciencias/353028/otra-especie-humana-se-cruzo-con-los-sapiens

    saludos

  10. jurl

    Sip, el “sueco” ataca de nuevo. Ayer en ese mismo medio salía haciendo el redicho diciendo que “consideraba mucha casualidad que desapareciesen los Neandertales al tiempo que entraban los humanos”, en el sentido que entiende que la especie sapiens fue la responsable (en algún grado) de la extinción de la neandertalensis, algo que actualmente sostiene él sólo solo en solitario. Mayormente primero porque es difícil asumir que un homínido que de una hostia decapita a cuatro de nosotros sin despeinarse haya sido amenazado realmente por nuestra presencia, y a mayores de que las pruebas cada vez apuntan con más peso a que el reducido número de miembros de sus comunidades (y otros detalles como requerir casi el doble de kcal diarias que nosotros para sobrevivir) fue el máximo responsable, pero centrándonos en el impresionante argumento en sí mismo, uno desaparece y aparece otro más o menos cronológicamente (lo cual incluso es actualmente discutible), resulta que con ese argumento podemos concluir que los mamíferos fueron los responsables de la extinción de los dinosaurios, y el cráter de Chicxulub una chorrada.

    Me pregunto cómo alguien que se dice biólogo puede obviar con semejantes anteojeras que cuando un nicho queda libre otra especie lo ocupa.

    Yo a este señor ya lo tengo archivado en la sección magufa con pasta oficial, y ahí se queda todo lo que publica hasta que lo vea replicado por algún estudio independiente. Ahora se saca de la manga Neandertales asiáticos nunca antes detectados y sin registro paleontológico. Pues vale, si quiere cubrirse de mierda como el coreano…

    Todo esto da para pensar mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *