El Sol vuelve a la vida

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Llamarada solar

Tras la caída más profunda de la actividad solar en casi un siglo, el Sol finalmente está volviendo a la vida. Pero, ¿retornará la actividad solar a niveles anteriores? El venerable observador solar SOHO de la ESA está allí, observando y midiendo, proporcionando una información única sobre nuestra estrella más cercana.

Fue el regalo navideño perfecto para los físicos solares. A mediados de diciembre de 2009, el mayor grupo de manchas solares de los últimos años surgió y se manifestó en la superficie solar. Ocurrió justo cuando algunos físicos empezaban a preguntarse si alguna vez retornarían las grandes manchas solares. “Este último mínimo fue mucho más profundo y duradero de lo que nadie había predicho”, dice Bernhard Fleck, Científico del Proyecto SOHO de la ESA. “Estábamos empezando a bromear sobre que habíamos entrado en otro mínimo de Maunder”.

El mínimo de Maunder tuvo lugar entre 1645 y 1715, cuando las manchas solares, los marcadores visibles de actividad solar, estuvieron ausentes del Sol durante largo tiempo. Los últimos dos años han sido iguales, con el Sol presentando una superficie sin manchas durante más del 70% del tiempo.

Los astrónomos están acostumbrados a ver pasar al Sol por un ciclo de actividad que dura aproximadamente 11 años. Pero hasta diciembre del año pasado, el Sol había parecido reticente a empezar de nuevo. A mediados de enero, surgió un gran grupo de manchas y, más recientemente, varias áreas grandes y activas han estado cruzando la superficie solar. Aunque es prematuro pensar que el Sol está aumentando su actividad para llegar a otro energético ciclo.

La fuerza del próximo ciclo solar está determinada por la fuerza del magnetismo en los polos del Sol, y ésta es actualmente muy débil. Los campos polares proporcionan las ‘semillas’ magnéticas para que las manchas solares del siguiente ciclo, que son absorbidas en el interior de Sol y, de algún modo, rejuvenecidas y retornadas a la superficie para aparecer como manchas oscuras.

Por tanto, aunque el Sol esté volviendo a la vida, no deberíamos esperar demasiada actividad, de acuerdo con Fleck. “Creo que vamos a pasar por algo similar a los inicios del siglo XX donde todo era mucho menos activo”, comenta. Los registros históricos demuestran que, hasta los últimos años, el ciclo solar ha estado inusualmente activo. Por lo que en lugar de una súbita bajada de la actividad, es más probable que retorne a la normalidad.

“Cuando se lanzó SOHO hace más de 15 años, comprender el ciclo solar no era uno de sus objetivos científicos, ahora es una de las cuestiones clave”, dice Fleck.

Conforme se lancen naves más nuevas, como el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA, las observaciones continuadas de SOHO proporcionarán unos datos esenciales de calibración para los nuevos instrumentos, asegurando a los astrónomos poder comparar los conjuntos de datos con precisión. Y SOHO aún tiene una habilidad única: sigue siendo la única nave en línea con el Sol que puede buscar ‘eyecciones de masa coronal’ que vienen directas hacia la Tierra, que pueden interrumpir las telecomunicaciones, GPS y líneas de alta tensión.



Fecha Original: 20 de marzo de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *