Por qué la ciencia nos dice que no confiemos en los testigos oculares

Testigo ocular

Los testimonios oculares son inconsistentes y, demasiado a menudo, asombrosamente imprecisos.

En 1984 Kirk Bloodsworth fue condenado por la violación y asesinato de una niña de nueve años y sentenciado a la cámara de gas — un resultado que dependía en gran parte del testimonio de cinco testigos oculares. Después de que Bloodsworth pasara nueve años en prisión, las pruebas de ADN demostraron que era inocente. Errores tan devastadores por parte de los testigos oculares no son extraños, de acuerdo con un informe del Proyecto Inocencia, una organización afiliada a la Facultad de Derecho Benjamin N. Cardozo de la Universidad Yeshiva que usa las pruebas de ADN para exonerar a aquellos que han sido incorrectamente acusados de crímenes. Desde la década de 1990 cuando se introdujo por primera vez las pruebas de ADN, los investigadores del Proyecto Inocencia han informado que el 73 por ciento de los 239 culpables exonerados por las pruebas de ADN se basaban en testimonios oculares. Un tercio de estos casos se apoyaban en el testimonio de dos o más testigos equivocados. ¿Cómo puede ser que tantos testigos estén equivocados?

La identificación por testigos oculares normalmente implica seleccionar al supuesto culpable de entre una línea policial, pero también puede basarse en retratos policiales y otros métodos. Poco después de seleccionar a un sospechoso, se pide a los testigos que hagan una declaración formal confirmando la identificación y tratando de recordar otros detalles sobre eventos alrededor del crimen. En el proceso, que puede ser años más tarde, los testigos normalmente testifican en el juicio. Debido a que individuos con ciertos desórdenes psicológicos tales como desorden de personalidad antisocial o dependendia de sustancias, tienen un mayor riesgo de implicación criminal, también tienen un mayor riesgo de identificaciones falsas por parte de los testigos.

Los estudios demuestran que la mayor parte de los jurados dan más peso a los testimonios oculares cuando deciden si un sospechoso es culpable. Pero aunque los informes oculares son a veces precisos, el jurado no debería aceptarlos de forma poco crítica debido a los muchos factores que pueden sesgar tales informes. Por ejemplo, el jurado tiende a dar más peso al testimonio ocular que informa que está muy seguro de sus identificaciones aunque la mayor parte de los estudios indican que los testigos con gran confianza normalmente son sólo ligeramente más precisos — y a veces ni eso – que a aquellos menos confiados. Además de para educar al jurado sobre las incertidumbres alrededor de los testimonios oculares, adherirse a ciertas reglas específicas para el proceso de identificación de sospechosos puede hacer que los testimonios sean más precisos.

Reconstrucción de la memoria

La aceptación poco crítica de los testigos puede radicar en un concepto erróneo popular de cómo funciona la memoria. Mucha gente cree que la memoria humana funciona como un grabador de video: la mente registra eventos y luego, en el momento justo, vuelve hacia una réplica exacta de los mismos. Por el contrario, los psicólogos han encontrado que la memoria se reconstruye en lugar de volver a ella cada vez que la recordamos. El acto de recordar, dice la eminente investigadora en memoria y psicóloga Elizabeth F. Loftus de la Universidad de California en Irvine, es “más similar a colocar las piezas de un puzzle que a recuperar una grabación de video”. Incluso el cuestionamiento por parte de un abogado puede alterar el testimonio del testigo debido a que fragmentos de la memoria pueden combinarse con información desconocida proporcionada por el preguntante, llevando a un recuerdo impreciso.

Muchos investigadores han creado falsas memorias en individuos corrientes; es más, muchos de estos sujetos están seguros de que los recuerdos son reales. En un estudio bien conocido, Loftus y su colega Jacqueline Pickrell dieron a los sujetos un recuento escrito de cuatro eventos, tres de los cuales habían experimentado en realidad. El cuarto era una historia de ficción; se centraba en el sujeto perdiéndose en un centro comercial u otro lugar público cuando tenía entre cuatro y seis años. Un pariente proporcionaba detalles realistas para la historia falsa, tales como la descripción del centro comercial en el que compraban los padres del sujeto. Tras leer cada historia, se pedía a los sujetos que escribieran qué más recordaban sobre el indicente o que indicaran que no recordaban nada en absoluto. Notablemente, aproximadamente un tercio de los sujetos informaba de recordar parcial o totalmente el evento falso. En dos entrevistas posteriores, el 25 por ciento aún afirmaba que recordaban la historia falsa, una cifra consistente con los hallazgos de estudios similares.

Dados los peligros de convicciones erróneas basadas en testimonios oculares fallidos, ¿cómo podemos minimizar tales errores? El Proyecto Inocencia ha propuesto a la legislación mejorar la precisión de identificaciones oculares. Estas propuestas incluyen grabar el procedimiento de identificación de forma que el jurado pueda determinar si se llevó a cabo adecuadamente, colocando a individuos en la línea que recuerdan a la descripción del testigo del culpable, informando al testigo que puede o no estar en ella, y asegurándose de que la persona que dirija la línea u otro procedimiento de identificación no conoce quién es el sospechoso. Aunque sólo unas pocas ciudades y estados han adoptado leyes para mejorar la precisión de identificaciones oculares, parece haber un creciente interés en hacerlo.

Testimonio experto

Además, permitir que expertos en identificación ocular testifiquen en el juicio podría educar al jurado y, tal vez, llevar a una evaluación más moderada del testimonio. La mayor parte de las jurisdicciones de los Estados Unidos no permiten tales expertos en las salas sobre la base de que la investigación sobre testigos oculares basada en laboratorios no se aplica en el juzgado y que, en cualquier caso, sus conclusiones son en mayor parte de sentido común y por tanto no muy reveladoras. Aunque el psicólogo Gary Wells de la Universidad Estatal de Iowa y su colega Lisa Hasel han recopilado considerables pruebas que demuestran que los hallazgos experimentales se aplican a los testimonios del juzgado y que a menudo son contrarios a la intuición.

La ciencia puede, y debería, informar al proceso judicial para mejorar la precisión y evaluación de los testigos. Vemos algunos pequeños pasos en esta dirección, pero nuestros juzgados aún tienen un largo camino que recorrer para asegurar mejor que la gente inocente no sea castigada debido a fallos en este tipo de evidencias tan influyentes.

Identificaciones propensas a errores

Un número de factores pueden reducir la precisión de las identificaciones por testigos oculares. Aquí tienes algunos de ellos:

  • Presión extrema del testigo en la escena del crimen o durante el proceso de identificación.
  • Presencia de armas en el crimen (debido a que pueden intensificar la presión y distracción del testigo).
  • Uso de un camuflaje por parte del culpable, tales como máscaras o pelucas.
  • Una disparidad racial entre el testigo y el sospechoso.
  • Breves momentos de observación en la línea o durante otro proceso de identificación.
  • Carencia de rasgos distintivos en el sospechoso como tatuajes o altura extrema.

Autor: Hal Arkowitz y Scott O. Lilienfeld
Fecha Original: enero de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (32)

  1. Muy buen artículo!

    Nuestro sistema judicial y policial (el de la humanidad) es realmente muy anticuado, tanto como lo es la medicina, si bien nadie dice que no hayamos hecho grandes avances en esta materia, nos queda un gran camino para recorrer; Y no hay ninguna duda, que el camino correcto es el de la Ciencia

    • Cerdo Justiciero

      ¿Crees que “la humanidad” tiene un único sistema judicial, policial o médico? ¿Y crees que en medicina estamos atrasados? ¿Con respecto a qué? ¿A lo bien que predecimos terremotos?
      Va a ser verdad lo de los testigos oculares: no me creo lo que estoy leyendo.

  2. Por qué la ciencia nos dice que no confiemos en los testigos oculares…

    Los testimonios oculares son inconsistentes y, demasiado a menudo, asombrosamente imprecisos. En 1984 Kirk Bloodsworth fue condenado por la violación y asesinato de una niña de nueve años y sentenciado a la cámara de gas — un resultado que dependía en …

  3. Ahora ve y dile a un profesor de Jurisdiccional de una Facultad de Derecho que los testimonios oculares son una gilipollez desde que a algún imbécil se le ocurrió colocarlos como prueba medianamente válida en algún proceso. Justamente por todo lo que comentas.

    Supongo que en USA, en la época del western no había de dónde más sacar… es lo malo de querer seguir tradiciones Western…

    Otro día hablamos de la institución del Jurado.

    Saludos.

  4. Hay un test clásico sobre el tema: http://viscog.beckman.illinois.edu/flashmovie/15.php

    Y después del resultado, uno se queda así: O_o

    • El test, que como Jesús dice es un clásico, viene a describir la tesis de lo que Kanijo ha desarrollado en el artículo. El testimonio ocular es totalmente absurdo como unidad para poder imputar, procesar y menos condenar a alguien. No porque no sea eficaz en según qué casos, si no por el mero hecho de que es un testimonio totalmente subjetivo y esa subjetividad individual puede estar mermada, errada, afectada y demás adjetivos que tengan que ver con transformar la realidad -la acción o el hecho punible- en ficción o “lo que me pareció -e incluso interesó- ver”; algo así no puede ser la base de una condena que pueda quebrar la presunción de inocencia.

      Hace unos cuantos años, cuando la Ciencia no permitía basarse en otro tipo de derecho probatorio, aún tenía una excusa, pero que actualmente el testimonio ocular tenga algún tipo de peso probatorio que no sea secundario y de mera información básica es una GILIPOLLEZ JURÍDICA, sobre todo en supuestos de hecho en los que es radicalmente ridículo que alguien pueda decir que ha visto -u oído- algo. Y menos en casos de no conocer físicamente a quien se está señalando como autor de un delito.

      Es una pena que haya personas que, como la de la introducción del artículo, hayan tenido que pasar por ese tipo de circunstancias debido a que parece que el Derecho no entiende de Ciencia. Y creedme que no han debido de ser pocas… sobre todo si contamos con la jurisprudencia estadounidense…

      Por poner un ejemplo rápido, no es lo mismo decir que el coche en el que iba el presunto asesino era rojo, que decir que el asesino era Pepito Pérez, sobre todo cuando a Pepito Pérez era la primera vez que lo veías y lo viste de refilón desde un semáforo en la otra punta de la calle. Como si no hubiera Manolitos Fernández por ahí que se puedan parecer a quien nos pareció Pepito Pérez…

      En fin, que me enervo….

      Saludos.

      P.D.: lo mismo que no hay personas con la misma capacidad de orientación, tampoco todas tienen la misma capacidad de identificación de objetos u otras personas. La pena es que, de momento, el Derecho, ni sus leguleyos, tiene ni zorra sobre ésto, por muchos artículos que el gran Kanijo escriba.

  5. XDuende

    Muy interesante el articulo. Mucho sabria agradecerte, que pasaras el texto por un corrector ortografico, los acentos brillan por su ausencia y hay 2 o 3 errores ortograficos en la traducción.

  6. Por qué la ciencia nos dice que no confiemos en los testigos oculares…

    Los testimonios oculares son inconsistentes y, demasiado a menudo, asombrosamente imprecisos. [...] La aceptación poco crítica de los testigos puede radicar en un concepto erróneo popular de cómo funciona la memoria. Mucha gente cree que la memoria hum…

  7. Francisco Ruiz

    veamos, un poco de pensamiento objetivo no nos hará daño…

    - ya sabemos que los testigos oculares pueden fallar.
    - ya sabemos de casos donde el testigo inculpó a un inocente.
    - dudo que se tengan contados los casos donde el testigo liberó a un culpable.
    - ya sabemos de casos donde el testigo fue coaccionado.
    pero todo eso ya lo sabíamos por experiencia!!!

    La aplicación de la ley nunca será perfecta.

    útil sería evaluar con el método científico todo el sistema, incluyendo los aciertos de los testigos para determinar si, por lo menos, estadísticamente es importante su participación o si se deben omitir, sobre todo en los casos donde el testigo hace la diferencia para la resolución ( a favor o en contra del inculpado)

    FRV

    • Francisco, en caso de que usted fuera falsamente inculpado por un testigo ocular, por diversos motivos -endógenos o exógenos-, y un Juez tomara como medio probatorio únicamente esa falsa acusación, me parece que su interés por la estadística decaería relativa y proporcionalmente.

      Saludos.

      • Francisco Ruiz

        pues no KC, estoy seguro que mi interés por la estadística no decaería, trato de ver los hechos objetivamente, y se que el sistema no es perfecto, aun me falta saber si realmente el sistema de testigos tiene mas positivos que falsos.

        pero suponiendo que asi es, yo lo comparo como los efectos de algunas medicinas, de esas que pueden salvar a miles de pacientes, pero siempre existe la posibilidad de que uno de ellos resulte alérgico y termine muerto en pocas horas… aun y con uno o mas muerto de por medio, no se prohiben porque los beneficios son mayores, es lo mismo que podría aplicar para los testigos, pero habría que analizar la estadística.

        FRV

        • Francisco, el sistema no es perfecto desde el mismo momento en que el derecho divino parece que no tuvo la perfección que se esperaba…

          La cuestión no es hacer una comparación casuístico-estadística para ver si el resultado es mejor o peor, si no que se ha observado que darle un nivel primario en la información probatoria del proceso a los testimonios meramente oculares tiene consecuencias fatales en según qué casos.

          Supongo que con la comparación con los medicamentos usted quiere decir que las leyes se regulan para el beneficio de la mayoría o, lo que es lo mismo, en aras del interés general. Seguramente tenga razón, pero la comparación no es del todo exacta. Si un medicamento funciona con la mayoría de la gente, pero no así con una persona, evidentemente no se va a proceder a prohibir ese medicamento porque es interés general que siga existiendo. Pero si el “margen de error” de ese medicamento lo colocamos en X (siendo X más de 100 personas, por decir un número), veríamos si dicho medicamento no se prohíbe o si su empresa farmacéutica no tendría serios problemas jurídicos. El Derecho no puede funcionar en base a una especie de rentabilidad empírica, al menos no el penal.

          Yo no estoy discutiendo que en el caso de la actividad probatoria mediante testimonio ocular no pueda existir un “margen de error”, si no que el Derecho debería estar muchísimo más actualizado para saber graduar cuándo un testimonio así pueda ser considerado válido o no. Y por supuesto que basar un proceso -sobre todo penal- en base a que el sujeto ha sido identificado ocularmente por varios testigos que “vieron” no debería ser base para quebrar la presunción de inocencia. Sobre todo cuando es la primera vez que los testigos “ven” o “identifican” un objeto/persona, cosa diferente a cuando toda una comunidad de vecinos ha visto a plena luz del día como el vecino del 5º asesinaba a su esposa. La casuística aquí es muy amplia y no debería aplicarse lo mismos medios probatorios en todos los casos, ni tener éstos su misma importancia, ya que, como dice el artículo, el ver al final acaba siendo interpretar.

          Por no decir que en 2010 hay, por suerte, muchos más medios para resolver una investigación.

          Le recomiendo interesantes series de TV sobre diversos tipo de peritaje en casos graves, y creo recordar que Ejecución Inminente abordaba este mismo tema.

          Saludos.

          • Francisco Ruiz

            Saludos KC

            En realidad estamos hablando de lo mismo, el sistema se tiene que corregir, a eso me refiero con evaluarlo por lo menos, estadísticamente.

            Es sabido que cuando un medicamento excede de cierto margen de riesgo se le prohibe, y es lo mismo que debería hacerse con el uso de testigos… primero hay que contar la participación de testigos (recolección de datos), analizarlo e interpretarlo para establecer hipótesis sobre el grado de riesgo, evaluar las hipótesis y concretar teorías, de alli podría seguir fijar un margen razonable de error. eso es lo que no se ha hecho (hasta donde yo se).

            en general coincidimos en ideas, pero parece que no me he explicado bien, sobre todo cuando leo que escribes: “El Derecho no puede funcionar en base a una especie de rentabilidad empírica, al menos no el penal.”

            me da la impresión piensas en estadística como algo meramente empírico, y eso es incorrecto, es un error común para quien no se dedica a estudiar matemáticas.

            obvio que los hechos que estudía la estadística son empíricos, sin embargo, la estadística es una ciencia… estudia la recolección, análisis e interpretación de datos, eso nos permite establecer hipotesis y teorías, incluso del comportamiento humano.

            por cierto, talvez ya sabes que la estadística nos ha dado una herramienta/conocimiento que aplica en las ciencias sociales y en el derecho, esto es la distribución de Gauss, la cual ha permitido desarrollar herramientas aparentemente “subjetivas” como los tests de personalidad pero que han demostrado tener un alto grado de acierto, de hecho creo recordar que en criminología se lleva a cabo esta normalización para establecer patrones de comportamiento y ayudar a ubicar sospechosos.

            sobre las series de TV sobre peritaje… pues gracias pero no :-) yo prefiero las matemáticas antes que la criminología, pero si me interesa que en la aplicación y elaboración de leyes se usen mas las ciencias (incluso las matemáticas) y me gustaría que los abogados compartieran mi interés.

            por último, se que puede parecer “grotesco” hablar de fijar un margen de error en cuestiones penales, sin embargo debemos ser objetivos, la aplicación de ciencias mas precisas (como la médicina) se tienen que “conformar” con un margen de error razonable, entonces una actividad (que no es ciencia) como el derecho, no puede aspirar a ser mas preciso en su aplicación.

            FRV

  8. Por qué la ciencia nos dice que no confiemos en los testigos oculares…

    Vota este post en sportmaniacos.com…

  9. Desde luego que la prueba de ADN ha venido a absolver a muchos presos, que siendo inocentes han sido acusados por testigos. Esta es una estupenda noticia, y creo que los más alegres somos los genetistas, después de los presos y sus familiares, claro está. En la mayoría de los casos y cuando se cuenta con muestras biológicas la prueba de ADN se impone como la prueba reina. En estos casos la evidencia científica prima sobre cualquier testimonio. Pero, ¿Siempre es así?
    Veamos la otra cara de la moneda. Supongamos que tenemos restos bilógicos en la ropa de un acusado, y el ADN de estos restos concuerda con el ADN de la víctima. Desde el punto de vista del fiscal, la evidencia apunta a que el acusado es el verdadero culpable, ya que la probabilidad de que los restos pertenezcan a otra persona y no a la víctima es de 1 en 50 millones (caso hipotético). Pero la defensa tiene un as bajo la manga. Hay varios testigos que dicen que el acusado no se parece en nada al agresor. No concuerdan ni la estatura, ni el color de la piel, ni otros rasgos físicos. Desde el punto de vista del abogado defensor el acusado es inocente, ya que el peso de los testimonios anula la evidencia. Para comenzar, es posible que la evidencia haya sido plantada de alguna forma. El agresor pudo haber tocado al acusado en su huida dejando rastros biológicos, o las muestras se contaminaron por un mal manejo, etc.
    En este caso particular el Juez le deberá dar mayor peso al testimonio, ya que un acusado se presume culpable si la evidencia lo indica mas allá de toda duda razonable, y en este caso los testimonios introducen una duda razonable que conduce a la absolución del acusado. Creo que todos estamos de acuerdo en que es preferible equivocarse a favor del acusado siendo este culpable que culparlo siendo este inocente, no sea que cometamos el mismo error de la iglesia al achicharrar a Giordano Bruno (a modo de ilustración). Hasta aquí todos estamos de acuerdo, a menos que seamos psicópatas y no nos conmueva el sufrimiento del inocente.
    Las leyes en este caso (beneficiar al acusado) están investidas de un carácter moral, pero ¿Qué actividad humana, incluida la ciencia, se encuentra libre de connotaciones morales, o pasionales, o incluso económicas? Por ejemplo, las mismas paciones y motivaciones que nos hacen apoyar a nuestro equipo de futbol preferido nos hacen apoyar una interpretación particular de la física cuántica; o apoyar la física cuántica y desdeñar las aseveraciones hechas por la física relativista; o apoyar a nuestro partido político, nuestra religión, nuestra visión del mundo, un sistema político particular y un amplio etc. (no nos engañemos, no es el método científico).
    Ya he dicho en otra ocasión que esas paciones y pulsiones han resultado en extremo útiles para la supervivencia de nuestra especie en nuestra época como cazadores-recolectores, y las mismas interacciones sociales complejas que las originaron, determinaron también la emergencia de un conjunto de reglas de convivencia y de discernimiento del bien y el mal que se han dado en llamar en su conjunto la “Ley Moral”. Por otra parte, estas mismas paciones son muy malas a la hora de juzgar cualquier asunto con imparcialidad.

  10. Continúo: Pienso que las propiedades emergentes (como la ley moral) poseen una realidad por derecho propio, y no siempre es posible reducirlas a la conveniencia de las variantes génicas, que según Richard Dawkins se valen de nuestros organismos como interfaces para competir por su supervivencia. ¿Que tiene la ciencia que decir acerca de estas estructuras emergentes, como los valores morales, estéticos, espirituales, etc.? Pues por el momento absolutamente nada, al menos hasta que descubramos el conjunto de reglas generales que los rigen. Es más, ni las teorías de juegos, ni la suposición de que el altruismo beneficia al grupo y que por tanto los grupos evolucionan al igual que los organismos (brillante aseveración. TODOS los sistemas complejos vivos o dependientes de la vida se encuentran evolucionando, llámense sociedades, corporaciones, individuos, etc.) han podido explicar del todo el comportamiento altruista, o la ley moral.
    Pido disculpas por las divagaciones de los dos párrafos anteriores, pero es conveniente aclarar ciertos aspectos de “la maquina que analiza”, antes de analizar. Bien, recordemos que este asunto surgió con “alguien” sentado en el banquillo de los acusados en una entrada anterior de este blog. Ese acusado era la psi y la ciencia o pseudociencia (llamémosla de acuerdo con el bando en el que estemos) que la respalda, llamada parapsicología.
    Por lo que pude ver en el artículo anterior, hay cierta evidencia de la existencia de la psi. Pero supongamos que desestimamos los resultados positivos sobre psi de los parapsicólogos, diciendo por ejemplo que se encuentran sesgados por el deseo de obtener resultados positivos, o por fallos metodológicos. Digamos entonces que no hay ninguna evidencia seria de psi que provenga de experimentos controlados. ¿Significa esto que los fenómenos estudiados por la psi no existen? De ninguna manera, ya que la ausencia de pruebas no es prueba de ausencia. Volvamos entonces la mirada a los rechazados y nunca bien ponderados testigos en un intento de salvar a la psi de la silla eléctrica. Al fin y al cabo son los testigos el motivo de los estudios controlados de psi.
    Dos gemelos idénticos, uno en América y otro en Europa. El primero sufre un accidente y se fractura el fémur. Exactamente a la misma hora el segundo gemelo sufre un dolor desgarrador e incapacitante en el mismo muslo. Es posible, como dijo alguien, que se trate de información previa almacenada en el cerebro del segundo gemelo, y a partir de esta información dedujo la fractura del primero. Bien, es descabellado pero sería posible, sino fuera por el enfoque absolutamente determinista que viola la incertidumbre cuántica. Recordemos que el universo es en esencia (y según S. Hawking) 50% indeterminado y por lo tanto no podemos predecir una serie de eventos relacionados de forma compleja a partir de datos anteriores. Además, hipotetizar que el cerebro realiza una enorme cantidad de cálculos probabilísticos complejos a nivel inconsciente para finalmente inferir un accidente que resultará en un dolor de pierna es aun mas fantasioso que la misma psi.
    Por lo menos en el caso de gemelos idénticos, yo tengo una explicación razonable que además no necesita de nada desconocido. Los cerebros de estos gemelos son en extremo parecidos. La actividad eléctrica cerebral debe generar un campo electromagnético que de alguna manera porte la información del cerebro de un gemelo a otro. Usualmente el ruido de la actividad cerebral propia mantendría apagada esta comunicación, pero ante una actividad cerebral intensa, como por ejemplo un trauma severo, la comunicación se llevaría a cabo (del mismo modo en el que un diapasón hace vibrar a otro de la misma frecuencia). Esta posibilidad la descarto parcialmente, ya que al parecer el fenómeno es independiente de la distancia, violando la ley del cuadrado de la distancia propia de una superficie gaussiana en expansión.

  11. Continúo: Dos posibilidades más: o el dolor del segundo gemelo fue casualidad y coincidió con el trauma del primero, o ese par de gemelos son unos pillos embusteros. Estas dos explicaciones serían las más aceptadas desde el punto de vista escéptico, y sería las que tomaría yo, de no ser porque los relatos de este tipo de incidentes entre gemelos idénticos es la regla en lugar de la excepción.
    Ahora les mencionaré una rareza, un caso de percepción extrasensorial que no es estudiado por los parapsicólogos, sino por los físicos. Dos electrones originados en la misma fuente viajando en direcciones opuestas. Después de unos años luz, uno de ellos cambia su spin. Instantáneamente, el otro también lo cambia. ¿Cómo sabe el segundo que el primero cambió? Sabemos que ninguna señal puede superar la velocidad de la luz. Pero, ¿en realidad hacen esto los electrones? ¿O es que la física cuántica es una gran falacia? Bien, hay pruebas matemáticas que indican que esto sucede. Pero si los electrones pueden, ¿Por qué no dos gemelos idénticos? Al fin y al cabo al gemelo quebrado y al otro los podemos ver, y hay testigos, pero nadie ha visto a dos electrones efectuando semejantes malabares (yo propongo que no creamos en esas cosas y Sanseacabó). Claro, los físicos entienden a dos electrones viajando en línea recta, pero los gemelos son enormemente más complejos, y sus cerebros tienen muchisisisimos electrones. El hecho de que los cuánticos no cuenten con las descripciones matemáticas en el caso de dos gemelos, no quiere decir que el fenómeno no exista. Al cabo llegamos a la conclusión de que los físicos teóricos deberían estar colaborando con los parapsicólogos buscando más de sus rarezas (¿por cierto, quien se inventó eso de la energía obscura? Me suena a constante cosmológica del siglo XXI).
    Les diré un motivo valido para abandonar todo estudio de psi: las investigaciones consumen mucho trabajo y recursos en algo que solo “tal vez” sea cierto. Este sí es un motivo valido en contra de dichas investigaciones, pero la aseveración de que la psi se debe abandonar porque no existe, sería (en mi opinión) una argumentación poco convincente.
    Disculpen de nuevo mis divagaciones, pero es que no me he tomado mi medicamento para el Alzheimer. Un saludo.

    • Hola Edwin, veo que tenías ganas de escribir :-) Comento por encima algunos aspectos:

      - Vuelves al mismo error que antes, esto es, dar validez a las pruebas que confirman tu teoría y descartar el resto. Esto ni es científico, ni es honesto. Dices:
      los relatos de este tipo de incidentes entre gemelos idénticos es la regla en lugar de la excepción.
      ¿Estás seguro de eso? ¿No será que te quedas con los relatos que interesan y obvias el resto de información? De todos los gemelos del mundo en todas las situaciones comentadas, ¿en cuántos se ha observado ese comportamiento peculiar? Ya te lo digo yo, en los estudios realizados no ha habido ninguna correlación estadística significativa.
      De hecho, podemos apuntar otra circunstancia: ¿El gemelo que sintió el dolor encajó el hecho a posteriori?

      - Sobre la analogía electrones entrelazados-cerebros gemenos ni siquiera entraré. Confío en que conoces qué es la decoherencia.

      • ¡Claro que los fenómenos cuánticos pierden validez a nuestra escala cotidiana! No hablaba de gemelos cuánticos. La comparación entre gemelos y electrones es una analogía, y lo dije para resaltar que si la parapsicología tiene sus rarezas, la mecánica cuántica también. Y sobre la proporción de gemelos idénticos que han experimentado el fenómeno de posible comunicación, no tengo datos, parto de mi experiencia como médico. El caso en cuestión del que hablo es real, y el dolor no fue a posteriori. Si hay estudios en este campo, me rendiré ante la evidencia. Si no los hay, creo que merece la pena tomarlos en consideración, al menos para zanjar el asunto de una vez por todas, como tú dices.
        Con lo de ganas de escribir, no es un comentario adecuado viniendo de alguien como tú a quien cuesta seguir el paso por la cantidad de artículos que publicas. De nuevo te felicito.

        • Sirva como analogía pues, no obstante hay que matizar una cosa. Si bien la extrañeza cuántica es una característica conocida de dicha teoría se diferencia notablemente de la parapsicológica en varios aspectos:

          - La cuántica tiene un soporte matemático robusto por detrás que da solidez a la teoría y permite hacer predicciones asombrosamente precisas.
          - La cuántica ha sido demostrada no solo a nivel teórico, sino a nivel experimental en numerosas ocasiones.

          ¿Puede decir lo mismo la parapsicología? ¿Ha realizado alguna predicción comprobable y/o se ha demostrado como un efecto real a nivel experimental? Temo que no.

          Respecto al tema de los gemelos en estudios según las doctoras Nancy L. Segal y Eileen Pearlman, expertas en el estudio de gemelos:

          “There has been no scientific evidence to support ESP in twins. There simply isn’t any empirical proof that twins have ESP or that twin telepathy exists. It can’t be substantiated in a scientific environment”.

          (No hay evidencias científicas que apoyen la percepción extrasensorial (PES) en gemelos. Simplemente no hay pruebas de que los gemelos tenga PES o que exista telepatía entre gemelos. No puede sostenerse desde un entorno científico).

          Qué duda cabe que la ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia, pero resulta sospechoso que, en más de 200 años de investigación parapsicológica, no haya aparecido ninguna prueba irrefutable de su existencia.

          Gracias, y siempre un placer hablar contigo

  12. [...] ser que debemos ser cautos con nosotros mismos.  Acabo de leer en el blog de cienciakanija un artículo acerca de la baja fiabilidad que pueden tener los testigos oculares en los [...]

  13. Gracias Manuel. Mi punto es el siguiente: Ahora contamos con las herramientas matemáticas de la mecánica cuántica, pero si viviéramos hace un par de siglos y alguien nos hablara de las rarezas cuánticas le diríamos que está loco. Tal vez le diríamos que no hay pruebas de eso, y que incluso es imposible probarlo. En ese entonces nadie siquiera soñaba con algo parecido a la física cuántica, y evidentemente aun en la actualidad es mas lo que ignoramos que lo que sabemos. Sobre los 200 años de estudio parapsicológico, es eso precisamente lo que me intriga. ¿Por qué tanta gente se ha dedicado a su estudio tan tercamente y por tanto tiempo? Pienso que hay una especie de intuición colectiva en el hecho de que “hay algo” que se nos oculta de nuestro mundo cotidiano, solo que no hemos encontrado las herramientas adecuadas para dilucidar su naturaleza. No creo que haya cosas sobrenaturales, pero si cosas que aun no conocemos. En realidad no soy tan partidario de la parapsicología, pero es que tengo una inclinación por defender al atacado… probablemente porque mi familia es de abogados y yo soy el único médico. Me llaman “la oveja blanca” de la familia.
    Buscaré los estudios en gemelos de las doctoras que citas para darles un vistazo. Un saludo.

    • En realidad, todo podría resumirse en la pregunta del libro de Michael Shermer: ¿Por qué creemos en cosas raras?

      ¿Por qué a día de hoy sigue habiendo gente que cree en la astrología, el tarot, el chamanismo o la alquimia? Sospecho que tiene más que ver con un sentimiento de necesidad de trascendencia, de ver más allá del mundo físico, que con una supuesta intuición de verdad.

      Señalas que: “si viviéramos hace un par de siglos y alguien nos hablara de las rarezas cuánticas le diríamos que está loco”.
      El punto está en que, hace dos siglos, era tecnológicamente imposible medir un átomo y sus propiedades cuánticas. Es decir, no podrían haberse diseñado y desarrollado los experimentos necesarios para demostrarlo o refutarlo, algo similar a lo que sucede con la Teoría de Cuerdas. En cambio, si alguien te dice “soy capaz de ver el futuro” es tan simple como demostrarlo. No se necesitan aparatos de medida ultrasensibles, simplemente debe hacer, en experimentos controlados, predicciones verdaderas más allá de la posibilidad de azar.

      La parapsicología lleva pregonando 200 años unas propiedades que para ellos son demostrables y evidentes, pero que, curiosamente, desaparecen mágicamente en un experimento controlado y bajo un escrutinio estadístico. Extraño, ¿no?

      • Francisco Ruiz

        Manuel Hermán dice: “Sospecho que tiene más que ver con un sentimiento de necesidad de trascendencia.”

        así como lo dices hasta hace parecer algo negativo y sin embargo, la trascendencia es algo positivo…

        Todos tenemos una necesidad de trascender, es nuestra principal motivación, y hasta me atrevo a asegurar que ha sido parte fundamental en la evolución de la humanidad, sin ese impulso seguiriamos siendo animales irracionales (o mas que ahora), algunos buscan la “trascendencia espiritual”, pero otros buscan la trascendencia en conocimientos, el ir mas alla, el superar los límites conocidos, sin esa necesidad de trascendencia no estaríamos hablando de ciencia, de hecho ni siquiera estariamos hablando.

        pero entonces ¿la necesidad de trascender nos lleva a creer en cosas raras?
        yo pienso que no, mi idea es que después de evolucionar y tener conciencia de nosotros mismos comenzamos a tratar de entender lo que nos rodea, y por salud mental le damos una explicación a todo, pero siempre ajustamos lo que vemos a la información que tenemos y cuando no hay información suficiente inventamos esas cosas raras. Algunas de esas se olvidarán conforme se adquieran mas conocimientos pero surgiran nuevas.

        también sabemos de personas que no quieren nuevos conocimientos, y tampoco es de preocupante porque si algo hemos aprendido es que todos los sistemas pasan por ciclos, unas veces de inestabilidad y otras de equilibrio, nunca se va a erradicar las “creencias” así que tenemos que aprender a vivir con eso, y quien conozca de ciencias estará de acuerdo que lo ideal es procurar mantener el equilibrio.

        así como un sistema no puede existir sin las presas, tampoco puede mantener el equilibrio sin depredadores.

        En conclusión, hay que aceptarlo, siempre nos inventaremos cosas raras…
        ¿o alguien tiene la valentía para venir y decir que algún día lo habremos comprendido todo?

        FRV

        • trascendencia.
          (De transcendencia).
          1. f. Penetración, perspicacia.
          2. f. Resultado, consecuencia de índole grave o muy importante.
          3. f. Fil. Aquello que está más allá de los límites naturales y desligado de ellos.

          A eso me refería.

  14. Os leo a unos y a otros y, desde luego, sin alejarme de la creencia de que los testigos oculares njo son fiables en muchos casos, a mí, lo que más me llama la atención es (en el ámbito de la Justicia) cuando un Fiscal empeñado en condenar a toda costa, utiliza esa cierta discrecionalidad que posee en el desarrollo de sus función y, la sobrepasa para convertirla en arbitrariedad (prohibida por la Ley), y, utiliza un lenguaje en el que saca las cosas de su contexto general, ya que, al dejarlas, parecen hechos y sucesos distintos que si los mantiene unidos a todo lo demás.

    Por otra parte )lo vemos a diario) la “justicia” actual es bastante precaria en el sentido de que, no se cumple lo que dispone el Art- 14 CE, no se respetan los artículos 9 y 24 CE y, desde luego, las Administraciones Públicas, para conseguir sus objetivos, se olvidan de lo que dice el Artículo 103 CE.

    Ejemplos de lo que es la “justicia” actual lo tenemos en los medios cada día y, se puede llegar a sentir verguenza ajena por algunas actuaciones de “reputados” jueces y magistrados que mejor estarían excedentes en casa y estudiando el derecho que le enseñaron en la Universidad y que, al parecer, açhan olvidado.

    Lo que estamos viendo en las actuacionmes del TC, es de verdadera verguenza, y, si eso es lo que podemos esperar de la Justicvia Española…Apaga y vamonos.

    Lo penoso de todo esto es que, la mayoría de los Jueces y demás funcionarios de la Justicia son gente honradas a las que, el sistema impuesto por la política, nos lesdeja ejercer su cometido como debeiera ser. Todos somos conocedores de aquellos casos en los que se ha retorcido la justicia para pretender que diga todo lo contrario de lo que prentendía el legislador.

    Si nuestro Pais, España, sigue por ese camino, el futuro que le espera es bananero y, desde luego, no podremos estar orgulloso de haber consentido una cosa así.

    El mundo ya tiene bastante los loc Chaves y otros energúmenos que hacen de la Democracia una planificación personal y todo lo que vaya en contra de sus ideas, se borra. Eso no es la Democracia y lo que empieza a tomar fuerza en España tampoco.

    Estamos en crisis y los políticos se van de vacaciones y los podemos ver sonriendo y con buenos colores mientras medio pais pasa hambre, no puede pagar la hipoteca y ven muy negro el horozonte de sus hijos, ¿Es que no tienen responsabilidad los que nos han llevado a ésto? Creo que sí, todos tenemos qiue responder de lo que hagamos y, según el Art. 14 CE, los políticos como cualuier otro ciudadano, tienen que responder de aquello que habiendo ido más allá de sus funciones racionales, y habiendo tomado medidas perjudiciales para sus representados, les cause graves daños (no pocas veces irrreversibles)- Ellos cobran por hacer su trabajo y los demás tenemos la obligación de exigirles que cumplan y administren los recursos de manera racional y que impide el llegar a una ruina como la que actualmente tenemos.

    DE la oposición mejor ni hablar (no existe oposición), y, mientras tanto todo esto sucede ante nuestros ojos, y escuchamos negar a los políticos lo evidente, el deterioro se va haciendo mayor y las familias se ven cada día más empobrecidas pero, tal verdad, no parece que moleste a nadie de los responsables que viven muy bien a pesar de todo.

    Habrá que caer en la cuenta de que en pleno siglo XXI, estas cosas no pueden pasar, y, como no se reaccione pronto…No ya la Justicia, sino que ningún estamento oficialservirá para nada, la inmediatez del arreglo chapuza que se está llevando a cabo, no arreglará nada, el mal se extiende, el paro aumenta, las hipotecas impagadas se multiplican, los Bancos, esos entes sin entrñas ni sintimientos autorizados por el Estado (donde más tarde se refugian sus dirigentes) tienen libertad absouta para hacer toda clase de barbaridades y, precisamente en estos tiempos se ponen más ricos que nunca a base de robar literalmente a los demás.

    En fin, perdonad el Of Topic pero, comence con una idea y me desvie hacia otras empukado por una situacion de tal gravedad que, verdaderamente da miedo oir la respuesta a la ptregunta:

    ¿Raccionaremos a tiempo?

  15. [...] brindará la posibilidad de acceder al cosmos incluso de día (para nosotros).” Por qué la ciencia nos dice que no confiemos en los testigos oculares: “¡Lo vio el tío de una amiga! Yo lo conozco, es buena persona, ¿por [...]

  16. Sagutxo

    Aunque esté fuera de tema, estoy bastante de acuerdo con Emilio. Hace poco se ha publicado un libro de un árabe que vivía en Barcelona y al cual le endilgaron varias violaciones que en realidad fueron perpetradas por 2 individuos gitanos de la zona. Y lo condenaron a pesar de las irregularidades en la identificación, tener cohartada y que las pruebas de sangre y semen le exculpaban. Un periodista acaba de publicar un libro escalofriante relatando el calvario que ha tenido que pasar este hombre.

    Pensaréis, ¿una excepción?. ¡ Qué va ! Aquí tenéis otro caso más, idéntico:

    http://www.elpais.com/articulo/espana/anos/carcel/error/judicial/elpporesp/20060723elpepinac_19/Tes

    Se ignoraron las pruebas científicas objetivas (sangre y semen) y se dió absoluta credibilidad a una identificación errónea.

    SalU2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *