Físicos crean el elemento súper-pesado 117

Elemento 117
El tiempo de vida del elemento 117 aumenta la confianza en las teorías que predicen que los elementos súper-pesados ocupan una “isla de estabilidad” en un mapa de elementos y sus isótopos. Las islas se indican en la región roja en la esquina superior derecha. Los átomos de la región estable decaen mucho más lentamente que los átomos con características que los colocan cerca, pero fuera, de la región. (Crédito de la imagen: American Physical Society)

Físicos rusos y estadounidenses han creado un elemento súper-pesado hecho de átomos que contienen 117 protones y que es aproximadamente un 40% más pesado que el plomo. El logro rellena el último hueco en la lista de elementos observados hasta el elemento 118.

El equipo produjo el esquivo elemento 117 fusionando átomos de calcio con otro elemento pesado y raro conocido como berkelio. La investigación aparecerá en un próximo ejemplar de la revista Physical Review Letters.

Como todos los átomos súper-pesados, el elemento 117 es inestable, durando apenas unas fracciones de segundo antes de autodestruirse en una cascada de elementos y partículas más ligeros. Tras impactar átomos de calcio en una diana de berkelio en un acelerador de partículas del Instituto Conjunto de Investigación Nuclear en Dubna, Rusia, el equipo dedujo la volátil existencia del elemento 117 estudiando las partículas hijas emitidas cuando decaía el átomo.

A pesar de la corta vida del átomo, el elemento 117 vive más que muchos elementos más ligeros. El descubrimiento confirma la teoría que predice que el 117 y sus primos recientemente sintetizados, los elementos 116 y 118, existen en una isla de habitabilidad de la tabla periódica. Sólo sintetizando elementos cada vez más pesados se mostrará hasta dónde se extiende la región estable de la lista de elementos.

Aunque no se conoce ninguna aplicación práctica para tales elementos de vida corta, la síntesis de elementos súper-pesados es vital para probar los modelos que explican cómo los neutrones y protones que forman todos los elementos se unen entre sí. Tales modelos, a su vez, explican la proporción relativa de elementos más comunes en el universo, así como ofrecen predicciones de otros átomos exóticos que pueden ser lo bastante estable para que aparezcan de forma natural en la Tierra o en meteoritos.


Fecha Original: 7 de abril de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (6)

  1. [...] Todo esto viene a cuento de que han encontrado el elemento con Z = 117. Podéis leer la noticia en Scientific Blogging o también en la traducción de la misma que ha hecho Ciencia Kanija. [...]

  2. es atomo de calcio no de calculo :mrgreen:

    impresionante! hasta que elemento llegaran!

  3. Todos los elementos con número atómico mayor que 92, es decir, elementos más allá del uranio en el sistema periódico, son artificiales y se denominan transsuránidos. Es verdad que la mayoría de estos elementos son inestables y tienen vidas medias muy cortas.

    Bueno, también están los elementos transactínidos cuyo número atómico es mayor que 103, es decir, elementos más allá del Laurencio en la Tabla periódica. Y, según esta noticia:

    “A pesar de la corta vida del átomo, el elemento 117 vive más que muchos elementos más ligeros. El descubrimiento confirma la teoría que predice que el 117 y sus primos recientemente sintetizados, los elementos 116 y 118, existen en una isla de habitabilidad de la tabla periódica. Sólo sintetizando elementos cada vez más pesados se mostrará hasta dónde se extiende la región estable de la lista de elementos.”

    Recuerdo cuando fueron sintetizado los elementos 104 y 105 (kurchatovio y rutherfordio) y se reivindicó la síntesis del 106. Es bueno seguir avanzando en el conocimiento de la materia y de los elementos que pueden estar implicados en ella, ya que, al final, unos serán más beneficiosos que otros pero, de alguna manera, la Humanidad siempre se podrá aprovechar de estos conocimientos.

    Recuerdo aquí un trabajo de Asimov en el cual nos contaba que de los sólidos ordinarios, el menos denso es el hidrógeno solidificado, con una densidad de 0,076 gramos por centímetro cúbico. El más denso es un metal raro, el osmio, con una densidad de 22,48 gramos por centímetro cúbico. Nos dicen que como todos los átomos siperpesados, el elemento 117 es inestable pero no nos aclaran nada sobre su densidad.

    Alguien pregunta por ahí ¿hasta que elemento podremos llegar? y, desde luego, la cosa está clara…muchos más de los que hoy conocemos y, aunque sean artificiales, siempre algún rendimiento podremos sacar de esos nuevos elementos y del conocimiento que su sintetización nos traiga.

    Un buen ejemplo de como nos aprovechamos de todo esto está en el hecho de que, el uranio 235 es bastante escaso, ya que, de todo el uranio que en estado natural tenemos en la Tierra, sólo el 7 por 1000 es uranio 235, el resto es uranio 238 que no vale como combustible nuclear.

    Sin embargo, el ingenio del hombre ha creado algo que se llama acelerador generador en el que pone el uranio 238 y lo bombardea con neutrones lentos del uranio 235 que llega a convertir al uranio 238 (no fusionable) en Plutanio 239 que sí lo es.

    Así que, un elemento artificial transuránico, mediante el tratamiento adecuado, resulta que viene a paliar la escacez de uranio 235.

    ¡Que cosas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *