Detectan en primer plano un misterioso objeto oscuro

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Eclipse de Epsilon Aurigae

Un equipo de astrónomos ha observado por primera vez de forma directa el misterioso objeto oscuro del sistema estelar doble Epsilon Aurigae, una cuestión que intrigaba a los científicos desde el siglo XIX. Se trata de un grueso disco de polvo, que se ha podido detectar cuando ha cruzado el sistema durante un eclipse.

Con la ayuda de un instrumento desarrollado en la Universidad de Michigan (EEUU), los científicos han captado imágenes en primer plano de Epsilon Aurigae durante su eclipse, un fenómeno que ocurre cada 27 años. “Primer plano” en este caso es un término relativo, pero las imágenes tienen el suficiente detalle como para mostrar la forma de la sombra del objeto oscuro.

“Ver es creer”, señala John Monnier, profesor asociado del Departamento de Astronomía de la Universidad de Michigan y coautor de un artículo sobre las conclusiones de la investigación que esta semana publica Nature. En el estudio también han participado investigadores de las Universidades de Denver y la Estatal de Georgia (EE UU).

Epsilon Aurigae es la quinta estrella más brillante en el norte de la Constelación de Auriga. Desde hace más de 175 años, los astrónomos saben que es más tenue de lo que debería, teniendo en cuenta su masa. También llevan observando que el brillo desciende durante más de un año cada varias décadas. Los científicos suponían que se trataba de un sistema binario en el que una de las dos estrellas compañeras era invisible, pero ¿de qué tipo de objeto se trataba?

Como los astrónomos no habían observado mucha luz procedente del sistema, la teoría predominante establecía que una estrella más pequeña seguía una órbita “de canto” tras un grueso disco de polvo. La teoría sostenía que la órbita del disco debía estar situada precisamente en el mismo plano que la del objeto oscuro alrededor de la estrella más brillante, y además debían estar en el mismo plano de visión de la Tierra. Se trataba de una alineación poco probable, pero permitía explicar las observaciones.

Las nuevas imágenes muestran que realmente es así. Se puede ver una nube geométricamente fina, oscura, densa, pero parcialmente traslúcida cruzando delante de Epsilon Aurigae.

“Esto demuestra realmente que el paradigma básico era correcto, a pesar de la escasa probabilidad”, explica Monnier. “Me parece alucinante que lo hayamos podido captar. No conocemos ningún otro sistema como este. Además, parece encontrarse en una fase peculiar de su evolución estelar, y resulta que está muy cerca de nosotros. Es una casualidad asombrosa”.

El disco parece ser mucho más plano de lo que sugerían los recientes modelos realizados a partir del Telescopio Espacial Spitzer, señala Monnier, que compara:”Realmente es tan plano como un crep”.

El investigador ha dirigido la creación del instrumento MIRC (Michigan Infra-Red Combiner) utilizado para realizar estas imágenes. MIRC utiliza la “interferometría”, una técnica que en este caso combina la luz procedente de cuatro telescopios del conjunto CHARA de la Universidad Estatal de Georgia y la amplifica, de tal forma que parece proceder de un instrumento cien veces mayor que el Telescopio Espacial Hubble.

El instrumento MIRC ha permitido que los astrónomos vean por primera vez la forma y las características superficiales de las estrellas. Anteriormente las estrellas eran simplemente puntos de luz, incluso cuando se observaban con los telescopios más grandes.

“La interferometría ha hecho realidad la toma de imágenes de alta resolución de objetos distantes”, señala Fabien Baron, investigador post-doc del Departamento de Astronomía que ha colaborado en la toma de imágenes durante este estudio. “Probablemente resolverá muchos misterios, pero también suscitará muchos otros interrogantes”, indica el científico.


Referencia bibliográfica: John D. Monnier et al. “Infrared images of the transiting disk in the epsilon Aurigae System”, Nature 464, 8 de abril de 2010.

Fecha Original: 8 de abril de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *