El homínido sudafricano no es una nueva especie, defienden los expertos

Cráneo de Australopithecus sediba

No todos los expertos están convencidos de que el descubrimiento de un homínido sudafricano de 2 millones de años sea una nueva especie.

Los especímenes parcialmente fosilizados, de una mujer adulta de unos 20-30 años y un niño entre 11 y 13, se encontraron en 2008 en una caverna a 40 km de Johannesburgo, en Sudáfrica. La nueva especie se bautizó como Australopithecus sediba por parte de sus descubridores, que publican hoy sus hallazgos en la revista Science.

Algunos expertos, no implicados en el estudio, defienden que el vago género Australopithecus, en el cual se colocó, es simplemente una “categoría cajón de sastre” y dicen que posiblemente no sería un ancestro de los humanos modernos, como se afirma en el estudio.

No es una nueva especie

“No estoy seguro de si es necesaria la designación de una nueva especie distinta. En el linaje humano hay un rango natural de variaciones en las características de los individuos y los nuevos hallazgos encajan en este rango”, dice Maciej Henneberg, profesor de anatomía antropológica y comparativa en la Universidad de Adelaida, al Centro Australiano de Medios Científicos.

“Una de las características usadas por los autores para marcarlo como una nueva especie es la capacidad craneal relativamente pequeña de 420 mL. La capacidad craneal humana es muy variable, no se correlaciona con la inteligencia y, por tanto, algunos individuos dentro de la misma especie, pueden tener una capacidad craneal mayor o menor. No es necesario usarlo como rasgo para separar especies. Comentarios similares se aplican a otras características del nuevo hallazgo. En conclusión: un importante hallazgo que tiene características de transición entre Australopithecus y Homo, pero no necesariamente una nueva especie”.

¿O tal vez encaja en el género Homo?

“El nuevo ‘australopitecino’ es en realidad una nueva especie de Homo. Juzgándolo por la descripción, es una especie sudafricana hermana de su contemporáneo del este africano Homo habilis“, dice Colin Groves, profesor de arqueología y antropología en la Universidad Nacional Australiana en Canberra.

“De hecho, los propios autores señalan ciertas similitudes con los primeros Homo, pareciendo incluso admitir que la predominancia de estos rasgos estaban en el Homo, siendo sólo la pequeña capacidad craneal una característica ‘australopitecina’”.

Pero sabemos que el Homo floresiensis [el 'hobbit' que vivió en la Isla de Flores en Indonesia hasta hace 12 000 años] tenía una capacidad craneal más o menos igual a la de la nueva especie.

Muchas de las características que mencionan que les llevó a concluir que este fósil es Australopithecus no son rasgos distintivos fuertes y están presentes en otras especies de Homo.

La idea global del género Australopithecus es, en realidad, muy vaga. Demasiados paleoantropólogos lo usan como un lugar donde poner cualquier fósil del clado humano que no es Homo (en el “extremo superior”) ni tampoco de los iniciales como Ardipithecus u Orrorin.

“Es lo que conocemos como una ‘categoría cajón de sastre’, mientras que si queremos que sea algún valor debería usarse para un clado dentro del clado humano (un linaje por sí mismo): hasta el momento, sólo conocemos uno de ellos, el Australopithecus africanus [una especie de Sudáfrica que es algo anterior a la nueva especie] que encaja con los requisitos en lo que respecta a Australopithecus: todo el resto de los normalmente incluidos en el género pertenecen a líneas de descendencia separadas”.

No es un ancestro humano

“Afirmar que estos nuevos fósiles representan un ancestro de los humanos vivos es equívoco y erróneo”, dice Darren Curnoe, especialista en evolución humana de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney.

Australopithecus sediba es la especie equivocada en el lugar equivocado, y en el momento equivocado. Es demasiado primitivo para ser el ancestro del género humano Homo. Se sabe de fósiles de Homo en África Oriental que tienen medio millón de años. La anatomía del cráneo, dientes y huesos de los miembros del antiguo Homo también tiene un aspecto muy distinto de los de sediba. Finalmente, un número de cráneos clave comparados con los nuevos restos de sediba han sido descritos incorrectamente, llevando a falsas conclusiones sobre su lugar en la evolución humana”, dice Curnoe.


Autor: Jacqui Hayes
Fecha Original: 9 de abril de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. [...] El homínido sudafricano no es una nueva especie, defienden los expertos http://www.cienciakanija.com/2010/04/09/el-hominido-sudafricano-no-…  por Rubianes hace 5 segundos [...]

  2. [...] Consideracions sobre la polèmica a “Ciencia kanija” [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *