Phoenix oficialmente perdido

PhoenixParece que realmente es el fin del Aterrizador de Marte Phoenix de la NASA, que pasó cinco meses excavando en el ártico marciano, antes de sucumbir a las invernales condiciones que se iniciaron al final de su misión.

El tercer y último intento de escuchar algún signo de supervivencia del aterrizador, llevado a cabo la semana pasada, no dio resultados.

Phoenix aterrizó en Marte el 25 de mayo de 2008, y funcionó con éxito en el ártico marciano durante aproximadamente dos meses más de su misión planificada de tres meses, la cual confirmó la presencia de hielo de agua bajo la superficie marciana. Pero una vez que descendieron el Sol y las temperaturas y comenzó el invierno, la nave no tenía suficiente energía para mantenerse operativa. El aterrizador quedó en silencio en noviembre de 2008.

Phoenix no estaba diseñada para lidiar con las temperaturas extremadamente bajas y la capa de hielo del invierno ártico marciano. Pero en el improbable caso de que los componentes del aterrizador sobrevivieran y la nave recibiera suficiente energía del Sol primaveral, los directores de la misión planificaron escuchas de alguna señal de que Phoenix estuviese despertando.

Se llevaron a cabo dos intentos por parte del Orbitador Mars Odyssey de la NASA en enero y febrero, ninguno de los cuales captó señal.

Las escuchas llevadas a cabo la semana pasada fueron el tercer y último intento planificado por la NASA. Estas órbitas tampoco retornaron ninguna señal del aterrizador, el cual parece haberse marchado para siempre.

“En el improbable caso de que Phoenix hubiese sobrevivido al hostil invierno ártico marciano y hubiese sido capaz de lograr entrar en un estado de energía positiva con el retorno de una luz solar continua, hay una alta probabilidad de que uno o más de esos 60 sobrevuelos se hubiesen solapado con un intento de transmisión del aterrizador”, dijo Chad Edwards, ingeniero jefe de telecomunicaciones del Programa de Exploración de Marte en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

“Esta fue la última de nuestras tres campañas de búsqueda planificadas para Phoenix. El programa de Marte evaluará los resultados para evaluar si se garantizan acciones posteriores”, comentó Edwards.


Autor: Andrea Thompson
Fecha Original: 14 de abril de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (5)

  1. es una lastima que la sonda no haya resistido al invierno marciano. :(

  2. estas cosas me ponen triste a mi también

  3. kike

    Posiblemente esta vez el ave no resurja de sus cenizas; no obstante aún queda alguna pequeña posibilidad. Particularmente le tengo cariño a la sonda, ya que seguí sus trabajos a diario a través de su página específica de la Nasa, alegrándome de sus descubrimientos (Que para el público en general fueron muy escasos), y apenándome de sus fallos; con esa sonda se dió la paradoja de que buscando agua por los alrrededores, resultó que la tenía justo debajo de su panza, descubierta por los motores al aterrizar; de todas formas pienso que el lugar de “amartizaje” podría haber sido mejor estudiado, pues no llegaba al verdadero polo norte ni tampoco a las zonas interesantes que existen en el ecuador; además su pala excavadora era muy superficial, apenas unos centímetros, si bien pudo encontrar en el permafrost compuestos químicos favorables a la vida.

  4. Pz Nos queda de despedirmos a phoenix para siempre, pero la chatarra q dejo en marte nos traera recuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *