La ‘zona Ricitos de Oro’ puede ser más fría de lo que anteriormente se pensaba

Hongos de Wallemia sebiLa supervivencia de la vida en la Tierra es posible sólo en un estrecho rango de temperatura conocido como la “Zona Ricitos de Oro”, la cual varía entre 0 y 100 grados C. En muchos ecosistemas la vida está limitada por temperaturas frías más que por las altas debido a la dependencia del agua líquida para la supervivencia. Ahora, una nueva investigación ha demostrado que en presencia de cierto tipo de solución, pueden sobrevivir grandes poblaciones de microbios a la increíblemente baja temperatura de -80°C, que está muy por debajo de la Zona Ricitos de Oro aceptada. Dado que existen soluciones similares en planetas y lunas frías tales como Marte y Europa, esto incrementa la probabilidad de que pueda haber vida ahí fuera.

Los microbios conocidos como “extremófilos” se sabe que medran en condiciones extremas tales como en el agua caliente cerca de fumarolas en el lecho marino, donde la temperatura puede alcanzar los 120°C, pero hasta ahora, los científicos pensaban que las temperaturas bajas eran más limitantes debido a que a baja temperatura las membranas celulares se hacen cada vez más rígidas.

Un equipo de microbiólogos liderado por el Dr. John Hallsworth, Profesor de Microbiología Ambiental en la Universidad Queen’s en Belfast, Irlanda del Norte, cree que un tipo especial de soluto podría evitar que se congelase el agua de las células, y podría también invertir la rigidez de las membranas frías. Los solutos se conocen como caotrópicos por su propiedad de desordenar macromoléculas celulares.

El equipo de investigación confirmó inicialmente que el glicerol, un soluto a menudo usado para conservar células en laboratorio a bajas temperaturas, se hacía caotrópico cuando se presentaba en concentraciones altas. Entonces criaron extremófilos en un medio suplementado con solutos caotrópicos y kosmotrópicos (los cuales estabilizan las macromoléculas en lugar de desestabilizarlas).

Empezando con cuatro tipos de hongos xerofílicos (extremófilos aeróbicos que medran en entornos con poca agua), los científicos encontraron que a 30°C los hongos crecían bien en presencia tanto de solutos caotrópicos como kosmotrópicos, pero a 1,7°C los hongos en el medio suplementado con caotropos crecía mejor que el de los kosmotropos, con algunos de los últimos mostrando un crecimiento cero.

Hallsworth y su equipo recolectaron esporas de los hongos xerofílicos y las expusieron a temperaturas de -80°C. De los hongos procedentes de un medio suplementado con solutos kosmotropos, el 60% murió en las hostiles condiciones, mientras que sólo murió el 5% del grupo de caotropos. Hallsworth dice que el hallazgo indica que la Zona Ricitos de Oro puede ser mucho más extensa de lo que anteriormente se pensaba debido a que muchos planetas y lunas frías contienen los ingredientes necesarios para crear solutos caotrópicos.

Los hallazgos se publicaron en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).


Más Información: Solutes determine the temperature windows for microbial survival and growth, PNAS, Published online before print April 19, 2010, doi:10.1073/pnas.1000557107

Autor: Lin Edwards
Fecha Original: 20 de abril de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. hallazgo importante en la busquedad de bacterias y vida “simple” pero no en la busquedad de vida “inteligente”

  2. Federico

    Donde hay un hongo puede haber alguien quien lo junte, aprovechando el mismo sistema anticongelante no veo por que no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *