Se descubre por primera vez hielo de agua en un asteroide

Asteroide 24 ThemisSe ha encontrado por primera vez hielo de agua en la superficie de un asteroide cercano – un descubrimiento que podría ayudar a explicar cómo logró la Tierra sus océanos, según anunciaron el miércoles los científicos.

Dos equipos de investigadores verificaron independientemente que el asteroide 24 Themis – una gran roca que surca el espacio en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter – está cubierto por una capa de escarcha.

También encontraron que contenía material orgánico, incluyendo moléculas que podrían ser ingredientes para la vida. Pero los científicos no han encontrado nunca evidencia de vida en este asteroide, o en ninguna otra parte del universo más allá de la Tierra.

Aunque se sabe que los cometas, que tienen colas características y generalmente orbitan más lejos en el Sistema Solar, tienen agua, los asteroides de esa región se pensaba que estaban demasiado cerca del Sol para contener agua en su superficie sin que se evaporase. El mayor asteroide del Sistema Solar, Ceres, se cree que aloja vastas cantidades de agua congelada, pero los científicos sospechan que está enterrada bajo una superficie rocosa y polvorienta.

Pero en este nuevo estudio, los investigadores encontraron pruebas concretas de hielo de agua en la superficie de 24 Themis midiendo las características específicas de rebote de la luz solar en la superficie del asteroide. Vieron las reveladoras firmas de H2O cubriendo la mayor parte de la superficie de 198 km de diámetro de la roca.

Roca helada

“Esta es la primera vez que vemos realmente hielo – literalmente H20 – en un asteroide”, dijo uno de los líderes del estudio, Andrew Rivkin de la Universidad Johns Hopkins.

Anteriormente, se encontraron pistas de que podría haber agua presente en 24 Themis en forma de minerales hidratados, que se cree que se han formado a partir de la reacción del agua con la roca. Pero esta vez los investigadores vieron directamente la señal propia del agua, explica.

Otro equipo científico, liderado por Humberto Campins de la Universidad de Florida Central, encontró lo mismo. Ambos equipos usaron la Instalación del Telescopio Infrarrojo de la NASA en la cima de Mauna Kea en Hawai para hacer sus observaciones, pero las llevaron a cabo en distintas noches.

“Nuestro trabajo y el suyo se confirman entre sí y son complementarios”, dice Campins.

El equipo de Campins sincronizó sus observaciones de forma que captaron el asteroide en distintos puntos de su rotación, y combinaron estos datos para crear un mapa de superficie, demostrando que no sólo el hielo está presente en 24 Themis, sino que cubre gran parte de la superficie por todos lados.

“Para nuestra sorpresa, había agua de hielo, moléculas orgánicas y estaban más o menos distribuidos a lo largo de la superficie”, dijo Campins a SPACE.com. “Pensamos que era fascinante”.

Ambos equipos informaron de sus hallazgos en el ejemplar del 29 de abril de la revista Nature.

Otro investigador – Henry Hsieh de la Universidad de Queen en el Reino Unido, que no estuvo implicado en ningún estudio – señaló sus sorpresa por la extensión de la cobertura de hielo sobre el asteroide.

“Las temperaturas medias de los asteroides (sobre 150–200 Kelvin) a esta distancia del Sol debería provocar que el hielo se sublimara en cuestión de pocos años, lo cual es inconsistente con los miles de millones de años que ha pasado Themis en su posición actual”, escribió en un ensayo que acompaña a los artículos en el ejemplar de Nature.

El agua de la Tierra

El descubrimiendo incluso podría proporcionar pistas sobre el origen del agua en la Tierra.

La Tierra ha tenido una violenta historia, ha sido bombardeada por rocas espaciales a lo largo de gran parte de su vida. En particular, una gran roca se cree que impactó en la Tierra hace unos 4500 millones de años, desmembrando un trozo que se convirtió en nuestra Luna. Esta colisión habría calentado las cosas tanto que cualquier agua que hubiese en la Tierra se hubiese evaporado en ese momento. Entonces, ¿cómo llegaron los océanos?

Algunos científicos han sugerido que la mayor parte de los mismo llegaron a través de otros asteroides que impactaron con la Tierra posteriormente en colisiones menores. Pero para que esa idea gane peso, los asteroides deberían portar agua. Los cometas no son una buena posibilidad para este escenario debido a que el agua que contienen tiende a ser de una naturaleza ligeramente diferente, con átomos en una configuración diferente, o isótopos, a la de la mayor parte del agua en la Tierra.

Aunque las recientes medidas no pueden decirnos nada sobre la proporción de isótopos del agua en 24 Themis, el hecho de que hay agua es una señal de ánimo.

“Nuestros datos son ciertamente al menos consistentes con la idea de que se podría llevar una gran cantidad de agua procedente de los impactos”, dice Rivkin.

Si te suena sorprendente que la vastedad de los océanos de la Tierra se acumulara a partir de depósitos de agua de asteroides, Rivkin dice que la idea no es tan loca.

“Sabemos que la proporción de impactos [de asteroides] fue muy alta”, dijo a SPACE.com. “Si cada impactador, cada asteroide, tuviese un peso de un 20 o 30 por ciento de agua, entonces potencialmente podría haberse acumulado”.


Autor: Clara Moskowitz
Fecha Original: 28 de abril de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (7)

  1. Nairy

    Es muy bueno l hallazgo realmente felicito a los científicos por ello. Pero una duda no tienen fotos q me puedan proporcionar para ver el agua en la superficie del asteroide

    • Jurl

      La mejor foto sería un punto borroso de mierda y no se vería nada xDD. Muy pequeño y muy lejos. Saben que hay agua porque han aislado su espectro en la luz que refleja el asteroide, y en función de la intensidad recibida hacen una estimación de cuánta debe haber y distribuida de qué manera. A partir de ahí todo lo demás es rallarse en plan Sherlock Holmes, a veces se acierta, a veces no xD (es decir, ese agua con el tiempo debería perderse en función de la órbita, cuánto se acerca al Sol, la rotación, colisiones, suponer muchas muchas cosas).

  2. Leviatán

    Esto no es nuevo, no ?

    http://www.universetoday.com/2009/10/08/more-water-out-there-ice-found-on-asteroid/

    http://www.sciencenews.org/view/generic/id/48174/title/Ice_confirmed_on_an_asteroid

    en este último incluso tratan de explicar que podría ser posible la existencia de hielo a pesar de los millones de años, lo contrario al artículo de hoy donde lo califican de inconsistente.

    Por otra parte, si fuera cierto que el origen del agua de la Tierra proviene de impactadores habría que pensar si llevamos una diana en el culo, porque no veo el mismo agua en los planetas del sistema interno. Casualmente todos, o casi todos, debieron caer aquí.

    • Efectivamente, el pasado octubre se hizo mención a esta noticia. Vuelve a ser de actualidad debido a que en ese momento se hicieron públicos los datos en una conferencia y ahora han pasado el proceso de “peer review” y se publican en Nature, por lo que podemos decir que están “más confirmados” y supongo que se habrán revisado ciertas hipótesis.

      Respecto a la cantidad de agua comparativa, Mercurio la habría evaporado, Venus tal vez la tuvo pero se incorporó a la atmósfera y Marte se sabe con cierta seguridad que la tuvo pero también la perdió por diversas razones. Más que recibir mucha, parece que somos los únicos que pudimos mantenerla en estado líquido.

      Un saludo

      • Leviatán

        Gracias Manuel. Sí, más bien parece que la noticia actual es la confirmación de la anterior, pero por todas partes los titulares la “venden”como novedad. Es el tratamiento de las noticias de divulgación lo que me sorprende, por decir algo, y no el trabajo diario de traducción que nos ofreces, huelga decirlo :)

        En cuanto a la cantidad de agua, y a pesar de las explicaciones conocidas, sigue sin convencerme. Pienso en el volumen de los océanos, mas el agua congelada, y no se observa nada parecido en otras partes ni de lejos. Que Marte conserve trazas de haber tenido agua no implica la anterior existencia de océanos de kilómetros de profundidad como hay aquí. Es que hablamos de mucha, mucha agua. Luego recuerdo la teoría de la generación del oxígeno libre en la Tierra, ocurrida durante millones de años, a partir de la descomposición de moléculas de agua y resulta que, de ser cierta, implica que tendría que haber existido una cantidad mucho mayor de agua de la actual. Me parece que la diferencia entre unos y otros planetas es desproporcionada como para pensar que la hipótesis de los impactadores portadores de agua sea correcta. Al menos no la causa principal, y menos aun la única.

        un saludo a ti también.

        • Jurl

          Marte tiene mucha agua. Existen glaciares (por llamarles algo: depósitos de cientos o miles de km² de agua helada) enteros enterrados bajo una capa somera de polvo (que los protege de la fotólisis UV), se ignora la profundidad de éstos, por tanto se ignora la cantidad de hielo. Las estimaciones pueden llegar a un asombroso tercio de hemisferio norte cubierto por un océano global si ésta se fundiese. No es tanta relativamente a la Tierra pero es una cantidad muy significativa. Las estimaciones inferiores son muchísimo menores, pero también dan mucha agua. Hay que tener en cuenta toda la que se ha perdido a lo largo de los eones. La gravedad marciana es un tercio de la terrestre, eso es un factor crítico que no puede obviarse.

          La masa de la atmósfera es mucho menor que la de los océanos terrestres. Quiero decir que tomando todo el oxígeno atmósferico y combinándolo con hidrógeno no tendrías una cantidad significativamente mayor de agua. Otro asunto sería el agua que haya quedado atrapada en la corteza mineral o el mismo oxígeno. Pero es que a fin de cuentas el oxígeno como elemento está en su porcentaje “correcto” de abundancia (para la nebulosa solar, para la evolución teorizada), por tanto la pelota se va al tejado del hidrógeno.

          Es muy difícil llegar a conclusiones con los datos actuales. Está todo por saberse. De hecho, ignoramos por qué el agua ha permanecido en este planeta bajo esta forma. No sabemos siquiera qué mecanismo actua sobre la corteza de Venus, que tiene menos de 500 millones de años. Teóricamente podría haber cantidades ingentes de agua atrapadas de alguna manera que no hayan escapado al espacio como pensamos. Con tantos cabos sueltos es imposible ver.

    • Jurl

      De momento esa idea no tiene consistencia. Para que la tectónica de placas funcione se necesita agua, y es difícil que comience a funcionar el mecanismo sin agua en el interior (por tanto, no se inyectó desde las zonas de subducción, tenía que estar dentro). La cosa sí puede ser en cuánta ha venido desde el interior y cuánta ha caído desde el espacio (porque obviamente para formar el planeta no hay diferencia de mecanismos), lo cual no es baladí porque influye en las ratios isotópicas. Habrá que esperar a tener muestreos representativos de agua lunar y marciana (aunque por diversas técnicas se podría estimar la relación isotópica desde sondas próximas).

      Realmente aún hay mucho que decir sobre el flujo de agua en la Tierra.

      Venus ha debido perder muchísima agua, de todos modos se estima que aún tiene bastante, la suficiente como para que condensarse sobre la superficie diese lugar a lagos bastante grandes. Marte tiene mucha, toda en forma sólida, realmente se ignora cuánta. Obviamente, parece que no tanta como la Tierra, pero tampoco tan poca como pareces pensar (seguramente que líquida sobre la superficie marciana también daría lugar a lagos bastante extensos). Y Mercurio, pues no la vemos/detectamos, de momento, pero vete a saber…

      También habría mucho que decir del papel del agua en la formación del sistema solar. Hay lunas que son, literalmente, agua con barro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *