El manto de la Tierra fluye rápido

Manto bajo AlaskaEl manto de la Tierra fluye mucho más rápido de lo que se pensaba alrededor de una placa tectónica en hundimiento, de acuerdo con los nuevos modelos informáticos realizados por geólogos de la Universidad de California Davis. Los resultados podrían cambiar nuestra manera de pensar sobre la tectónica de placas y la cantidad de energía disponible para los terremotos. Los resultados se publicaron el 20 de mayo en la revista Nature.

“Nuestro modelo sugiere que algunas partes del manto se mueven a velocidades increíbles frente a lo que podemos observar directamente desde la superficie de la Tierra”, dijo Magali Billen, profesora asociada de geología en la Universidad de California Davis y coautora del informe. “Hay mucha más mezcla y un transporte de calor más rápido en estas regiones de la Tierra de lo que sospechábamos”.

Billen y la estudiante de graduado Margarete Jadamec, actualmente investigadora postdoctoral en la Universidad de Monash en Australia, estudiaron la zona de subducción de Alaska, donde la placa del Pacífico se sumerge debajo de Alaska, y la elevación del monte McKinley.

Para ello, construyeron el modelo informático más detallado hasta la fecha de la placa y el manto que la envuelve. El modelo reveló que en lugar de moverse aproximadamente a la misma velocidad que la placa, el manto fluía mucho más rápido.

“Esperábamos que fluyera más rápido, pero la sorpresa fue que fluye de 20 a 30 veces más rápido”, dijo Billen.

Para los geofísicos, es tan desconcertante como mirar por la ventana del automóvil y calcular su velocidad en 15 kilómetros por hora basándose en el paisaje que pasa, para a continuación, mirar el velocímetro y descubrir que vas a 300 kilómetros por hora, dijo Billen.

La superficie de la Tierra está compuesta de placas rocosas que flotan en el manto. Aunque sólido, el manto puede fluir bajo una enorme presión y temperatura cuando las vetas individuales se estiran. Cuando las placas superficiales se encuentran, pueden friccionar una con otra o una puede hundirse bajo la otra y sumergirse en el manto, creando una zona de subducción. A medida que la placa se hunde, arrastra el material del manto con ella, dice Billen.

El modelo de Billen y Jadamec asume que la viscosidad del manto no es directamente proporcional a la presión sobre él. A medida que aumenta la presión, el manto se hace mucho menos viscoso y fluye más fácilmente.

Esto plantea cuestiones sobre cómo los movimientos del manto están conectados a los movimientos de las placas en la superficie. Una de las predicciones es que hay más energía disponible para causar terremotos en las zonas de subducción de lo que se pensaba.

El modelo incluye 100 millones de datos y tarda en completarse 48 horas en un superordenador con 400 procesadores. Billen y Jadamec hicieron funcionar su modelo en la supercomputadora Teragrid del Texas Advanced Computing Center, financiado en parte por la Fundación Nacional de Ciencia.


Fecha Original: 19 de mayo de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (4)

  1. Apodemus

    Una noticia bastante importante y sobre todo altamente sorprendente: Que la velocidad de flujo de los materiales del manto sea muy superior a la velocidad de desplazamiento de la placa suprayacente. Sería interesante conocer esos resultados con más detalle, ya que la cuestión plantea a su vez nuevas cuestiones referidas al modelo de la Tectónica General vigente.

  2. Alejandro

    Nadie ha pensado que el núcleo no tiene por qué estar en el centro del planeta como si lo hubieran puesto con escuadra y cartabón?
    Si está más cerca de una zona, las corrientes de conveccion de magma tiraran con más velocidad y presión sobre la placa más cercana.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *