¿Una base biológica para la acupuntura, o más pruebas del efecto placebo?

AcupunturaEn el pasado, he criticado a los periodistas científicos por no proporcionar suficiente trasfondo en sus informes. Tanto las noticias como los artículos científicos, obviamente se centran en eventos nuevos y logros, pero lo hacen sobre el conocimiento de que los descubrimientos nuevos se asientan sobre hombros de gigantes. Por esta razón, cuando cubro artículos nuevos en este blog, trato de describir algo de la investigación que llevó hasta ellos, una táctica que encaja con la creciente petición de más contexto en el periodismo moderno.

Y aún así, tal vez sería maleducado esperar que fuese una parte rutinaria del periodismo moderno, cuando muchos científicos por sí mismos no tienen en cuenta esta práctica. Traigo esto a la luz de un nuevo artículo, publicado hoy en Nature Neuroscience, sobre el controvertido tema de la acupuntura. Iba a hacer esto como una crítica directa, pero en realidad las omisiones del artículo son probablemente tan interesantes como la ciencia que hay en él.

El tema es éste: Nanna Goldman del Centro Médico de la Universidad de Rochester afirma haber encontrado una explicación biológica para los efectos de alivio del dolor de la acupuntura. Trabajó con ratones que tenían las patas inflamadas, y logró aliviar su dolor usando una aguja para pinchar un punto de acupuntura tradicional cerca de la rodilla. Este efecto anestésico sólo tenía lugar cuando rotaba la aguja tras la inserción.

Este efecto dependía de un compuesto químico llamado adenosina, el cual normalmente aumenta su concentración tras cualquier tensión o lesión. La adenosina funciona uniéndose a una proteína llamada adenosina A1 receptor, la cual tiene un papel bien establecido en eliminar el dolor y se encuentra las neuronas que transmiten las señales de dolor. Es más, otros compuestos químicos que estimularon esta proteína tenían el mismo efecto de alivio del dolor que la acupuntura. Los medicamentos que evitan que el cuerpo descomponga la adenosina llevan a un alivio del dolor aún más potente. Y los ratones que carecían del receptor A1 no experimentaron alivio del dolor procedente de las agujas.

Por méritos propios, esto es un buen tema de bioquímica. Pero, ¿qué nos dice realmente sobre la acupuntura? ¿Realmente valida este antiguo método como forma de aliviar el dolor? Tras leer el artículo, podrías llegar a la idea de que estamos un paso más cerca de comprender cómo funciona realmente un tratamiento con beneficios médicos reales. Está salpicado con afirmaciones como “la activación del receptor A1 es tanto necesaria como suficiente para los beneficios médicos de la acupuntura” y “los medicamentos que interfieren con los receptores A1 o el metabolismo de la adenosina pueden mejorar el beneficio médico de la acupuntura”. En la publicación de prensa del estudio, el científico principal Maiken Nedergaard incluso dice que: “Los nuevos hallazgos se suman al peso científico subyacente a la acupuntura”.

Pero estos resultados tienen que ser considerados a la luz de aquellos que llegaron antes. Como mencioné antes, los nuevos descubrimientos científicos se apoyan en hombros de gigantes, y en el caso de la acupuntura – una de las “terapias alternativas” mejor estudiadas – esos hombros son especialmente amplios.

Muchos ensayos han demostrado que la acupuntura tiene algunos efectos anestésicos – de eso no hay duda. Y como señala Steven Novella, al contrario de otras cosas como la homeopatía o el reiki, con la acupuntura “está teniendo lugar algo realmente físico… por lo que no es del todo imposible que suceda una respuesta fisiológica”. Pero la gran pregunta es si el efecto es genuino o no es más que un placebo.

Para responder a esto, los ensayos clínicos han usado métodos sofisticados, incluyendo “agujas falsas”, donde la punta de la aguja se retrae dentro de la envoltura como la hoja de un cuchillo en una película. Nunca penetra en la piel, pero el paciente no puede diferenciarlo de una aguja real. El año pasado, uno de tales ensayos (del cual se informó mal ampliamente) encontró que la acupuntura ayuda a aliviar el dolor crónico en la espalda y mejoraba el uso de los “cuidados normales”. Sin embargo, no importaba si se clavaban las agujas en la piel, debido a que las agujas falsas eran igual de efectivas. Tampoco importaba dónde se colocaban las agujas, contrariamente a los que habrían pensado los acupuntores.

Otros ensayos encontraron resultados similares. Ir más allá de los estudios aislados y buscar en todas las pruebas disponibles tampoco cambia el veredicto. El año pasado, científicos del centro de revisión Nordic Cochrane realizaron un análisis de las pruebas disponibles y, tras considerar 13 ensayos que encajaban con sus restrictivos criterios de calidad, concluyeron que:

“Se encontró un pequeño efecto analgésico en la acupuntura, el cual parece carecer de relevancia clínica y no puede ser claramente distinguido del sesgo… Nuestros hallazgos cuestionan tanto las bases tradicionales de la acupuntura, que se basan en la existencia de meridianos y sensaciones Qi, como la hipótesis predominante de que la acupuntura tiene un potente efecto sobre el dolor en general. Si esta hipótesis es incorrecta, y nuestros resultados apuntan a eso, entonces la parecería que la acupuntura tiene un efecto sobre el dolor sólo relacionado con ciertas condiciones, pero se necesitan más estudios para examinar esta cuestión”.

Goldman no aborda en realidad ninguno de estos puntos. La introducción a su artículo se centra en la popularidad de la acupuntura, mencionando la aprobación de la OMS, la NIH y, extrañamente, el Servicio de Renta Interna de los Estados Unidos. Sobre la gran pregunta de si es efectiva, no hay signos de los recientes ensayos o revisiones que he mencionado. En lugar de esto, dice brevemente que los efectos anestésicos de la acupuntura están “bien documentados” y que la “medicina occidental ha tratado a la acupuntura con un escepticismo considerable”, citando sólo un editorial publicado en 1972.

Como he dicho antes, ésta no es un área que carezca de investigación previa a la que referirse o tener en cuenta. La discusión es algo mejor en que al menos hace referencia a un ensayo que demostró que la acupuntura no tenía una ventaja sobre el placebo o el tratamiento con agujas falsas. De haber alguno, los resultados parecen ser totalmente consistentes con la idea de que la acupuntura no es más que un elaborado placebo.

El daño en el tejido infligido por la aguja en rotación dispara una inundación local de adenosina. Si la aguja se inserta en el área general adecuada, ese extra de adenosina alcanza los receptores de las neuronas transmisoras del dolor y cancela su actividad. No hay necesidad de invoca un flujo de ‘qi’ a través de ‘meridianos’. Es más, todo tipo de lesiones y tensiones llevarán a un estallido de adenosina. Y Goldman incluso dice que las agujas falsas, al estimular pero no romper la piel, podrían disparar un estallido de adenosina, llevando a los mismos efectos anestésicos.

Se ha realizado mucho trabajo previo en este área sobre que la cuestión “¿Cómo funciona la acupuntura?” debe ser reemplazada por “¿Por qué los efectos de la acupuntura son indistinguibles en gran medida de aquellos de tratamientos falsos?” El nuevo estudio sugiere algunas respuestas pero me parece desafortunado que Goldman no incluyese ningún control de agujas falsas en su experimento.

Brian Berman, que estuvo implicado en anteriores revisiones de Cochrane sobre la acupuntura, está de acuerdo. Describe el estudio como “muy interesante” pero dice que “se necesita algún tipo de control de placebo”. Edzard Ernst, antiguo profesor de medicina complementaria en la Universidad de Exeter, que ha escrito extensamente sobre la acupuntura, también coincide. Me comentó que: “Es un estudio interesante, pero no demuestra nada. Necesitamos replicación independiente, mejores controles y estudios en humanos”.

Esta es la parte más frustrante de lo que podría hacer sido un estudio realmente fascinante. Sin trabajar sobre la masiva cantidad de trabajo que ya se ha realizado sobre acupuntura, es difícil saber qué hacer con los nuevos y supuestamente interesantes resultados. También me pregunto si el periodista de salud medio sabrá cómo encajar este estudio dentro del marco global – si reivindica el uso de la acupuntura o si en realidad encaja con una posición escéptica. Pero sospecho que no tendremos que esperar mucho para descubrirlo.

PD: El artículo señala que ninguno de los autores tiene intereses financieros que puedan haber afectado a su trabajo. No obstante, merece la pena señalar que uno de los coautores, Jurgen Schnermann, está casado con Josephine Briggs. Briggs es directora del Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria, un instituto que ya ha tenido una gran controversia en el pasado.

Más información en El Fondo del Asunto y Experientia Docet.


Artículo de Referencia: Nature Neuroscience http://dx.doi.org/10.1038/nn.2562

Autor: Ed Yong
Fecha Original: 30 de mayo de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (8)

  1. Garred

    No me termina de quedar claro. Las ratas tenían menos dolor con las agujas. Y placebo no puede ser porque son ratas. Osea, que algo hace. Lo que dudan entonces es si se podrían conseguir los mismos efectos simplemente palpando para liberar adenosina, ¿no?

  2. Iosu

    Hola a todos, muy buen planteamiento el de Garret.
    La cuestión es:Porqué se empeña todo el mundo en demostrar que es un placebo?? Pero si teneis la respuesta en la cara!!
    El placebo es la medicina ideal ya que te curas sin meterte fármacos!! aunque fuese al 100% placebo, ¿k más me da? consigue CURARME que ES EL OBJETIVO.y si es mitad placebo-mitad efecto real,pues lo mismo.me curo igualmente.
    esta distorsión del fondo del debate me tiene frito.
    Lo que resulta a final de cuentas es que se demuestra que la mente juega un papel clave en el asunto,o sea,que podríamos prescindir de la medicina tradicional en muchos casos…que se limita a recetar y a seguir alimentando la farsa farmaceútica.

    • Normalmente las propiedades “milagrosas” van asociadas a precios “milagrosos”.

      Pero nada hombre, si la farmacología es una farsa, te invito a que la dejes. Uno menos en la seguridad social.

      • Iosu

        Se me entienda…Estaba con el calentón y no me expliqué bien
        Farsa farmaceùtica va referido a todo el entramado mediático dedicado a pedir pruebas y a desprestigiar toda forma alternativa de medicina….
        me hubiera gustado el mismo cuestionamiento con esa especie de vacuna contra la inventada “gripe” A.con todos esas decenas de millones de euros que se han llevado 4 empresas se podrían haber realizado 400 estudios sobre medicinas alternativas que no dependen de las farmaceúticas.
        sí que estoy de acuerdo en que a veces propiedades milagrosas=precios milagrosos..pero no sé muy bien qué tiene que ver con las respuestas anteriores.
        yo sólo he hablado del factor placebo que me parece muy importante e igualmente válido.y además,como dice Garret,algo habrá provocado en unas ratas…no? o sabían lo que les estaban haciendo??

        UN caso directo : un brujo de esos que tienen meses de espera para pillar cita(ó sea que algo hará…), ha logrado disminuir increiblemente la frecuencia y agresividad de las anginas que sufría la hija de 2años(placebo??) de un amigo.Estaban planteandose operarla porque era demasiado…pero decidieron explorar esta alternativa..y mira.se acabaron las amoxicilinas y demás…

  3. Creo que las observaciones de este estudio no tienen mucho que ver con el efecto placebo. Más bien se trata de la forma en que el organismo regula el dolor ante una lesión.

    Que, dicho sea de paso, nada tiene que ver con la acupuntura.

  4. PKO

    La acupuntura se estudia en la facultad veterinaria de Zaragoza.
    Se utiliza en caballos que compiten en carreras pues hay sustancias que darían positivo en los controles de dopaje.
    Que funciona es un hecho.
    Si es por el efecto placebo yo me pregunto
    ¿Funciona el efecto placebo en los animales?

    • En Zaragoza tienen, entre otras estupideces, cátedras de homeopatía. Que se practique en la universidad sólo implica que hay alguien detrás poniendo dinero. Para más chorradas universitarias sugiero visitar http://listadelaverguenza.blogspot.com/

      Que funciona, no es un hecho, si no ya no habría debate.
      Sí, el efecto placebo funciona en animales.

    • jurl

      Los experimentos doble ciego se diseñaron precisamente por “culpa” de los animales. Hubo un tipo que tenía un caballo que “sabía sumar”, de un modo inconsciente (no, no había fraude deliberado), su amaestrador (y dueño) le indicaba al caballo la solución de la suma, y el caballo “acertaba” (a percibir la respuesta correcta a través de su amaestrador) a sabiendas de su recompensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *