El impacto de un cometa podría explicar el aire de Neptuno

NeptunoEl monóxido de carbono en la atmósfera del planeta apunta al impacto de un cuerpo helado.

¿Impactó un cometa helado en Neptuno hace dos siglos? Ésta es la imagen que surge a partir de las últimas medidas de gases en la atmósfera del planeta azul gigante.

En una reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Miami, Florida, Paul Hartogh, científico del proyecto para la misión Herschel, el satélite de observación infrarroja de la Agencia Espacial Europea, describió los primeros resultados de la misión para el Sistema Solar. Estos incluyen las medidas de unos niveles anormalmente altos de monóxido de carbono en la estratosfera de Neptuno – una posible traza de un impacto cometario.

Emmanuel Lellouch, astrónomo en el Observatorio de París, publicó por primera vez la idea hace 5 años, bajo la base de unas medidas mucho menos precisas realizadas con el radiotelescopio de 30 metros del Pico Veleta en España1. “Tenemos más confianza”, dice Lellouch, coautor junto a Hartogh de un próximo artículo respecto a los resultados de Herschel que aparecerá en la revista Astronomy & Astrophysics.

Una posible explicación alternativa a la abundancia de monóxido de carbono es que Neptuno tiene una profunda y estable reserva de gas que se va filtrando lentamente desde su interior. Pero en sus primeras medidas, Lellouch encontró el doble de monóxido de carbono en la estratosfera respecto a la troposfera. Debido a que la estratosfera está más alta en la atmósfera del planeta, parece menos probable que proceda de una fuente interna.

“Ahora estamos seguros de que debe haber una fuente externa de monóxido de carbono”, dice el físico planetario Leigh Fletcher de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, quien no estuvo implicado en la investigación. A principios de este año, Fletcher publicó un estudio que describe una abundancia aún mayor de monóxido de carbono en la atmósfera de Neptuno, medida por la misión infrarroja japonesa AKARI2. “El método más espectacular es tener impactos de cuerpos helados cometarios”, comenta.

Lluvia fuerte

Pero Fletcher dice que también es posible una segunda fuente externa de monóxido de carbono: la continua lluvia de polvo y micrometeroitos que sufren todos los planetas. Cuando estas partículas erosionan la atmósfera de Neptuno, es probable que depositen en ella el agua que contienen, junto con pequeñas cantidades de monóxido de carbono. Aunque Lellouch encontró que la estratosfera de Neptuno está mucho más enriquecida en monóxido de carbono que en agua — lo que le llevó a tomar partido por la teoría cometaria. Esto se debe a que la temperatura del impacto de un cometa es mucho mayor que para los micrometeoritos – lo que proporciona un entorno para la “química de choque”, en la que el oxígeno unido al hielo del cometa se libera para formar monóxido de carbono.

Aunque Fletcher dice que la química de estas interacciones aún es poco comprendida, Lellouch señala que el cometa Shoemaker Levy 9, que impactó en 1994 con Júpiter, enriqueció su atmósfera con monóxido de carbono y agua3.

Lellouch dice que las medidas de Herschel son consistentes con sus cálculos originales1, en los que propone que un cometa de 2 kilómetros de diámetro se estrelló con el planeta hace 200 años – un tamaño y periodo de tiempo que permitiría al monóxido de carbono distribuirse a los niveles que vemos hoy en la estratosfera.

Debido a que es menor, Neptuno no tiene la atracción gravitatoria de Júpiter, pero su proximidad al Cinturón de Kuiper de escombros del Sistema Solar indica que es más probable que haya cerca grandes cuerpos helados, dice Luke Dones, científico planetario del Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado. Sugiere que un cometa de 2 kilómetros podría impactar en Neptuno cada 2000 años aproximadamente – lo que hace que el impacto de hace 200 años sea un tanto sorprendente, pero “perfectamente plausible”, comenta.


Referencias:
1. Lellouch, E. , Moreno, R. & Paubert, G. Astron. Astrophys. 430, L37-L40 (2005).
2. Fletcher, L. N. , Drossart, P. , Burgdorf, M. , Orton, G. S. & Encrenaz, T. Astron. Astrophys. 514, A17 (2010).
3. Lellouch, E. et al. Icarus 159, 112-131 (2002).

Autor: Eric Hand
Fecha Original: 28 de mayo de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. [...] externa como el impacto de un cometa de 2 kilómetros de diámetro hace 200 años. En español: cienciakanija.com/2010/05/31/el-impacto-de-un-cometa-podria-explicar-e/ sin comentarios en: cultura, ciencia karma: 19 etiquetas: impacto, cometa, neptuno, 200, [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *