¿Podría sobrevivir la vida en Marte? Sí, dicen los expertos

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Manantial Lost HammerMicrobiólogos de la Universidad McGill observan entornos en la Tierra similares a Marte y encuentran evidencias de bacterias.

Investigadores del Departamento de Recursos Naturales de McGill, el Consejo de Investigación Nacional de Canadá, la Universidad de Toronto y el Instituto SETI, han descubierto que unas bacterias que comen metano sobreviven en un manantial casi único situado en la Isla Axel Heiberg en el extremo norte de Canadá. El Dr. Lyle Whyte, microbiólogo de la Universidad McGill, explica que el manantial Lost Hammer soporta vida microbiana, y que es similar a posibles manantiales pasados o actuales en Marte, y que por tanto ellos también podrían soportar vida.

El agua bajo cero es tan salada que no se congela a pesar del frío, y no tiene oxígeno consumible en ella. Hay, sin embargo, grandes burbujas de metano que salen a la superficie, lo cual ha provocado la curiosidad de los investigadores sobre cómo se producía el gas, si geológica o biológicamente y si algo podría sobrevivir en este entorno bajo cero híper-salino. “Quedamos sorprendidos al no encontrar bacterias metanogénicas que produjesen el metano de Lost Hammer”, dice Whyte, “pero encontramos otros organismos anaeróbicos únicos – organismos que sobreviven básicamente comiendo metano y probablemente respirando sulfatos en lugar de oxígeno”.

Recientemente se ha realizado el descubrimiento de que hay metano y agua helada en Marte. Las imágenes tomadas por el Mars Orbiter muestran la formación de nuevos barrancos, pero nadie sabe qué está formándolos. Una respuesta es que podría ser que haya manantiales como Lost Hammer en Marte. “La clave de la investigación es que no importa de dónde procede el metano”, explica Whyte. “Si estás en una situación donde tienes agua muy salada y fría, potencialmente podría soportar una comunidad microbiana, incluso en este entorno hostil extremo”. Aunque Axel Heiberg ya está en un lugar poco hospitalario, el manantial Lost Hammer lo es aún más. “Hay lugares en Marte donde las temperaturas alcanzan unos relativamente templados -10 a 0 grados, y tal vez incluso por encima de los 0ºC”, señala Whyte, “y en Axel Heiberg bajan fácilmente a -50. El manantial de Lost Hammer es el entorno salino bajo cero más extremo que hemos encontrado. Este lugar proporciona un modelo de cómo una filtración de metano pudo formarse en un mundo helado como Marte, proporcionando un mecanismo potencial para las recientemente descubiertas columnas de metano de Marte”.

La investigación se publicó en la revista International Society for Microbial Ecology Journal y recibió apoyo logístico de la Estación de Investigación Ártica de la Universidad McGill y el Proyecto de Plataforma Continental Polar Canadiense. Estuvo patrocinado por la NASA, el Consejo de Investigación en Ciencias Naturales e Ingeniería de Canadá, y la Agencia Espacial Canadiense. El patrocinio adicional para la investigación de estudiantes lo proporcionó el Departamento de Asuntos Indios y del Norte, y los Fondos de Quebec para la Investigación de la Naturaleza y Tecnología.


Fecha Original: 7 de junio de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *