Extrañas lesiones tras una terapia con células madre

Células madreUn tratamiento no demostrado da como resultado unas misteriosas masas.

En un cruel recordatorio de que la terapia con células madre es un territorio desconocido, un trasplante con células madre dado a una paciente en Tailandia que tenía una enfermedad renal dio como resultado el desarrollo de una masa celular de la que nunca antes se había informado. Las lesiones, descritas en un artículo publicado on-line el 17 de junio en la revista Journal of the American Society of Nephrology, no estuvieron directamente vinculadas con la posterior muerte del paciente (D. Thirabanjasak et al. J. Am. Soc. Nephrol. doi:10.1681/ASN.2009111156; 2010).

Con cientos de clínicas poco reguladas que ofrecen terapias no probadas con células madre, principalmente en China y Tailandia, el episodio es una advertencia a los pacientes que puedan estar considerando tales tratamientos.

La paciente tenía lupus nefrítico, en el cual el sistema inmune ataca a los riñones. En 2006, pasó por un procedimiento en una clínica privada en la cual se inyectaron sus propias células madre hematopoyéticas — que pueden desarrollarse en cualquier tipo de célula sanguínea — en sus riñones. Los detalles de la clínica y la base subyacente al tratamiento no se han publicado.

Las células madre hemapotoyéticas han sido usadas para tratar el lupus nefrítico con ciertos resultados de éxito. Pero normalmente se inyectan en el torrente sanguíneo, no en el riñón, en un intento de “resetear” el sistema inmune.

Seis meses más tarde, la paciente mostró dolor y sangre en la orina. Los estudios revelaron una masa de cuatro centímetros en su riñón izquierdo y masas menores en el riñón derecho, hígado y glándula adrenal. Los doctores de la Universidad de Chulalongkorn en Bangkok retiraron el riñón, pensando que era un tumor maligno. Pero posteriores análisis revelaron que era otra cosa.

“Nunca había visto algo así”, dice Paul Thorner, patólogo del Hospital para Niños Enfermos de Toronto en Canadá que tiene una posición conjunta en la Universidad de Chulalongkorn y fue coautor del artículo. Thorner acuñó un término — angiomieloproliferativo — para describir la proliferación de vasos sanguíneos y células de médula espinal que encontraron.

Hay pacientes que están pasando por otras terapias experimentales con células madre, pero normalmente hay poco seguimiento para establecer su seguridad o eficacia. En un caso del que se informó el año pasado, un niño tratado con células madre del feto en una clínica rusa desarrolló tumores en su cerebro y médula espinal. En el caso tailandés, no se llevó a cabo autopsia, hasta donde Thorner tiene conocimiento, por lo que el equipo sólo pudo trabajar con el riñón extraído. No se sabe si las masas menores están vinculadas a la masa principal, o qué habría sucedido con el paciente de no haber fallecido debido a otras complicaciones. “No logró ninguna mejora de las células madre, podemos decir eso”, comenta Thorner, que intenta reproducir las masas en experimentos con animales.


Autor: David Cyranoski
Fecha Original: 22 de junio de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (3)

  1. Nusesabe

    Por la descripción parece que las células madre se reprodujeron sin control, y no solo en el sentido de número, si no de tipo.

    Algo me dice que lo hicieron en plan cutre, ponemos aquí unas células madres sin tratar y a ver que pasa… Y paso que las células actuaron como si tuvieran que formar un nuevo ser vivo, empezaron a crear todo tipo de estructuras.

  2. [...] Extrañas lesiones tras una terapia con células madre (…) Hay pacientes que están pasando por otras terapias experimentales con células madre, pero normalmente hay poco seguimiento para establecer su seguridad o eficacia. En un caso del que se informó el año pasado, un niño tratado con células madre del feto en una clínica rusa desarrolló tumores en su cerebro y médula espinal… [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *