Bacterias que resucitan hojas

Isla verde en hojaCuando las hojas empiezan a tornarse letalmente amarillas en otoño, las polillas minadoras (Phyllonorycter blancardella) realizan la RCP. Incluso aunque el resto de hojas se marchiten, la zona alrededor de la larva minadora permanece con un verde brillante y fotosintéticamente activa. Ahora, un nuevo estudio demuestra que estas islas verdes saltan a la vida gracias a las bacterias que viven en el interior de la propia larva.

Como los mamíferos, muchos insectos alojan microbios internos llamados endosimbiontes que les ayudan a digerir alimentos, a menudo pasando estos amigos de generación a generación. Los insectos endosimbiones también han demostrado ser unos aplicados inventores, desarrollando defensas para sus nuevos anfitriones. “Cuanto más miramos a los endosimbiontes en insectos, más gente encuentra interesantes y nuevas funciones”, dice el ecólogo David Giron de la Universidad François Rabelais en Tours, Francia.

A Giron le parecía imposible que bacterias como las del género Wolbachia, que viven en las minadoras, pudieran también reconectar el metabolismo de las plantas. Muchos microbios, incluyendo a Wolbachia, portan genes que también se encuentra en plantas que animan a que algunas células vegetales creen hormonas llamadas citoquininas, señala. Las citoquininas, que retrasan la muerte en las células vegetales, pueden aumentas las islas verdes por sí mismas y son numerosas en las islas de las minadoras.

Para determinar si las bacterias crearon las islas verdes, Giron y sus colegas dieron a algunas hembras minadoras dosis orales de antibióticos para insectos y acabar de este modo con sus socios microbianos. Los investigadores permitieron que los insectos dejasen sus huevos como hacen habitualmente en los manzanos. Las larvas de las madres no tratadas fueron capaces de formar islas verdes, pero las larvas de las madres con dosis de antibióticos no. Sin las bacterias “no tienes islas verdes, y sin islas verdes, mueres”, comenta Giron. El equipo informa de sus resultados de forma on-line en Proceedings of the Royal Society B.

Los investigadores aún no saben si las bacterias de Wolbachia crean pos sí mismas las citoquininas o si disparan el soporte de vida de la planta por otros medios. En un estudio anterior, los científicos descubrieron que las minadoras que infectan los abedules pueden producir citoquininas, pero no investigaron si estas hormonas proceden de los insectos o de los endosimbiontes. Sea cual sea el funcionamiento, las bacterias son unas valiosas compatriotas. En las hojas moribundas, las islas verdes dan a las polillas hasta un mes extra para reproducirse y crecer, según sospechan los científicos. Con ese tiempo adicional, las minadoras pueden ser capaces de generar una generación extra de larvas antes del invierno.

“Es un ejemplo maravilloso de cómo un organismo puede resolver un gran problema entrando en una relación [mutuamente beneficiosa] con un microbio”, dice el ecólogo químico Ian Baldwin del Instituto Max Planck para Ecología Química en Jena, Alemania. Dice que aún hay muchas preguntas por responder, tales como si la Wolbachia que vive fuera del cuerpo de los insectos pueden seguir manteniendo este soplo de vida. Pero el estudio demuestra en qué medida el éxito de un insecto está en el trabajo de sus bacterias internas. “Se puede decir con segurar que la mayor parte de los insectos… son simplemente caballos de Troya”.


Autor: Daniel Strain
Fecha Original: 23 de julio de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (8)

  1. Realmente sorprendente el poder que tiene la bacteria

  2. Sencillamente increíble !

    Esta bacteria es muy curiosa, a parte de estos datos nuevos que nos traes, también se sabe que produce extraños fenómenos en artrópodos y protozoos. Por ejemplo se sabe que cuando infecta a ciertos nematodos, se hace indispensable para la reproducción, lo que significa que si se elimina a la bacteria del nematodo este se vuelve estéril.

    También produce fenómenos de partenogénesis en las hembras de insectos, es una bacteria muy muy curiosa. Podría ayudar mucho a entender la endosimbiosis de mithocondrias y cloroplastos.

    Un saludo !

  3. Un detalle; las bacterias como Agrobacterium tumefasciens hace muchísimos años que se emplean para modificar la fisiología de árboles y vegetales. Y el mecanismo de la hormona citoquinina no es tampoco un misterio.
    Supongo que lo interesante del artículo es la relación bacteria endosimbiote-parénquima de la hoja.

    No hay que perder de vista que los minadores de las hojas siguen siendo un patógeno para el árbol, y que produzcan citoquininas para mantener verdes sus galerías no le reporta ningún beneficio al árbol. De hecho, provocará que la senescencia de las hojas, que es un mecanismo de recuperación de nutrientes y de saneamiento de las ramas, sea ineficaz.

    • Pero según parece no tiene nada que ver, me refiero que A. tumefasciens actúa de forma persistente modificando el genoma, y se asegura opinas (alimento) “para siempre” por medio de tumores. El beneficio para A. tumefasciens es claro, pero en el caso de wolbachia el beneficio no es tan claro ni directo. Supongo, pues no he leído el articulo full, que actúa sobre los factores de supervivencia de las células vegetales, pero de una forma más sutil ya que finalmente la hoja incluido el tejido “reconectado” mueren.

      Otra cosa que supongo, es que la hoja está muerta y la supuesta acción de la bacteria sólo sólo tiene efecto local al igual que los chancros, ya que si produciesen factores de supervivencia estos viajarían por el floema y/o el xilema al resto de la hoja manteniendola verde o casi verde en más área.

      En mi opinión y sin leer nada más que lo escrito en la entrada, veo difícil una transferencia horizontal de genes similar a la de A. tumefasciens ya que no sólo tendría que superar la pared celular de la planta, si no también el organismo del gusano, lo cual sumado a que no se extiende la zona “viva” me hace pensar que sólo es una secreción de factores de supervivencia que comienza cuando la hoja muere y ya no hay circulación.

      Vamos, todo esto lo digo cómo una opinión personal…pero este tema me parece muy muy interesante.

      Un saludo !

      PD: Perdón por no poner en cursiva los nombres de las bacterias, pero no domino el HTML :(

  4. [...] para seguir alimentándose y sobrevivir. Toda la información sobre este maravilloso mecanismo en: Bacterias que resucitan hojas (Ciencia Kanija)MeneameBitacorasFacebookDeja un comentario Tu email nunca será mostrado o [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *