Polvo de planeta pulverizado puede estar alrededor de las estrellas dobles

Exoplanetas alrededor de sistema binarioLos sistemas estelares dobles cerrados podrían no ser los mejores lugares para que surja la vida, de acuerdo con un nuevo estudio que usa el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA. El observatorio infrarrojo observó una sorprendente cantidad de polvo alrededor de tres pares de estrellas maduras que se orbitaban muy cerca. ¿De dónde procedía el polvo? Los astrónomos dicen que podría ser la consecuencia de tremendas colisiones planetarias.

“Esto es ciencia-ficción en el mundo real”, dice Jeremy Drake del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica en Cambridge, Massachussetts. “Nuestros datos nos dicen que los planetas de estos sistemas podrían no ser tan afortunados – las colisiones podrían ser comunes. Teóricamente es posible que haya planetas habitables alrededor de este tipo de estrellas, por lo que si se hubiese desarrollado algún tipo de vida allí, podría estar condenada”.

Drake es el investigador principal de la investigación, publicada en el ejemplar del 19 de agosto de la revista Astrophysical Journal Letters.

En el estudio, la clase particular de binaria, o estrella doble,  trata sobre aquellas tan cercanas como puedan estar. Por ejemplo, RS Canum Venaticorums, o RS CVns para abreviar, están separadas sólo unos 3,2 millones de kilómetros, o el 2 por ciento de la distancia de la Tierra al Sol. Los pares estelares se orbitan entre sí cada pocos días, con una cara de cada una perpetuamente fija, mirándose entre sí, apuntando la una hacia la otra.

Las unidas estrellas son similares al Sol en tamaño y, probablemente, tienen unos 1000 millones de años de antigüedad – más o menos la edad del Sol cuando la primera vida evolucionó en la Tierra. Pero estas estrellas giran mucho más rápido y, como resultado, tienen potentes campos magnéticos, y gigantescas manchas oscuras. La actividad magnética dirige potentes vientos estelares – versiones huracanadas del viento solar – que frenan las estrellas, atrayendo a los dúos con el tiempo. Y aquí es donde empezaría el caos planetario.

Conforme la distancia entre las estrellas se va estrechando, su influencia gravitatoria cambia, y esto podría provocar perturbaciones en los cuerpos planetarios que orbitan ambas estrellas. Los cometas y planetas que pueden existir en los sistemas, empezarían a empujarse y chocar entre sí, a veces en potentes colisiones. Esto incluye a planetas que podrían estar teóricamente orbitando en la zona habitable de las estrellas dobles, una región donde las temperaturas permitirían que existiera el agua líquida. Aunque no se han descubierto planetas habitables alrededor de estrellas más allá de nuestro Sol actualmente, los sistemas estelares dobles cerrados se sabe que albergan planetas; por ejemplo, un sistema que no estaba en el estudio, conocido como HW Vir, tiene dos planetas gigantes gaseosos.

“Este tipo de sistemas describen las últimas etapas de la vida de los sistemas planetarios”, dice Marc Kuchner, coautor procedente del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. “Y su futuro es complejo y violento”.

Spitzer observó el brillo infrarrojo de discos de polvo caliente, aproximadamente a la temperatura de la lava fundida, alrededor de tres de tales sistemas binarios cerrados. Uno de los sistemas se marcó originalmente como sospechoso de tener un sospechoso exceso de luz infrarroja en 1983 por el Satélite Astronómico Infrarrojo (IRAS). Además, los investigadores que usan Spitzer encontraron recientemente un disco cálido de restos alrededor de otra estrella que resultó ser un sistema binario cerrado.

El equipo de astronomía dice que el polvo normalmente se habría disipado y salido volando de las estrellas para esta etapa madura de sus vidas. Concluyeron que algo – muy probablemente colisiones planetarias – deben por tanto estar arrojando polvo fresco. Además, debido a que los discos de polvo se han encontrado ya alrededor de cuatro sistemas binarios más viejos, los científicos saben que las observaciones no son una casualidad estadística. Es muy probable que esté teniendo lugar algo caótico.

Si existe cualquier forma de vida en estos sistemas estelares, y pueden mirar al cielo, tendrían una sobrecogedora visión. Marco Matranga, primer autor del artículo, procedente del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica y ahora astrónomo visitante en el Observatorio Astronómico de Palermo en Sicilia, dijo: “Los cielos tendrían dos enormes soles, como los que hay sobre el planeta Tatooine en ‘La Guerra de las Galaxias’”.

Otros autores incluyen a V.L. Kashyap del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica; y Massimo Marengo de la Universidad Estatal de Iowa en Ames.


Autor: Whitney Clavin
Fecha Original: 23 de agosto de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. ernesto

    no entiendo porqué estan tan obsesionados con buscar vida, me parece ilógico, raro, alomejor lo que entendemos por vida es solo nuestra parte de entendimiento. yo pienso que algo hacen mal o que no vemos. sino hubieramos descubierto vida tal y como la concebimos nosotros, no sé….

  2. [...] es así que, en efecto, la NASA ha hecho público recientemente un trabajo en el que descarta la posibilidad de vida en planetas alrededor de sistemas binarios. La razón [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *