El altruismo puede explicarse mediante la selección natural

news.2010.427.antsLos biólogos evolutivos dan un vuelco a una teoría de selección de parentesco mantenida desde hace mucho tiempo.

El comportamiento altruista, tal como el de hormigas trabajadoras estériles cuidando de la prole de la reina, evoluciona sólo entre individuos relacionados a través de lo que se conoce como selección de parentesco – o eso es lo que muchos biólogos evolutivos han pensado desde la década de 1960.

Defienden que la teoría estándar de selección natural no puede explicar la evolución de grupos eusociales, tales como abejas y hormigas, debido a que los trabajadores estériles de esos grupos no se reproducen.

Un análisis matemático en dos partes1, publicado en Nature esta semana, da un vuelco a esta idea, demostrando que es posible que el comportamiento eusocial evolucione a través de los procesos estándar de selección natural.

Beneficios reproductivos

La selección de parentesco está basada en la ‘aptitud inclusiva’, la idea de que, por ejemplo, los trabajadores estériles pueden acumular beneficios reproductivos ayudando a sus parientes. Haciendo esto, ayudan a que los genes compartidos sobrevivan y pasen a la siguiente generación. Esto proporciona una ruta para que evolucione la eusocialidad.

Pero Martin Nowak, biólogo matemático de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, y autor principal del análisis, dice que “no hay necesidad de la aptitud inclusiva para explicar la eusocialidad”.

Nowak y su equipo proporcionan el primer análisis matemático de la teoría de la aptitud inclusiva. Calcularon cuál de los dos comportamientos, por ejemplo la deserción – marcharse para formar una colonia separada – o la cooperación serían más predominantes en una población si estuviese en funcionamiento la selección natural. Calcularon entonces las suposiciones necesarias para que la teoría de la aptitud inclusiva arrojase los mismos resultados.

El equipo descubrió que la aptitud inclusiva arroja los mismos resultados sólo en un conjunto limitado de situaciones específicas que raramente se darían en la realidad. Por ejemplo, la aptitud inclusiva sólo funciona si los dos comportamientos son muy similares – por lo que la presión para seleccionar uno sobre otro es prácticamente nula – y si los dos individuos interactuasen al mismo tiempo.

Y cuando la teoría de la aptitud inclusiva funcionaba, la respuesta proporcionada era matemáticamente equivalente a la derivada de la selección natural estándar.

“Demostramos que la aptitud inclusiva no es una teoría general de la evolución como han afirmado sus defensores”, dice Nowak. “En el limitado dominio donde trabaja la teoría de la aptitud inclusiva, es idéntica a la selección natural estándar. Por tanto, no hay necesidad de la aptitud inclusiva. No tiene poder explicativo”.

En un segundo análisis matemático, el equipo investigó cómo podría evolucionar la eusocialidad a través de la selección natural estándar. Encontraron que un gen de eusocialidad podía extenderse rápidamente dado que las ventajas que confiere – incremento del tiempo de vida y éxito reproductivo de la reina – funcionan incluso en pequeñas colonias. Por lo que en colonias con apenas dos o tres trabajadores debe proporcionar a la reina con ese gen una ventaja significativa, y el comportamiento se extiende.

“Si la eusocialidad evoluciona o no depende de cómo afecta el tamaño de la colonia a la mortandad y fecundidad de la reina”, dice Nowak. “Nuestro modelo también demuestra que es difícil de evolucionar pero que una vez se establece es muy estable”.

Iniciando la controversia

Los análisis han empezado a disparar la controversia entre científicos que ya están divididos sobre el tema de cómo evoluciona el comportamiento altruista.

David Sloan Wilson, biólogo evolutivo de la Universidad de Binghamton en Nueva York, dice que el artículo de Nowak “baja del pedestal a la aptitud inclusiva”.

Pero añade que “aún hay un lugar en la mesa para la aptitud inclusiva. Puede usarse como regla sobre cuándo podría evolucionar algo”.

Samir Okasha, filósofo de la biología en la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, está de acuerdo con el artículo en que el modelo de la aptitud inclusiva depende de ciertas suposiciones pero dice que las mismas “no son tan limitantes” como sugiere el artículo.

El artículo “no dice que la aptitud inclusiva es una forma de explicar por qué los animales sacrificarían su propio éxito reproductivo y la respuesta es que beneficia a sus parientes”, comenta.

Stu West, biólogo evolutivo de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, dice que el nuevo análisis es “incorrecto”. Dice que los datos empíricos demuestran que la ruta a la eusocialidad es a través de los padres ayudando a su progenie, más que las hembras uniéndose para formar grupos, como dice que sugieren Nowak y su equipo.

Pero Nowak señala que la eusocialidad implica que la progenie se mantiene con sus padres y les ayudan a reproducirse, y de esta forma “el parentesco es una consecuencia de la eusocialidad”. Pero, se pregunta, ¿también es causa de la misma? “La respuesta a la pregunta es no”.


Referencias:
1. Nowak, M. A. , Tarnita, C. E. & Wilson, E. O. Nature doi:10.1038/nature09205 (2010).

Autor: Natasha Gilbert
Fecha Original: 25 de agosto de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (4)

  1. Raistmaj

    Eso ya lo dice Richar Dawkins en el gen egoista con demostraciones matemáticas simplificadas de otro autor que ahora mismo mi memoria no desea acordarse.

    Como mencionaba le sorprendía que los estudios de dicho autor no se tuvieran prácticamente en cuenta hasta la actualidad que habían sido retomados y supongo que habrán sido la base de los nuevos estudios.

  2. jurl

    Las cosas no son tan simples, nunca, Dawkins peca mucho de reduccionista. Los genes viajan en envases, ciertamente, pero sin envases no hay genes (y que se sepa, jamás los hubo, por más que se haya intentado edificar la teoría evolutiva sobre ese axioma, con lo que podría muy bien ser exactamente al revés). Creo que a estas alturas los postulados de Gould son más adecuados a la realidad -las especies en último término “se imponen” a los genes individuales, o si se prefiere, el conjunto de genes que configuran una especie es emergente sobre cada gen individual, y las interacciones del “envase” son ya, con mucho, más determinantes que los procesos reproductivos de los genes-, en esos modelos los comportamientos altruístas no sólo no tenían ningún problema de encaje, sino que surgen de forma totalmente natural.

  3. Nusesabe

    Pero mira que es simple esto. No entiendo que se compliquen tanto la vida:

    Si tu tienes unos genes, que te hacen tener hijos que cooperan entre si para que uno de ellos se reproduzca siguiendo esto, y gracias a este sistema de cooperación sobreviven, cosa que los que cooperan no, estos genes de cooperación seguirán extendiendose. ES ASI DE SIMPLE, SIMPLE Y LLANAMENTE LA TEORIA DE LA EVOLUCION. Ni matemáticas ni chorradas.

    A veces la gente se complica en tonterías…

  4. [...] anunció en 2010 a bombo y platillo (versión asimilable aquí) que “el el altruismo y el comportamiento cooperativo estaba explicado por la selección [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *