Kepler descubre dos planetas transitando la misma estrella

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

ExoplanetasLa misión Kepler de la NASA ha descubierto el primer sistema planetario confirmado con más de un planeta en tránsito alrededor de la misma estrella.

El anuncio de hoy del descubrimiento de los dos planetas, Kepler 9b y 9c, está basado en siete meses de observaciones de más de 156 000 estrellas que están siendo monitorizadas buscando sutiles cambios de brillo como parte de una búsqueda en marcha de planetas similares a la Tierra fuera de nuestro Sistema Solar. Los científicos designaron a la estrella similar al Sol como Kepler-9.

El mundo más interno, Kepler 9-b, orbita a su estrella cada 19,2 días a una distancia de 20 millones de kilómetros, mientras que el mundo más externo orbita una vez cada 38,9 días a una distancia de 32 millones de kilómetros. (En comparación, Mercurio tiene un periodo orbital de 88 días.) Orbitan casi en resonancia, con el planeta interior completando dos órbitas por cada una del planeta exterior. Ambos son gigantes gaseosos del tamaño de Saturno, con el mundo interior con un peso de 0,25 masas de Júpiter (80 Tierras) mientras que el mundo externo es más ligero con 0,17 masas de Júpiter (54 Tierras).

“Éste es el primer sistema confirmado de más de un planeta en tránsito alrededor de la misma estrella”, dice Matthew Holman, científico de la Misión Kepler del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica en Cambridge, Massachusetts. Los científicos confirmaron los tránsitos múltiples con observaciones de velocidad radial llevadas a cabo por el Observatorio W.M Keck en Hawai.

Holman dijo que los sistemas con múltiples planetas en tránsito son particularmente ricos en información que proporcionan pistas sobre las características físicas. Específicamente, los astrónomos pueden medir cómo cambia el tiempo entre tránsitos sucesivos de una órbita a otra debido a la gravedad mutua entre los dos mundos. “Podemos realmente ver la diferencia de la interacción gravitatoria de estos dos planetas a través de las desviaciones en sus tiempos de tránsito”, señala Holman.

“Este descubrimiento es la primera detección clara de variaciones en la sincronización del tránsito”, añade.

Además de los dos planetas gigantes confirmados, Holman dice que los científicos de Kepler también identificaron un planeta candidato adicional en tránsito del tipo “súper-Tierra” de tamaño, que necesitará de observaciones adicionales para confirmar si es un planeta o una falsa alarma. Las observaciones actuales sugieren que el candidato planetario podría tener aproximadamente 1,5 veces el tamaño de la Tierra y orbita a su estrella una vez cada 1,6 días a una distancia de sólo 4 millones de kilómetros.

Kepler, un observatorio espacial, busca las firmas de planetas midiendo diminutas bajadas en el brillo de la estrella cuando un planeta pasa frente a ella, o la transita. El tamaño del planeta puede derivarse a partir del cambio en el brillo de la estrella. En junio, los científicos de la misión anunciaron que habían identificado más de 700 planetas candidatos, incluyendo cinco sistemas con más de un planeta candidato. Este es el primero de esos sistemas en confirmarse.

El equipo científico de Kepler, compuesto por 28 miembros, está usando telescopios terrestres y los Telescopios Espaciales Hubble y Spitzer para realizar observaciones de seguimiento en 400 planetas candidatos. El campo estelar que observa Kepler en las constelaciones de Cygnus y Lyra sólo puede verse desde observatorios terrestres desde primavera a finales de otoño. Los datos de estas observaciones determinarán qué candidatos pueden identificarse como planetas.

Sin información adicional, los candidatos que son planetas reales no pueden distinguirse de las falsas alarmas, tales como estrellas binarias – dos estrellas que se orbitan entre sí. El tamaño de los planetas candidatos puede sólo aproximarse hasta que se determine el tamaño de las estrellas con observaciones espectroscópicas adicionales realizadas desde telescopios terrestres. En el caso de Kepler-9, la naturaleza planetaria se confirmó primero mediante la escala de las variaciones en la sincronización de tránsito y posteriormente se verificó con medidas de velocidad radial.

Kepler continuará llevando a cabo operaciones científicas hasta al menos noviembre de 2012, buscando planetas tan pequeños como la Tierra, incluyendo aquellos que orbitan estrellas en una zona habitable templada donde podría existir agua líquida en la superficie del planeta. Dado que los planetas en tránsito en la zona habitable de estrellas como el Sol tiene lugar aproximadamente una vez al año, y se requieren tres tránsitos para su verificación, se espera que se necesiten al menos tres años para localizar y verificar un planeta del tamaño de la Tierra.


Fecha Original: 26 de agosto de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *