¿Necesitas descansar del estudio para despejarte? Quizá no, dicen los investigadores

DescansoPuede ocurrirle a los que estudian para los exámenes, a las personas que trabajan durante muchas horas o simplemente a alguien que intenta abarcar demasiado: algo te dice que te tienes que tomar un descanso. Ver la televisión. Tomar una chocolatina. Holgazanear, dejar de prestar atención por un momento y volver a la tarea cuando te sientas mejor. Después de todo, estás físicamente exhausto.

Pero un nuevo estudio de psicólogos de Stanford sugiere que la necesidad de un descanso (o sólo procrastinar) está – bueno – todo en tu cabeza.

En un trabajo publicado esta semana en Psychological Science, los investigadores desafían la teoría mantenida durante mucho tiempo de que la fuerza de voluntad – definida como la capacidad de resistir la tentación y estar concentrado en tareas exigentes – es un recurso limitado. Los científicos argumentan que cuando la fuerza de voluntad se agota, el único camino para restablecerla es recargando nuestros cuerpos con un descanso, comer o alguna otra distracción que te lleve fuera de lo que sea que te está quemando.

No es así, dice el equipo de Stanford. En lugar de esto, han hallado que la mente de una persona y sus creencias personales sobre la fuerza de voluntad determinan la calidad y cuánto tiempo le será posible trabajar en un ejercicio mental difícil.

“Si piensas en la fuerza de voluntad como algo que está biológicamente limitado, eres más propenso a estar cansado cuando trabajas es una tarea difícil”, dice Veronika Job, la autora principal del trabajo. “Pero si piensas en la fuerza de voluntad como algo que no se agota fácilmente, puedes continuar y continuar”.

Job, que dirigió esta investigación de Stanford y está ahora cursando el postdoctorado en la Universidad de Zurich, es coautora del trabajo junto con la Profesora de psicología de Stanford Carol Dweck y su Profesor Ayudante Greg Walton.

Los investigadores diseñaron una serie de cuatro experimentos y pruebas para manipular las creencias de los estudiantes de Stanford sobre la fuerza de voluntad. Tras una tarea agotadora, los que creían o les habían hecho creer que la fuerza de voluntad era un recurso limitado hicieron peor las pruebas estándar de concentración que los que pensaban en la fuerza de voluntad como algo sobre lo que ellos tenían más control.

También encontraron que llegando a la semana de exámenes finales, los estudiantes que creían en la teoría del recurso limitado comían un 24 por ciento más de comida basura que los que creían tener mayor control para resistir la tentación. Los que creían que era un recurso limitado también procrastinaban un 35 por cierto más que el otro grupo.

“La teoría de que la fuerza de voluntad es un recurso limitado es interesante, pero ha tenido consecuencias imprevistas”, dice Dweck. “A los estudiantes que han tenido problemas en los estudios se les ha dicho que su poder de concentración era limitado y que necesitaban tomar descansos frecuentes. Pero la creencia de que la fuerza de voluntad es un recurso ilimitado hace a las personas más fuertes para atravesar las dificultades”.

Los investigadores de Stanford dicen que sus hallazgos podrían ayudar a las personas a luchar contra la tentación o la distracción: los diabéticos que tienen que seguir una dieta estricta, personas que intentan superar una adicción, empleados con fechas límite cortas.

“Éste es un ejemplo de un contexto donde las teorías sobre las personas dirigen los resultados”, dice Walton. “La fuerza de voluntad no la lleva a cabo un proceso biológico tal como se ha estado pensando. La creencia en esto influye en su comportamiento”.


Autor: Adam Gorlick
Fecha Original: 14 de octubre de 2010
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (9)

  1. afoutado

    Vale, la autosugestión, tanto negativa como positiva, influye en cualquier cosa que hagamos en la que sea importante nuestra fuerza de voluntad, es decir, casi todo. Y que eso de establecer límites fijos y universales a la capacidad de concentración es una falacia, como el clásico de hacer pausas de 5-10 min. cada 45, pues yo mismo he comprobado que si lo que estudias (o haces) no te gusta y motiva o no lo entiendes, 20min. ya se hacen eternos y en cambio puedes estar horas con algo que te apasione.

    El enfoque parece ir en que, la concentración sería un proceso mental que como tal no se agota en sí mismo, igual que los sentimientos, que no se “gastan”, pero el cerebro que genera esa capacidad sí se cansa, como cualquier otro órgano, o el cuerpo que permanece X tiempo sentado o de pie en una misma tarea, por ejemplo. Pero que igual que un deportista llevado al límite si se automotiva saca fuerzas de donde parece que no hay, la motivación y la convicción en tus capacidades es esencial.

  2. Albert

    Son dos casos diferentes. Por un lado está la tentación o distracción, que mediante un acto consciente se pueden manipular. Y por otra lado está el límite de concentración en una tarea, que no es infinito. Distanciarse de una tarea ayuda a ver el problema en perspectiva y a encontrar una solución.

  3. Álvaro

    Bajo mi punto de vista, y tal como se describe el estudio, lo único que demuestra es que la autosugestión influye en la voluntad. Pero una cosa es influir y otra anular el cansancio. Creo que el razonamiento no sólo funciona con la mente, también con actividades físicas. Si alguien te convence de que puedes correr x kilómetros estoy seguro de que tienes muchas más probabilidades de hacerlo que si alguien te convence de que no podrás llegar. Sin embargo ¿alguien duda que correr no cansa?.

  4. Ja martin aparicio tenia razon!!

    El sentido de la vida tambien influye en la voluntad, si uno comprende y se apasiona tanto de una actividad o tema la concentracion viene solita! y vaya que por crencias psicologicas que no meten nuestra familia y sociedad nos volvemos miserables.

  5. Juanjo

    Parafraseando a Aristóteles:
    El cansancio se demuestra cansándose
    Eso si, el límite de la fuerza de voluntad puede modificarse simplemente por intentar medirlo (principio de incertidumbre de Heisenberg, versión libre).

  6. Está claro que la aptitud y actitud son claves a la hora del éxito de una tarea. Pero al estudiar se segregan diversas sustancias y estas tienen un límite. Con la edad se pierde la capacidad de segregación de dichas sustancias.
    Lo siento, sé que la fuerza de voluntad y el optimismo son determinantes a la hora de conseguir éxitos en la vida, pero no estoy de acuerdo con las condiciones ilimitadas que propone este estudio.

  7. aloctavodia

    ahhh y que tal si la gente que en general puede hacer tareas durante mucho tiempo sin descansar o procastinar termina pensando que hacer tareas durante mucho tiempo sin descansar o procastinar es totalmente posible, mientras que la gente que se cansa facilmente termina pensando que es facil cansarse? sin dar vueltas cual es la causa y cual el efecto? tal vez el paper lo explica, pero esta nota no dice nada al respecto….

  8. Nex

    La parte que más me gusta es el último párrafo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *