Por una universidad como la que queremos

Desde La Ciencia y sus Demonios, se promueve una actividad de protesta ante la continua presencia de actividades anticientíficas en la universidad. No es un caso, ni dos, puedes ver una lista de las últimas tropelías en el blog “La Lista de la Vergüenza“, gestionado por Fernando Frías.

Sin más, mostrar mi apoyo y difusión a este manifiesto, y pedir vuestro apoyo también.

MANIFIESTO POR UNA UNIVERSIDAD LIBRE DE PSEUDOCIENCIA Y OSCURANTISMO

Ante la cada vez más abundante proliferación de conferencias, cursos, seminarios y todo tipo de actividades que diferentes corrientes pseudocientíficas están desarrollando dentro del marco de las universidades españolas y latinoamericanas, tendencia que cristaliza en la reciente creación de una Cátedra de Investigación sobre Homeopatía en la Universidad de Zaragoza, los abajo firmantes (científicos, profesores, alumnos y ciudadanos en general) nos vemos en la necesidad de manifestar lo siguiente:

La colaboración entre la Universidad y la Empresa, así como con otros organismos y agentes sociales es enriquecedora, productiva y debe ser considerada como una de las prioridades de la política universitaria. Los acuerdos y contratos para la transferencia de resultados de la investigación a la empresa privada pueden representar una importante fuente de financiación para las universidades públicas; los cuales, desarrollados convenientemente, permiten una mayor productividad científica y la optimización de las aplicaciones de tal actividad. Sin embargo, creemos que no es justificable que la Universidad busque vías de financiación a cualquier precio, y aún menos si con ello pervierte su filosofía y fines fundamentales.

La Universidad Pública, como cualquier otro organismo de la administración, debe estar al servicio del ciudadano, manteniendo un contacto permanente con la sociedad de la que forma parte, mediante una comunicación constante que permita la sintonía entre el mundo universitario y las necesidades sociales. Para cumplir estos objetivos, la Universidad debe ser un adalid en lo referente a innovación y a exploración de nuevos caminos para el conocimiento. La Universidad nunca debe ser una estatua, sino una animación en constante movimiento.

No es posible entender la función investigadora y el compromiso social de la Universidad sin la imbricación con su papel fundamental en la formación de ciudadanos libres, capaces de enfrentarse al mundo mediante una mentalidad crítica que les permita escapar de las cadenas de la irracionalidad, la superstición y la ignorancia. Esta función docente, completamente consustancial a la institución universitaria, va más allá de las aulas, al representar la Universidad un referente en cuanto a conocimiento y racionalidad para toda la sociedad.

En este sentido, la Universidad juega un papel muy importante ante el avance que en la sociedad contemporánea están teniendo determinadas corrientes anticientíficas y antirracionales, que pueden suponer un significativo retroceso hacia el oscurantismo y la superstición, algo que se encuentra en el polo opuesto de los objetivos universitarios. Nos preocupa, como universitarios y como ciudadanos, que bien entrado el siglo XXI cada vez prolifere un mayor número de terapias más próximas a la magia que a la medicina, en muchas ocasiones amparadas por instituciones y empresas médicas profesionales; nos preocupa que presidentes de gobierno consulten astrólogos; que pulseras mágicas declaradas oficialmente fraudulentas sean portadas por ministros de sanidad y constituyan el regalo más vendido de las últimas navidades; que cada vez haya más ciudadanos que crean firmemente que las vacunas son tóxicas y nefastas para la salud; que aumente el número de enfermos que abandonan el tratamiento médico para abrazar alternativas esotéricas; nos preocupa muy seriamente que gran parte de la población vuelva a confiar más en los curanderos que en la medicina científica.

Nos preocupa que la Universidad pueda convertirse en un mercadillo que de cabida a cualquier alternativa irracional al conocimiento científico. Sólo una mal entendida apertura de mentalidad puede justificar que se enseñe alquimia en las Facultades de Química, ufología en las de Física o el diluvio universal en las de Historia. Ofrecer el foro universitario a las pseudociencias, en igualdad de condiciones con el conocimiento racional, no se traduce en ningún enriquecimiento cultural, sino en una validación universitaria de la superstición y la charlatanería. Difícilmente podremos educar a nuestros hijos sobre la inexistencia de bases empíricas en la predicción astrológica si van a encontrar en el campus universitario cursos de postgrado en astrología.

Reza una de las máximas en ciencia que la razón no debe aceptar algo como cierto sólo porque lo afirme mucha gente o porque lo suscriban personajes importantes, y que siempre es necesario detenerse ante cualquier afirmación y dudar sobre si es o no cierta. Esto obliga a actuar mucho más despacio, a sopesar cuidadosamente las opciones, a avanzar con cautela ante cualquier tipo de propuesta. Y esta es una de las cosas que creemos firmemente que debe enseñarse en las universidades.

Por todo ello, nos preocupa que la Universidad de cabida a cursos sobre acupuntura, a conferencias sobre creacionismo, a seminarios sobre astrología y a cátedras sobre homeopatía. Nos preocupa especialmente si no se enfocan como un debate crítico y un análisis racional, sino con un presupuesto de funcionalidad y validación científica de los que no sólo carecen, sino que están en frontal oposición al espíritu crítico universitario.

En el caso concreto de la homeopatía, aunque de igual aplicación para el resto de pseudociencias, no se ha demostrado científicamente ni su fundamento teórico (que contradice nuestros conocimientos sobre química y medicina más elementales), ni su efectividad más allá de un placebo. Décadas atrás, se destinaron importantes estudios a buscar una posible base en los postulados homeopáticos, los cuales no han variado significativamente en doscientos años, base que jamás se encontró.

Nos resulta extremadamente paradójico que mientras gobiernos europeos retiran fondos y apoyos estatales a la práctica homeopática, en España se instauren cátedras dentro de las universidades públicas. El aval que esto supone, sitúa a la homeopatía, a la astrología o al espiritismo dentro de la categoría de disciplinas universitarias; máxime cuando no nos encontramos exclusivamente ante una actividad de investigación sobre un fenómeno dudoso, sino ante una institucionalización dirigida a la formación y divulgación de estos postulados.

Consideramos por último, que si bien está justificado profundizar y destinar fondos a cualquier aspecto que pueda ser investigado, la especial situación económica actual convierte la inversión de esfuerzo y medios en este tipo de disciplinas totalmente desacreditadas en un acto de puro despilfarro de recursos, que podrían emplearse en líneas de investigación y docencia muchísimo más prioritarias.

Las personas que desde distintos estamentos y colectivos de la sociedad suscribimos este manifiesto, deseamos llamar la atención sobre este importante aspecto al conjunto de la población y, especialmente, a las autoridades académicas y gubernativas, confiando en que la razón acabe imponiéndose sobre la superstición y el oscurantismo.

FIRMAR EL MANIFIESTO

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio
This page is wiki editable click here to edit this page.

Like This Post? Share It

Comments (31)

  1. OzzyBulla

    En lo personal, y por lo que vivimos aquí en Chile, mi preocupación e impotencia es por lo contrario: cada vez menos ciencia en las universidades, que se han transformado en institutos profesionales.

  2. Iván

    Luego dicen que si no salimos entre las mejores, que si patatin y patatan…

    Firmado.

  3. Gustavo Rozas Valz

    El problema se agrava, cuando la misteriología, oscurantismo y superstición, se convierten en una “industria” muy lucrativa, que inevitablemente otorga a sus inescrupulosos promotores, una cuota de “poder” y convocatoria nada desdeñable… Basta con costear espacios en programas televisivos de dudosa calidad pero insoslayable rating, o comprar espacios en revistas y diarios populares, para asegurarse una efectiva llegada a las masas en su mayoría desinformadas en cualquier parte del mundo… Y es que no podemos confundir formación profesional con cultura o amplitud de conocimientos. En la mayor parte de países, desarrollados o en vía, se privilegia la especialización profesional por encima de todo; lo que de algún modo penaliza la visión de conjunto y con ello una adecuada capacidad de pensamiento crítico.

  4. No si ya solo falta que pongan en las bibliotecas universitarias revistas de “año cero” o CDs de “cuarto milenio” en los que el “eminente” Iker nos explique como la “teoría de la abdución alienígena” ha sido demostrada a través del testimonio de un campesino de un pueblo de Guadalajara :D . Es claro que los universitarios de hoy serán los científicos del futuro y que tendrán en sus manos la impresionante tarea de estudiar las leyes que rigen el mundo real en el que vivimos y realizar descubrimientos que produzcan el avance de la humanidad por lo que incluir pseudociencia en los temarios de disciplinas científicas puede producir confusión en mentes jóvenes con inquietudes científicas además de dañar enormemente la ya de por si penosa imagen del sistema educativo español. Es fundamental tener unos buenos y sólidos conocimientos científicos de base para desarrollar un criterio que no permita distinguir la realidad (la ciencia) de las “pajas mentales” (pseudociencias y demás).

  5. marcelo luda

    Coincido en varias cosas, salvo en una. Decir que la uno de los objetivos principales de la universidad es vincularse con empresas. Esta lógica es la que lleva a la universidad a comportarse ella misma como una empresa para autofinanciarse, y que termina repercutiendo el los cursos y en las líneas de investigación. Una vez que la universidad acepta funcionar como una empresa que “fabrica” patentes y “vende servicios”, aceptar las pseudociencias es una paso más, y casi insignificante, en función de aumentar las ganancias.
    En Argentina este es un tema fuertemente en debate en muchas universidades nacionales, sobre como el autofinanciamiento termina influyendo en la universidad en un sentido mercantilista. Yo soy de Exactas de Buenos Aires, y aquí este tema a suscitado muchos conflictos que hasta nos han llevado a tomar la facultad en algunas ocasiones, como medida de protesta…

  6. Ya Firme. espero que esta iniciativa tenga efecto!!!

  7. Mr Can

    No comparto no debamos estudiar un fenomeno como la validación universitaria de la superstición y la charlatanería.
    por ahi va mal tu enfoque

  8. edgardo

    Buenas, como estudiante de fisica, psicologia, y “ciencias ocultas”
    Te puedo argumentar q cualquier estudio que se haga, esta bajo alguna posicion epistemologica, lo cual si no se tiene una mente “abierta” (que es muy dificil) es dificil de ver esa pocision tomada, que en forma no conciente todos tenemos,,,

    claro esta q las teorias fisica sean verdaderas, se basan en que no se encontro algo q contrareste alguna teoria, hasta q aparecen las paradojas, y cuando son muchas el esquema se rompe,
    caso de la termodinamica, q luego se requeiro abrir la mente a la posibilidad de nuevas teorias poco convencionales como la cuantica, luego la teoria de cuerdas, y con el nuevo acelerador de particlas gigante, habra otras.

    por ende q todo lo q el sistema cientifico no considere como ciencia a alguna terapia complementaria como la homeopatia, flores de bach, etc considero q es una posicion tomada y q si un pais o una universidad no esta en esa posicion me parece muy bien, ya q podria genera nuevo conocimento, o reflotar conocientos que fueron puestos en dudas por la creencia de q la unica fomar de hacer ciencia es el empirismo,

    lo mismo paso con psicologia, sociologia, etc.

    Como asi tambien los “experimentos” q buscan explicar q en realidad algo es falso, tambien puede tener una falla epistemologia, por ende siempre se esta tomando una posicion. y en ese caso un solo experimento no demuestra nada.

    Acepto q hay mucho chantaje, q se juega con las iluciones, y la ignoracia de la gente, pero no es mejor acaso q una institucion Academica, Cientifica. se ocupe de cosas q la sociedad bien o mal acepta como verdad sea investigada por las nuevas tecnologicas, nuevas herramientas , nuevas formas de pensar.

    por q hace 100, 200 o 300 años se pensaban diferente, se tenia otros parametros, otras herramientas, y si las pseudo ciencias sigen exitiendo es por q algo no las pudo desplazar, o por q algo de verdad hay, el tema es saber discriminar el chantaje de lo q no lo es. Y para eso hay q investigar y difundir.
    o es preferible q la gente en la desesperacion, en la ignoracia busque ayuda y conocimiento en gente q se aprovecha de ellos.

    Saludos

    PD:en la actualidad pensar q hay q investigar lo q las empresas demanda, es un argumento erroneo, ya q la empresa busca el beneficio economico, y si una nueva tecnologia desplaza a una empresa con alto poder adquisitivo, y con influecias. esa tecnologia no va a ser investiga, difundida etc. por que el capitalismo no se autoregula, DEBE SER REGULADO POR UN GRUPO SOCIAL Q ESTE FUERA DE EL SISTEMA ECONOMICO, lo cual no existe en este momento.

  9. jurl

    Todo tiene cabida en la ciencia. Yo jamás censuraría a nadie que quisiese llevar a efecto experimentos y estudios dentro del método sobre cualquier tema que le diese la gana, sean OVNIs, ESPs, “poder oculto de la mente” (lo siento, soy escatológico, a mí esta frase siempre me recuerda las ventosidades), la extraterrestridad del niño Jesús (o de Mahoma), lo que se quiera. Cierto que existen problemas en la asignación de recursos, pero entiendo que esto cae dentro de la libertad de las personas, y si dentro de una cuota que todo el mundo democráticamente debería tener esa(s) persona(s) desean invertirlas en eso, nunca se sabe los beneficios que eso dará. Nunca olvido que Tycho Brahe en realidad era astrólogo, y sus cuidadosas observaciones eran astrológicas, no astronómicas. Pero hablamos de experimentación, de estudios empíricos.

    Pero aquí no se está hablando de eso. Salvo que haya entendido muy mal, aquí se habla de crear cátedras (y catedráticos, y departamentos) sobre disciplinas que no tienen en absoluto demostrada su validez científica, por decirlo de forma suave. Yo también entiendo que es un sinsentido en la gestión de recursos, entre otras cosas y sin entrar aquí en detalles, porque distorsionaría forzadamente el funcionamiento normal del sistema, que ya de por sí funciona rematadamente mal. Para mí está claro que ante una ofensiva contra determinados métodos lucrativos, se busca dar un paso que los ponga a salvo de una eventual deslegitiimación en toda regla.

    Y también esta claro para mí que la fuente de estos problemas es también el sistema socioeconómico. Tiene valor lo que ayuda a crear acumulación de capital, y no tengo la menor duda de que para una multinacional farmacéutica el margen de beneficios que le rinde un remedio homeopático probablemente será incluso mayor que el de un producto cosmético.

    Lo que quizá convendría a mayores de esto es en ir pensando una adecuada ordenación del sistema disciplinar.

  10. Fer137

    Recuerdo que hace años pusieron un kiosko dentro de la universidad donde estudiaba. Pregunte por ‘Investigacion y Ciencia’ y no la tenían, en cambio se veían un montón de revistas tipo Año Cero, se lo dije al kioskero, fue una situación divertida.

  11. Es cierto que se deben realizar investigaciones sobre esos fenómenos “inusuales” ya que algunas veces estos fenómenos tienen cierta base científica y de los resultados de las investigaciones se pueden extraer resultados positivos para la ciencia o nuevas vías de investigación. Sin embargo, es claro que los recursos son limitados por lo que hay que priorizar muy bien las investigaciones que se decidan realizar. Antes de destinar recursos por ejemplo a realizar una investigación sobre astrología se debe reflexionar sobre la base en la que se sostiene el fenómeno en cuestión: la disposición de objetos celestes que no tienen ninguna relación entre si (ni en distancia, ni en tamaño, etc) que existieron miles de millones de años antes de la aparición del hombre en la Tierra y que nos recuerdan desde nuestra perspectiva a objetos cotidianos (un carro o un cazador) influyen en el comportamiento individual de los seres humanos. Si la persona que otorga los recursos a las investigaciones no es capaz de darse cuenta de lo ridículo de la frase anterior es que por supuesto no merece otorgar recursos a nada a lo largo de su vida. Sobre la homeopatía por ejemplo el artículo de Migui y la tira humorística del final son buenísimos: Por que la homeopatía es un engaño
    Y ahora viene lo más grave de todo: mientras dedicamos recursos a pajas mentales como las anteriores investigaciones de prioridad máxima como la investigación contra el cáncer, las aplicaciones de investigaciones sobre células madre (prohibidas durante años en EEUU por un individuo con nulos conocimientos científicos y muchas ideas de trascencencia “divina”) o la regeneración de células nerviosas en la médula espinal siguen ralentizadas, ahogadas en procesos burocráticos larguísimos y en interminables pruebas médicas que están además perjudicadas por toda clase de prejuicios éticos, religiosos y demás. Mientras tanto miles de personas mueren de cáncer, de enfermedades hereditarias y miles de personas con lesiones medulares siguen ancladas en sus sillas de ruedas. ¿Quien es el encargado de dar las prioridades?
    Hace más de 10 años que se consiguió regenerar los tejidos nerviosos de la médula de un ratón ¿Por qué miles de personas siguen sin poder caminar?
    ¿Los tratamos con homeopatía (o agua del grifo que es lo mismo) a ver si el efecto placebo es lo suficientemente poderoso para que se levanten y anden?
    En fin, creo que estas reflexiones deberían realizarlas las personas encargadas de dar las prioridades y administrar los recursos.
    Un saludo

  12. Rompetechos

    Lo siento, no puedo estar de acuerdo con este manifiesto por muchas razones que serían largas de relatar y detallar aquí. Entre otros motivos: La universidad no debe ser sólo la ciencia, la universidad es CONOCIMIENTO y este no se obtiene solo de la ciencia (algún dia no muy lejano, algunas mentes obtusas se darán cuenta), en segundo lugar, hay un tufo de censura y prohibición en todo esto que no me gusta nada; cada persona (y mas aún si se trata de universitarios que se supone deberían tener un minimo de cultura general) debe ser capaz de discernir entre realidad y fantasía y entre engañabobos y gente seria. No caigamos en la trampa de tiempos ya pasados, la ciencia ya sufrió en una época la censura (por desgracia) así que aprendamos la lección y no actuemos de la misma forma.

    No me gusta NADA esta propuesta, y soy persona de formación científica y apasionado de ella.

    Salu2,

    • Iván

      La universidad es conocimiento, y todas estas patrañas, la homeoestafa, el vudu, la acupuntura, los quiropracticos etc, no solo no se basan en conocimientos reales, validos y fundamentados, sino que atentan contra conocimientos reales, solidos, basados en evidencias y probados hasta la saciedad.

      ¿Censura?, no, no dejar que la basura y la irracionalidad entren en la casa del conocimiento, al margen de la cultura general o no de la gente que estudie alli.

      ¿Sorprendentes estudios sobre la homeopatia?, ¿sobre granulos de azucar con gotas de agua magicamente meneada de cosas tan absurdas como “muro de Berlin” o “rayos de Luna”? (preparados homeopaticos reales).

      Si claro, y en vez de mandar una Progress con suministros a la ISS mejor mandamos a Icaro con la compra y que llegue con sus alas de cera y plumas y que en Metereologia se enseñe vudu y tarot como parte del metodo predictivo.

      • Rompetechos

        Madeleine Ennis, farmacóloga de la Queen’s University de Belfast, ha sido siempre el azote de los homeópatas. Asegura que, a esas concentraciones, en los remedios homeopáticos no hay más que agua, por lo que químicamente no tiene sentido que funcionen. Sin embargo en su estudio más reciente Ennis y su equipo se llevaron un “pequeño” chasco: descubrieron que soluciones ultradiluidas de histamina funcionaban en un experimento con basófilos, unas células sanguíneas que actúan en la inflamación. La solución homeopática en la que probablemente no había ni una sola molécula de histamina funcionaba realmente como la histamina. Aunque Ennis se ha visto incapaz de explicar el porqué del efectivo funcionamiento y sigue mostrándose escéptica, ha asegurado que si los resultados son reales y la homeopatía no actúa como un placebo, habría que reescribir parte de los fundamentos de la física y de la química.

        Por cierto, te expresas exactamente igual que los inquisidores que juzgaron a Galileo.. ¿basura? ¿quien juzga que es basura y que no? ¿tu? ¿otros como tu?

        • Vamos a ver Rompetechos si es que no hay que ser muy listo para darse cuenta de que si cualquier paciente experimenta cualquier mejora por el hecho de tomar AGUA pensando que es un medicamento efectivo lo que se le suministra es solo y exclusivamente debido al efecto PLACEBO. Lo que hay que investigar científicamente es el efecto placebo y su relación con la química del organismo humano no la homeoparida yo creo que es evidente.
          Respecto al argumento ese de inquisidores que se creen en posesión de la verdad la respuesta es muy simple: La ciencia es la ÚNICA disciplina que se encuentra en posesión de la verdad por que el la ÚNICA que demuestra lo que propone. Para encontrar nuevas hipótesis o nuevas posibles explicaciones se utiliza frecuentemente la “intuición”, la intuición matemática, la observación o incluso “corazanadas” pero si no se demuestra la “hipótesis” la propuesta sigue siendo eso una propuesta. Siento mucho que la frase “La ciencia es la ÚNICA” te suene inquisidora, eso es simplemente por cierta ignorancia científica y por que la mente humana suele necesistar ese sentimiento de trascendencia que le otorgan otras “disciplinas” pseudocientíficas.

        • Iván

          Basura son todas estas pseudociencias que proponen cuentos de hadas, que funcionan por magia, que atentan contra todo lo sabido y probado y pretenden tener un reconocimiento de justo lo que desprecian, la universidad y el verdadero conocimiento.

          ¿Te hago un croquis? porque no es muy dificil de entender.

          Por cierto, que mania de todos los credulos de acudir a Galileo, a ver si nos enteramos, los ignorantes y los credulos sois los que le estaban juzgando, porque Galileo DEMOSTRABA lo que afirmaba, justo lo contrario que sus juzgadores, que al igual que los credulos homeopaticos, acupuntores, reikieros, etc, solo tienen su fe, ni una sola prueba valida.

          Vamos, nada mas alejado entre si que Galileo y vosotros, ya seais credulos o charlatanes.

          Si lo de Ennis es cierto, no habra que reescribir parte, habra que reescribir TODO, porque atenta contra TODO lo conocido y probado, desde medicamentos a los plasticos de tu portatil, etc.

          Sera eso, que igual estas escribiendo por telepatia y el ordenador que tengo delante es un producto de mi imaginacion.

      • Federico

        Que tenés contra los quiroprácticos???
        Los quinesiologos tambien son todos chantas?
        Es mito que un buen masajista pueda resolver un problema muscular??????

        Hay que ser mas cuidadoso con eso de meter a tontas y a locas todo en una misma bolsa.

        Saludos.

        • Que tenés contra los quiroprácticos???
          Que es una pseudociencia sin base científica.

          Los quinesiologos tambien son todos chantas?

          Es mito que un buen masajista pueda resolver un problema muscular??????
          No, a eso se le llama fisioterapia.

          Saludos

          • Federico

            No te permito me digas que kinesiologo es un chanta.
            Se estudia Medicina por 6 años para ser Kinesiologo, las diferencias entre un Kinesiólogo y un Fisioterapeuta son vagas, las hay en algunos países en otros no.
            Pero en ningun caso un Kinesiologo puede ser considerado un chanta.

            Cito definición:
            La kinesiología o quinesiología (del griego kínesis, movimiento y logos, tratado, estudio) es el estudio científico del movimiento humano. El entendimiento de la kinesiologia es fundamental para el análisis y tratamiento de problemas en el sistema musculo-esquelético.

            Me parece merece un poco mas de respeto
            Como bien dice la cita y ciertamente es, es un estudio científico.

    • jurl

      Pues te rogaría que te lo repensaras, porque la cosa pinta más chunga de lo que parecía:

      http://www.publico.es/ciencias/344834/la-universidad-de-alcala-se-abre-a-la-homeopatia

      Mira el comentario #9, el de Nex. Algunos comentarios son de hacerse cruces.

  13. Rompetechos

    Por cierto Plank, creo que no estas muy al día sobre los últimos y sorprendentes estudios sobre homeopatía. Parece ser que no es tan sencillo como simplemente decir no funciona y es un total engaño…

    • jurl

      No funciona de acuerdo a como se vende que funciona, de eso puedes estar tan seguro como de apostar tu vida. Si funciona a nivel de placebo, que seguramente lo hará, entonces no tiene sentido investigar la homeopatía en sí misma, sino lógicamente el efecto placebo. Lo de decir que es un engaño en rigor, naturalmente, no engaña ninguna persona que genuinamente cree que lo que hace es correcto y está convencida de ello. Está equivocada, pero no engaña, porque en todo caso se estaría engañando a sí misma.

      Las cosas son complicadas, claro que sí xD.

      Vamos por partes, estilo Jack D. Ripper. Caso Mrs.Ennis:
      http://en.wikipedia.org/wiki/Madeleine_Ennis

      Madeleine Ennis is a pharmacologist and researcher at Queen’s University in Belfast, Northern Ireland. She generated controversy by publishing results that seemed to show that ultra-dilute solutions of histamine, diluted to the levels used in homeopathic remedies, could affect cells just as the controls did. Her report said, “We are unable to explain our findings and are reporting them to encourage others to investigate this phenomenon”, though she remains sceptical.[1][2][3]

      A team of scientists failed to replicate these results.[4] These experiments were conducted by reputable scientists under protocols set by the James Randi Educational Foundation under their million dollar challenge.[5]

      (los links en la Wiki).

      Todos los que alguna vez trabajamos en un laboratorio sabemos lo fácil que es meter la pata, incluso teniendo el más exquisito cuidado. El fenómeno de la radiestesia es real (el hecho de que una mano mueva un péndulo, cualquiera puede experimentarlo, otra cosa es que eso valga para algo más allá de reflejar que nuestro consciente no tiene exactamente “todo el control” de nuestros actos), el caballo que sabía sumar no se equivocaba ni una sola vez, no mientras su amo que le recompensaba con rica sacarosa (en cubitos, alias terrones) no se equivocase a su vez. Somos parte del juego y lo primero que tenemos que aceptar es que somos falibles, no es que sea una posibilidad, es que es nuestra naturaleza (y en mi opinión, nuestra grandeza).

      Todo eso que dices de la censura, lo firmo y suscribo ahora mismo, estoy de acuerdo contigo al ciento por ciento. Pero, el que la censura actúe eso no santifica automáticamente al censurado. Alguien puede darle una paliza a un neonazi, todos los que nos repugna la violencia censuraremos el hecho, pero el hecho es la agresión, no que el neonazi sea un héroe.

      La homeopatía es muy vieja, tiene 200 años. Es mucho tiempo para no acumular ningún indicio a favor, a mayores que se ha desenvuelto en total libertad hasta hoy, no ha sido objeto de persecución, censura ni ser “mal vista” en círculos del paradigma (como sí lo fueron otras ideas, ya les hubiera gustado). Existe ya un volumen más que apreciable de documentación científica que situa a los remedios homeopáticos exactamente en el mismo plano que el placebo. Entendámonos, yo no me opongo a que creen una cátedra sobre el efecto placebo, si está justificado el volumen de investigación al respecto, pero para mí tiene tanto sentido crear una cátedra de homeopatía como otra de curaciones milagrosas de Lourdes o La Meca, vamos.

      No estamos tampoco hablando de censura porque las cátedras realmente funcionan a nivel de homologación del aparato capitalista (control de los medios de producción, acumulación de capital, etc.etc.), es decir, su efectividad no se mide en función de lo que realmente investigan (conocimiento puro) sino de los beneficios (económicos) que rinden. En ese plano, muy posiblemente tenga sentido crear una cátedra de homeopatía, para que acto seguido las grandes multinacionales nos invadan con remedios homeopáticos en todo el aparato industrial-farmacéutico. No creo que sea un escenario nada deseable.

      Yo no me opongo a que investigue la homeopatía quien quiera, incluso si lo desea utilizando su cuota de recursos. Pero creo que no estamos hablando de eso, sino de crear una mayor cuota de recursos y homologar algo que no pasa la prueba del algodón. En realidad el debate debería ser más amplio y aprovecharse para abordar a fondo otra forma de organización de los recursos en investigación.

      Para que pudiese funcionar la homeopatía tal y como dicen que podría (alguna forma de memoria molecular en el disolvente, alguna alteración desconocida de las propiedades de este), no es que las leyes de la química estuviesen equivocadas, es que no podrían estar funcionando. Si donde alguna vez pasó la histamina y ya no está se siguen conservando sus propiedades, entonces la propia evolución estaría fabricando seres muy distintos que desde luego no morirían cada vez que una molécula falta de su organismo, porque el remedio sería harto sencillo -tanto como la curación cuando esa molécula se le suministra al organismo afectado. No tiene sentido, no es consistente.

      • Rompetechos

        Gracias Jurl por tu tono, y por haber sabido asumir el debate en el tono que merece y que otras ‘hienas’ que se han lanzado a ‘bocados’ no saben comprender. Lo que va de fondo en mis palabras no es la defensa en si de la homeopatía (en la que ni creo, mas bien no, ni dejo de creer) sino el ataque contra la prohibición y la censura tan de moda en esta sociedad que presume de democrática. Si se quieren dar conferencias sobre el sexo de los ángeles en la Universidad y generan interés pues que se hagan… la verdad sólo tiene un camino, pero el saber no ocupa lugar, incluso el saber acerca de teorías e ideas que pueden parecer disparatadas. El efecto placebo en sí ya es un ENORME desafío para la ciencia, como casi todo lo demás, ya que es muchiiiisimo mas lo que la ciencia desconoce que lo que sabe. Por tanto, y por expresarlo de alguna manera, cualquier otro conocimiento paralelo, aunque no ofrezca las mismas pruebas del sagrado método científico, debe tener su lugar para enriquecer las mentes de los estudiantes.

        El mayor avance de la ciencia pasa por la predicción del futuro, que realmente es en lo que ha mas ha avanzado la humanidad y gracias a eso, disponemos de artilugios que vuelan, medicinas que curan, etc etc. Esto es un hecho y todo lo demás, todos estos ataques a las llamadas pseudo ciencias, ‘paranormalidades’ y filosofías y/o religiones son sólo paternalismo, censura y represión. He dicho! jajajaja

        Salu2,

        • jurl

          Todas las actividades humanas tienen múltiples facetas y diversidad de motivaciones. Por eso, científicamente xD, debemos intentar separar (al menos para caracterizarlas, puesto que interaccionan como un todo) para entender. Vamos a hablar un poco más a la pata llana.

          La sociedad que tenemos es muy mejorable, y en general hay demasiado de aquí te pillo aquí te mato e intereses miopes (que ven muy detalladamente el entorno inmediato y no tienen perspectiva). Si en su día en la Universidad hubieran hecho las cosas como debieron, ahora no tendrían este problema (sí, muchos lo vieron venir, pero “entre todos la mataron y ella sola se murió”), como tienen muchos otros. En general, la Universidad, entre el engendro Bolonia y la crisis del sistema se está estrangulando si es que no está cavando su propia fosa, aquí mucha gente se piensa que hay instituciones eternas e inmutables y la Biblioteca de Alejandría ardió en un día. Ahora es muy difícil para mucha gente -¿la mayoría de la sociedad?- separar determinadas cosas, pero sin caer en la comparativa fácil, ciertamente que la homeopatía no pasa la prueba del algodón ni la del kleenex, vamos, pero han estado metiendo con calzador muchas cosas con la única finalidad de sacar pasta. De hecho, es encomiable que se movilicen aunque hubiera sido para “censurar” en este caso, porque lo normal dada la coyuntura es que creasen las tales cátedras y se embolsasen la pasta en un sobre, que buena falta hace, y después cada palo que aguante su vela.

          Si el día de mañana alguien va a los tribunales a pedir cuentas porque un remedio homeopático le ha matado a un familiar, declarando que escogió el tal tratamiento en detrimento de otros porque existe una homologación oficial, muchas entidades públicas y semiprivadas podrían tener que responder con su patrimonio. O se rompe la cadena por otro punto más débil (el denunciante, seguramente, y el sistema judicial, naturalmente).

          El peso de la investigación científica ha recaído en muchos campos en la industria “privada”, que se mueve por ánimo de lucro (realmente, la propiedad privada más allá de unos límites es incompatible con la democracia, empieza a estar meridianamente claro, es un problema de concentración de poder, de equilibrios realmente), ahora con el colapso del sistema esto se viene abajo. Nos pilla en bragas en todo.

          Yo no lo tomo como una censura, censura sería si pasara la prueba del algodón. Galileo les decía que mirasen por el telescopio, y se negaban. Soy el primero en pedir que se aplique el método con rigor. La homeopatía no lo pasa. De paso, podríamos aprovechar también para limpiar otros que en su día se nos colaron, aunque como digo no es comparable.

          Vienen malos tiempos y la gente suele pedir cuentas. Y si la gente que piede cuentas no sabe contabilidad, estamos apañados. Vamos a tener que comprometernos en muchas cosas.

  14. Rompetechos, dices “Si se quieren dar conferencias sobre el sexo de los ángeles en la Universidad y generan interés pues que se hagan”

    Pues que se hagan, pero no en la Universidad pública que YO contribuyo a pagar con mis impuestos. El que quiera un cursillo sobre el sexo de los ángeles que se lo pague de su bolsillo y que alquile un sala de conferencias en un hotel.

    España se ha convertido en un país de chirigota y majaderías… ¿o tal vez nunca dejó de serlo? La falta de rigor y seriedad está tan extendido por todo el Estado que ya es apabullante. Mientras tanto, hay países de nuestro entorno que nos sacan lustros de ventaja, sin dedicar recursos públicos a idioteces. Nuestros hijos cargarán con las consecuencias de esta falta de criterio generalizado.

    SalU2

    • Federico

      En Argentina la carrera se llama Kinisiología y Fisiatria.
      Dura 5 años mas curso de ingreso por otro año más.
      Estas son las materias que se estudian.
      http://www.fmed.uba.ar/carreras/kinesio/plan_e.htm

      Saludos.

      P.D.: Disculpas si parecí un poco agresivo (pareci seguro y lo fui), pero derrepente me pareció que estaban empesando a atacar a cualquier cosa que no fuera tradicional

  15. AJ

    Federico:

    No te permito me digas que kinesiologo es un chanta.
    Se estudia Medicina por 6 años para ser Kinesiologo…

    Gracias por contarlo, fíjese usted que ando yo unos meses preparándome el MIR y resulta que hay especialidades que no sabía que existían :S

    Dices que es fundamental para el análisis y tratamiento de problemas en el sistema musculo-esquelético, pues ahí me has fastidiado, yo llevaba toda la vida creyendo que de eso comían los traumas y médicos rehabilitadores.

    • Por lo que sé, y sin ser experto, hay países donde la Kinesiología es simplemente fisioterapia. En España no existe la kinesiología como tal, y en otros países (Chile por ejemplo) no existe la fisioterapia. Hasta donde llega mi conocimiento no hay energías ni cosas raras, simple biomecánica.

      Un saludo

  16. m2erick

    Mi cuñada estudia medicina, cuando le pregunté respecto a los resultados que se obtienen de tratamientos alternativos (y pueden llamarlos como quieran, hasta brujería) sea por placebo o como fuere, pero que eliminan células cancerosas y otras cosas más, ella me dice que simplemente no tienen un fundamento científico y si empieza a dar crédito a esto, mejor deja de estudiar.

    Sinceramente es triste que a estas alturas todavía se propongan manifiestos como este, es una evidencia más de lo retrogrado en el pensamiento científico actual.

    Estamos buscando una partícula cuya probabilidad de existencia es casi nula, pero que con esfuerzo de millones y millones se quiere comprobar su existencia a como sea (y no es que piense que no existe) y los “científicos” se hacen la vista gorda de resultados tangibles como los que se obtiene de prácticas diferentes a lo convencional, por qué no invierten conocimiento y recursos para probar esto, no seamos ingenuos por favor, es otra cuestión más del orden mundial y el esclavismo vigente al que millones de mentes están sometidas.

    Muchas cosas del sistema científico actual ya están siendo obsoletas y aún así se quiere pensar que la ciencia es absoluta, dentro 200 años se verán los errores de la medicina actual y que pena con manifiestos de este tipo.

    Empecemos por abrir la mente y razonar con todo el cerebro, teniendo un pensamiento complejo y no simplista.

  17. magufo

    Es un tanto gracioso que cuando el usuario Rompetechos comenta sobre el experimento de Ennis los pseudoescépticos comienzan con ataques de explosión y cometen las mas comunes falacias. Hasta ahora ninguno de los presentes ha “destrozado” el estudio de Ennis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *