Explicado el lado oculto de la Luna

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Esquema lunarLa cara oculta de la Luna siempre está escondida a simple vista desde la Tierra, pero ahora los científicos han desarrollado una forma simple de describir qué aspecto tiene, y haciendo esto podrían arrojar luz sobre su enigmática historia.

La simple fórmula matemática que han ideado “explica un cuarto de la geografía y geología lunar”, incluyendo las tierras altas del lado oculto lunar, comenta Ian Garrick-Bethell, científico lunar de la Universidad de California en Santa Cruz.

Los lados visible y oculto de la Luna son muy diferentes – por ejemplo, las elevaciones en el lado oculto son 1,9 km mayores, de media – y comprender las raíces de estas diferencias podría arrojar luz sobre los misteriosos primeros días de la Luna.

La cara oculta de la Luna

La Luna siempre mantiene la misma cara mirando hacia la Tierra, lo que significa que el lado más alejado no podemos verlo – al que a veces se hace mención erróneamente como su “lado oscuro” – desde la superficie de la Tierra. La humanidad vio sus primeras imágenes del la cara oculta de la Luna en 1959, procedentes de sondas no tripuladas, y los primeros ojos humanos en observarla directamente fueron los de la misión Apolo VIII en 1968.

Los investigadores descubrieron la fórmula mientras analizaban conjuntos de datos de topografía y gravedad lunar, dice Garrick-Bethell a SPACE.com.

La extensión de superficie de la cara oculta explicada por la nueva fórmula es el rasgo lunar más antiguo visto, dado que yace bajo la antigua Cuenca Aitken del Polo Sur. Las matemáticas son similares a las que se aplican a los efectos de marea de Júpiter sobre su luna Europa.

“Europa es distinta a la Luna en muchos aspectos, pero al principio, la Luna tenía un océano líquido bajo su corteza, u probablemente comparte eso en común con la Europa actual”, señala Garrick-Bethell. “El océano de la Luna era de roca líquida, no obstante, no de agua”.

El océano de magma de la Luna

De la misma forma que la Luna tira de los océanos de la Tierra generando mareas, la Tierra también tira de la Luna. Los investigadores sugieren que hace aproximadamente 4400 millones de años, cuando la Luna tenía menos de 100 millones de años y su corteza flotaba en un océano de roca fundida, estos efectos de marea provocaron distorsiones que más tarde quedaron congeladas en el lugar.

“La gente ha estado pensando en explicaciones de marea para las estructuras a gran escala y la forma de la Luna durante al menos 100 años”, comenta Garrick-Bethell. “Lo novedoso de esta investigación es observar una única región de la Luna que es muy antigua, en lugar de probar la hipótesis sobre toda la Luna en global, que es lo que se había hecho anteriormente. Globalmente, la Luna exhibe un amplio rango de procesos geológicos, algunos jóvenes y algunos viejos, por lo que creo que no es justo explorarla como un todo”.

Estos hallazgos arrojan una nueva visión sobre los procesos fundamentales que construyeron la corteza lunar, señala Garrick-Bethell.

“Me gustaría cartografiar cómo puede extenderse realmente este terreno a otras partes de la Luna, y abarcar aún más área de superficie de la que se informa inicialmente”, añade.

Los científicos detallan sus hallazgos en el ejemplar del 12 de noviembre de la revista Science.


Autor: Charles Q. Choi
Fecha Original: 11 November 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *