La teoría de la bruma primordial compite con la sopa primordial en el debate sobre la vida

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Capas de la atmósfera superiorLa vida en la Tierra puede haberse originado en las alturas de la atmósfera en lugar de en la superficie de los océanos o estanques, según han encontrado los investigadores.

Los científicos simularon posibles reacciones químicas que tienen lugar en la atmósfera superior de Titán, la mayor luna de Saturno, y encontraron que podían formarse aminoácidos y bases de nucleótidos — los bloques básicos de la vida como la conocemos – sin muchos problemas. Un proceso que puede haber tenido lugar en la Tierra, según comentan.

Mientras tanto, un estudio no relacionado publicado el 10 de noviembre en la revista Nature sugiere que la atmósfera de la Tierra tenía suficiente oxígeno para dar soporte a formas de vida complejas en la superficie, incluso hace 1200 millones de años. Este estudio encontró las pruebas en antiguos sedimentos en Escocia en los que las concentraciones de oxígeno de la atmósfera eran suficientes.

La Tierra vs. Titán

Aunque Titán y la Tierra no son exactamente gemelos – la luna de Saturno es mucho más fría, con temperaturas medias de superficie alrededor de -179 grados Celsius — comparten una gruesa atmósfera rica en nitrógeno.

Y hace mucho, la atmósfera superior de la Tierra probablemente tenía un aspecto muy similar al de la actual de Titán, según creen muchos científicos, por lo que podrían haber tenido lugar reacciones similares.

“Es bastante probable que hubiese una bruma similar a la de Titán antes de que existiera la vida”, dijo la investigadora Sarah Horst, estudiante graduada en la Universidad de Arizona, durante una conferencia el mes pasado. “Probablemente era un tipo de mezcla de gases similar”.

Horst presentó los hallazgos de su equipo en la 42 reunión de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana en Pasadena, California.

¿Las condiciones adecuadas allí arriba?

La idea de la sopa primordial propone que la vida en la Tierra se inició en las aguas del planeta.

Las moléculas complejas que chapoteaban en los océanos primigenios se desmembraron y recombinaron, según la teoría, gracias a algún aporte de energía al caldo – tal vez relámpagos. Estas reacciones finalmente dieron lugar a moléculas auto-replicantes: la vida tal y como la conocemos.

Esto puede haber sucedido perfectamente, dice Horst, pero los resultados de su equipo sugieren otro incubador plausible para la vida: la atmósfera superior de la Tierra.

Las moléculas grandes y complejas, algunas conteniendo 1000 átomos de carbono, se sabe que existen en las alturas de Titán y podrían haber estado también en las capas altas de la atmósfera terrestre. Podrían haber funcionado como moléculas iniciadoras de todo tipo de reacciones interesantes, dice Horst.

Gran parte de la energía para espolear estas reacciones habría llegado a la atmósfera superior procedente del Sol, añade. Y allí arriba, puede que hubiese la mezcla justa de oxígeno: suficiente para incorporarse en algunas de las moléculas recientemente formadas, pero no tanto como para quemarlo todo.

Aunque puede que nunca sepamos con certeza cómo y dónde empezó la vida en la Tierra, estudiar Titán puede ayudarnos a deducir algunas cosas y hacer suposiciones lógicas, dicen los científicos.

En Titán, “sabemos que esto sucede, y sabemos que podemos estudiarlo aún más”, dice Roger Yelle de la Universidad de Arizona, supervisor de doctorado de Hors y miembro del equipo de investigación.

Atrasando el reloj

Sea donde sea que evolucionaran los primeros organismos de la Tierra, eran simples y se mantuvieron así durante mucho tiempo. Los científicos creen que la vida empezó hace unos 3800 millones de años aproximadamente, pero realmente no explotó en una variedad de complejos organismos pluricelurares hasta que los niveles de oxígeno de la atmósfera de la Tierra se incrementaron sustancialmente.

Hasta hace poco, los investigadores pensaban que este aumento del oxígeno tuvo lugar hace unos 800 millones de años. Pero el nuevo estudio de Nature sugiere que los niveles de oxígeno eran lo bastante altos como para soportar vida compleja mucho antes.

Los investigadores encontraron pruebas en rocas escocesas de bacterias que usaban oxígeno para generar energía y mantenerse vivas hace 1200 millones de años.

“Las pruebas de esta reacción química nos dice que los niveles de oxígeno en la atmósfera estaban presentes en este punto clave de la evolución, en esta temprana etapa de la historia de la Tierra”, añade el líder del estudio, John Parnell de la Universidad de Aberdeen, en un comunicado.


Autor: Mike Wall
Fecha Original: 10 de noviembre de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *