No hay agujeros negros en el LHC, pero sí tiempo extra

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

lhc_hall_1La actualización en la puja por capturar la partícula de Higgs, probablemente se retrase.

El final del mundo no está tan cerca después de todo. A pesar de las predicciones de algunos teóricos, los agujeros negros microscópicos no han aparecido hasta el momento dentro del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), según han revelado los científicos.

El resultado, que se publicará esta semana en arXiv.org, llega cuando los investigadores hacen planes para mantener en funcionamiento el LHC hasta finales de 2012, en lugar de 2011 como se había programado anteriormente. El colisionador, de 27 kilómetros en el laboratorio de física de partículas del CERN cerca de Ginebra en Suiza, ha sufrido retrasos y una atroz avería antes de, por fin, empezar su vida a finales de 2009, y los físicos dicen que ahora está rindiendo por encima de las expectativas.

Las predicciones de que se formarían mini-agujeros negros en las energías de colisión de unos pocos teraelectrónvolts (TeV) estaban basadas en teorías que consideran los efectos gravitatorios de las dimensiones extra del espacio. Aunque se esperaba que los agujeros negros se evaporasen rápidamente, algunos sugerían que podían durar lo suficiente para consumir el planeta. Pero los científicos del detector Compact Muon Solenoid (CMS) ahora dicen que no han encontrado signos de mini agujeros negros en las energías de 3,5–4,5 TeV. El físico Guido Tonelli, portavoz del detector, dice que para el final de la próxima ejecución, el LHC debería ser capaz de excluir la creación de agujeros negros casi por completo.

El hallazgos es uno entre un flujo de artículos recientes procedentes del LHC, que han sido posibles gracias al inesperado alto rendimiento de la máquina. “Quedamos muy sorprendidos por lo bien que se comportaba la máquina cuando empezamos a llevarla a sus límites”, dice Steve Myers, físico del CERN que supervisó las operaciones del LHC durante este año. Como consecuencia, los físicos son cada vez más optimistas sobre que sean capaces de detectar el esquivo bosón de Higgs antes de lo esperado. La partícula, la presa más conocida del LHC, y su campo asociado, se cree que proporcionan masa al resto de partículas.

Inicialmente, los físicos no estaban seguros de que el LHC pudiese crear y detectar el Higgs en las actuales energías de la máquina, y los directores del CERN habían planeado un paréntesis de 15 meses desde el inicio de 2012 para una actualización que permitiría llegar a energías mayores. Pero hay un creciente consenso sobre que, incluso sin la actualización, el LHC será capaz de explorar la mayor parte del rango de energía en el que podría encontrarse una partículas estándar del Higgs. Sergio Bertolucci, director del CERN para investigación y cálculo, añade que hay razones políticas para alargar la ejecución. El segundo acelerador más potente del mundo, el Tevatron del Fermilab en Batavia, Illinois, está pisando los talones del LHC conforme recopila un creciente cuerpo de datos en su propia búsqueda del Higgs. Además, el éxito potencial del LHC es probable que influya en los planes europeos de física de alta energía, así como en un plan global para colisionadores lineales de próxima generación. Ambos se enfrentan a grandes decisiones presupuestarias en los próximos años.

El plan para extender la ejecución del plan del LHC se debatirá en una reunión de directores del LHC en Chamonix, Francia, a finales de enero, y se espera una decisión final poco después.


Autor: Geoff Brumfiel
Fecha Original: 14 de diciembre de 2010
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *